Páginas vistas en total

viernes, 15 de julio de 2016

A mano amada

Sexto año de una antojadiza antología de la poesía de todos ls tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a más de 1.300 escritores, respetando el derecho de autor.




   Publicación N° 1.416-                                             


                                                                                                   Angel González Muñiz

Poeta español, nacido en Oviedo el 6 de septiembre de 1925 y fallecido en Madrid el 12 de enero de 2008, a la edad de 82 años.


                                                                                   "Resurgio en mi interior, ya para siempre:
                                                                                    este miedo difuso, esta ira repentina,
                                                                                    estas imprevisibles
                                                                                    y verdaderas ganas de llorar"








A MANO AMADA


A mano amada,
cuando la noche impone su costumbre
de insomnio
y convierte
cada minuto en el aniversario
de todos los sucesos de una vida;

Allí,
en la esquina más negra del desamparo, donde
el nunca y el ayer trazan su cruz de sombras,

los recuerdos me asaltan.

Unos empuñan tu mirada verde,
otros
apoyan en mi espalda
el alma blanca de un lejano sueño,
y con voz inaudible,
con implacables labios silenciosos,
¡El olvido o la vida!,
Me reclaman.

Reconozco los rostros.
No hurto el cuerpo.

Cierro los ojos para ver
y siento
que me apuñalan fría,
justamente,
con ese hierro viejo:
La memoria.-


ALGA QUISIERA SER

Alga quisiera ser, algo enredada,
en lo más suave de tu pantorrilla.
Soplo de brisa contra tu mejilla.
Arena leve bajo tu pisada.

Agua quisiera ser, agua salada
cuando corres desnuda hacia la orilla.
Sol recortado en sombra tu sencilla
silueta virgen de recién bañada.

Todo quisiera ser, indefinido,
en torno a ti: paisaje, luz, ambiente,
gaviota, cielo, nave, vela, viento...

Caracola que acercas a tu oído,
para poder reunir, tímidamente,
con el rumor del mar, mi sentimiento.-


BOSQUE

Cruzas por el crepúsculo.
El aire
tienes que separarlo casi con las manos
de tan denso, de tan impenetrable.
Andas. No dejan huellas
tus pies. Cientos de árboles
contienen el aliento sobre tu
cabeza. Un pájaro no sabe
que estás allí, y lanza su silbido
largo al otro lado del paisaje.
El mundo cambia de color: es como el eco
del mundo. Eco distante
que tú estremeces, traspasando
las últimas fronteras de la tarde.-


CANCIÓN DE AMIGA

Nadie recuerda un invierno tan frío como este.

Las calles de la ciudad son láminas de hielo.
Las ramas de los árboles están envueltas en fundas de hielo.
Las estrellas tan altas son destellos de hielo.

Helado está también mi corazón,
pero no fue en invierno.
Mi amiga
mi dulce amiga,
aquella que me amaba,
me dice que ha dejado de quererme.

No recuerdo un invierno tan frío como este.-



CARTA SIN DESPEDIDA

A veces,
mi egoismo
me llena de maldad,
y te odio casi
hasta hacerme daño
a mí mismo:
Son los celos, la envidia,
el asco
al hombre, a mi semejante
aborrecible, como yo
corrompido y sin
remedio,
mi querido
hermano y parigual en la
desgracia.

A veces, -o mejor dicho-:
casi nunca-,
te odio tanto que te veo
distinta.
Ni en corazón ni en alma
te pareces
a la que amaba sólo
hace un instante,
y hasta tu cuerpo cambia
y es más bello
-Quizá por imposible
y por lejano_
Pero el odio también me
modifica
a mí mismo,
y cuando quiero darme
cuenta
soy otro
que no odia, que ama
a ese desconocido cuyo
nombre es el tuyo,
que lleva tu apellido,
y tiene
igual que tú,
el cabello largo.
Cuando sonríes,
yo te reconozco,
identifico tu perfil
primero,
y vuelvo a verte,
al fin,
tal como eras, como
sigues
siendo,
como serás ya siempre,
mientras te ame.-




                                                                                                       Ángel González Muñiz


Imágenes: Pinturas de Ilya Ibryaev  (Rusia, contemporáneo)




quiquedelucio@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario