Páginas vistas en total

viernes, 31 de agosto de 2018

Del ídolo

Octavo año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a más de 3.000 escritores, respetando el derecho de autor.






Publicación N° 2.141-


                                                                                                                      Silvia Mercedes Ávila

Poeta, periodista y gestora cultural de Bolivia, nacida en 1940 y fallecida en 1992. Estudió en la Facultad de Humanidades de la UMSA. Fue impulsora de la creación del Instituto Cultural Boliviano-Cubana. Fue Delegada a las Jornadas Latinoamericanas de Poesía, Piriápolis, Uruguay (1968). Como periodista trabajó  en "Clarín Internacional", "El Diario" y "Rebelión". Fundadora  de la Unión de Trabajadores del Arte y la Cultura  (1978). Publicó, entre otros, "Tú nominas los sueños" (1963), "Del ídolo y su sombra" (1971), "Antología Poesías" (1993), etc.


                                                                                        "Tan sólo está la noche de por medio
                                                                                          para llegar a tu jardín de otoño,
                                                                                          para encontrar tu voz y tu mirada
                                                                                          que tal vez esté triste con la angustia"










DEL ÍDOLO Y SU SOMBRA

Esta pesada sombra
de tristeza
sobre la tarde queda
como un ídolo,
antiguo hito de pena
sobre el tiempo.

Rito final el humo
como un cántico
asciende su espiral
en las colinas.

Los parque se repliegan
hacia el cielo,
buscan su otoño
adormeciendo cauces,
viajando en el crepúsculo
y la muerte.

Esta pesada sombra
de tristeza
sobre la tarde queda
como un ídolo.-


***

Este maligno amor
como una ráfaga
sume mi adoración
en tu vorágine.

-¿Qué detiene tu voz?

Quiero invocarte.

Sacrificar mi tiempo
a la resaca,
quedar sobre la sangre
derramada,
y que duela tanta
la agonía
como esta piel que
duele desvelada.-


***

Un augurio de pena
trae el día
su símbolo mejor.
He vuelto del camino
que llevaba a los álamos
y al viento...

he vuelto para hablarte

Creo en ti
por el amor maligno,
por el ritual idólatra
que exige tu antigua voz;
por la deidad perversa
que duerme en ti su
eternidad.

Un augurio de pena
trae al día
su símbolo mejor.

Tu imagen y las máscaras
dormidas.
Temo entonces
las angustias oscuras
de tu ausencia
junto a fuentes sin agua
y parques tristes.

Alargadas las calles
y los álamos
me devuelven tu imagen
cada día.-



TÚ NOMINAS LOS SUEÑOS

He esperado tu ser,
he nombrado un aliento
para sentir tus manos
en todos los umbrales,
eres una palabra que suaviza
los rostros,
cotidiana tibieza
de regazo y caricia.

Era aquella simiente
una plegaria,
un pequeño remanso
de existencia sin tiempo,
y vinieron la luz,
tu voz,
tu amor,
la noción de las cosas,
que nominan los sueños.-


II

Una ternura queda
me llega de tu nombre
cuando el día comienza
y las voces se alejan
por los recintos límpidos
con tu imagen que lleva
un aroma de espliego,
de esperanza en los días
que vendrán desde el tiempo.

Entristece a veces
con la pena de amor
que todos traemos
para decirte de ella
muchas cosas.

Para tu voz mis poemas.

Cuando el día termina
una ternura queda
me llega con tu nombre.-





                                                                                                                     Silvia Mercedes Ávila



Imágenes: Pinturas de Michael Germash  (contemporáneo)






quiquedelucio@gmail.com 


jueves, 30 de agosto de 2018

No te culpo

Octavo año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a más de 3.000 escritores, respetando el derecho de autor.







Publicación N° 2.140-



                                                                                                                          Sonia Jiménez Tirado

Poeta y narradora española, nacida en Jaén en 1979. En el año 2000 obtuvo el título de Técnico Especialista en Relaciones Públicas. Actualmente estudia Psicología. En abril de 2013 publica su primera novela bajo el título de "No llegaré tarde", en septiembre del mismo año, el poemario "Mil pedazos más". En 2004 junto al poeta madrileño, Alberto Pizarro Gómez, inició un tour poético por diferentes ciudades españolas como Jaén, Madrid, Asturias, Murcia, Águilas, Baezo y Hellín. Ha participado en los encuentros internacionales de la ciudad de Úbeda en 2014 y 2015 y forma parte de la Antología editada como conmemoración del evento. En 2015 presentó "Vértices" en el Centro Andaluz de las Letras.




                                                                                                      "Eres la tristeza que siempre
                                                                                                        llevo conmigo y la nostalgia
                                                                                                        que me revienta el cuerpo
                                                                                                        cuando el sol corona el cielo"



 






NO TE CULPO

No te culpo por amanecer tan sola,
ni por soñarte
y ser motivo de mi cama revuelta.
Ni siquiera lo hago por esta tristeza mía
de añorarte cuando recién te has ido.
No lo hago,
tampoco,
por mi felicidad cuando te pienso,
así,
con ese pudor que te vas quitando tan despacito,
ni cuando sonrío sola recordándote
a medio camino entre la devoción y la locura.

