Páginas vistas en total

martes, 5 de julio de 2016

Madrigal

Sexto año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a más de 1.300 escritores, respetando el derecho de autor.



Publicación N° 1.407-

                                                                                           Alex Susanna y Nadal

Poeta, editor y gestor cultural español, nacido en Barcelona en 1957. Es, además traductor, por ejemplo de Paul Valéry, Moliére, Max Roqueta, T.S.Eliot, etc. Escribe artículos en catalán y español. Fundó y dirigió el Festival de Poesía de Barcelona. Ha publicado, entre otros, "Abandonada ment" (1977), "Memoria  del Cos" (1980), "El darrer sol" (1987), "Palau d'hivern (1987), "Poesía" (1988), "Suite de Gelida" (2001), etc. Obtuvo el Primer Premio Miquel de Palol de Poesía por su libro "Memoria del cos"en 1979 y el Premio Carles Riba de poesía por Les anelles dels, en 1990.


                                                                                      "piensa en la bondad del vino
                                                                                       y en la de otros alcoholes,
                                                                                       siempre que tengas hambre
                                                                                       bombardeáte con imágenes
                                                                                       que te enfríen y te dejen inerte" 









MADRIGAL DE ESTÍO

Cuando después de una noche de amor
me despierto y te veo en la cama
abandonada al sueño
como un ramo deshecho de piel
que ya no me pertenece,
sé que vuelves a alejarte
y que cada mañana recomienza
la conquista del uno por el otro
hasta topar y embestirnos,
cansados pero pletóricos,
en medio de la noche.-


IMPROMPTU

Como cierta música o ciertos poemas,
como ciertas mujeres, hay ciudades
que no siempre comprendemos
y donde no nos es dado entrar
si no es aprendiendo a escucharlas
-su fraseo trastabillado,
voluble o arrebatado; aprendiendo
a enfocar nuestra mirada
para encajar con su cuerpo,
sus calles maltrechas,
sus barrios absortos,
la niebla de muchos días,
los colores herrumbrosos,
las ventanas cegadas,
un aire viciado de tiempo,
estos silencios tan repentinos:
su corazón soñoliento
y aprensivo como un molusco.-


RETRATO FINAL

Incluso cuando más frío hacía
siempre preferiste el vino blanco,
y por eso todos los domingos
de tu último invierno
descorchamos un buen penedés
que flotara satisfecho en la cubetera.

Tanta obstinación me sorprendía,
pero ahora veo que no era ningún capricho
sino una manera de enrocarte
contra las embestidas de la vida
y de recatar para tus ojos
un poco de luz de aquellos veranos.-


RITARDANDO

Cuando pulses el arpa de la lengua
para decir algo y hacer una canción
-escultura inmaterial
pero por eso mismo más fiable
que si fuera de mármol o bronce-,
no te precipites ni dejes ir,
no te embriagues con el son
de ningún acorde y su cadencia
engañosa como un espejismo:
calla y escucha,
haz por retraerte,
por contenerte hacia adentro
e ir desbastando y puliendo
cada palabra como un canto rodado
por si al final, con mucha suerte,
de tu persistente frotar saltase
un chisporroteo de sentido
que atravesara todo el poema.-


NAUFRAGIO

Lo mejor de todo,
la cara que ponés
siempre que eres mía:
por eso me gusta
tanto mirarte
en el instante preciso
en que te arrebata
la ola de placer
y te deja tirada
en la playa del lecho,
no sabiendo bien
dónde estás ni con quién.-


ANIVERSARIO

En el jardín, los restos de una fiesta
naufragan a plena luz del día.
Botellas, vasos, copas, cenizas,
parecen acusarnos de algo malo que hicimos
con su extraña quietud.
Mas de repente, un cruel soplo de viento
arrastra alguna servilleta usada
que, con rumor imperceptible,
rasga los últimos velos de la noche...
Que ve cómo se aleja, irremisiblemente,
la fugitiva nave del placer.-


CORDILLERA

Estos días que la luna ilumina
la cordillera que nos asedia por todas partes,
pienso más que nunca en tu piel
cuando el deseo la enfoca
en horas intempestivas
y resplandece como un paisaje nevado:
siempre que te incorporas
encima de mí
y despliegas todo tu hechizo,
¿qué puedo sino decir que me deslumbras
y queme rindo a los atributos de tu cuerpo?.-


NEL MEZZO DEL CAMIN

Cuando el día se acorta a grandes zancadas,
basta ya de aplazar nada
(ninguna botella ni viaje,
ni lectura ni conversación,
ni mercado ni cementerio,
ni concierto ni compañía),
y sea todo deseo satisfecho al instante:

que nunca se diga que estabas en babia
o te habías dormido,
pero todavía menos
el hambre o la prisa te han podido
y que todo lo has devorado
por pura glotonería
y no por necesidad.-




                                                                                                 Alex Susanna y Nadal



Imágenes: Pinturas de Lawrence Alma-Tadema (Países Bajos, 1836 - 1912)




 quiquedelucio@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario