Páginas vistas en total

jueves, 19 de octubre de 2017

En el libro

Séptimo año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a más de 2.000 escritores, respetando el derecho de autor.







                                                                                                                       Viviana Restrepo

Poeta colombiana, nacida en Medellín en 1985. Ha publicado , entre otros, el libro de poemas "Lo que dura un eclipse" y participado en unas diez antologías de la poesía joven , tanto de Colombia como del exterior . Poemas suyos han aparecido en las revistas literarias: "Asfódelo", "Punto seguido", "Prometeo", "Polifonía" de la Universidad Tecnológica de Pereira, etc. Formó parte de la organización del Encuentro Anual de Poetas de la Zona Noroccidental de Medellín. Ha participado en numerosos recitales poéticos en toda la extensión de su país.


                                                                                                                "estás pegado a mí
                                                                                                                 como el ancla de un barco
                                                                                                                 aún así eres marinero
                                                                                                                 desde antes de la luz"










EN EL LIBRO LLUEVE

En el libro llueve
y no hay rastro de ceniza en el cuerpo.

Dios bendijo tu semilla
para que opacaras mi maldición.

Pronuncia las palabras benditas
y se dibujarán estrías negras
sobre los ojos
y por debajo de la piel
donde no llega aún la sed
ni el agua para saciarla.

Yo no sé qué escribo.

Puedo mirar muchas veces el sol
y no sufrir
porque tengo estrías negras en los ojos
y una sed que no se acaba
ni se sacia
con el agua lluvia del libro.-



REFLEJO

Mi oración es una barca:
                                 rema sola en la noche.

Mi susurro es un impulso.

El aliento ya quema

Yo podría dejarte mi canción
si tu corazón fuera un oráculo en medio de las aguas

y ofrendarte mi cuerpo para que no te abandones

Pero no puedo regresar
soy ceniza.-



CONSAGRACIÓN ESCRITA

Que no agonice

Que no muera
la palabra que aún no pronuncio
que no escribo.

El conjuro rasga el cielo.

Todo deseo emerge
ennegrece en laguna de polvo.
El gemido no pronunciado.
La argolla en pacto de sangre.
El altar interior es preparado
y la única voz me dictará su secreto

detrás de la puerta.-



A F

Entre tú y yo una ciudad
amurallada por árboles y hombres

entre tú y yo un río

y tu único amor: el sendero hacia el sur.

Hay una voz que canta y no te buscará
porque ahora tu hogar
es la huella en el camino.-



UN CAMINO

En la búsqueda del camino
aparece el laberinto de arena,
tu lengua aparta mi pie del sendero.

Ahora, el reloj gira
hacia el lado contrario

y la cruz que tengo dibujada
en mi ojo izquierdo
es cada vez más negra.

Yo que amo tanto el fuego
te haces sed de agua para mí.-



EL OTRO

No sabes leer
                     las líneas de mis manos.

Ni pensar mi lengua
                     que arde detrás de mí.

Tu raíz es otra.
Estás al otro lado de la luz.
Tienes un ojo anclado en el rostro
sólo un ojo para ver lo indescifrable
un ojo rojo...

Cómo ver la forma del fuego que has robado
si tu ano la delineó y no la he visto aún?.-


TRES

El ojo de la noche cubre el bosque; en él
se inscribe nuestro pacto.

La promesa vive en letra grabada.

He visto la sombras de mi infancia
mutar conmigo en la vigilia.

Ah, ¿qué sé yo del abrazo?
                       ¿de la sangre en las bocas?

Escribo sobre trazos ajenos
para rescatar la heredad del alma.

Cederé mis manos
para hablar de la ofrenda.

Primia sangre

Seguiré besando
esta guerra de sangre
hasta descubrir
en el abismo del cuerpo
todos los misterios de la voz.

Esa que grita y calla
esa que aturde el interior de la vigilia
con su profecía
ésa que me convierte en sal.

En hierba amarga.

Aún con un solo pie
besaré una vez más
esta guerra que me produce fiebre
y deseos de parir.-




                                                                                                                 Viviana Restrepo




Imágenes: Pinturas de Lita Cabellut  (España, 1961)






quiquedelucio@gmail.com

miércoles, 18 de octubre de 2017

La ribera


Séptimo año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a más de 2.000 escritores, respetando el derecho de autor.





Publicación N° 1.829-




                                                                                                                        Florencia Abbate

Poeta , narradora y ensayista  argentina, nacida en Buenos Aires el 24 de diciembre de 1976. Ha publicado, entre otros, "Puntos de fuga" (Tantalia, 1996), "El, ella,¿ella?- Apuntes sobre transexualidad masculina" (Perfil, 1998), "Los transparentes" (Libros del Rojas, 2000), "Deleuze para principiantes" (Era naciente, 2001), "Shhh lamentables documentos" (Tantalia, 2001), "Literatura latinoamericana para principiantes" (Era naciente, 2003), "El Grito" -Novela (Emecé, 2004), "Las siete maravillas del mundo" (Estrada, 2006), "Una terraza propia" - Antología (Norma, 2006), etc.


                                                                                                   "desde el río morado del recuerdo
                                                                                                     brotan dos aves en fuga
                                                                                                     hacia aquella playa desolada
                                                                                                     donde perdura un verano perfecto" 










LA RIBERA MUSICAL

I

"Islas, sólo islas,
con formas de vida más deseables"
susurraste

tendido en la mañana...

elegí una canción y pregunté:
¿reina de corazón o de diamante?

me contestaste con un ideograma
dando vuelta el dado hacia el dos

jugamos un backgammon infinito

te lo dije
con palabras pulidas por la brisa
más quieta, entre trizas
de silencio...

recreo el momento y descubro
una flecha fatal entre la espuma

de repente el horizonte gira, se deshoja
el sol hasta quedar empañado
de sal y ceniza

nuestro espejo empalidece si espero
hasta llegar a otro puerto

somos la marea y el faro abandonado
por aves que emigran o cambian
su osamenta...

pero el vaivén de las olas nos mantiene
por arriba del tiempo

en uno de esos pétalos flotantes
mandala oscuro

nuestras pisadas en la arena

huellas que no pueden separarse
ni siquiera del viento.


II

ante un furtivo anuncio de verano
la luna insana
se oscurece y me empuja
a volver a buscar esa copa
que dura cada vez
una sola noche rara...

recorro hacia atrás el jardín,
nuestra única marca
es aquel pétalo blanco
sobre la hierba, y el cielo
que alcanza en ese punto
su máxima altura

caigo en espirales de recuerdos
como una piedra al río
y luego la corriente me regresa
a ese cuerpo estremecido
por el vértigo de aquellas
amapolas al viento.


III

una mujer en el muelle
con los brazos abiertos

ante viajes inconclusos

mi alma precaria
que hoy no sabe

la música barroca
de dónde viene tanta soledad

"¿y qué son esos peces tirados
boqueando
sobre la playa?

bordeo la costa y su reflejo
parece espectral

temblor
de trazos de tiza
en el agua...

"son tus creencias y las mías
mira cómo suben
y qué lindo
cuando caen...".


IV

merodeo alrededor de una foto

el cielo se curva y me suelta
sobre un cráter
ese mirador donde la luz estalla
y la luna nos envuelve en el abrazo
de un solo destello

a espaldas del mundo que nunca
gira menos miserablemente
y vuelvo a sentirme muy feliz incluso
si te amo a la distancia

cuando no se distingue el horizonte
y te oigo a través de caracoles
practico zambullidas por abajo
de las olas más brillantes

artilugio entre gaviotas volando
para encontrarse
garabateo las palabras mar y fuego
sobre el blanco de la hoja
hasta que ya no tenga punta el lápiz.


V

elegía de dolidas notas breves
cuando vimos despuntar el alba
a través de tu ventana

la hierna consiente la fuga
y se abre a nuestros pasos

nos tocamos las manos un instante
aventurado, definitivo

ese eterno verano pendiendo
del hilo invisible

"el acto claro en el momento claro"

no se sabrá como pasó

sólo un lirio en un jarrón de vidrio
a lo largo de la distraída ribera de enero

invariable desde entonces.-



                                                     
                                                                                                               Florencia Abbate




Imágenes: Pinturas collage de Amanda Kratz (contemporánea)






quiquedelucio@gmail.com

Leerte


Séptimo año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a más de 2.000 escritores, respetando el derecho de autor.




Publicación N° 1.828-



                                                                                                                               Laura Caro

Poeta y narradora de España, nacida el 28 de junio de 1966 en Madrid. Empezó a escribir poemas en la adolescencia. Es maestra especialista en Lengua Castellana, Literatura e Inglés.Ejerce su profesión en una escuela pública de Madrid. Participa de distintos grupos literarios. Algunos de sus poemarios son: "Amar tiene cuatro letras y muchos puntos suspensivos", "Los dioses en sus islas", "Pasaporte a mí misma", "Los  minutos viajan en parejas", "Las mariposas no entienden se semáforos", Ojos prestados", "Grandes huellas en pies pequeños", "Poemas visuales", "No es lugar éste para vivirlo", etc.


                                                                                         "Si tengo un arrebato de locura lectora
                                                                                          me emociono, lloro, río, siento...
                                                                                          y algunas veces a escondidas y sola
                                                                                          beso la foto del autor"










LEERTE

Leerte las manos, el tacto, los ojos,
la cintura, el pelo, la piel, la mirada,
las yemas de los dedos, los fríos labios,
la sonrisa, el firmamento de tu espalda.
Leerte la música que tocas al piano,
leerte la que escuchas, la que evitas,
los movimientos que haces cuando andas,
la quietud de tus pasos en la sombra.

Leerte y sorprender tu libro en blanco.
Miedo a escribir renglones imprecisos
que tengan un final inesperado.
Creer en un final que sea comienzo.

Leerte y olvidar lo que he leído,
leerte y hacer nido en mi memoria,
saltar algún capítulo sin duda,
anticipar epílogos, diálogos.
Leerte del derecho y del revés,
con furia arrancar páginas manchadas
hacer anotaciones, corazones
al margen de tu libro inexplorado.

Leerte hacia afuera o hacia adentro,
saciar la sed de letras y de vida,
beber de tus palabras y embriagarme,
darte a beber mi verso, desnudarme.

Eso es -en parte- amar: leer
y abrirme para que tu amor me lea.-



BREVEDADES

Besos robados
amanecen escarcha
sobre la luna.

Querer, poder
cambiar el mundo roto.
Hacer novillos.

Piso noveno.
Pide paso a la calle
la mujer triste.-



TU RISA SOLA

Te ríes y con tu risa arropas el dolor;
al silencio mismo le arrebatas su sentido
para nunca morir como antaño entre sus garras,
ajeno a la belleza, reducido en sus manos.

Te ríes tú y no ve nadie -o casi nadie-
aquella nube grávida pero sigilosa
que embriaga y contamina
de sal tus pensamientos,
la impotencia de vivir sin sentirse vivido,
de no ser, de ser tú en ese otro tú que ríe,
de amar la vida en sí misma,
abstracta y concreta,
sin ser amado concreto ni abstracto
al que amar.-



RUPTURA

Aire gélido
en tus mejillas rojas.
Sabes a ginebra,
derrota
y llanto.
Perdimos la llave del destino
y la noche no es hospitalaria.
Aunque el día, a decir verdad,
tampoco lo fue nunca.

Se vende por partes y a plazos
pareja desgastada en buen uso.

Dos citas con imanes opuestos
harán falta para concluir
que lo que necesitamos en realidad
es un experto cerrajero.-



DESORDENADO

Desordenado.
Todo lo has desordenado.
Desordenado el tiempo, el temblor...
desordenada la ausencia y la distancia,
desordenados mis latidos.
No entiendo por qué me encuentro cómoda
en tu caos de abismos incomprendidos,
de infinitos silencios que me devoran.

Quizá fui yo -tonta de mí-
la que siempre estuvo desordenada
y tú eres el espacio perfecto
donde jugar al orden cada día.-



                                                                                                                         Laura Caro




Imágenes: Pinturas de Ryan Hewett  (Sudáfrica, contemporáneo)





quiquedelucio@gmail.com

martes, 17 de octubre de 2017

No tiene nombre


Séptimo año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a más de 2.000 escritores, respetando el derecho de autor.






Publicación N° 1.827-


                                                                                                                           Ángela Molina

Poeta y narradora de Venezuela, nacida en Caracas en 1967. Es Licenciada en Comunicación Social y Abogada por la Universidad Central de Venezuela (UCV). Se dedicó al periodismo impreso y ha publicado en diversos periódicos y revistas venezolanas. Participó como miembro fundadora en la primera directiva de la Asociación de Bioética Jurídica. Ha publicado en varias antologías poéticas tanto de su país como del extranjero, y es autora, entre otros,  de los poemarios: "Aclaratoria" (Bid y Co., 2013) e "Imprudencia" (Diosa Blanca, 2015).



                                                                                              "Certidumbre. No estoy sola.
                                                                                                me acompañan los que me 
                                                                                                precedieron en sus 
                                                                                                tumbas"










LO QUE NO TIENE NOMBRE

A veces no hay palabras
en los límites del deseo
o del quemante sufrimiento.
No hay palabras.
Lo incondicional no acepta nombres.

Intentamos describir acercarnos garabatear
ponerlo en blanco y negro
evitar que nos explote en la cara
o vísceras adentro
para decir ¿entiendes?
para no ser número primo
y es inútil.

¿Cómo te nombro amor, cómo te nombro?
Sosiego, paz, luz, alegría
entre mis muslos corazón que late y desboca.
Calor que sube intenso por el cuerpo.
Incontenible indomesticable
delirante desquiciado insensato
pero es más

¡Cómo te digo, dolor?
Soledad acompañada, incomprensión,
pérdida infinita
palabra muda
abrazo que no fue
campo de zarzas
espina lacerante
ausencia.

No todo puede ser nombrado
acaso tampoco es necesario.-



ACLARATORIA

Señor, perdone,
yo no soy poeta

Soy sólo una
a la que se le han secado
las palabras

Como se muere un hijo
dentro del vientre.-




AMOR AGÓNICO

Lastima este amor
Este amor distrófico
que apenas puede ver
con mirada nublada
Que no tiene tacto, que no siente piel
que mueve con tedio un dedo
Tan sólo el necesario
el urgente como una arcada

Lastima este amor
Que no conoce ni quiere conocer
Que presume de puertas afuera
Que se hace el valiente y ruge de miedo
Que vive de rutinas
Que se alimenta de insatisfacción
Que nació con la duda sembrada
Y una cicatriz de desprecio

Lastima este amor
Que nos apresa y se niega a morir
Que rehúsa ser desconectado
Moribundo desde el principio
Atado a los manuales de convivencia

Amor locura
Amor borrachera
Amor ansiolíticos
Amor evasión
Que pide muerte

Y no nos atrevemos a matarlo.-



LA CASCADA

El agua canta
sobre el agua
hipnotiza los sentidos

Aquí hay paz
No hay deseo posible

Y sin embargo
somos todos extranjeros
en esta tierra sagrada.-



HOGAR DE LOBA

No es que no existan amores para toda la vida
es sólo que no nos tocaron en suerte.
Nos hace esto acaso más volubles
pero no nos define la desgracia
se nos ata al desamor.
Simplemente nos vuelve intermitentes.
Encontramos a otros
el resto del tiempo, estamos al acecho.
Y creamos amores con palabras
e imágenes, de savia.
Abraza el árbol, mientras tanto.-



                                                                                                                  Ángela Molina





Imágenes: Pinturas de Tamara De Lempicka  (Polonia, 1898 - Paris 1980)






quiquedelucio@gmail.com







lunes, 16 de octubre de 2017

Aleteo


Séptimo año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a más de 2.000 escritores, respetando el derecho de autor.





Publicación N° 1.826-



                                                                                                                       Diego Lebedinsky

Poeta y letrista de canciones argentino, nacido en Buenos Aires en agosto de 1973. Entre sus publicaciones se encuentran, entre otras, ""El jardín de la impaciencia" (2003), "Verdes Chinos" (Zorra poesía, 2005), "Antología casi literaria, Los Célebres desconocidos" (Santa Fe, 2008), "Dos mil doce" (México, 2011), "Amor normal" (2011), etc. Liberó la banda poético-musical "Freak del amor y las bellas vinagres". Colaboró poniendo textos de su autoría en las producciones discográficas de grupos musicales como Convido (2009), Miss Bolivia (2010), La Cosa Mostra (Grandes éxitos, 2011), etc



                                                                                   "los músculos se estiran para unir en una fuerza
                                                                                    la idea y el cuerpo, son silenciosos
                                                                                    como la saliva, lentos
                                                                                    pero eficaces para su desgracia" 









ALETEO


Y amanece al fin
secan sus lágrimas
las hojas abandonadas
detrás de las puertas
colores de cielo
lejos de tus manos
de tus dobles filos
malignos
cortan a la mitad
la presencia y la ausencia
se hacen tronos inviolables
los cajones te ocultan
no me atrevo a ver dentro
de esa especie de muerte
que el tiempo
engulle
y disipa tu orilla
de arena revuelta
movediza.-


***


Desde aquí
desde este silencio en los hombros
desde las ampollas en las manos
desde estos versos sin sueño
desde el dolor de la víctima
desde la primavera desdentada
desde el recuerdo que se acerca
desde vos que te vas
o que te fuiste
arrancando las puertas
bajando las escaleras de dos en dos.