No te culpo por haber hecho de Madrid una herida
de la que nunca me podré curar,
ni de haber convertido una boca de metro
en el punto de encuentro,
centro.
Responsable no eres que la Gran Vía
sea ahora un precipicio al que arrojarme
cuando asciendo las escaleras
de la línea uno en Montera
y no estás,
tirito a pesar de los 40 grados a la sombra de julio.

No te culpo por remover mis cenizas
hasta reavivar mis brasas,
ni por soplar hasta conseguir hacer arder en llamas,
tampoco por atizar el fuego
con un alud de promesas que olvidas
con una media sonrisa que me roba la vida.
No te culpo de la fortuna de tenerte
dos noches menos una
dos veces al mes,
ni por jugar a saquearme la vida
antes de que amanezca sobre tu cuerpo
después de que la luna
se haya caído del cielo.

No te culpo por el desvelo,
ni por emborrachar a mis musas
para que sólo hablen de ti,
ni por la brujería de tus ojos
mirándome desde mi pubis
mientras siembras la locura
más pura.

Utopía a tu lado la cordura.
No lo hago
cuando descubro en tu abrazo
mi lugar del mundo
aunque sólo dure un segundo.

No te culpo por querer escribir un poema
cinco minutos antes de que llegaras
y acabar naufragando en ti,
al fin y al cabo,
no existe mejor rima que tú conmigo,
ni hay mejor verso que tu beso,
no hay amor que dure más que una noche contigo,
no hay más vida que la vida,
contigo,
así,
en mí.-



AÑORO

De retorno por el camino de la memoria
vuelvo hasta encontrarte
sentado en el rincón de siempre.
Barba de tres días
y sonrisa de toda una vida.

Azul casi gris
el brillo de tu iris
se quedó deslumbrando
cada recuerdo.

Te tengo a pesar de la ausencia
que se ha ido instalando entre tú y yo.
Etérea desconocida,
desdichada amante de la nostalgia,
hambrienta de destino
te miró y la seguiste.

Añoro cada momento
incluso los que vivimos mil veces,
incluso los que no viví,
incluso aquellos de desencuentro.
Añoro las risas
las historias,
añoro la vida que ya no tienes
y la que yo tengo sin poderla compartir.

Estés donde estés,
habites donde quiera que sea
sé que a dos palmos de mí
me sigues.-





                                                                                                                       Sonia Jiménez Tirado





Imágenes: Pinturas de Germán Aracil  (contemporáneo)








quiquedelucio@gmail.com


martes, 28 de agosto de 2018

Los restos

Octavo año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del ector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a más de 3.000 escritores, respetando el derecho de autor.







Publicación N° 2.139-


                                                                                                                                     Castillo Suárez

Poeta y narradora  española, nacida en Alsasua, Navarra el 11 de junio de 1976. Licenciada en Filología Vasca, trabaja en la comunidad de La Barranca como técnica responsable del Servicio de Euskera. Ganó en dos ocasiones el Concurso de Poesía del Ayuntamiento de Pamplona. Posteriormente recibió el Premio "Ernestina de Champourcín", instituido por la Diputación de Álava, en dos ocasiones. Escritora en euskera navarra. Ha publicado, entre otros, "Amores perdidos" (1999), "Vitaminas" (2000), "Límites cubiertos"- Compilación en tres partes- (2001), "Maldición" (2003), "Poemas Spam" (2004), "Balas vacías" (Elkar, 2006), "Ebelina mandarina" (2009), etc.

                                                                                                           "A veces
                                                                                                            es mejor dejar abiertas
                                                                                                            las heridas para que los
                                                                                                            invitados entren cuando quieran"










LOS RESTOS

Que si
-te digo-,
que utiliza mis toallas,
que se queda enganchado a la almohada
por las mañanas,
cuando me voy al trabajo;
que desayuna té,
y, otras veces, café.
Que si
-me dices-,
que eso es el amor;
o, por o menos,
lo que nos importa del amor.-



PAREJAS

Siempre dejan la luz pequeña
de la habitación encendida;
así, el que se vaya primero
encuentra antes la puerta más fácilmente,
porque siempre se queda uno
de los dos en la cama.
Él se pone en el lado izquierdo todos los días:
a la izquierda, cerca de la cuna.

Hay parejas que tienen hijos
para poder seguir juntos.-


***

Al otro lado de la frontera
no tiene dirección tu apellido;
únicamente parejas llenas de flores
insignificantes
y algún que otro campamento en medio.

Al otro lado de la frontera
los poetas no hacen consultas materiales,
por eso no hay allí poetas.-



UNA COLECCIÓN DE AMANTES

Tengo una colección de amantes.
Cuando me aburro están conmigo;
y los comparto con otras chicas,
cuando me da la gana.

