Páginas vistas en total

sábado, 31 de marzo de 2018

Partícula


Séptimo año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a más de 3.000 escritores, respetando el derecho de autor.






Publicación N° 1.992-


                                                                                                                                     Antonio Tello

Poeta, narrador y ensayista argentino.  Publicó su primer libro "El día en que el pueblo reventó de angustia" en 1975. Posteriormente estuvo radicado en París y luego en Barcelona. De regreso a la Argentina la Editorial Tusquets le editó "De cómo llegó la nieve" (1987) y luego "El interior de la noche" (1989), "El hijo del arquitecto" (1993), "Los días de la eternidad" (Muchnik Editores, 1997), etc.  En 2004 la Editorial Candaya editó su poemario "Sílabas de arena" al que le siguió "Sílabas de arena  II " y "Conjeturas acerca del tiempo, el amor y otras apariencias". Asimismo ha publicado los ensayos "Extraños en el paraíso", "El Quijote a través del espejo", "Historia breve de Argentina", etc.

     
                                                                                                       "Insisto, acaricio, lavo.
                                                                                                        Día tras día, insisto. La abrazo.
                                                                                                        Ella resiste en su inmovilidad
                                                                                                        y como el viento pasa la voz"











PARTÍCULA

Descubro sus ojos
en el escaparate de lámparas ciegas.

Sin verme,
su mirada me atraviesa y de pronto siento
las formas elementales de la materia,
la química precisa del abrazo que me convierte
en un diminuto cataclismo del tiempo.-



CALENDARIO

Los cuerpos supieron de la felicidad
antes de oír hablar del amor. Y
sucedió que al descubrir su nombre,
la felicidad ya era un recuerdo.-



de NADADORES DE ALTURA

Siete segundos. Siete días. Siete eternidades.
El tiempo que dura el abrazo.
¡Pobre alma, que necesita de la materia, esa tensión que perece,
para conocer los sentidos!
¡Pobre espíritu, que necesita del amor, esa fantasía de la carne,
para conocer la emoción!
Sí, el tiempo que dura el abrazo.
Siete eternidades. Siete años. Siete días. Siete segundos.-



ACASO UN SUEÑO

Una visión: Acaso un sueño.
Una llanura que parece un desierto y
un lago que parece un deseo.
Ausente el tiempo,
la mirada que lo abarca todo
justifica esta tarde sin ocasos, mientras
la arena arde y quema
los labios que la tocan.
Sumergidos en
las aguas, un hombre y una mujer
se abrazan. No se temen
sino a sí mismos y por eso hablan o creen
hablar.
Él evoca una cicatriz de fuego y el beso
que la causó.
Ella, que siente la caricia,
agita las aguas, desnuda el cuerpo
en el espejo; él, que la observa,
imagina ser el reflejo y también la luna
que lo provoca.
Pero, en esta tarde que no atardece,
como herida por un instante, ella aparta
la mirada de la mirada y el silencio prevalece.
No hay dolor.
Están solos.
Una presunción: Acaso son dos sueños.-



METONIMIA

La veo acercarse
y la luz de la tarde
inflama la silueta de arena bajo las dunas;
el movimiento del tiempo bajo el vestido.
La nombro
y la visión del nombre
enfebrece las estrías del aire;
atrae mis labios y ellos,
los labios,
con un temblor de mariposa,
se posan sobre las humedades
que especula el deseo.
Pero, yo sigo aquí,
convertido en mirada viéndola venir:
sin ojos, sin boca, sin cuerpo:
un instante que mira.-



TESEO

Deseo cerrar los ojos;
palpar el vano de tu puerta.

Entrar en tu noche;
desovillar el anhelo de la carne.

Ser la oscuridad. El olvido de la luz.
Ciego. Sin más bastón que el deseo.

Sentir en las entrañas de la cueva
el alarido del monstruo.

El temblor del tiempo
perdiéndose en la nada.-


                                                                                                                           

                                                                                                                                     Antonio Tello





Imágenes: Fotografías artísticas de Donna Stevens  (contemporánea)






quiquedelucio@gmail.com

Acto amoroso

Séptimo año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos, como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a más de 3.000 escritores, respetando el derecho de autor.







Publicación N° 1.991-



                                                                                                                  Ulalume González de León

Poeta, narradora y traductora uruguaya, nacida en Montevideo en 1932. Estudió en el Liceo Francés. En el año 1948 se nacionalizó en México. A los 16 años con una beca del gobierno de Francia, inició en La Sorbona una licence libre con materias de literatura y filosofía, que completó en el Colegio de México y en la UNAM. Esencialmente poeta, ha escrito también libros de cuentos, y ha publicado antologías de diversos poetas traducidos de cuatro lenguas, entre ellos, Elizabeth Bishop, Ted Hughes, E. Cummings, Valery Larbaud, Yves Bonnefois, etc. Sus siete libros de poemas escritos desde 1968 a a 1979 fueron reunidos en un volumen denominado "Plagio".