***

se caen estrellas
dentro de tus ojos
resplandores
que hacen de día
a la noche
       primavera que se enreda
       en mis brazos
dejaré que te duermas
en los jardines
de mi hombro
enloquecido

en el suave murmullo
de San Telmo
antiguo
      tibio
con sus luces amarillas
iluminando las plazas.


***

La voz se hace dilema
y el canto del humo
coloreando los ojos
brilla
desde la punta de los labios

cuerpito que el viento
acerca a mis brazos

me gusta el invierno
porque junta a las personas: calor humano.


***

la mañana puede descansar
a los pies de tus ojos

hijos derretidos de la noche

esperan la luz
su calor amarillo
sus recuerdos
en los contornos
sus manchas
en las paredes.


***

Rasgado
el espejo a los pies de la cama
la sutura
desmayó los lazos
y nada queda
nada entero

se corren las palabras
se escapan
desde tu boca
hacia el vacío

sólo el polvo
masticándose los codos

sólo el silencio.


***

Caigo en tus ojos
en el poema
que volvió
desde tus sombras

las manos
perdidas
irremediables
te nombran
te buscan
te estrangulan

el vacío
en la playa
la alegría de verte
tumbada en la arena
desnuda
esperando el mundo
de mis labios

esperando...


***

Desde este sismo cortado con tijeras
desde la muerte de las flores
desde el sonido de tu voz ennegrecida
desde el eco de la piel jugando
desde las tardes amarillas en tu vestido verde
desde los besos extinguidos
desde la luz tibia del domingo
desde este hueco en la pared
desde este poema
que podría no acabar nunca
desde que ya no te extraño
pero te recuerdo.-




                                                                                                                     Diego Lebedinsky




Imágenes: Pinturas de Anna Carll    (Estados Unidos)




quiquedelucio@gmail.com

domingo, 15 de octubre de 2017

Aprendices del verano

Séptimo año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a más de 2.000 escritores, respetando el derecho de autor.






Publicación N° 1.825-




                                                                                                             Ronald Bonilla Carvajal

Poeta , narrador y periodista de Costa Rica, nacido en San José en 1951. Bachiller en Letras y Artes, con estudios de Filología en el Conservatorio de Castella. Obtuvo, entre otros, el Premio Nacional de Poesía Costa Rica 2001 y el Premio Centroamericano de Literatura 2001-2002, Panamá. Ha publicado los poemarios: "Viento adentro" (1969), "Las manos de amar" (1971), "Consignas en la piedra" (1974), "Un día contra el asedio" (1999), "Soñar de frente" (1978), "Porque el tiempo no tiene sombra" (1971), "A instancias de tu piel" (2002), "La ciega certeza" (2005), "Después de soñarte" (2006), "Sed de otra piedras" (2013), "Apuntes para un grafiti" (2014), etc.


                                                                                    "Yo certifico que la realidad va por dentro,
                                                                                      como por los muros de mi ciudad 
                                                                                      van tus ojos empujando la tarde                                                                                                                 hasta deshacer las aceras"









APRENDICES DEL VERANO

Tú como yo
conoces tanto del invierno,
de ese perplejo llanto que la oscuridad
enciende en soledades
de papel y de lunas.

Y a ti y a mí alguna vez
nos proclamaron infinitos,
mientras cavaban en el pecho
inesperadas sepulturas
con piedras arrancadas al silencio.

Al igual que tú sabes,
herida de crepúsculos,
cuánto la sombra ha de extenderse
si no la enfrentas a tu luz,
a esa luz de parques aprehendidos
más allá de la memoria,
cuando todo se hace trizas.

Como yo, has torcido las esquinas
con algo más que el corazón y la palabra,
con ese incomprensible sufrimiento
que desdibuja sin adiós las madrugadas.

También te han asistido los ángeles
soplando y resoplando en tus oídos
oraciones para vencer la desolación
y sus abruptos puños de tiniebla.

Aquí, ambos, sin rozarnos,
apenas sospechando,
hemos aguardado la sangre
de este encuentro.
Que nadie nos desate
ahora, amor,,
porque tanto tú como yo,
estamos aprendiendo
los intensos advenimientos
del último verano.-



COLOQUIO DE AUSENCIA

Mas yo no certifico tu ausencia.
Porque al acostarme estás conmigo:
tú hueles en mi almohada
a los jardines,
hueles en las fundas
a los ríos y sus piedras
alargando las orillas.
Hueles en este balcón pequeño
al aire de la luna
que se mete toda por los huecos
de mi ínfima saliva.
Y es tan fuerte tu pálpito que sangro
de saber que te fuiste por rendijas,
una tarde qe ni siquiera pude acompañarte,
en un taxi, en un vuelo, en un horcón,
dejando en papelitos las instrucciones
precisas de tu ausencia.
Y saber que te tengo y no te tengo,
es importante porque estás conmigo,
con tu blusa, tu esperanto, tu locura
y ese silencio que nos huele a última metáfora.
Ánfora esperada, cuando llegues
sólo tienes que llenar los mismos aires.
El mismo jarrón de tu entusiasmo,
el silencio del beso que reúno.-


INTERFACES

I

He dejado la luna en su lugar,
trillada.
La he dejado a solas, contemplativa,
mancillada.
La he volteado para que al poniente
parezca el sol opuesto - amarillenta,
denostada.
La he tocado
y estaba sorprendida...
de nuevo virginal y amante
con su pelo hilvanando cercanías,
con sus pechos abiertos,
con su sed de palabras,
con su estela fugaz
acuchillada,
entera.-

II

En fin, he dejado a la luna
yuxtaponerse horizontal
sobre la curva azul del lecho,
y ha sido la eclosión de luz
que la penetra
para que siempre ilumine
con su sed de diosa insatisfecha.

