Páginas vistas en total

jueves, 31 de enero de 2019

Banjo de acero

Octavo año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, e su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a más de 4.000 escritores, respetando el derecho de autor.







Publicación N° 2.275-



                                                                                                                  María Fernanda Espinosa

Poeta de Ecuador, nacida en 1964. actualmente reside en Salamanca, España. Ha publicado los poemarios. "Caymándote" (1990), "Tatuaje de selva" (1992), "Loba triste" (2000), etc. Su obra ha sido publicada en antologías como Colages and Bricolages (1993), International Poetry Review" (1994), "Mujeres poetas en el país de las nubes" (México, 2003), "Revista Alforja de México" (2002), "Hueso Húmero del Perú" (2004), "Revista literaria de la Universidad de Pittsburg" (2000), "Antología Bilingüe de Poetas Ecuatorianas" (Universidad de Rochester, 1997). Ha ofrecido recitales de poesía en Tarragona, Lausana, Basilea, Ginebra, Santiago de Chile, Buenos Aires, y fue elegida como poeta invitada en el Centenario de la Biblioteca Pública de Nueva York.


                                                                                                   "Avísame, quiero recogerte
                                                                                                    pedazo a pedazo hacerme una cobija
                                                                                                    con tus trenzas ahí me envuelvo
                                                                                                    y así, para siempre, me quedo"










BANJO DE ACERO

El saxo
ronca tu voz en la punta
tu voz de agujas en la sien
háblame
ronco aliento
palo santo
ceniza dime
sándalo dime
en tu cuello de potro
raíz de jengibre
cítrica lengua
balafón de cilantro dime
hazme la música
con formas aromáticas
saxo ronco tus gemidos
banjo de acero
mi cuerpo también
para danzarte.-



POÉTICA

Lo temporal está en nosotros
como en las ranas su metamorfosis.
Atados a la escritura
para no morir
nos enlazamos verbales
jungláseos
lianas buscando el eco.

Así el pasado permanece
empoemado.-



POEMA XXXIII

Ningún espacio es suficiente para contenernos
ni esta selva que se desnuda en vértigo
ni el más allá del brujo y su ayahuasca

reclamo tu olor
y repaso
los pliegues del aire
que nos sostiene inmóvil

detengo este sueño
para que se haga el silencio
para que te devuelvas
cubierto de sábanas tibias
en rumor
en ojeras de tiempo circular.-



POEMA XLV

En la selva
la luna es más grande y más tibia
un círculo de cera con penachos de luciérnaga
atravesada por ríos de sueño
anchos ríos como el Napo y sus islas.

Es otra luna
otro tiempo
son otros los hombres
las mujeres de ojos rasgados
otras las cascadas
carcajadas de agua y espuma
de sombra garúa
que apenas moja
como amante tardío.
A los guacamayos
les crecen alas nuevas todos los días
y a las nubes unicornios de viento.

Es otra luna
otro tiempo
son otros los hombres
otras las cascadas
carcajadas de agua y espuma
de sombra garúa
que apenas moja
como amante tardío.-


***

Por ti supe que los duendes se hacen trueno
al pie del sauce
que las fiestas de las cosechan se cantan
envueltas en mujeres con enaguas de sigse
aprendí de flores y ungüentos
los frotes con colonia y caldo
para el espanto y la pena.
Hombres y mujeres de espaldas
sin tocarse
cuando los ciclos te devuelvan al monte
avísame
quiero recogerte.

Cuando vuelvas
la ceniza
devorará la huella
se posará en la memoria
hasta borrarte.-





                                                                                                                      María Fernanda Espinosa






Imágenes: Pinturas del Arte Digital Contemporáneo.







 quiquedelucio@gmail.com

miércoles, 30 de enero de 2019

La felicidad

Octavo año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a más de 4.000 escritores, respetando el derecho de autor.







Publicación N° 2.274-



                                                                                                                                 Rogelio Echavarría

Poeta de Colombia, nacido en Santa Rosa de Osos, en 1926. Se desempeña como periodista, ha publicado, entre otros, los poemarios:  "Edad sin tiempo" (1948), "El transeúnte" (1964), "Crónica de otras vidas y otras muertes" (1993), etc. Es considerado un destacado antólogo, recientemente publicó en dos ediciones una amplia selección de la poesía colombiana. Parte de su trabajo ha sido traducido al inglés, francés e italiano.


                                                                                                               "Qué es poesía? preguntas
                                                                                                                Hago luz y discreta
                                                                                                                 y sorprendida huye
                                                                                                                la poesía: ¡esa sombra!"












LA FELICIDAD

Hay miríadas de seres en el universo
que son felices - y no te conocen-,

Millones de personas en la tierra
son felices sin amarte.

Y algunos que te amaron
disfrutan de un feliz olvido.

¿Por qué, pues, soy yo el único hombre
para quién tú eres toda la felicidad en el mundo?.-



PEQUEÑO NOCTURNO

La noche
-no hay luna que me lleve de la mano-
me abarca y abre el reino
donde yo seré el solo único.

Todas las cosas
se refugian bajo la tierra.
Allí el agua purga sus pecados
y los muertos abren los ojos.

Los amantes cambian sus cuerpos
y el silencio los hace iguales.
Los pájaros yacen, cansados
de sostener el cielo.-



CUANDO TE ESCRIBO

Cuando te escribo me desnudo
del mundo de la carne
y sólo pienso en tu menudo
cuerpo, de niebla y aire.