                                                                                       "se sabe poco de la reina
                                                                                         que es completamente blanca
                                                                                         que ni pensando todas las rosas juntas
                                                                                         se podría armar un arrebol en sus mejillas"










ACTO AMOROSO

dos se miran uno al otro
hasta que son irreales
entonces

cierran los ojos

y  se tocan uno al otro
hasta que son irreales

entonces
guardan los cuerpos,

y se sueñan uno al otro
hasta que son tan reales
que despiertan
dos se miran.-



CARTA DE UNA SUICIDA

Todo lo perdido
nuestro para siempre,
a prueba de vida,
a prueba de muerte.

Hoy soñé que ayer
era diferente
y me desperté
para no perderte.

Hoy soñé que era
lo mismo mañana:
por tenerte siempre
me morí en la cama.-



CUERPO ENTERO

Separar el tacto de las manos
hacia un repertorio disidente
de ejercicio de menos

Tocar sólo tu voz
Después: sólo tu olor
Después: sólo tu luz

Después:
lo inacabado de tu presencia
un desconocimiento.

Y volver a calzarme al tacto
para tocar tu cuerpo
para tocar en tu desnudo
lo desnudo también de desnudez.-



EL AMANTE

Mientras besaba a Rosalía
notó que de ella nada había:
ni tronco, ni cabeza, ni miembros...pero esos
detalles olvidó y la cubrió de besos.-



DIJO PAVESE

La primera vez
para nunca fue.

La primera vez
será
para siempre
la segunda vez.

Después,
corregida,
aumentada,
la primera vez
será nada.-



EL ESPÍRITU  DE LA LENGUA

No podrías hablar en pájaro
No podrías hablar en viento
No podrías hablar en mar
Te faltaría
creo
el espíritu de la lengua

Lo que han dicho la ola el aire el mirlo
no admite discusión

Tú en cambio tuerces
retuerces las palabras.-



LOVE SUITE

Creí ver un torrente detenido
vivo cada salmón a medio salto
Pero miré mejor y vi que era
un beso hacia el oeste de tu llanto
"si lo tomo" me dije "convertiré en ahora
las pérdidas constantes de ser algo".-

II

Creí ver lo que sobra de tu sueño
fingirse lo que falta de tu sueño
Pero miré mejor y vi que era
una arruga en el tiempo haciendo tiempo
"Sin la voz de mi voz" me dije "cómo
callar este silencio del silencio?".-




                                                                                                                Ulalume González de León





Imágenes: Pinturas de la artista francesa Francoise Fressinier (contemporánea)





quiquedelucio@gmail.com

jueves, 29 de marzo de 2018

Yazgo

Séptimo año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a más de 3.000 escritores, respetando el derecho de autor.





Publicación N° 1.990-


                                                                                                                        Guillermo Riedemann

Poeta de Chile, nacido en Reumén, en 1956. Cursó estudios en la Universidad de Chile e integró el colectivo de escritores Jóvenes durante los ochenta. Ha publicado, entre otros, los libros: "Poemas desde Chile/Venezuela" (1981), "Para matar este tiempo" (1983), "Mal de ojo" (1991), "La manzana de oro" (1993), "Salto al vacío" (1998), "Hombre muerto" (2007), etc. También participó en la publicación de "Diez años de Poesía" (1984) antología en colaboración con la periodista Cecilia Atria, "Poetas de Nicaragua"  (1997), antología preparada junto a Diego Muñoz para Ediciones del Grupo Literario Tranvía, etc. Algunos de sus textos fueron publicados con el seudónimo de Esteban Navarro.



                                                                                                           "Para qué me miras cuando
                                                                                                             vas a dejarme, qué quieres ver
                                                                                                             qué quieres escuchar que ya 
                                                                                                             no conozcas un millón de veces"











POEMA 91

Yazgo en la cuneta yazgo ebrio
duermo tumbado contra el muro
a las puertas de la mal amada
que pasa el cerrojo por dentro y yace
ovillada en el terror
La lluvia no cae fina ni grácil ni leve ni cae
sobre el único zapato que me queda.-



POEMA 92

Con la cabeza entre los hombros
y los ojos hundidos en el suelo
eres invisible a pesar de la última sombra
antes del odiado amanecer
Es imposible encontrar el rumbo
ya no el camino hacia una casa
que decidió apagar todas las luces.-


POEMA 93

Tanto la amó que hizo
de la seducción un vestido
Tan fácil de desnudar sus pechos
en el momento menos esperado
para ellos parecía un juego
El ronroneo de una gata en celo permanente
saltando por los peldaños de la escalera
tendiéndose de labios rojos sobre la mesa
Un baile feroz de pies a cabeza
una mirada voraz a ojos cerrados
para que él se hundiera como tragado por el mar
devorado por la pasión que acabó con ella
Y la hizo preguntarse si alguna vez
si alguna medianoche la amó de veras.-



POEMA 94

Amó usted alguna vez a una mujer
más de una vez más de un millón de veces
Pero mentiría si le digo que recuerdo alguna vez
por lo menos a una.-