La he levantado en vilo
sobre la circunferencia plena
de su propia candidez,
la he succionado,
hasta ese hilo de sangre suspenso
ha sido mío,
hasta esa gota de sudor ambarino
que viaja hasta el ombligo,
hasta la lágrima risueña.

La he colocado contra el filo
de la almohada aquella,
y me he bebido savia de un solo
sorbo dulce,
su cabello caía sobre la piel de la aurora
y era mía, mía
su postura de ángel
en perfecto equilibrio
entre la sombra y la luz.

Yo le izaba la falda
entre la tierra y el viento
y era mía, mía
esa gaza extendida:
un suspiro en la cumbre,
su suspiro en la noche.-



                                                                                                                Ronald Bonilla Carvajal




Imágenes: Pinturas de Camilo Mori  (Chile, 1896 - 1973)








quiquedelucio@gmail.com




viernes, 13 de octubre de 2017

La consistencia


Séptimo año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a más de 2.000 escritores, respetando el derecho de autor. 




Publicación N° 1.824-




                                                                                                                        Patricia Díaz Bialet

Poeta argentina, nacida en Buenos Aires en 1962. Egresó con el título de Profesora Nacional en idioma Inglés. Fue alumna de los Talleres Literarios de Poesía de la SADE de 1980 a 1984. En 1987 su libro ""Destierros de arena" recibió el Primer Premio en el Concurso Nacional , otorgado por la Fundación Argentina para la Poesía. Publicó los siguientes libros de poesía: "Los despojos del diluvio" que obtuvo el Primer Premio del Fondo Nacional de las Artes 1989, "Testigo de la bruma"(1991), "La penumbra de la luna llena" (1993), "La dueña de la ebriedad de la rosa" Primer Premio del Fondo Nacional de las Artes 1993, "Los sonidos secretos de la lluvia" (1994), "El hombre del sombrero azul" (1996), " Las otras palabras" (2007),etc.


                                                                                         "y ella canta secretamente su aria
                                                                                          de nupcias con la vida
                                                                                          porque tiene la certeza de que todo
                                                                                          finalmente tumba hacia la tierra"     










LA CONSISTENCIA DESEADA

Yo hubiese querido ser la mano izquierda de Joyce

o la seda de los vestidos de una reina
o la sonrisa fugaz que sintió Da Vinci.

Pero soy una mujer.

No conozco la grandeza de los objetos.-



NUBLADO

Dentro de tu cuerpo nadie podrá detenerme.

Me lo aseguraron los truenos de Escandinavia
lanzándome sobre el placer de la tormenta.



LAS JOYAS

Cuido cada poema como una reliquia.

Aunque detrás de los papeles
la miseria de mi vida aguarde
el momento para atraparme.

Pero yo conozco mis poemas
como la contraseña de los fugitivos.-



EL MOVIMIENTO EXTERIOR

Entran por la ventana las desoladas cumbres de la nieve
y el negro vestido del mar.

Nos encuentra desnudos.
El uno sobre el otro.

Sin más poder que nuestras manos quietas
bajo la sábana de seda de la mañana.

Porque nosotros calentamos nuestros pies
junto al fuego de la poesía.
Y nada más hace alta.

Nos parecemos a los juncos eternos del paraíso
que nadie ha visto nunca.-



NO SOY MUJER DE ESTAR ENTRE LAS OLLAS

No soy mujer de estar entre las ollas
ni siquiera incipiente prostituta
convivo con el hombre hasta que aguanto
hilvano pesadillas de trabajo en ésta
mi ciudad ambibalente
Mi perra es el alma que se cuela entre la nube
en plenilunio
el río, mi más perverso compañero
-cada mañana recuerdo cómo fue lanzado
el cubo de agua en los que ya no regresan-

Rindo homenaje a mi hartazgo ante la utilidad
de las cosas
Hago lo opuesto de lo que necesito
No sirvo para las tretas de la vida
ni para la tediosa albúmina que abreva en mi pena
No sirvo para tamaña procesión de guerra
para la locuaz enmienda del dinero
Para la sobrevida
Los lujos
o la madeja de pánico que se entromete en mi sueño

Entonces creo que el abrirme a vos es necesario
pero nunca suficiente
Yo necesitaría un hombre ángel
Alguien que amordace el tiempo subterráneo que me nace
el palmo de frescor que me regrese al revés de la noche
y finalmente un lugar esponjoso
en donde hundirme para siempre.-



DE CUANDO APRENDÍ A NO AMAR

y entonces los demás me atraen me cobijan me gobiernan
pero bien internado en  mi muslo hay algo de avestruz que huye
algo de vértigo profundo de malabar equivocado

por eso algo de mí
no todo
algo de mí se despedaza se quiebra se anquilosa
y regresa serenamente con sus escombros
a su lugar de animal doméstico

y también algo de mí se yergue en caja de bestia
y me lanza estrepitosa hacia tu cuello erguido
hacia tu siemprenunca transparente en la promesa
algo de mí se evapora cuando me atraen me cobijan me gobiernan
cuando en este mismo sillón el dedo infame me corrompe
cuando justo debajo de tus glúteos se desenvuelve
la parsimonia exacta
cuando entreveo vellos en septiembre
hombres duchas jabones diezmados en fricción tremebunda

Por eso declaro que algo de mí
no todo
se repone a sí mismo el coto de ciervos malheridos

algo de mí se fuga envuelto en palabras
mientras miento felizmente en descaro de ahogo
y vuelvo a abofetear el aire
y me elevo desierta de mí
como se eleva el alma de celofán
de los niños cuando mueren.-




                                                                                                               Patricia Díaz Bialet





Imágenes: Pnturas de Zula Kenyon (Estados Unidos, 1873 - 1947)






 quiquedelucio@gmail.com

jueves, 12 de octubre de 2017

Karma


Séptimo año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a más de 2.000 escritores, respetando el derecho de autor.