Y los vecinos lo saben,
pero no les parece bien.
Los traiciono,
los sustituyo,
pero ni uno solo se ha dado cuenta
de que el techo de mi habitación
es un mapa,
no un territorio.-



DIME HOY MISMO

Dime hoy mismo
si me amas.
Necesito confirmación
antes de empezar a instalar
la nueva valla.-


***

Dame una definición simple del
amor. Dime por qué son los idiomas
tan complejos. Podemos hacer juntos
una parte del camino: los turistas
sabemos el momento
en el que volvemos a casa..-


***

Me acusan de hacer metaliteratura
y yo les digo que la poesía
es un autobús que va
de Vitoria a Pamplona.
Uno que sólo para en Alsasua.-


***

Yo no soy
una de esas que lloran.
Porque sé
que sólo con la indiferencia
podría atraer su atención.
Porque sé
que es como yo:
una vez logrado algo,
lo despreciará;
sólo quiere
aquello que es imposible,
precisamente
por ser imposible.
Por eso lloro,
a pesar de no ser
una de esas que lloran.-





                                                                                                                                  Castillo Suárez




Imágenes: Pinturas de Antonio Varas De La Rosa  (España, contemporáneo)





quiquedelucio@gmail.com





lunes, 27 de agosto de 2018

Películas

Octavo año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura  que organiza os textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a más de 3.000 escritores, respetando el derecho de autor.







Publicación N° 2.138-


                                                                                                                                   Natalia Romero

Poeta de Argentina, nacida en Bahía Blanca, el 21 de febrero de 1985. Estudió la carrera de Ciencias de la Comunicación en la Universidad de Buenos Aires, ciudad donde reside desde el 2004. Sus poemas fueron publicados en varias antologías, revistas literarias y blogs de su país y del extranjero. Asistió al taller de Romina Freschi (2007 - 2013). En 2011 publicó el poemario "Elijo". Dirige la librería virtual "A cien metros de la orilla". También asistió al taller literario dirigido por el escritor Osvaldo Bossi.


                                                                                                           "en la meta allá los árboles
                                                                                                             al final de la ruta rodea el
                                                                                                             olor del sauce. Pican las hojas
                                                                                                             quedo envuelta en el sur azul"











PELÍCULAS

mirando películas de amor
nos creímos ahí.
nos fuimos a la playa otra vez
nos sentamos con los pies en la arena
y el agua nos mojaba hasta las manos
nos nadamos como peces
entre medio de algas y olas
saliendo mareados, empapados,
me miro,
y mis pies se enterraron en la arena.-


***

adoro
el peso de tus manos
el valor del frío entre nuestros cachetes
lo caliente del roce de tu piel sobre mis medias
el valor de lo propio
de lo tuyo y yo ahí
el valor de las horas
la mescolanza
el queso y dulce
el mecenazgo de los cisnes al lago gris
lo que media
el desnudo vertical
entre nosotros y la almohada
entre el paraguas
y el agua de los zapatos.-


***

ahí está la foto
colgada en las olas
del mar azul
cuando todo es reflejo.-


***

haciendo el amor
quisiera ver tus pies moverse
pararme frente a la cama
salirme de tu cuerpo
y espiar tus pies
tus talones arrugados
tus dedos bailando
el arco cerrado
todos tus pies
a favor del amor.-


***

me fui zambullida
mientras tu copa de vino
todavía estaba llena
me dormí de espaldas al techo.-


***

entraste cuando caía polen
de los árboles de tronco blanco
me picaba la nariz
me raspaba la arena amarilla
me dejaste abeja
creyéndose reina entre tus manos.-


***

enorme la entrada de tus ojos
cuando mi boca se escapa
para morderte entero.-


***

la noche del jueves
me la guardé para mí
para mis berenjenas
y mi copa de vino
para fumar sola
para olerme desnuda.-


***

el amor es
despertarse
con los ojos pegados,
ese esfuerzo
de ver a través de la mañana
lavarnos la cara
con agua fría en invierno
dejarse caer
en la taza de café
compartir la última cucharada
de mermelada.-


***

entendí
que nos habíamos quedado dormidos
que el invierno nos deja chochos
para amarnos lejos de la vereda
todo el sur y vos.
arrebatados
temprano
por la mañana
toda roja.-





                                                                                                                                  Natalia Romero



Imágenes: Pinturas de Vladimir Volegov  (Rusia, contemporáneo)







quiquedelucio@gmail.com

Despedida

Octavo año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a más de 3.000 escritores, respetando el derecho -de autor.







Publicación N° 2.137-


                                                                                                                          José L. García Martín

Poeta, narrador y crítico de España, nacido en Aldeanueva del Camino, Cáceres. Inició su carrera literaria en 1972 con la publicación de "Marineros perdidos en los puertos", alternando su labor poética con la publicación de varias antologías dedicadas a los autores contemporáneos, entre la que se destaca "30 Años de Poesía Española" (1996), "La generación del 99" (1999), "Poetas del novecientos" (2001), etc. El conjunto de su obra se encuentra recogida en los volúmenes "Material Perecedero" y "Mudanza" (2004). Es , además, director de la revista "Clarín" y crítico de importantes periódicos españoles, autor de diferentes  estudios referentes a la generación de posguerra, y algunos relatos y crónicas viajeras.


                                                                                           "Espejo de una casa de antigüedades
                                                                                            sólo reflejos días olvidados.
                                                                                            Desnudo de espaldas
                                                                                            tu rostro es del tiempo que nos huye"  













DESPEDIDA

No me has querido y huyes por tus años
hacia un país en donde yo no existo,
pero cuánto me dejas al dejarme...
Otros verán tu vida deshacerse;
yo conservaré intacta la memoria
de una frágil belleza adolescente.
Pronto no has de ser tú, aunque no mueras;
aunque no vivas, vivirás en mí.
Siempre joven serás en mi recuerdo:
fíjate cuánto gano si te pierdo.-



CITA

Desde el fondo del sueño
una mano me tiendes.
Una mano cortada
que me acaricia y huye.
Yo la busco sin prisa
por libros y rincones.
Encuentro sólo labios,
andenes, cigarrillos,
niños que se despiden,
unas gotas de sangre.

Por el fondo del sueño
tú te alejas despacio.
Quiero gritar tu nombre,
pero no sé quién eres.
En la calle sin nadie,
al doblar una esquina,
te vuelves a mirarme
y soy yo quien me mira.-


***

Otra definición del amor:

Sólo no estaba solo cuando estaba contigo.-



EL OTRO AMOR

Sí, los pasos que impacientes suenan
en otra habitación, cerca, muy cerca,
( calla un instante,
escucha,
escucha bien)
son los pasos de mi amor más cierto.
Desde muy niño
rondó a mi alrededor, perrillo triste.
Antes de tú llegar ya estaba ella,
antes de tú nacer me sonreía,
segura del final, consoladora.
¿Temes acaso que celosa llegue
a perturbar este rincón feliz,
a manchar con sus labios
los tuyos tan recientes,
a acariciar un sexo que se esconde
con dedos fríos y amarillos?
Sólo me quiere a mí, no te preocupes.
Yo sólo a ella la he querido,
aunque quiera quererte sólo a ti.
Si apoyo la cabeza
en tu hermosa llanura soleada,
es a ella a quien escucho,
no a tu corazón, que late sólo
(repítelo otra vez), sólo por mí.
Dentro de treinta años,
cuando tengas mi edad,
sabrás aquello que ahora ignoras
(mejor que no lo sepas nunca).
Vuelve ahora a gemir,
a sonreír, a ser amanecer y ser
acaso,
azar afortunado,
manzana en el edén,
arena inmensa, diminuto
mar, siempre recién nacido.
El amor era ella,
la que espera impaciente,
pero tú eras la vida.
Malgasta conmigo tan divino tesoro,
recobra el varonil vigor perdido..-



TELÓN

Has jugado. Has perdido. Sonríes
con desgano y desdén a la vida.
Como el mendigo que una vez fue rey,
sereno arrastras por la calle sola
el desgarrado manto de la noche.-


***

Barca con tres personajes
En el río del tiempo sonríen y se alejan.

El día después
Vuelve el sol. No sabe que te has ido.-





                                                                                                                     José L. García Martín




Imágenes: Pinturas de Vicenzo Irolli  (Italia, 1860 - 1949)







quiquedelucio@gmail.com

domingo, 26 de agosto de 2018

Lo imposible

Octavo año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a más de 3.000 escritores, respetando el derecho de autor.







Publicación N° 2.136-


                                                                                                                                 Lucrecia Maldonado

Poeta, narradora, ensayista y profesora de Ecuador, nacida en Quito en 1962. Es profesora de español, lengua y literatura.  Ha publicado cuatro volúmenes de cuentos: "No es el amor quien muere" (1994), "Mi sombra te ha de hacer falta" (1998), "Todos los armarios" (2002), "Como el silencio" (2004). Su novela "Salvo el calvario" obtuvo el Premio Nacional de Literatura "Aurelio Espinosa Pólit" 2005, ha publicado también el volumen de poesía "Ganas de hablar" (2005) y uno de ensayo "Érase un niño que un día descubrió el aire de la calle" (2006). También está presente en varias antologías poéticas, entre ellas: la de Poesía Erótica Femenina recopilada por Sheila Bravo, poeta ecuatoriana.


                                                                                                   "cada palabra esconde un regalo
                                                                                                     maravilloso, aún si de muerte se
                                                                                                     trata, hay dulzura en las despedidas,
                                                                                                     en los encuentros, hay esperanza" 










LO IMPOSIBLE

tutearnos
porque para qué

declararnos
porque cómo

hacer planes
porque cuándo

encontrarnos los cuerpos
porque dónde

separarnos las almas
porque nunca

querernos como todos
porque quiénes

dejarnos de querer
porque ni modo.-



REFUGIO

la poesía de mi tierra
me cubre
de esencias invisibles,
de sol inmenso,
de cumbres,
de gritos indígenas,
de palabras desprovistas
de vestidos y maquillajes...
caen gotas en el abismo de sus cerros.-