POEMA 26

Que no se diga después que no supe amarte
que no supe entender tu idioma y tu mirada
y que no se insinúe siquiera alguna falta de interés
Bien sabes cómo se alborotaba mi pecho frente al tuyo
pero tocarte significaba destruir todas las naves
y quedar a la deriva para siempre.-


***
Te regalo una noche de tormenta
y el libro todo el amor de Neruda
te regalo una guitarra
te regalo las obras completas
de Miguel Hernández
Te regalo el pedazo de pan que mi hermano
traía en un bolsillo al salir de prisión
Te regalo un cuaderno de poemas
la palabra ternura la palabra libertad
Te regalo un día mirando el mar en Isla Negra.
Te regalo la luna que habrás mirado
pensando en alguien que pensaba en ti
mientras miraba la luna
Te regalo lo imposible para que sea posible
Te regalo los ojos y las hojas y los pájaros
que aletean felices cuando nos besamos
Te regalo un sueño que tuve
era de noche el país te hacía el amor
y la vida tenía sentido.-


***


Tú estás en Valparaíso
Yo estoy en Santiago
al medio está casablanca curacaví
según por donde nos vayamos
Tus ojos se pierden en el infinito
mirando hacia el oeste
Entonces ciertas calles caminadas
hasta bien entrada la noche
dos cervezas dos extraños dos enamorados
dos niños muertos de miedo
La alameda la canal San Carlos
Un beso en la mejilla una mirada fugaz
Tú estás en Valparaíso
yo estoy en Santiago
y al medio la Violeta dijo
Hay un abismo sin música ni luz
pero lleno de tus ojos
lleno de un universo camino de la nada.-


***

El poeta
hace el amor
sin saber lo que hace.
Torpemente abre la casa secreta
de una niña de 17 años
en el atardecer de la primavera.
Sangra en un hilo esa casa.
Son hermosos de una manera
que no volverán a vivir
y la pequeña muerte
les sopla las mejillas con rubor.-






                                                                                                                 Guillermo Riedemann




Imágenes: Pinturas de Catrin Welz-Stein  (contemporáneo)









quiquedelucio@gmail.com







miércoles, 28 de marzo de 2018

Debes morder

Séptimo año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a más de 3.000 escritores, respetando el derecho de autor.






Publicación N° 1.989-


                                                                                                                                   José María Zonta

Poeta y periodista de Costa Rica, nacido en Pérez Zeledón, en 1961. Ha publicado: "La noche irreparable" (1985), "Los elefantes estorban" (1992), "Tres noviembres" (1995), "Lobos en la brisa" (1998), "Juego azul" (1998), "Casarsa" (2001), "El libro de la decadencia" (2002), "Casa de la condescendencia" (2010), etc. Su obra poética ha sido incluida en antologías de México, Cuba, Colombia, Ecuador, España y Francia, entre otros. Es ganador de varios premios de Poesía en Costa Rica, Argentina y España.


                                                                                                              "Entra en detalles cuando
                                                                                                               le hables a ella de mí
                                                                                                               dile que en mi jardín un trueno
                                                                                                               remueve el estanque" 










DEBES MORDER

Debes morder
cada sueño que amenaza escapar
cada estrella que cae al mar
cansada de sostener el cielo

cada oleaje
cada taxi que me aleja
cada canción
cada borrón en la ventana
porque podría ser mi alma

debes morder
las pirámides para que sigan en pie
las tribus de ternura y sus tambores
las estelas que dejan las ballenas al sonreir
a mis amuletos de luz

intercepta y muerde en el aire
la flecha que me rompería en dos

muerde
los treinta lunes del mes
y la lúcida oruga
que arrastra tu boca a la mía

muerde distancias que separan
muros levantados
desnudos
invisibles
el olvido hasta volverlo río
la derrota hasta convertirla en beso

muerde mis ojos atados
al humo de los abordajes
el tulipán que en mi casa creció

con tus dientes tan a punto de amanecer

muerde la garganta y la sed
con tus barcos de mujer

porque si muerdes suavemente
los galopes del amor
lo retienes para siempre.-


                                    Del libro "Tres noviembres"
                                    Premio Latinoamericano Educa. 



***

Amor mío
nos ha tocado la era de la ropa
de pantallas gigantes
transmitiendo almas enanas

el camino al sol nos lo han sembrado
de caramelos envenenados

nuestros amigos están allí afuera
tienen frío y sus hijos crecen contra el viento

nos han contado la leyenda
de los buenos y los peores
y no cabemos en ningún bando

y nos hacemos el amor
para identificarnos
sin papeles

para salirnos de la foto
ver el futuro
morder una estrella

señores ella hace el amor
para curar la atmósfera
limpiar el mar
alumbrarme las cuevas del alma

enciendo una lámpara cada día
en honor a los que usan las manos
sólo para amar

ya ves amor
nos tocó la época de la ternura perfumada
aplaudida
manipulada

así que cierra las cortinas
y vuelve a darme otra vez
la dulce luz apagada de tu cuerpo.-