Publicación N° 1.823-



                                                                                                                   Débora Benacot

Poeta y narradora argentina, nacida en Mendoza en 1976. Egresada de la carrera de Letras de la Universidad Nacional de Cuyo.  Columnista literaria  en diversos programas de radio, desde 2006 ha participado en numerosos ciclos literarios de su provincia como "Poesía compulsiva", "Letras y etc.", "Más poetas que otra cosa", etc. Publicó el libro de poemas "Ácaros al sol (2010) y su trabajo figura en varias antologías , como: "Antología de la Poesía en Mendoza para el Siglo XXI" (2009), "Poesía Mendocina Contemporánea" (2009), etc. Obtuvo, entre otros, el Premio Literario "Vendimia de la Poesía" de la Secretaría de Cultura de la Provincia en 2011.


                                                                                                   "caen antorchas encendidas
                                                                                                    sobre el pasto
                                                                                                    alguien prolonga la luz
                                                                                                    sobre la noche" 











KARMA

Poemas amarillos
que arrastro por cuadernos

algún verso inerme
buscando albergue transitorio en las estrofas

perdigones de mí
en cada palabra

la mano que dispara
es más siniestra
porque traduce el dolor
al idioma de las hembras
y se ríe de la inútil
insípida tragedia
que mi esperanza
baila en coturnos
tras el doble fondo
de la última valija
que bosteza en la baulera

ha pasado el porvenir
y no he atendido.-



LE TEMPS DU VENT

A dos pasos del infierno
está tu beso
ese que aún no me das,
pero que intuyo
tanto ignoro de vos,
igual
te elijo entre los hombres
me afilo a tus pestañas
proclamo el renacer
del fuego en extinción de los amores
que valen el intento.
A tres días del dolor
el purgatorio decide prescribirme
la pena ambulatoria
endeble libertad bajo palabra
por eso aprovechamos
mientras siga en proyección
este holograma.-



***

El cactus
de tu beso en mi ventana
es algo excéntrico:
sólo sufre sed de vos los días bisiestos

por eso

cada febrero veintinueve
exprimo y le doy de aperitivo
alguna foto tuya
en blanco y negro
sin semillas
poca pulpa.-


***

El grito en No Mayor
y su hermano, un dolor tracción a sangre.

Surcaron esta mente
tantas procesiones
que las velas encendidas del recuerdo
se confunden,se atropellan
disfrazan con su lava
los bordes imperfectos de la pena.

quieto y cobarde ritual de cera
anclado en la risa
que hoy me falta.-



VERSOS CUADRÚPEDOS

1

estúpida confianza de los hombres
el amor no es ciego: ni siquiera existe

un verso es una estafa perpetrada en los labios
y olvido, esa calle sin salida ni acequias.

2

rasgar espacios en jirones de sal
sobre los hombros

oigo el invierno que viene silbando bajito
odio las vísperas.

3

un ademán que figura en didascalias
los ingenuos ingenios del azúcar

jugar a las palabras
perder siempre.

4

desperdiciar pestañas
en los pulgares de otros

deseos que igualmente
no iban a cumplirse.

5

agujas de tejer sobre la cama
y el tiempo

esa pregunta que sostiene
todas las respuestas.

6

Y así, de golpe,
faltar a mi dolor

sin previo aviso
incluso a riesgo de perder el presentismo.-



                                                                                                                       Débora Benacot



Imágenes: Pinturas de Ricardo Fernández Ortega (México)





quiquedelucio@gmial.com





miércoles, 11 de octubre de 2017

No te mueras


Séptimo año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a más de 2.000 escritores, respetando el derecho de autor.




Publicación N° 1.822-



                                                                                                                 Jorge Charpentier

Poeta de Costa Rica, nacido en 1933. Cursó la Licenciatura y el Doctorado en Filosofía en la Universidad de Madrid, en la cual se doctoró en 1962. Su extensa obra poética comienza en su país con la publicación de "Rítmico salitre" (1968), y continua, entre otros, con "Poemas de la respuesta" (1977), "Donde duermen las mariposas" (1981), "Tú tan llena de mar y yo con un velero" (1984),"Cómplice del alba" (1991), "Arrodillar la noche" (1988), "No preguntes la noche" (1995), "El abuelo en el espejo" (1997), etc. En España publicó tres libros de poesía: "Diferente al abismo" (1955), "Poemas para dormir a un niño blanco que dijo que no" (1959) y "Después de la memoria y lo posible" (1961).



                                                                                                "salgo a a noche y grito a los pies
                                                                                                  mi calor nuevo, tiento el espacio
                                                                                                  imaginario de la voz y mi crujido,
                                                                                                  en la calle me conoce la nieve"









NO TE ME MUERAS PRONTO

No te me mueras pronto.
¿Con quién tendría el amor de las palabras?
¿Con quién hacer la historia de mis dedos?
¿Con quién dejar el sueño vespertino
cuando la tarde moja acalorada
tu frente en mi mejilla?