Como en el puerto un vagabundo,
como en el mar un barco,
así he caído yo en el mundo:
pasajero y soñando.

Cuando te escribo me desnudo
de todo lo terreno
y entonces, ya lejos del mundo,
te poseo en silencio.-



OSCURO SUEÑO

Me asaltan en la noche y me ofenden
fantasmas transparentes y fríos
me toman por los cabellos me hunden
en un pozo oscuro y febril
y cuando me dispongo a gritar
a abrir los brazos y a pedir palabras
el sol se aloja con su gota de hielo
en mis ojos de negra y eterna lechuza.-



LUGAR COMÚN

Ya que no todos podemos ser
poetas
comprender lo sensible
o exaltar lo sencillo
hablemos francamente
confesemos nuestro fracaso
del hombre sin alas
de hojas muertas en el estío
nuestros empeños ciegos
sin metáforas vanas
nuestra identificación con todos
o con casi todos
y si alguien nos entiende
y fecunda nuestra impotencia
eso también es poesía
o por lo menos una gota
en la sed del infierno
cotidiano.-



EPITAFIO

Al fin voy a dormir
despacio
y solo.-




                                                                                                                      Rogelio Echavarría



Imágenes: Pinturas de Sandu Liberman   (contemporáneo)





quiquedelucio@gmail.com

martes, 29 de enero de 2019

Días

Octavo año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a más de 4.000 escritores, respetando el derecho de autor.









Publicación N° 2.273-



                                                                                                                                      Héctor De Paz

Poeta y ensayista de México, nacido en Villaflores, en 1967. Reside en Tuxtla Gutierrez, Chiapas. Egresado de la Facultad de Ciencias y Técnicas de la Comunicación de la Universidad Veracruzana. Ha publicado los libros de poesía: "Ahogada lumbre a la sangre" (Chiapas, 2006), "Pondrás tu boca en el polvo" (Universidad Autónoma de Tabasco, 2002), "Bitácora de sal tatuada" (1999), etc. y es coautor del libro "José Carlos Becerra: Los signos de la búsqueda" una serie de ensayos de escritores jóvenes, publicado en el 2003 por el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes. Es coordinador de talleres de creación poética y colabora con textos en revistas y periódicos de México, Chile, Brasil, Argentina y España.


                                                                                                                "No hay arquero ni flecha
                                                                                                                 ni aljaba pero sigue siendo
                                                                                                                 mi corazón
                                                                                                                 blanco perfecto" 










DÍAS

Viví engañado:

"en todo caracol
habita el mar"

me dijeron
desde niño

pero
estaba
el eco
de tu voz.-


Día 17

Yo no tiraré
tu pañuelo al río
para verlo
hundirse
junto
con mis lágrimas

lo pondré a remojar
un año bisiesto
en agua
de siete mares
para envolver con él
los restos
de mi corazón.-


***

Caerán
también
nuestros
besos
como
la hojarasca
en el
vientre
de la lumbre.-


Día 16

Temblando por el delirio

granos de sal
bajo lengua y párpados

hundo mi cuerpo
en el mar anochecido

me repito sin palabras:

"he aquí el hombre,
lo que un día
quedará de él".-


PONDRÁS TU BOCA EN EL POLVO

el corazón acongojado
sollozando sigiloso
murmurante
afligido
con la piel como cáscara sobre los huesos
la lengua pegada al paladar
esperanzado

aún te queda la otra mejilla.-



DESDE LA PROFUNDA CÁRCEL DE LA NOCHE

extiendo ahora las manos
palpo mis huesos
y mis carnes

-reconozco las cuatro esquinas de la casa-

invoco tu nombre

amanece.-



A SU DEBIDO TIEMPO

A su debido tiempo
será el deseo
flor de sangre y neblina

hierba calcinada
en el jardín marchito

de estos papeles
que te nombran.-



ES EL RUMOR DE TU SANGRE

Es el rumor de tu sangre
un mantra silencioso
que despierta con el tacto
de mis labios.-


***

Toda caricia
es ofrenda
palpitante
a la piedra inerte
del
vacío.-




                             
                                                                                                                           Héctor De Paz



Imágenes: Pinturas del artista español David Agenjo  (1977)








quiquedelucio@gmail.com

lunes, 28 de enero de 2019

La brevedad

Octavo año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a más de 4.000 escritores, respetando el derecho de autor.







Publicación N° 2.272-


                                                                                                                           Daniela Jaimes-Borges

Poeta, dramaturga y profesora de Venezuela, nacida en Caracas, en 1981. Es también actriz y directora de teatro. Profesora de artes Escénicas por la UPEL-IPC, Mágister en estudios Literarios. Ha sido merecedora del Premio de Autores Inéditos de Monte Ávila Editores en 2009 por su libro "Breves". En el 2011 fue ganadora del Premio Municipal de Literatura, mención dramaturgia. Ha sido colaboradora de la revista"Asfáltica" de la UNAM, de "El Salmón", "Revista Babel", "Revista Teatralidad", "Relectura", "Ficción Mínima", "País Portátil", "Dramateatro", etc. Ha participado en distintos recitales de poesía y parte de su trabajo ha sido traducido al inglés. Se desempeña como Profesora de Lengua Española y Literatura.