***

Me voy a hacer el favor de amarte
yo
que nunca me traté con amabilidad
que no me quejé si las botas me apretaban
ni protesté por los millones de desayunos fríos

a partir de ahora
me haré el dulce regalo de besarte

tal vez eso no signifique
que duelan menos las palabras que duelen

no importa

yo con mis favores me alcanzo
me pongo una mano en el hombro
un abrigo si llueve
y me ofrezco así a los demás

voy a hacerme el favor
de bajar del tren
encender el fuego
y amarte.-


***

No entrar como turista en el corazón
de una mujer

haciendo fotos
dejando latas de cerveza
buscando sólo catedrales inmensas

hay un país
siete ciudades
una cordillera y un invierno
en el corazón de una mujer

si no hace demasiado frío
entra desnudo

y sobre todo no tales árboles
en el corazón de una mujer

no acostumbran volver a crecer.-


                           
                                  Del libro: "Los elefantes estorban"
                                                    Jaén, España.




                                                                                                                                 José María Zonta




Imágenes: Pinturas de James Shannon  (Estados Unidos, 1862 - 1923)







quiquedelucio@gmail.com

Errantes


Séptimo año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a más de 3.000 escritores, respetando el derecho de autor.







Publicación N° 1.988-


                                                                                                                               Armando Rivero

Poeta y dramaturgo español, nacido en San Andrés, Canarias, en 1975. Su obra publicada la componen, entre otras, "El hombre que cosía camisas de fuerza" (1997), también incluido en el libro recopilatorio de cuadernillos "Alternativa" (2002), la pieza teatral "Conversaciones con el Yo" (2000) y los poemarios "Las celdas de mi cuerpo" (2001), "Imposibilidad del agua" (2002), "Los barcos de Damián" (2006), "Las viejas traiciones" ((Baile del Sol, 2009), etc. También han aparecido sus poemas en la revista cultural La Higuera. Sus versos han colaborado en exposiciones del pintor Miguel Miranda y en diversos recitales.

                                                                                                "Las playas se llenan de gente,
                                                                                                 de lobos marinos, ballenas embarazadas
                                                                                                 y un sol que se derrite
                                                                                                 sobre la cubierta de los barcos"












ERRANTES

En un principio éramos, después vagamos,
el tiempo con su tristeza nos convierte en duendes,
como esa estrella que no termina de consumirse,
como ese invierno que permite nuestro odio,
como el después de tantas segundas cosas.

¿Cómo puedo amarte sin que llueva
obligarte a desayunar sin que vomites
distraerte de ese alimento tuyo
que te aleja de mí para siempre
cada noche

cómo evitar que te vayas de ti
para no convertirte en ninguna otra persona
respetar tu vicio cuando tú eres el mío
saber si estás ahí cuando
sin ninguna distancia
te miro y dudo
cómo puedo permitirte morir
lentamente y acribillada
por los mosquitos y tus sombras?.-

¨***

No te rezo
porque seas mi elección
ni una droga muerta en mis sentidos.
Tu parecido con la tierra
no se limita a unas plantas
a las bicicletas que mueren
y pueden alejarte
mientras los drogadictos van vendiendo
sus retinas
por tus bares y callejones

Tu parecido está lleno de patios disparados.

Berlín Este.-


***

Perdimos en un solo verano
los hogares, las marcas de cerveza
el rugido de los almacenes en rebajas
y el equilibrio en el fondo marino.-



NUEVO

Gracias por permitirme romper con todo
 y volver a ti,
como alguien que comienza
una relación accidentada
llena de ambulancias, sirenas
y atestados,
con una nueva mujer conocida por todos,
un nuevo nombre con el que inscribirme
en pequeñas habitaciones,
deshaciendo viejas maletas nuevamente,
disolviendo mis ojos con un nuevo paisaje,
tan civilizado,
que me pienso de lo de las postales,
utilizando la novedad
de la palabra para incluirnos.-


***

Sin besarte ni escucharte respirar
mientras duermes
prefiero no ser un invitado más
a tu cocina,
entre las frutas y los paños,

mejor me quedaré por los bares,
rondándote.-


***

Llueve sobre la palma de mi mano
alrededor también,
pero sólo me preocupa controlar
la lluvia que invade la casa de mis dedos

Nada que ver con los científicos ni con Dios,
ésta mi lluvia,
es inteligente, sana , legítima

seré su padre.-



LA NOCHE

La noche que nos despedimos
no sólo llovía
se inundaban las calles,
habían taxis libres
con su lucecita verde
invitándonos a huir,
habían habitaciones específicas
para personas como nosotros,
acostumbradas a la celda
había algo empapado dentro
de otro algo...
que también huía.-




                                                                                                                                Armando Rivero



Imágenes: Pinturas de Steve Hans  (contemporáneo)







quiquedelucio@gmail.com

martes, 27 de marzo de 2018

La escritura

Séptimo año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a más de 3.000 escritores, respetando el derecho de autor.





