Páginas vistas en total

viernes, 24 de agosto de 2012

Punto de partida

                                    Elena Medel, poeta y crítica literaria española nacida en Córdoba en 1985. Es una de las voces jóvenes de la poesía española. Desde el año 2006 está becada del Ayuntamiento de Madrid en la Residencia de Estudiantes. Forma parte del equipo coordinador de "La Bella Varsovia" y colabora como articulista  en diversos suplementos literarios de la prensa española. Su obra está contenida en los poemarios: "Mi primer bikini", -que fue Premio Andalucía Joven 2001, "Vacaciones" (2004), "Tara" (2006), "Un soplo en el corazón" (2007) y "Cuentos eróticos de San Valentín" (2007). Parte de la obra de Medel ha sido traducida al árabe, inglés, italiano y portugués, incluyéndose en algunas antologías de poetas europeos.

                                                    "Me arranco la piel seca de los labios.
                                                    Caen, de mis dedos al suelo,
                                                    virutas antipáticas y grises. Permanezco
                                                    unos minutos con los labios heridos" 


PUNTO DE PARTIDA     poesía de Elena Medel

Un poema condenado al ocio.
Sus dieciocho versos montan en autobús
y guardo en la cartera -dibujos animados-
dos pasajes con destino a la garganta.
Tu móvil, apenas unos céntimos, sonrisa:
ganarte así, renegando de Espronceda.

Tus besos son la excusa del verano.-


L' AMOUR EST BLEU

Cuatro pasos de agua son frontera
entre su ombligo y la autopista.
Confío en la ruta de mordiscos de su espalda.

¿Me anochece para siempre esta señal?
¿O es brújula de luz para la tarde?-


SALÓN DE PASOS PERDIDOS

La tecnología carece de autoestima:
hierve con las preguntas,
le inquietan las señales
un par de ventanas más al norte.

Igual tu nombre, que borra las vocales
y no impide el divorcio de nuestras maletas.
Una estación, aperitivo, cinco días.

Con las muñecas rotas
te estoy diciendo adiós.-


MI PRIMER BIKINI

Sólo yo sé cuándo sobrevivimos.
Lo sé porque mis dedos
se transforman en lápices de colores.
Lo sé porque con ellos
dibujo en las paredes de tu casa
mujeres con rostro de epitafio.
Porque, a la caricia de la punta,
comienza el derrame de los cimientos
formando arco iris en la noche.
Porque, al escribir testamentos
en el suelo, se remueven las vísceras
de azúcar, y trepan tus raíces.

Grabo versos de colores fríos
en tu piel, de arquitrabe a basa,
y les llueve y los diluye, y compruebo
que la lluvia suena como hacen al caer
las canicas brillantes y naranjas
que cambiaba en el patio del recreo,
poco antes de calzar mi primer bikini.

Hoy guardo las canicas, como un apagado
tesoro, en los huecos de otras espaldas.

Pinto también en la terraza de enfrente
un jardín de lápidas cálidas y hermosas.
Trazo como una medusa de bronce,
un paraíso de cadenas hendiendo en mantillo
el valle diminuto que proclama que es frágil
y sin embargo, dirás tú, sobrevive.-


CURSO DE SUBMARINISMO

Como anticipo a la pérdida,
un corazón que flota y sobrevive
a la riada de sueños encerrdos en burbujas.

Como coraza contra la victoria,
agendas que no abandonan su jaula de jabón,
muertas sobre la placa de la ducha.

Hoy es epílogo

las horas construyen su ataúd junto a mi almohada.-



                                                Elena Medel


Imágenes: pinturas de la artista argentina, residente en España, Mónica Lignelli. Contemporánea.





quiquedelucio@gmail.com
twitter@quiquedelucio

No hay comentarios:

Publicar un comentario