¿A quién decir
la dulce geografía de la luz apagada?
¿A quién helar de luz
en el cielo del invierno?

Falta le harás a mi garganta
para nombrarte en diálogo.

¿Si te me mueres pronto,
con quién destruyo el tiempo
hasta encontrarte?.-



VIII

Y ahora, alerta, amor, alegre, toma tu azada,
recoge poco a poco el ruido
de la mes en los graneros,
y deja que se pueblen las flores
de casas y caminos.

Unos querían cama de mar y techo de montaña.
Querían la casa de madera y sal
y rocas asomando en la ventana.

Otros querían empezar desde la tarde,
construir las puertas con espuma,
beber el vino en cerrados peces
como copas.

Pero yo no quise tanto.
Pedí sólo no talar el árbol,
ni el techo transparente
de la flor extendida
que es el mar.

No pedí descansar sobre la vida
como sobre el pecho
de una madre inmensa.
Pedí ser madre para parir la vida
y no descansar de tal hija luminosa.

Como un filo extendí una mano
para cortar campanas a mitad de sonido
y beber la copa de mi vino.

Como nadie llegó todo me lo di.
Como sólo pedí de la vida otra vida
he ido creciendo hacia
muchos horizontes subterráneos.
Allí te hallaré, copa de pez,
roca disminuida hasta campana, amor,
que como nadie me dio yo me daré.-



PRESAGIO CON ÁRBOL

Hoy no ando de suerte,
un pájaro extraño como una servilleta
se me prendió a las manos
y empezó a cantar
dedo con dedo.

Hoy no estoy para naipes.

Se me ocurrió entrar al parque
y un ángel verde me cayó en la manga
mientras leía los libros que hacen agua.
Hoy, como si maleficio se pusiera
en mi tomar el desayuno,
el cigarrillo se abrió de par en par
humedecido.

A quién echar la culpa
si los sueños
fueron brujos inmediatos agoreros
advirtiéndole al alma
no salir de casa.

Hoy no ando de amatista
que proteja mi luna.

Amanecí apagado
poblado de noviembre
y llueve sobre el aire.

Hoy no ando
para preguntas tuyas
de cuál va a ser tu destino
si no me alejara.

Amanecí con cuervos azules
que me avisan dejarte.-



EPÍLOGO

Siempre al final del desahogo sórdido
me quedo tendido en forma de esqueleto
sobre una mesa de mimbre.
Y cuando oigo hervir a lo lejos alguna voz conocida
que me llama,
a mí, a mi esqueleto, a mi soledad sin hormiguero,
busco cosas que ofrecerle: aros de pan,
alimentos cohibidos como el amor,
odios destilados en los tímpanos.
Entonces aturdo mis anímicos esquemas
y acuerdo consolarme dando un nombre a mi esqueleto,
que suene como un bélico andamiaje,
que llene sus vacíos de dulzura
y se que de aquí conmigo, tan yo mismo,
en la mesa mimbre y rota que madruga.-




                                                                                                                     Jorge Charpentier



Imágenes: Pinturas de Ivan Savlinski  (Rusia, contemporáneo)






quiquedelucio@gmail.com






martes, 10 de octubre de 2017

En algún lugar

Séptimo año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a más de 2.000 escritores, respetando el derecho de autor.






 
Publicación N° 1.821-



                                                                                                                     Violeta Camerati

Poeta chilena, nacida la región del Maule en 1922 y fallecida el 18 de abril de 2016. Su libro de poemas "Más allá de la ventana" obtuvo el Primer Premio de la Municipalidad de Santiago en 1985, otras de sus publicaciones son: "Imágenes" (1970), "Ejercicio en sol" (1980), etc. Participó en las antologías "Tercera antología de Poesía y Cuento" (1984), "Antología, Diccionario de Autores de la Región del Maule" (1984), "Antología Personal de la Poesía Chilena Contemporánea" (1985), "La Mujer en la Poesía Chilena de los 80" (1987), "Cien años de Poesía" (2001), etc.



                                                                                         "Aunque tenga los días contados
                                                                                           no le resto valor
                                                                                           a mis sueños.
                                                                                           Sumar no cuesta nada"









EN ALGÚN LUGAR

¿Qué será de esa mano
que aún me acaricia
y quedó
reposada en los helechos?

¿Y los ojos,
qué será de los ojos sumergidos
en aguas verdeazules
que acosan la memoria?

¿Dónde
quedó ese verano
y el oleaje de encinas
dónde,
el cielo clandestino
en una calle de Lisboa?

Busco el lugar
donde escondí tu nombre.-


***

Hubo años en que los hombres se volvieron cuerdos
pero de pronto,
la ceguera
abre sus diques
de pólvora y espanto
y en ese terrenal infierno
la muerte corre con botas de siete leguas.-



ESTÁS AQUÍ

Yo busco tu presencia sin olvido
sin olvido y a solas con tu sombra
y en medio del silencio de la noche
aquí junto a mi oído alguien me nombra.

Entre las frías sábanas de lino
aún guardo la tibieza de tu frente
te siento cerca y en la cama, sola
yo sé que estás aquí y estás ausente.

Tú me llamas, amor, y yo presiento
que derribas entonces ese muro
pero ay, ya no eres tú, sólo es el viento.