Publicación N° 1.987-


                                                                                                                                Guadalupe Muro

Poeta argentina , nacida en la ciudad de Bariloche, en 1985. Actualmente reside en Buenos Aires. Ha publicado, entre otros, el poemario "¿Con quién dormías?" (Editorial Huesos de Jibia, 2007). Administra el blog lacortadera.com.


                                                                                                       "la ruptura, el dolor
                                                                                                        como cactus en la piel,
                                                                                                        en la piedra prosperando
                                                                                                        el pétalo rosa de la carne"











LA ESCRITURA SIRVE

cuando me pregunto
si todo fue mentira

encuentro tus cartas
las leo
y me consuelo

pienso en vos
y sufro un poco

alguna vez dijiste

pienso en vos y sufro un poco.-



JURÉ CRUELDAD

cuando escribiste sobre lo embarazoso del amor
no me conocías, pero ¿a quién
dejaste más entorpecida que a mi?

después de eso
sólo quedaron los libros que nos recomendamos
como notas al pie de página

si sufriste un poco
deberías sangrar más

tiene que ser así

hay cosas que se fingen
y hacen bien

hay una medida de lo bueno
y suele ser caprichosa

cosas importantes
cualquier alteración
en lo cotidiano
es un poema

estoy condenada a escribir cosas brillantes
para tener sexo.-



ELLA VAGA BUSCANDO OMBLIGOS

Fuerza de gravedad
Cargo con mi ropa y me arrastro por la calle
con tu olor en la noche absoluta del deseo,
entro a un taxi con el humo, la comida,
las horas sin descanso,
la mística del sexo, los botones, los cierres,
los ornamentos de quien se ha ofrecido
en sacrificio a dioses intransigentes.-



TAN SENSIBLE AL MUNDO

en Plaza Serrano
una chica fuma

el humo cae sobre sus hombros
como la cabellera que algún día tendré
si me abstengo de tijeras.

Llega otra
la besa
y le dice
me gusta tu rouge, tiene gusto a cereza.

Yo fumo también
el humo definido en órbitas
se va anudando hasta ser pelusa
que vaga buscando ombligos.

Pienso en nuestro cliché preferido,
lo que te gusta de mi

El sabor a damasco maduro.

Ahora,
que me puse cítrica

(buena para los resfríos
fresca para el verano)

quisiera poder volver,
sólo eso
y que me comas,
como una naranja, cortada en barquitos
sobre un plato de postre.-


***

Mamá siempre me cuenta estas cosas
y me deja la sensación cursi de que quizás exista
un escarpado camino que precede al amor verdadero
y quizás
yo pueda subirlo.-


***


Si se pierde mi virginidad, no se encuentra más

tarde o temprano verás
a la Virgen Perdida
flotando en el río
como un camalote
verde hinchada como una víbora.-


***

Lupecita, por favor,
no me escribas más poemas...
para conjurar el amor
hay que decirlo
decir: yo te amo
o yo te amaba
tanto, tanto, tanto

pero ya no te voy a escribir
poemas de amor
no como lo hacía antes
como un grito de verdad
como una excusa.-





                                               

                                                                                                                               Guadalupe Muro







Imágenes: Fotografías artísticas de Luka Ukropma  (Serbia, contemporánea)









quiquedelucio@gmail.com




domingo, 25 de marzo de 2018

Lluvia de agosto

Séptimo año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a más de 3.000 escritores, respetando el derecho de autor.






Publicación N° 1.986-



                                                                                                                                     Maruja Vieira

Poeta y catedrática de Colombia, nacida en Manizales en 1922. Ha dedicado su vida a la literatura, sobresaliendo también como periodista y crítica literaria. De su extensa carrera como escritora, merecen destacarse sus libros "Sombra del amor", "Palabras de la ausencia", "Mis propias palabras", "Tiempo de vivir", "Campanario de lluvia", "Los poemas de enero", etc. Algunos de sus poemas han sido traducidos al inglés, francés e italiano.


                                                                               "Eres aquel murmullo del río entre la lluvia,
                                                                                aquella forma vaga del monte tras la niebla.
                                                                                Profundamente asidos al trémulo paisaje
                                                                                del sitio de la vida donde habita el recuerdo"












LLUVIA DE AGOSTO

Otra vez tú me tiendes
tu lento cerco de diamantes.

contigo estaba escrito
el nombre del amor sobre la tierra.
contigo, lluvia de la media noche,
tierna raíz de astros.

Y caes
y me envuelves.
Eres música,
estás ciñéndome los pasos
y el mundo se me pierde,
porque lo borras tú con la mano invisible
con que cierras jazmines
y entreabres luciérnagas.-



HUELLA

La huella
de tu mano.
Apenas una gota
de rocío.
suave trazo
de luz distinta y pura
La huella
de tu mano.-



¿SOLA?

Tus ojos
vinieron a mirarme
en esta hora
oscura y áspera.
Yo me creía sola
pero estabas aquí.
El amor
le arrancó tu mirada
a la muerte.-



EXILIO

Mi patria eran tus manos,
tu mirada,
el suave temblor de tus labios.