                                                                                                                "A la sombra de la fiesta
                                                                                                                  alzaste el brazo
                                                                                                                  para abrirle el mundo
                                                                                                                  a los que nunca fueron" 













LA BREVEDAD

Desconozco la brevedad.
He sido fuerte arrastrando el pasado,
tanta longitud.
He alcanzado mi cuerpo para regresarlo a su sombra.
Y ya nada lo persigue.
Me sigo esperando en la continuidad del aire
junto a recuerdos felices imaginados
para no confundir la vida con la realidad.
He llegado.
Todas las maneras de volver o irse están ahí, pero
inmóvil, reconozco el fracaso.
Me arrodillo
y en ausencia de Dios
me pido perdón.-



***

Me trazas el alma con un libro
las manos perduran desde la página tres
ese hecho de no haber nacido juntos
el trance
y no soy Nijinsky,
pero lo repito y digo:

"soy aquel que muere
cuando es amado".-



***

No puedo seguir anunciando
futuros
tengo las manos heladas
convulsión advertida
desde otras noches
que no saben que no se alzan
en el norte agujero
en el que amanecemos
y no soñamos.-



***

No sé amar y por eso me tambalean
los poros,
la humedad desfallece y las
Margaritas dobles
no superan la calle, el laberinto,
el punto de fuga en la boca y no soy
buena en geometría.
No sé amar, en este destino que
une y desune
que no da tiempo para escampar en
la esquina de una mirada ceñida
al más impropio de los deseos.
No, no sé amar, porque la caricia cesa,
porque la paciencia no sé dosificarla,
porque me abruman los abrazos,
porque no sé salir de ellos y los platos,
querido, los platos de la cena,
deben estar en su lugar, limpios, secos,
por orden de tamaños.
No sé si pueda amar, porque ya no quiero mascotas que me distraigan mientras
espero, porque no sé que hice
con el silencio para fundar el desamor.
No quiero amar porque los tangos
son la tristeza y a mi madre la vi llorar
con un disco de esos sobre su fracaso,
mientras le daba hueca voz
a todas las soledades posibles
que cantaba ese señor
que también murió enamorado.
No, no necesito estar cerca de un amante,
porque altera el centro:
ese largo alambre del que no me sale
un corazón.

No me permito amar,
porque hoy secas mis lágrimas
y yo me ilusiono antes de que digas:
te irá mejor sin mí.
Y decididamente, aunque las venas duelan,
yo, amor, prefiero
abandonarte antes.-



***

He vivido siempre
con la pistola
en la boca
mientras mi otra mano
sólo me hace gritar.-



***

Inerte el cuerpo
las manos cerradas
como la primera vez que nací
salivando todo
para darme cuenta
de que el dolor
es algo
que ya no deliro.-






                                                                                                                     Daniela Jaime-Borges





Imágenes: Pinturas del artista australiano Alexander Avelin  (Contemporáneo)







quiquedelucio@gmail.com

domingo, 27 de enero de 2019

Entre tus dedos

Octavo año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a más de 4.000 escritores, respetando el derecho de autor.










Publicación N° 2.271-


                                                                                                                      Carmen Maroto Coronado

Poeta española, nacida en Córdoba, Andalucía. Actualmente reside en Valencia. Ha publicado en varias antologías poéticas de su país y el libro "La saliva de los versos" . Administra un blog literario donde da a conocer sus textos.


                                                                               "He puesto sucursales de versos
                                                                                 por todas partes; he soplado palabras en los muros
                                                                                 en las horas en las playas en el metro
                                                                                 me estoy asegurando que llamen tu atención"











ENTRE TUS DEDOS

Sobrecogerme
entre tus dedos,
reducirme
en el forcejeo
lícito
de la guerra
declarada
en nuestra cama.

Asomarme a tu alma
a través
de mi cuerpo,
someterte
al interrogatorio
de  gemidos,
paralizar
el estremecimiento,

-detenerte-

obligarte a tirar
las armas
y así, entregado,

hacerte testigo
de mi placer.-


***

Hay amores
que se conjugan
que se apoderan
que crujen las entrañas
que nos disuelven
que resucitan
que rompen la noche
que nos provocan fiebre,
que nos vierten
a la locura.

Y es justo
que yo les escriba.

Aunque duelan.-


***

Recorre todos
los acantilados
las vueltas
los desfiladeros
abre las grietas
desliza tus dedos
parte en mil pedazos
mis costumbres
enséñame a cruzar
los límites del cuerpo
y háblame
háblame desde dentro
anúnciame tus pretensiones
haz de mí lo que ya soy
pero contigo.-


***

Yo presiento
como sería tener tus manos
sobre mí.
Presiento la electricidad cruzar
el andamio de mis piernas,
saltar la luz de las azoteas
ser testigo
de un destello luminoso
entre las sábanas que rozaran
tu piel con la mía.

Una extravagancia
atravesar contigo el infinito
-ya sabes-
corren tiempos
de distancias insalvables
y palabras en el aire.