FANTASMAS NECESARIOS

la inevitable muerte
y su misterio
el amor
que aunque duele
permanece
el silencio
la sombra
los pasos que se alejan en la noche
los que se van con otros y con otras
sin saber que se quedan para siempre
el que regresa
y no nos reconoce
o no reconocemos
los padres
su nostalgia
la vida que no hicieron
y los viejos amores que dejaron
el llanto mal tragado
que todavía atenaza la garganta
la mano que soltamos
sintiéndonos morir
la flor que dura un día
el verso que creamos
y olvidamos
las perennes recetas de la abuela
el olor a café de cada tarde
los juguetes de cuerda
las historias de miedo
la fe
la sed
la nada
su secreto

y tú

que nunca llegas.-



PARQUE

sin saber
que con tristeza
las lágrimas
juegan
en el tobogán rojo
de tu mejilla.-



AL INICIO

Se perdieron en el tiempo las palabras esculpidas en la piedra,
el rastro se escondió, poco a poco se hizo arena
entre los dedos la letra fundadora.
Son muchas las preguntas que reniegan del destino,
son muchas las ausencias escondidas en lágrimas de cristales,
y es el tiempo el único que sabe
la verdad de aquel origen.-





                                                                                                                       Lucrecia Maldonado




Imágenes: Pinturas de Paul G. Fischer  (1860 - 1934)







quiquedelucio@gmail.com



viernes, 24 de agosto de 2018

Agonizando lunas

Octavo año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actitud del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a más de 3.000 escritores, respetando el derecho de autor.







Publicación N° 2.135-



                                                                                                                                     Silvia Spinazzola

Poeta de Argentina, nacida en Buenos Aires en 1958. Licenciada en Publicidad. Publicó su libro de poemas "Descalza y con sombrero", presentado en distintos ciclos durante el 2004. Varios de sus escritos han sido publicados en "Libertad bajo palabra", "IV Antología Sensibilidades" (España), Revista "La Doblada" (Neuquén, Argentina), "La guillotina", "Prometeo" (España), "Extranjera a la intemperie", "La avispa", etc. Obtuvo Mención de Honor en el 26° Certamen Internacional de Poesía- José Pedroni (Santa Fe, Argentina). Participante  de "Arte Poética 2003-Jornadas Nacionales de Poesía Comunal (Mar del Plata), IV Congreso Internacional de Poetas en San Marcos Sierras (2004), etc.


                                                                                                        "Prueba castrar mi voz
                                                                                                         que encontrarás pichones muertos
                                                                                                         sobre tu cama de marfil
                                                                                                         señalando miserias"











AGONIZANDO LUNAS

Y si te amé a contramano
descalza de egoísmos

atropelladamente
sin certezas

es con la punta de los dedos
que sostengo la nostalgia

al consentir los remolinos
de esta fiebre pendular que no se duerme

cuando los límites se extirpan
donde yace la ausencia

hurgando en el vacío
por extraviar sus parches.

Será que amé agonizando lunas.-



TRIUNFAL

Se declaró la guerra
aquella tarde
cuando los cuerpos
se extraviaron
a mansalva
sobre sábanas sin paz
y sin vencidos.-



DESDE DONDE SE PARTE

No se trata de dirigir la flecha
ni la fuerza en el arco
ni cuestiones de azar

el centro
soberano inmutable
será nuestra condena
a lo inasible.-



AMENAZA LLOVER

Está ladeado el corazón
de sostener
la maraña apretada de la hiedra.

El viento golpea cicatrices
al derramar sabor a río
por los hombros.

Se comprime la pena
en los cuadros del film
que atrae
al ojo torpe
por atrapar un átomo
de ese hálito fiel a la memoria.

Y aunque escampe mañana
amenaza llover
siempre en diciembre.-



FANTASMAS

Ahora que
mis muertos se levantan
absurdos
desafiantes
en piquete

que me llueven de amor
por los retratos
me cercan
me respiran
me provocan

doy cuerda a ese reloj
que parpadea
desde un fanal amorfo
en que bebe la noche
su silencio.

Y los voy recostando
de perfil
borrosos
bizantinos
sin idioma

bajo la mansa claridad
que los reduce
a ser esclavos mudos
en esta
moldería de mis huesos.-




                                                                                                                     Silvia Spinazzola


Imágenes: Pinturas de Henry Lamb  (1883 - 1960)







quiquedelucio@gmail.com

jueves, 23 de agosto de 2018

Ausentes


Octavo año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a más de 3.000 escritores, respetando el derecho de autor.






Publicación N° 2.134-



                                                                                                                                  Gabriela Rosas

Poeta de Venezuela, nacida en Caracas en 1976. Cursó estudios de Educación Integral en la Universidad Pedagógica Experimental Libertador. Ha publicado los poemarios: "La Mudanza" (Editorial Eclepsidra, 1999), "Agosto interminable" (Caracas, 2008), etc. Ha sido incluida en las antologías "Las voces de la hidra"- La poesía venezolana de los años ´90 (Mérida, 2002), "El coro de las voces solitarias: Una historia de la Poesía Venezolana" (2003), algunos de sus textos han sido traducidos al catalán.  Ganadora del Primer Premio Nacional de Poesía para Jóvenes Liceístas "Pérez Bonalde", Venezuela, 1995. Ha sido invitada en numerosos recitales y encuentros literarios como el III Salón Pirelli de Jóvenes Artistas.