Ya no tengo tu hombro
para mi cabeza rendida.

No tengo nada.

Veinte años de exilio,
amor mío,
veinte años sin patria.-



LUZ DE SEPTIEMBRE

En la luz de septiembre
estoy buscándote.
Era una madrugada de campanas
que me ilumina todavía el alma.

Todo el amor del mundo
inundaba tus ojos.
Era un claro septiembre
de azahares.

Tu mano, firme y cálida,
en mi mano.
Tus labios en mi frente
¡y todo era tan frágil!

Como un hilo de sol
entre la lluvia.
como el perfume
de una rosa blanca.

Sobre mi cobardía
y mi derrota
gira el mundo implacable.

Te seguiré buscando
con el amor de siempre,
en mi septiembre
solitario.-



MÁS QUE NUNCA

Porque amarte es así de dulce y hondo
como esta fiel serenidad del agua
que corre por la acequia derramando
su amorosa ternura sobre el campo.

Te amo en este sitio de campanas y árboles,
en esta brisa, en estos jazmines y estas dalias.
La vida y su belleza me llegan claramente
cuando pienso en tus ojos bajo este cielo pálido.

Sobre la yerba limpia y húmeda mis pisadas
no se oyen, no irrumpen el canto de los pájaros.
Ya la niebla desciende con la luz de la tarde
y en tu ausencia y mi angustia más que nunca te amo.-



POEMA DEL AMANECER

Es la hora de las campanas,
cuando se cierran los abismos.

Con la luz de la madrugada
vuelven al mundo los caminos.

Vuelve el murmullo de los árboles,
el silencio de las espigas.

Vuelven las manos lentamente,
hacia las páginas del libro.

Vuelve la realidad perfecta
de tu presencia sin olvido.-





                                                                                                                                  Maruja Vieira




Imágenes: Moria Merlo (artista contemporánea)






quiquedelucio@gmail.com

sábado, 24 de marzo de 2018

Boceto

Séptimo año de una antojadiza antología de la poesía de todos los días, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a más de 3.000 escritores, respetando el derecho de autor.







Publicación N° 1.985-



                                                                                                                               Eugenio Redondo

Poeta de Costa Rica, nacido en Cartago, en 1963. Ha publicado, entre otros, los libros de poesía: "El columpio entre las hojas" (Perro Azul, 2003), "El incendio y las sombras" (Editorial Arboleda, 2009), "Arbusto" (2012), etc. Fue invitado especial al V Festival Internacional de Poesía de Granada, Nicaragua. Actualmente continúa escribiendo y trabaja en el Ministerio de Hacienda de Costa Rica.


                                                                                                       "Mi vista es un atisbo de lo irreal
                                                                                                        que hay entre el cielo y la tierra.
                                                                                                        Aún así, logro distinguir
                                                                                                        el viento entre los cipreses"











BOCETO

Tu mano dibuja la mía
como el contorno de una estrella
que no acierta a brillar.

Me traspasa luz
para que no decaiga.
Perfila con el índice
la iluminación puntual
de las constelaciones.

Tu mano sabe del largo viaje
que nos espera.
Obedece a las minucias
de un mar contenido.
Pulsa la cuerda del equilibrio,
la noche en la que soy
un manojo de ansia y soledad.

Deja que me mueva.
Has hecho tu obra.-



PERMANENCIA

En tus ojos veo la corteza
de un sol inconcebible.
Varias lunas giran en tu ombligo.
Dos cometas iluminan
la doble vía de tus piernas.

Toco tus pechos.
Amar es la permanencia de los astros.-



CACHO DE LUNA

Hay una íntima conexión
entre el viento y mi camino.

De pronto, una mujer me detiene
y me cuenta su historia.
Una mariposa monarca
me habla del día
y de su prolongada estatura.

Escribo para hallar las puertas,
pero un cacho de luna
es más sublime
que todos mis poemas.-



ESCRITO A UNA MUJER

Porque veo el pequeño sol
de la concisión en tu rostro,
ya que tu nombre es el apócope de Alexandra,
el tránsito de la eternidad a los años
vividos con alegría,
a las meditaciones poco sesudas
de los historiadores del pensamiento.

Porque veo un camaleón
con todos sus colores en tus ojos,
he decidido amarte.
La soledad hermanada
no tiene asidero
en el corazón podrido de los muertos.

Quiero vivir
para ser una nebulosa de neón
en los charcos amarillos de la tristeza.

Tu nombre comienza con cualquier letra del alfabeto.
Termina con todos los trazos
de los ideogramas conocidos.

Vos estás aquí
en una madrugada de domingo.
Los libros que no has leído
son la bibliografía melancólica de este poema.

Déjame ser el arcabuz de tus sueños.
Concertar el frío, el viento y la lluvia
para dibujar el contorno de la escultura de tus labios.
Déjame ser la arena donde
la espuma se acerca y vuela.
El malecón donde una luciérnaga
persiste en alumbrar
el destino de todas
las galaxias.-





                                                                                                                               Eugenio Redondo



Imágenes: Pinturas de Catrin Welz   (contemporáneo)







quiquedelucio@gmail.com

Invitación

Séptimo año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a más de 3.000 escritores, respetando el derecho de autor.