Pero yo te presiento
y me ilumino.-


***

Somos el desencuentro,
la voz de la afonía
el naufragio que no cuenta
la vigencia más prohibida
el dolor sin analgesia
la luz de la penumbra
somos
la caricia que no llega
somos
la partida más perdida.-


***

Pero qué puta se vuelve mi alma
que se vende a mis espaldas
por un escalofrío.-


***

Ven
como si no vinieras
a quedarte.-




                             
                                                                                                                      Carmen Maroto Coronado





Imágenes: Pinturas de Leonid Afremov  (Bielorusia, contemporáneo)






quiquedelucio@gmail.com



sábado, 26 de enero de 2019

Amorosa sombra


Octavo año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a más de 4.000 escritores, respetando el derecho de autor.







Publicación N° 2.270-



                                                                                                                                   Carmen Villoro

Poeta y narradora de México, nacida en D.F. en 1958. Participó en los talleres de poesía de Juan Bañuelos  en la UNAM (1975) y en el Vicente Quirarte (INBA, 1984 y 1990). Ha publicado los libros de poesía "Barcos de papel" (Punto de partida, 1986), "Que se vaya el viento" (UNAM, 1990), "Delfín desde el principio" (UAM, 1993), "Herida luz" (Hernández y Ramirez, 1995), etc. Su obra ha sido antalogada en México, Estados Unidos, España y Paraguay. Ha publicado sus poemas en los principales suplementos y revistas culturales del país. Fue becaria del INBA-FONAPAS (1984) del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes (Autores con trayectoria, 1998). Ha escrito los textos para los catálogos de distintos artistas plásticos de Guadalajara.


                                                                              "Miro a esas mujeres que fuman sus cigarros
                                                                                como si hicieran el amor.
                                                                                Una de ellas desprende la cintilla de celofán
                                                                                con la gravedad de quien desabrocha un cinturón"                                           











AMOROSA SOMBRA

Cúrame con tus manos,
toca de mí el olvido
que se fue acomodando entre los pliegues.
No venga la tormenta a amordazar mis sueños,
sólo esta lluvia suave, vespertina
despierte en mí los pétalos dormidos.
Desnúdame en silencio,
hoja por hoja
hasta dejar al descubierto el punto
del estremecimiento.
No debe haber estrépitos
que vulneren la calma de mi piel
tendida para ti como un estanque
en donde sólo el toque de tus labios
perturba la quietud.
No quiero los platillos
festejando con notas deslumbrantes
la pasión de los cuerpos,
ni los timbales ebrios
apurando la noche;
sólo la melodía de una flauta
tenue pero sinuosa
que adormezca con ritmo acompasado
estos miedos que van quitando al paso.
Disuelve con tus dedos
el dolor y sus máculas guardadas
en rincones ocultos;
que se adelgace el tiempo
con tu humedad benigna
hasta llegar al límite de lo que no ha sufrido
magulladura alguna.
Devuélvele la paz a mis palabras
deseosas de ser playas
donde arriben tus barcas sigilosas.
Este amor en penumbra
azula más que el sol
la gruta en que se había escondido
una parte de mí,
tal vez la más secreta.

Acerca con prudencia
toda tu voz, tus años, tu tibieza
y cuídame despacio
como una flor quebrada
que revive por fin
bajo amorosa sombra.-



AMATORIO

Desnuda
me miro en el espejo perturbable.
No tengo rostro
mi signo de zodiaco es el desorden.

Sola estoy
cuando podría ser otra vez el lento
obstinado presagio de tus dedos.

Este es sólo el exordio del placer.
Después vendrá la imagen de tu boca
atravesando un claro en la arboleda.

Vendrá la llama tibia como el gato.

Oscura la garganta se tragará tu nombre
oscuro de saliva.
Vendrán la lengua y tus rodillas.

Escucha cómo suena el otoño en las ingles:

gástame el vientre
exacerba mi boca
altera mi silueta
rasga esta tarde asta la pura muerte
degrada este silencio
denso como una zorra
devasta quiebra
asola mi virtual desatino.

Sólo imaginación.

Sólo un espejo.
La humedad que te grita desde el bosque.-



ULISES COTIDIANO

Traes en tu cuerpo la leyenda
de un navegante cansado.
Es tan grato, en silencio,
descalzarte de barcos,
recoger de tus ojos
las sirenas perdidas,
las redes enlamadas,
los sonidos ocultos de las olas.
Te espero cada noche
cuando levantas anclas en mi espacio
y una lluvia de estrellas
te hace perder el rumbo
y un enjambre de peces y caricias
nos recobra el naufragio tan deseado.
Es más amplio mi pecho.
Hoy le caben los puertos,
hoy que encallas
tibiamente
junto a mí.-





                                                                                                                                  Carmen Villoro


Imágenes: Pinturas de Stojan Milanov.






quiquedelucio@gmail.com




-

viernes, 25 de enero de 2019

La noche

Octavo año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a más de 4.000 escritores, respetando el derecho de autor.







Publicación N° 2.269-



                                                                                                                              Sarah Beatriz Posada

Poeta y periodista de Colombia, nacida en Medellín, el 9 de enero de 1959. Egresada de Español y Literatura de la Universidad de Antioquia.  Trabaja como periodista en distintos medios de Colombia. Participo como integrante de los primeros festivales de Poesía de la revista "Prometeo" y de su planta de redacción. Se ha desempeñado, además, como coordinadora de la red de escritores escolares en el género poético. Parte de su obra la componen: "Espejismo y eco" (1987), "Cantos al amador" (1995), "El libro de David, esto y mi corazón" (1985 y reeditado en 1996), "El pulso de la luna" -selección de su obra poética- (1997), etc.


                                                                                             "Para llegar a ti hube de cantar
                                                                                               la melodía que divide las aguas
                                                                                               y sobre la cual la gravedad no existe
                                                                                               como no existe el ritmo del jilguero"













LA NOCHE

Se acerca la noche
como
un jinete cabalgando esporas

oíd
es el tañer de una flauta innominada

son sus huellas
lloviendo la llanura.-



PARA MI SOLEDAD

Para mi soledad basta
tu sombra

Tu sombra
tenue
casi difusa

Como las tardes
de poco sol

Para mi soledad
basta un refugio tuyo

Un albergue propicio
un fortuito encuentro

Para mi soledad
la tuya
inexistente

Viva morada para mí


sólo tú

sin ninguna sombra

Entero
siempre en mí
Todo para mí
entero.-



EFEMÉRIDES

¡Oh amargo
dolor!

¡Oh magro
olor!

¡Oh mal amor!-



ELEGÍA

Que se parta la luna
-como queso-
Que se desmorone
-como mis días sin vos-

Que se silencie el universo de los astros,
que entre en mutismo
-como mis noches sin vos-
Ya que no te tengo

Que se apague de tajo el sol
-como mi alma sin vos, apagada-


II


Cuanto de largo hay en la ausencia
cuanto de extraño

Cuanto
cuanto sobresalto en medio de los sueños
¡Cuanto!

Los sueños
que son el único país en que te visito
que son la única forma en que ahora me habitas
Noche a noche
Noche a noche

Olvido mío
dulce distancia mía

Mi lejanía
mi lejanía.-



AZAR

Has elegido el reino
más acá de la vida

Has tirado tu moneda
y el aire
la detiene.-







                                                                                                                     Sarah Beatriz Posada



Imágenes. Pinturas del artista ruso Vladimir Volegov





quiquedelucio@gmail.com

miércoles, 23 de enero de 2019

Tener cuerpo

Octavo año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccioada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a más de 4.000 escritores, respetando el derecho de autor.





Publicación N° 2.268-



                                                                                                                              Raquel Van Dalen

Poeta, narradora y periodista de Venezuela, nacida en Caracas, en 1989. Licenciada en Comunicación Social por la Universidad Monteávila y Mágister en escritura Creativa en Español por la Universidad de New York. Fue escritora residente en el año 2016 del programa para artistas en el Camac Centre D'Art, Marnay-sur-Seine, Francia. Actualmente dirige la colección de No Ficción "Papeles Salvajes" en Editorial Igneo (Caracas-Miami-Lima). Ha publicado los poemarios: "Sobre las fábricas" (Nueva york, 2014), "Lengua Mundana" (Bogotá, 2012), etc. Coautora del libro "Los días pasan y las formas regresan" (Caracas, 2013). Seleccionó y compiló "La cajita cabrona" de la Editorial Cráter (Caracas, 2016).


                                                                                                  "Me escondo en las sombras
                                                                                                   húmedas de los rascacielos
                                                                                                   huyo de ese instante
                                                                                                   en el que el día escapa de las ventanas"







TENER CUERPO

De qué sirve tener cuerpo
si no sé sostener sus órganos
ni los de mi amado

si la sangre es lo único que sabe moverse
y me encamina en sus ondas desproporcionadas

de qué sirve encerrar el alma que no se sabe
que es parásito absurdo y crueldad compartida

si sus bestias no saben aguardar la leche
ni honrar los refugios

si el final no nació ara ser capturado
y la verdad permanece como una frontera tribal

si los día sólo son ceremonias
que no sostienen secretos ni palabras de tropiezo

de qué sirve
contener a una mujer absolutamente solitaria

si sus ruidos hacen eco hasta en los ranchos
y sus dedos resuenan como manchas en paredes ajenas

si las enfermedades carecen de vastedad
y sus sábanas se fermentan en los gritos del sexo

si la espuma es un sudor negro
que se coagula en el costado de la boca

de qué sirve tener cuerpo.-



VENIA

A los libros usados
se los deja dormir
con uno

se les deja abiertos en la cama

hay que permitirles
recordar
las manos que los han hurgado

se les besa el polvo
los rayones de tinta vieja
las esquinas masticadas

a los libros usados
hay que amarlos
como se quiere al extraño

ciegamente.-



SABLAZO

Deja de ver desde mis ojos

yo no deseo ver
desde los tuyos

el pecado femenino
es incapaz de suturarme las piernas

ver desde mis ojos
significa renunciar a todo

lo que eres

para adoptar
esto que nunca he sabido

ni sabré ser

quédate siendo ordinario, hombre

sólo así
querré conservarte.-


***

¿y en quién
estoy muriendo ahora?