                                                                                               "Camina muchacha
                                                                                                camina mientras ladren los perros
                                                                                                Mueve los ojos adentro
                                                                                                que en la penumbra también te salvas"










AUSENTES

Uno extraña al que se ha ido
por el gusto de sentirse en algún sueño
en alguna gota de agua
que se quedó en los labios

Cada despedida es para siempre
una posibilidad

Uno extraña al que se ha ido
para vivirlo de cerca
Intentar la sonrisa
el verbo incendiario
y el limón que usó para encontrarnos

Uno extraña al que se ha ido
porque realmente se extraña uno
Para recordarse uno.-


***

Medir y deslindar
cada hombre es un golpe en lo correcto

Afuera es diminuto el día
Uno pierde el hilo de las noches
Y con ellas
quien muerde en los labios
absoluto y sincero

Ninguna oración te acompaña

Embalas la casa
en una sola maleta que no es de piel
Tanta renuncia guindando en los espejos
Parece que nunca
podrá amanecer.-

A veces amar
se torna imposible.-



UNA

Este es mi secreto:

Soy una cueva
con todo el mar adentro

Doy por conocida una isla cuando me besan
solamente me traicionan los gemidos
Un baño es una puerta al otro mundo
El final del mundo está en mi cuello

La lluvia es un hombre con olor a café

a veces,
llueve café en uno.-


***

Una boca es una boca
hasta que te abre en dos
y habita la tormenta que eres
mientra la mano de dios se columpia en ella

entonces tiemblas

en una boca cabe toda la lluvia.-



EL TIERNO

Él tiene sus modales

para decir amor
no dice nada

Lleva las comisuras de mis labios
fuera de su cuerpo
Tiene palabras que me hacen falta
hace del amanecer un deseo

Me sonroja y se marcha
con una sed que no le pertenece

Lleva algo de mi aire en sus pulmones

Trae animales en su boca
que comen cuando lo beso

Yo ando sin culpa
lo hago tierno en mis oficios.-


***

Soy una mujer amable para los perfumes
arruinada para las caricias
con uñas tan limpias que duelen
sin atenciones difíciles para lo ajeno
con trenzas en la garganta

Soy una mujer que conoce
lo que ocurre en su refrigerador
Intolerante a la lactosa
por culpa de un desaire

Hecha de un vidrio frágil a tus ojos.-




                                                                                                                               Gabriela Rosas



Imágenes: Pinturas de Aimée Morales (Contemporánea)






quiquedelucio@gmail.com




miércoles, 22 de agosto de 2018

Nadie

Octavo año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a más de 3.000 escritores, respetando el derecho de autor.






Publicación N° 2.133-

             

                                                                                                                           Beatriz Teresa Bustos

Poeta de Argentina, nacida en Villa Nueva, Córdoba, en  diciembre de 1950. Socia de la Sociedad Argentina de Escritores - Seccional San Francisco. Integró desde el año 1993 al 1997 el Taller Literario Municipal "Otoño y Poesía". Ha participado en las revistas "Alas" (1994) y "Vivencias en Palabras" (1995), en la antología "Las Letras un lugar elegido" (Buenos Aires), en 1996 presentó su poemario "Versos sencillos". Obtuvo Mención de Honor en el Concurso "Tito Pousa" con la poesía "Si todos los hombres" (1997), Mención de Honor "La Llave" en CPC Villa El Libertador, Córdoba (1998), Mención de Honor en el 5° Certamen Nacional de Poesía con  "Cuando me llaman" (Buenos Aires, 1999), etc.


                                                                                                      "Cargando hojarascas de sueños
                                                                                                       vienes buscando un rincón
                                                                                                       al cruzar la puerta, tu luz
                                                                                                       en mi oscura bodega"









NADIE

Dejó de llover y el abril se mece
entre melenas ocres.
Desde la glorieta sombras oscilantes
curiosean, luego parten.
El tiempo crueles arabescos
esculpió en las lajas
y como si fuera un dios pagano
silente y desamparada
la fuente en el jardín aguarda.
Ayer cómplice del sol trenzaba amor,
con su boca abierta y transparente oía
los cándidos secretos que le contaba.
Por arterias amarillas he regresado
a contarle mi desdicha,
a lavar las heridas que aún sangran,
a confesarle que las promesas de él fueron
aves sin rumbo, descarriadas.
Entonces no sabía que el amor clava puñales.
Entonces no sabía que el amor también engaña.
Hemos envejecido,
huellas profundas nos delatan
y como herencia del amor tenemos
las bocas secas, agrietadas.
Abril se mece, las nubes corren desquiciadas
nadie entona un himno al paisaje
que quiebre el frío de esta nada,
ni una hoja ha caído a recibirme,
la fuente, calla.-



NO SE PUEDE

No se puede borrar el beso dado.

La hora agotada.
La sangre encendiendo la mirada.

Intentar volver sobre las espinas
mirando desde el borde de tus ojos
el abismo,
escogiendo la menor altitud del dolor.