Sólo el viento que ahora es el testigo
de tus ojos que viajan a lo oscuro.
Se fue tu voz pero quedó conmigo.-



CONOZCO LA TRISTEZA

Conozco la tristeza
de buscar sus ojos en las sombras
y hallar
sólo esos muros infranqueables
y el sabor de oscuras marejadas
Trizada está la luz entre los dedos
como los juncos con la última lluvia.
¿Qué será de ese verano,
del oleaje de encinas
y el rumor de las acacias?
¿Dónde la perdida mano?
¿Qué hará ahora
si se hunden sus pies en la neblina
o de pronto en la noche se evapora?
Me consuela pensar
que aún hay mares de lavanda
a la altura de tus ojos,
ventanas abiertas
y cielo, todavía.-



EL TIEMPO DETENIDO

No puedo como tú (eres valiente)
"quemar lo que amé"
ni borrar
"los testigos de lo que amé".

No puedo:
es arrancar de cuajo las raíces.

Todo persiste:
imágenes del tiempo que pasó
y permanece,
el brillo de unos ojos
que aún me miran
y en mi piel
la caricia de una mano desvelada.

Por eso, amor, te digo:
guardo una secreta llama
es hoy lo que fue ayer.

Y esa es mi desgracia...
la implacable memoria.-



ASUNTO MATEMÁTICO

Matemáticamente
estoy vencido:
soy
un cero a la izquierda.-


***

La pesadumbre se desangra
y los ruinosos días
secan las hojas de los árboles
muerden la garganta
roen las perdidas manos
y quedan tantos
tantos con semejante ausencia.-





                                                                                                                    Violeta Camerati



Imágenes: Pinturas de Gustav Klimt






quiquedelucio@gmail.com

lunes, 9 de octubre de 2017

Donde la tierra


Séptimo año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a más de 2.000 escritores, respetando el derecho de autor.





Publicación N° 1.820-



                                                                                                                 Alejandro Pedregosa


Poeta y novelista español, nacido en Granada en 1974. Estudió Filología Hispánica y Teoría de la Literatura en la Universidad de Granada. Ha publicado, entre otros, los libros de poemas: "Postales de Grisaburgo y alrededores (2000), "Retales de un tiempo amarillo" (2002), "En la inútil frontera" (2005), "Los labios celestes" (2008), "El tiempo de los bárbaros" (2013), etc. Obtuvo el Premio Internacional "Arcipreste de Hita" en el 2008. En 2013 publicó el libro de relatos "La sombra de Caín", donde se recogen algunas de sus colaboraciones en periódicos como Ideal, Sur, El Correo, El Diario Vasco", etc.


                                                                                "El acuerdo tácito que los labios sellaron
                                                                                 en la trampa mortal de un hasta siempre,
                                                                                  y el pañuelo que guardaba
                                                                                  un roce de mejilla en primavera"     










DONDE LA TIERRA ACABE

Si te dijera que esta habitación
guarda el aroma tibio de tu sueño,
que es de noche en Florencia
y provoca la luz en su artificio
mariposas de cera.

Si te dijera que tienen las calles
el poroso destello de unos pasos
iguales a los tuyos,
y en las puertas hay
corazones pintados y llamadas urgentes
a una revolución.

Si te dijera que el mar, tan lejano,
ha subido a las torres para verte...

Pero nada te digo que no sea
donde la tierra acabe yo he de amarte y el eco
como un racimo abierto me responde
tierra,
yo,
amarte.-



AMOR EN TÁNDEM

Me gustaría que un día
cualquiera de este otoño
o la mañana más fresca
de la próxima primavera
me llevaras contigo
a pasear en tándem.

Porque conozco el sabor del esfuerzo
a tu lado compartido
y es armónico el empuje de los cuerpos
que trascienden la noche para amarse
a la luz también de una excursión.

Quiero abrazar el ritmo de tu espalda
en medio de un deporte
y comprobar la gracia de tus piernas
que se tensan igual
que violines hambrientos
a la luz de las velas.

Pero en un tándem, amor,
para que puedan los niños reír a nuestro paso
y levanten los brazos los paisanos
y maldiga el ciclista
la soledad salina de su frente.

Elige la mañana que menos te entorpezca
y lánzame a rodar
por el trazado rojo de la periferia,
por empinadas cuestas y torpes cabañales
(cualquier tierra me vale)
con tal que nos veamos en un tándem,
pero en un tándem, amor,
que tengo el equilibrio abandonado
al vértigo del mundo y sus espuelas
y me caigo, amor mío, siempre me caigo,
sin casco, sin tu amor, sin tus coderas.-



CANCIÓN DEL AMANTE LATINO

Puedo sumergirme, dijo el amante,
en las frías estancias del olvido
si eso te hace bien,
o compartir el sino
de las aves
levemente nocturnas
que cargan el verano tras su estela.

Puedo romper las citas, los horarios,
el tiempo todo
si obedezco al rigor de tu llamada.

Y puedo, cómo no,
ser peregrino de tu sombra elástica
por calles y ciudades
hasta que un día llamado porvenir
decidas encontrarme.

Todo esto decía
el amante latino enamorado
y ella, memoria blanca,
lo creía.-



LAMENTO DE LA MUJER HERIDA

Abriste la cancela del jardín

sin pensar en los lobos de la noche,

segura como estabas
de tener a los dioses de tu parte.

Lanzaron hombres blancos aquel día
licores y bravatas en tu nombre.
El fotógrafo alzó
como un golpe de mar su veredicto,
el cura sonreía
apoyadas las manos sobre el vientre.

¿Por qué nadie avisó de la mentira?
¿ Por qué no dijo nadie
que el jardín no era más que un tronco hueco
salpicado con flores dolorosas
del color de la sangre y de las lilas?

Sigue inerte la foto en la repisa
proyectando racimos de luz sucia
a todas las esquinas del salón.
Los niños ya se han ido y te preguntas:
¿qué cosa es el amor?
Sin fuerzas para huir o abandonarte.-




                                                                                                                  Alejandro Pedregosa



Imágenes: Pinturas de Jeremy Mann (contemporáneo)






quiquedelucio@gmail.com