Aún no sé
en cuántos cuerpos
he podido enterrar mi nombre.-


***

¿Cómo se sacuden
las colillas de papel

los olores que no nos pertenecen

la pintura de otros labios
enganchados en un vaso sucio

la tristeza envuelta
en 20 cigarrillos
de caja amarilla y negra?.-


***

No me bastó quedarme
con la soledad
enclaustrada en la entrepierna

ni condimentar cartas secretas
como nuevas propuestas de divorcio

ahora me llueven amigos
por todas partes
y no sé qué hacer con sus vidas

nunca he sabido.-






                                                                                                                     Raquel Van Dalen



Imágenes: Pinturas de Andrea Botticelli  (Italia)







quiquedelucio@gmail.com

Mapamundi

Octavo año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores.Difundiendo a más de 4.000 escritores, respetando el derecho de autor







Publicación N° 2.267-



                                                                                                                           Cristóbal Zapata

Poeta, narrador y editor de Ecuador, nacido en Cuenca, en 1968. Obtuvo el Premio Nacional de Cuento "Joaquín Gallegos Lara" del Municipio de Quito. Actualmente es Director Ejecutivo de la Fundación Municipal Bienal de Cuenca. Ha publicado, entre otros, los poemarios: "Corona de cuerpos" (1992), "Te perderás la carne" (1999 y re-editado en 2013), "Baja noche" (2000), "No hay naves para Lesbos" (2004), "Jardín de arena" (2009), "La miel de la higuera" (2012), "El habla del cuerpo" (2015), etc. Ha editado la antología de relatos de Huilo Ruales Hualca "Historias de la ciudad prohibida" (1997) y la poesía reunida de Roy Sigüenza "Abrazadero y otros lugares" (2005).  Es además autor de numerosos ensayos sobre arte y literatura.


                                                                                                "Ha dejado entrever el bosque
                                                                                                  y la noche, la misteriosa
                                                                                                  piedra revelada sobre la cual
                                                                                                  los hombres edificarán su templo"










MAPAMUNDI

El papel, el mantel y la sábana,
ríos hondos, blancos
entre cuyas orillas corren
los placeres y los días:
la tinta, el vino y el cuerpo,
los flujos de la vida
los trazos de la muerte.-



AQUÍ REINA

Aquí reina una embriaguez muy grande,
una locura del porte del mundo.
Cuando cae la tarde del páramo
o el sol imperial,
brindamos copitas de sake
o hirvientes traguitos de caña,
para olvidar la razón.
Vamos a hacerlo otra vez:
Esta vez nos estrangularemos de veras
sin más preámbulos ni simulacros.
¿Quién algún día osó llamar decadente a nuestro imperio?
Aprieta de mi cuello
lentamente, lentamente.-



LA MIEL DE LA HIGUERA

Bajo el follaje de tu falda
mi mano busca el fruto oscuro y fragante
tal una promesa nocturna,
y te abres complaciente
para que mis dedos lo hagan estallar
como a una granada vegetal.

Buscan mis labios la pulpa encarnada
hasta embriagarme con su miel negra,
mi licor secreto, mi jarabe eficaz.-



ORAL

Ahora que tus labios se posan
en el más elevado de los cirios
ese que tus dedos miden
que tus  dientes perfilan

veo tus pómulos enrojecidos
como si la hostia iniciática
volviera a encontrarse de rodillas
ante la alianza granate del oficiante

como si la luna de sangre quemada
reflejara en el marfil de tu faz
su sinuosa y esquiva textura
como si supieras, nínfula
que estarás inundada de alegría.-



GEODESIA

Tan pronto la memoria
empieza a recordar
el cuerpo recién amado
como si apenas volviese del amor
ya fuera visión, o sueño, o sombra.
Del tuyo me queda
la curva negra de tu frente
la suave estribación de tus costillas
la cordillera ósea de tu espalda
la cavidad salina de tu vientre.
Me queda también
la línea azul que has dibujado
en tu cintura
como aquella otra
que imaginaron los geodésicos
para dividir el mundo en dos.
Pongo mi mano sobre tu línea
y la Tierra es mía.-



LECCIÓN DE ASTRONOMÍA

Sobre el rostro de la madre
con la punta del dedo
la hija traza las constelaciones:
del mentón a la frente,
del pelo a la boca
dibuja Orión, la Cruz del Sur
la Osa Mayor.
en la cara amada del padre lee
una noche de cifras
una mañana de estrellas.-






                                                                                                                             Cristóbal Zapata




Imágenes: Pinturas de Vladimir Volegov  (Rusia, contemporáneo)





 quiquedelucio@gmail.com

martes, 22 de enero de 2019

Una promesa

Octavo año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido Radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a más de 4.000 escritores, respetando el derecho de autor.







Publicación N° 2.266-


                                                                                                                                  Mireya Robles

Poeta, narradora y crítica literaria de Cuba, nacida en Guantánamo en marzo de 1934. Realizó estudios en el Instituto de Guantánamo donde se graduó como Bachiller en Ciencias y Letras, luego cursó estudios de Derecho Civil e Internacional en la Universidad de La Habana. Ha publicado numerosos artículos de crítica literaria, poemas y narraciones cortas en revistas literarias de unos veinte países, ha sido traducida al francés, inglés, portugués, catalán, vasco, italiano y alemán . Ha obtenido importantes distinciones, como: Mención de Honor "En torno a Luis Cadalso" -ensayo, por la revista Xilote de México y el Primer Premio: libro de poesía "Tempo artesano" del Círculo de Poetas Iberoamericanos de Nueva York, en 1971.