Publicación N° 1.984-



                                                                                                                          Rosario González Vera

Poeta chilena, nacida en Santiago de Chile, estudió Licenciatura en Educación en la Universidad Nacional, es además profesora de Castellano. Su poesía ha sido publicada en las revistas literarias "La Mancha" y "Verbo (des)nudo". Ha participado en diversos encuentros literarios, lecturas y recitales poéticos. En el 2003 publica el libro de poemas "Para acabar soñando", de la colección "Poetisas del fin del mundo", en junio de 2015 aparece "Mírandole", de la editorial Opalina Cartonera.


                                                                                                                  "Enmarcado su boca
                                                                                                                   un pedazo de cielo intenso
                                                                                                                   se insinúa
                                                                                                                   se esconde tras la cordillera"












INVITACIÓN

Espérame
llegará el tiempo del oro derramado
cuando provisto de alas y luciérnagas
te entregues
y con el deseo a cuestas
desde todos los ángulos
te conjure a poseerme
espérame cantando
bajo el cielo
sobre el cielo.-



BOTELLA DE VINO

Era roja
ardiente
una noche de poesía
tu voz en el micrófono
un verso mío
una botella de vino tinto
tus manos
mi boca
fueron dos copas
fuimos juntos
y fue rojo
fue ardiente.-



FINAL DEL RECORRIDO

Desde tu umbral
sin salirte de la ruta
llego a tu horizonte masculino
tan desnudo te encuentro
que mis manos ya quieren desnudarte.-



CERTEZA

No digas que fue un sueño
porque hubo una mujer y un hombre
detrás de los cortinajes
preparados para la escena.

Fueron cayendo,
entre las sombras
 y el fulgor
que atravesaba la noche,
fueron cayendo
las cosas que nos ataban
para dejarnos libres;
las ropas,
las penas,
el miedo primitivo
y alguna tristeza
que temblaba en el deseo.

Estuvimos así
sumergidos,
sin saber dónde
se hallaba el aire
ni el límite
ni el tiempo.

No digas que fue un sueño
porque hubo una mujer y un hombre.-



APOTEOSIS EN FA

Un acorde de Beethoven
juega en el silencio

me miras con las manos de mí llenas

tu nombre me llama acoplado al mío
desvistiendo metáforas en el mediodía

se multiplican en tus ojos
las hojas del verano

en tus versos cantados por tu boca
se prolonga tu vientre en mi vientre.-



SABORES Y AROMAS DE TU RECUERDO

Olías a ese tiempo
caminos de tierra
bosques de eucaliptus
cerros que bordeaban el mar

recogiendo semillas
olfateando el aire marino
olía a ese aire tu cuello
sabía a ese aire tu vientre

cerca del agua
hundiendo los pies en la arena
mojándonos
llenándonos de espuma

alga marina enredada
entre tus muslos salados.-





                                                                                                                      Rosario González Vera



Imágenes: Pinturas de Daniel F. Gerhartz (contemporáneo)







quiquedelucio@gmail.com



jueves, 22 de marzo de 2018

El lugar

Séptimo año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a más de 2.500 escritores, respetando el derecho de autor.






Publicación N° 1.983-


                                                                                                                                    Roxana Palacios

Poeta argentina, nacida en Buenos Aires, en 1957. Es docente. Desde el año 2003 coordina el área de capacitación literaria para la Comisión de Docencia, Investigación y Cultura de la Fundación Médica de Lomas de Zamora, desde donde desarrolla tareas de investigación y además coordina los Talleres Literarios "Macedonio Fernández" de lectura y escritura creativa, cursos, seminarios y el Concurso Nacional Macedonio Fernández de narrativa breve y poesía. Ha publicado, entre otros, "Marca sobre marca (2001), "En el Fueracampo" (2004), "Casa que ves caminar" (Bilingüe español - Inglés, 2008),
"Saquemos a mamá del cielo" (2010), "Delta" (2012), etc.


                                                                                                                             "Piedra por piedra
                                                                                                                               los ojos abren
                                                                                                                               voces
                                                                                                                               sobre la biblioteca"   
                      








EL LUGAR

                              Nadie estaba escuchando el lugar
                              porque el lugar no existía
                                                      Alejandra Pizarnik


Dibujé con mi lengua el volumen de tu cuerpo
tus manos enfundadas en el nombre
de mi nombre
un desafío burlando a la condena
y esta curva realidad
que camina desvestida
anudada
imprescindible

No importa que desaparezcas
en el íntimo refugio
del silencio
que tu ausencia no se cure
que esta ráfaga de muerte me lleve a los espacios
de un poema
(el sonido se confunde con el timbre de tu voz)
y agregue figuras a la coreografía de una danza
que ya existe

No importan el invierno o el verano
que los frutos precedan a las piedras
o que a veces
(pocas veces)
nada ni nadie nos exija
nuestra espera o nuestro
tiempo

No importa dónde estés
sólo tu rastro
el tatuaje de tu sexo en mis palabras
la certeza y su cambio de motivos
tu permanencia
el lugar
donde dibujé
el volumen extraviado de tu cuerpo.-



de "CASA QUE VAS CAMINANDO"

Pedazos de mis túneles
Por sus regiones o por llevarse
las manos a la boca,
por el lenguaje o una pirámide
con sal entre las piernas,
me conecta conmigo;

como se cruzan los cuerpos sin demandas,
como se cruzan los cuerpos sin permiso.