Pensar reconstruir el cristal
sin dejar cicatriz,
es vagar utópicamente sobre la piel del pasado.

y decir pasado...Duele.-



YO SÉ QUE AÚN HAY TIEMPO

Yo sé que aún hay tiempo.
Aún hay zumo en la viña.
El verano nos viste con su traje tardío
y te arropan mis ojos,
y tu mano sin sombras me aliviana el camino.

Yo sé que aún se puede caminar el olvido.
Regresar a buscarnos en tus rocas
y mis hastíos.

Ya sé que no podemos regresar a las palabras,
ni borrarle la impronta a los besos heridos.
Pero puedo, si tú puedes absolver lo vivido.

No es verdad que se han agotado los surcos.

Sólo están los árboles dormidos.-



SÓLO MÍO

Suenan las cuerdas del silencio
en el amplio salón de mis sentidos.
(Acordes hirientes y sombríos).
Hay un jarrón vacío sobre el piano
que la mano lúgubre acaricia.
(Supe ponerle flores hace tiempo
y susurrar a su oído mientras reía).
Dos dardos centinelas
segundo a segundo me abren heridas.
(Es un concierto doloroso
dirigido por la vida misma).
Sin saberlo él viajó a lo eterno.
Sin saber yo que partiría.
(Tal vez mañana corte flores,
hilvane palabras e invente risas).

Pero hoy , déjenme con mi silencio
porque este dolor-amor es sólo mío.

Y yo aquí, perdida en el silencio.
Como un paria ahogo los gemidos,
(y allá en el campo se quedó tu nombre
el que en mi boca está dormido).
Cuando el día cante su mejor promesa
y lleve el tiempo estas nubes grises,
iré a despedirme y saldré de viaje,
(al lugar donde nunca me alcance tu ausencia,
al lugar que tú, jamás podrás seguirme).
Por eso, hoy, déjenme con mi silencio,
porque este amor-dolor, es sólo mío.-



                                                                     

                                                                                                                     Beatriz Teresa Bustos



Imágenes: Pinturas de James Tissot (nacido en 1836)






quiquedelucio@gmail.com

Gravedad

Octavo año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a más de 3.000 escritores, respetando el derecho de autor.






Publicación N° 2.132-


                                                                                                                               Jimena Antoniello

Poeta, narradora y guionista de TV de Uruguay, nacida en Montevideo en 1978. Se encuentra radicada en Madrid desde el 2003. Estudió Letras en la Facultad de Humanidades de Montevideo y en la Universidad Complutense de Madrid, donde posteriormente obtuvo el diploma de Estudios Avanzados en Cristianismo Antiguo (Doctorado). Colaboró como redactora para revistas de cine y fotografía en Los Ángeles (Estados Unidos). Algunos de sus trabajos: "Entropía del alma" (Argentina, 2012), "Relatos de la Creación: El papel asignado a la mujer" (2011), "Antología 22 mujeres" (Montevideo, 2012), etc. Varios de sus poemas fueron publicados en las revistas "Aldaba", "Palabras Diversas", "Suplemento Cultural Digital", "Revista Letralia", "Verbalina/A Contrapalabra", "Otro cielo", etc.


                                                                                                  "Aquí estoy, mirando los años,
                                                                                                    contando penas, y arañando los
                                                                                                    números del almanaque que me ven
                                                                                                    adormecida varias veces derrotada"










GRAVEDAD

Desde Marte veo mi luna
y observo tus ojos
incandescentes
parpadear en la oscuridad
regalándome su brillo.
Todo fuego.

Desde mi luna añora
esos besos
que me diste en la Tierra
cuando éramos simples
mortales
que balbuceaban amor
a quemarropa.

Te sigo si
me sigues y
si te paras
me quedo
al borde del abismo,
y mis lunas.
No espero.-



LO PROFUNDO

Se me escama la piel
por las cosquillas
rotas
de tus recuerdos
ardientes.

Me descalzo esperando
que acaricies
mis pies
mientras la hierba
acompaña los pasos
hacia un futuro incierto.

Te amé sin sentido
y con cada uno.
Como se adora a un dios
de rodillas,
muda.

Renací mil veces
con los besos
suaves
de tu lengua púber.
A estas horas
intempestivas todas.-



MODO INDICATIVO

Si pudiera,
si pudiese
tener la opción otra vez,
de que me invites
me invitaras
a cruzar palabras y un café.
Y sentarnos
en aquel bar de 18;
allá, en el lejano Montevideo.
No recuerdo si te dije
-te digo que
te quise,
te quiero;
te querré. Tal vez.
Pero lo pensé.
Creí entonces, aún lo creo,
jamás llegamos a entenderlo; entendernos.
Yo no lo hice
no lo hago.
Me pregunté mil veces,
lo cuestioné al destino.
Si alguna vez mientras dormías
vivía yo.
¿vivo?, te pregunto.
Un día me fui,
o me llevaron -es igual-.
No nos volvimos a ver.
Te quise un tiempo,
no te quiero.
O sí. O no.
Hay veces que pensaba,
pienso
que ya crecí
y vos envejeciste.
Entonces lo nuestro -si lo hubo-
terminó.-


MESAGGE

¡Qué locura inventarte!
A esta hora,
a esta altura, después
de tantos veranos en desuso.
Venís
a invadir mis rincones
con sonrisas blancas.
Algún bufido envenenado,
que sueltas al alba
cuando extrañas los susurros
que te regalé.