       
                                                                                           "Nunca podría rechazar a esa mujer
                                                                                             que viene por el largo camino
                                                                                             con su verdad entre los dientes
                                                                                             con su verdad como un trapo virgen"













UNA PROMESA

Una promesa
sólo una promesa
en la voz del aire
integrando tu sonrisa
a este salto de tiempo
y una carga de palabra presa
en el corte de tu mano
Has llegado mañana y llegarás ayer,
si está demás el concierto sonoro
de los tiempos
y el verbo en armonía
es un capricho de academias
El café, cereales, el polvo de los libros,
el silencio de los muebles
y yo, contándome estas células
que esperan el brillo de tus ojos
para formarme.-



GUARDO DE TI

Guardo de ti
el gesto de abrocharme
la camisa
tu forma de cuidarme
en estos plazos de tiempo
Yace-yace
el asombro de la noche
humedad-beso:
has rasgado la penumbra
Existe:
el amor sin preámbulos
del más reciente
nacimiento nuestro
saltando etapas
que describimos
con la palabra-cero.

Sólo el verbo-aliento
colgando en el aire
descifrando la muerte
de nuestra soledad.-



SE ABRE EL DÍA

Se abre el día
a una luz
de claridades sumisas al aturdimiento
No hay palabras sueltas
entretejiendo juegos de locomotoras
danzando en domingos-promesa
Algo se me duerme dentro:
Hoy no distribuyo mis panes de tristeza
ni sermones de resurrección
Entreabro los ojos
en ángulos vacíos
y empiezo
a desconocer el mundo.-



VAMOS A CORRER ESTA ETAPA

Vamos a correr esta etapa
de inquieto silencio
donde duerme la noche
con tintes de estrella
Vamos a posarnos en ese borde
-cualquier borde-
y descansar el perfil de alas
en un beso
en un beso martilleado en la configuración del Tiempo.
Pasarán las ramas
llamándonos al lenguaje
de palabras forjadas
en un gesto del aire
Y desde allí
tu voz llamándome al destierro
de todo aquello ajeno
al gesto cotidiano
que me nombra,
que te nombra.-


***

Me dijeron que venías
en un pedazo de pan
a pegarte a las papilas
de mi lengua
Nunca me hablaron
del vacío que dejaste
entre las pieles de mi pecho
Nunca me hablaron
de la luz que señalan
tus caminos
para el viaje de regreso.
Nunca me hablaron
de tu ceño preocupado
y tus palabras:.

He dejado fermentar
las raíces de ese árbol
que borraron mi imagen
de sus mentes.-





                                                                                                                                Mireya Robles



Imágenes: Pinturas de Alberto Pisa







quiquedelucio@gmail.com

lunes, 21 de enero de 2019

Destejiéndose

Octavo año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a más de 4.000 escritores, respetando el derecho de autor.










Publicación N° 2.265-

                                                                                                                                       Teresa González

Poeta y narradora de El Salvador, nacida en San Miguel de Mercedes, Chalatenango, en junio de 1963. Es abogada y profesora. Ha publicado desde 1998 a 2007, poemas, cuentos y apólogos en las revistas "Juventud" y "Clase" del Ministerio de Educación salvadoreño. Obtuvo el Primer Premio en el Certamen de Poesía de Maestros, en el año 2002 con su poema "Triunfo del amor". Ha publicado, entre otros: "Poemario cívico escolar" (2012), "Vida y espíritu" (2013), "Mi mundo infantil" (¨Poesía ilustrada para niños, 2014), etc. Participó de las antologías: "El alma en verso" (Chile, 2014), "Sueños en tinta" (Chile, 20149, "Letras de Parnaso" (España), Antología poética Cerca de Ti (España, 2014),"Historias de vida" (Santa Fe, Argentina, 2014), etc.


                                                                                                        "No provoque de madrugada
                                                                                                          mi infierno virgen contenido
                                                                                                          que esperando está el magma
                                                                                                          por tu cuerpo mi sosiego"













DESTEJIÉNDOSE

Eras oxígeno,
huésped de mis poros,
cuando tu voz era eco
endulzando mis días sin ti

Eras agua fresca de río
recorriendo mi cuerpo,
apagando volcanes,
domando quimeras
cuando apremiaba el amor

Era amada tu sombra
que trasquilaba mi sueño
cuando estrellas eran sus ojos
queriendo gestar

Era amor
aquel desatino en mi pecho
que buscaba afanoso
un lugar en tu corazón

Era dulce amargura
en donde grande fue la ceguera,
grande, el despertar.-



DELICIOSA INOCENCIA

Tu rosa natural
ha esparcido cascabeles
que se fugan con la risa
entre tus perlas incompletas

La niña de mis ojos
ha puesto un arcoíris de amor
sobre tu cascada negra
de rizos retozones
acariciando el canela de tu cuello

Espiga color de caramelo
de pétalos alfombrando
su ternura al caminar

Tu cielo celeste tempestuoso
ante el mío que es tormenta
ha disipado los nubarrones
de mi iris frente al mundo

Un olor que es un llamado
ha erguido tu pupila
y casi irreflexiva tu palma primeriza

las rosas van cortando
de tu cadena primaveral

Hoy tu corazón pasar ha visto
la brisa del amor
los poros acelerando
de tus tierras sobre el sol.-



A SU TIEMPO

Albor agónico de mi albor
que avivó tu supernova
bardo navegador de sueños
derribando la risa del miedo
viejo en la puerta que abrieras
con tu vena de mi vena
mirada de mis ojos.
Quiero perderme en la luz de tu bajel
para secar las lágrimas
del tierno sueño
que aún respira
sobre la agonía de mis pasos.
Llegaste justo cuando todo llega
en mi vida de entresijos,
de antípodas palabras demoradas.