Mi dominio es incierto
tras el halo de tu perfume.
Regalo, regalo
mi reino
por una caricia tuya.-




                                                                                                                         Jimena Antoniello





Imágenes: Pinturas de Mo Welch  (Contemporáneo)






quiquedelucio@gmail.com





lunes, 20 de agosto de 2018

Sigilo

Octavo año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a más de 3.000 escritores, respetando el derecho de autor.






Publicación N° 2.131-


                                                                                                                       Graciela Guerrero Garay

Poeta, narradora y periodista de Cuba. Matriculada de Periodista en la Universidad de Oriente, Santiago de Cuba. Su Tesis de Grado  recibe máxima calificación. Inició su desempeño en el diario 26, obtuvo el Premio Reportaje 1984 y 1985. Ha publicado, entre otros, "Por una Ciudad de Fuego" (1996) que obtuvo el Premio Ensayo, "Diva desnuda" (Poesía, Miami, 2012), "Un hombre sin sombras" (Novela Testimonio, 2012), etc. Tiene en proceso de redacción otros poemarios y varias obras musicales inéditas. Obtuvo,  Mención Concurso Revista Mujeres (Edición mayo/1985, con "Lluvia Amor"). Fue galardonada como Periodista destacada y Premio en Crónica, Entrevista y Artículo, años 1986-1987.



                                                                                             "El corazón del mar clama tu nombre.
                                                                                               Las olas zarpan sobre el muelle vacío,
                                                                                               una lechuza hambrienta tiene frío.
                                                                                               En el pasto dorado, muere un hombre"












SIGILO

Quién sabe qué pasará ahora por tu mente,
cuando el silencio te envuelve y me devora.
Quién sabe, caramba, quién sabe,
si el reloj es un grito callado que se ahoga.

Tal vez no importa el tiempo ni acaso este sigilo.
Quizás vuelvan los mares y se tiñan de azul,
en esta ausencia tuya, necesaria y punzante,
no hay barcos en el puerto y ya nada es igual.

Quién sabe, caramba, quién sabe.
Estas garras de miel salpicadas de sangre,
escalando invisibles el otro amanecer.
Desnuda la esperanza; las manos, sin la piel.

Qué pasará cuando el amor se agite y me despierte.
Sonámbula perdida, borrada la mujer.
Tu figura es un monte, sin veredas ni trillos.
El mar quedó de blanco y no puede volver.-



ACTO I

Desata el gavilán del beso.
Busca en tu sitio la sensación exacta,
la pura,
      la única,
         la irrepetible,
            la nuestra.

sacude el mundo con la punta del dedo.
Dirige proa al río de la suerte.
Quédate ahí
         tranquilo
              sin miedo.
La ternura se escala poco a poco,
para no despertar los sensores del infierno.-




SUEÑOS EN MAPAS

Quiero un hombre así:
      Que me desnude,
       cuando descienda la tarde.
Y sus manos atraviesen mi piel sin tocarla.

Un hombre así:
      Que me apabulle,
bajo el sol de la noche y sus orgasmos.

      Que rompa los silencios.
      Que traiga rosas en el iris.
      Que pinte sueños en los mapas
      y escriba mi nombre en las paredes.

Quiero, sencillamente,
      un hombre.-



REENCUENTRO

Me gusta su silencio compartido,
tu esperanza de ser y tu alegría.

Degusto aplastar lo que he sufrido
entre el hierro de ser, por tu osadía.

Asusta los espasmos. Cruje fiero.
Duerme el olvido que destruye.

Desgarra las cuerdas del crucero,
convulsiona despierto. Luego, huye.-



IDEAS

A veces imagino la luz de tu mirada
        recorrer los parques.
        Perderse en la noche.
        Besar a una joven.

A veces te siento
       explorar galaxias.
        Morder el océano.
        Tararear quejidos.

A veces te veo
        caminar sin brújula.
        Extrañar un rostro.
        Andar por mi mundo.

Te presiento amante,
        seductor.
        Hermoso.
Y sin embargo,
        no te imagino mío.-



BRUMAS

Quiero perder el nombre.
        Irme a los confines de tu mundo.
Sentir la cavidad del hombre
        que me desangra, allá en lo profundo.

Cubrirte todo, paso y palmo.
        Romper el tiempo y el espacio.
Volar, sin brújula ni espasmo.
        Volver callada, bien despacio.

Sacudir la inercia del destino,
        acorralar tu voz en mi garganta.
Hacer del virgo, tu camino
        con gemas inmortales de la Atlanta.

Coleccionar gaviotas y delfines.
        Hacerte cadenas de mil flores.
Regalarte las noches de violines,
        para pulirte al alma con amores.-





                                                                                                                    Graciela Guerrero Garay



Imágenes: Pinturas de Darren Thompson






quiquedelucio@gmail.com