Justo cuando en verano
mis párpados se desecaban
y florecientes de fe
nostálgicas cantaban mis manos.-



UN AMOR

Quisiera amarte
cuando te amo cada día
en tu sonrisa mi alegría
Quisiera tenerte
cuando hemos hecho el amor
sobre el pezón de la montaña
besando la niebla
Quisiera besarte
cuando desgastamos los labios
con caricias hechas versos
Quisiera ser tuya
cuando apagas el infierno
de mi vientre con tu nombre
Quisiera saberme lumbre
en tus horas vacías
retribuyendo las mías
Quisiera pensarte
cuando te acuestas y levantas
de mi lecho con mis pasos
Quisiera rozarte
cuando incendia mi piel
tu recuerdo
Quisiera vivirte
cuando te vive la pureza
de este amor lejos del mundo
Quisiera no olvidarte
cuando olvidamos, acaso,
este amor de verano
con olor a primavera.-





                                                                                                                          Teresa González



Imágenes: Pinturas de Katie Swatland   (Estados Unidos)









quiquedelucio@gmail.com

domingo, 20 de enero de 2019

Mente y mano


Octavo año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a más de 4.000 escritores, respetando el derecho de autor.







Publicación N° 2.264-



                                                                                                                       Beatriz Giovanna Ramirez

Poeta y cuentista de Colombia, nacida en Bogotá, el 4 de febrero de 1979. Se licenció en España en Teoría de la Literatura y Literatura Comparada. Es Diplomada en Creación Narrativa en la Universidad Central de Colombia. Colabora y escribe para la revista "Media Isla" y "Anacleta Literaria".  Sus relatos y microrrelatos han sido traducidos al inglés.. Ha sido Finalista del Jurado en el III Concurso de Literatura Hiperbreve del Cabildo de Canarias, en España (2010), obtuvo Mención de Honor en el I Concurso Internacional de Poesía "Yo soy mujer" de Mujeres Poetas Internacionales (2011), ha realizado numerosos recitales en su país y en España. Invitada al Encuentro Internacional Homenaje a Miguel Hernández en Alicante, en junio de 2010.


                                                                                           "Yo te miré en el espejo llorando
                                                                                             y decidí secarte las lágrimas. Hasta
                                                                                             que tus ojos, mis propios ojos,
                                                                                             se despidieron para siempre de la tristeza"












MENTE Y MANO

Imagen y hueso.
Te deseo como sólo se desean los amantes
que no se tienen.
Me ducho y me acaricio haciendo
un inventario de mis bienes.
Me necesitas, ya lo sabes, y no has
probado mis besos.
Yo te necesito más...
Te necesito en mis días como montañas blancas.
Te quiero en mis noches con senos marchitos.
Mente y mano.
Interacción mágica la del universo.
Ilusión dantesca vernos en este infierno.
Te amo con pasión loca,
con una mirada lúbrica que quiere cuerpo,
quejido y gemido,
sudor y palpitación,
estremecimiento y besos.
Sólo hay silencio.
Mente y mano.-



LOS GUSANOS

Mantos de tiempo teñidos con sombras.
Imágenes en el espejo cada vez más opacas.
Sueños con telarañas.
Recuerdos sin formas...
Espacios vacíos que cubren mi infinito.
El miedo me ha transformado.
Ya no soy materia.
Ya no soy sombra.

Los gusanos de tu vientre recorren mis ojos,
mi boca ya no habla de tu boca,
mis manos acarician la entraña el orificio etéreo.
Lápiz sin punta, pincel sin color.
Túneles de sonidos.
Migajas del cielo.
Toneladas de viento.
Los gusanos han trastornado mis sentidos.

Hace frío,
sopla el viento.
¿Seda?
¡Sedal!
A mi alrededor seda,
olor a seda,
piel de seda.Materia, imagen, reflejo,
manos frágiles de seda.

¡No puedo verte!
¡No logro escucharte!
Los gusanos me han enceguecido.
Pinto, rayo, subrayo,
en mi vida verde con senos de agua;
en el manto de la sombra del tiempo,
en la seda que cubre mi entorno.

Me sutilizo, me asfixio,
me apodero del aire,
me congelo.
¿Qué ha de ser de los gusanos
que trabajan en mis órbitas?
El tiempo se acorta,
ellos lo presienten...
pero se ríen.

Busco la salida del túnel, agudizo mi oído.
Manos frías, caras tristes.
Corro, no hay alternativa,
se va el sonido con los pasos.
¿Qué pasará con mis gusanos de seda?
Ya mis ojos no son los mismos,
no todo lo veo a la ligera.-



ABANDONO

Cuando dejes de ser máquina,
te acercarás a mi boca
y entonarás una melodía humana;
sentirás por primera vez el calor de mi piel,
te refugiarás como un niño en mi seno.

Cuando dejes de oler a ciudad,
recorrerás mis montañas y mis valles,
los llenarás de vida y sueños;
me permitirás ser parte del bosque que habita en tu pecho,
me darás un respiro con el aroma de tu cuerpo.-




                                                                                       
                                                                                                                  Beatriz Giovanna Ramirez




Imágenes: Pinturas de Eber Ritcher.






quiquedelucio@gmail.com