Un mástil se iza entre los dedos,
y el juego
y el destierro
no son más que mis vértebras mojadas.

Me conecta con el aire y con la tinta,
con la sana precaución y con mis leyes,
con la sana fortaleza y con mi centro.

Me conecta y se lleva
a cada rato
pedazos de mis túneles.-



LA CASA QUE VES CAMINAR

La casa que ves caminar es un océano,
no hace falta apilar troncos para traerla aquí,
cortá flores con la boca, bocas con el cuerpo, date
vuelta,
no mires hasta que la cuerda se rompa la garganta,
hasta que la espalda reaparezca y trepe
arcilla para las piernas no,
que la arcilla se disuelva, que no respire,
que ronque lo que tiene que roncar
con arena te gusta,
seca húmeda en las tablas,
para envolver las mitades de tu casa,
branquias entreabiertas, vamos,
estrellas reportan carbón debajo
de tus ojos todavía,
date vuelta, los pasos tienen
bocas en el cuerpo.-


***

En la sexta ventana un golfo de soles recién inclinados,
con las huellas de soles recién inclinados.
En la sexta ventana un globo de arena,
el útero a punto de masticar la tierra.

En la sexta ventana la fragua, el humo,
una escuadra de insectos a lomo de
insecto en las astillas
de todos los huecos de todos los huesos de aquel hombre.

En la sexta ventana,
una vez
cada tanto,
otra fragua y otro humo,
pero naciendo.-





                                                                                                                                    Roxana Palacios



Imágenes: Pinturas de Sally Rosenbaum  (contemporánea)







quiquedelucio@gmail.com

Deja los labios

Séptimo año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a más de 3.000 escritores, respetando el derecho de autor.






Publicación N° 1.982-



                                                                                                                                Arturo Prado Lima

Periodista y escritor de Colombia, actualmente residente en Madrid. Ha ejercido el periodismo para televisión en Colombia, Noticias RCN, Noticiero Nacional, 90 Minutos, de Telepacífico, etc. Ha trabajado para los periódicos Diario del Sur, El País de Calí, La Industria de Perú, Punto de Vista de Ecuador, etc. Ha sido fundador de revistas literarias en Colombia, Ecuador, España y Alemania, tiene publicados tres libros de poemas, una novela y un libro de relatos: "El oficio de ser invisible" (2010). Sus textos han aparecido en numerosas antología y paginas poéticas de su país y del extranjero.


                                                                                                     "Quienes creyeron que el amor
                                                                                                      es hacer el amor.
                                                                                                      Culminación. Llegada.
                                                                                                      Esos son los inconclusos"












DEJA LOS LABIOS AFUERA, TRAE SOLO LOS BESOS 


I

Cuando vengas, amor,
deja los brazos afuera. Trae solo el abrazo.
Deja los labios en casa. Trae solo los besos.
Deja las manos escribiendo sus causas,
trae solo las caricias y el tacto.

Trae tu aroma y sabor aunque no vengas tú.
Solo así estaré contigo aunque ya me haya ido.


II

Era mejor verte sentada en el alba
construyendo palabras que no nombraban nada
y sin embargo servían para comer
las tres veces que se comen al día.
Palabras que las comíamos por la boca,
como era la costumbre,
pero también por los pies, los brazos,
la espalda, los cabellos.
Eran frescas las palabras, húmedas, maduras.
Era mejor verte así...


III

Cuando el alma está pariendo,
por favor no te detengas...
camina, grita, grita y puja,
no esperes ni persigas a nadie
que el alma está pariendo otro poema.-




FUNDAR UN PAÍS EN TUS RODILLAS

Nunca me he ido, dijo. Lúcida. Espontánea.
Casi fatal. La prueba es
que estoy aquí, contigo.
Pero no era ella.
Y no lo sabía.-


***

¡Una foto con el Quijote de madera en Toledo?
No te apetece.
¿Un collar de nácar mientras visitamos el Museo
del Greco?
¿Un zumo de naranja?
¿Un poema mudo al mediodía ?
Tampoco te apetece.
Y yo que quería retratarme contigo.-


***

Me gustará fundar un país en tus rodillas.
¿Sabes porqué?
Porque cada día te veo más bonita.
Sencilla-mente.-


***

Cuando las noches hacen el amor con las heridas
sólo se engendran sumos sacerdotes
cuya religión no cabe en sus sotanas.
No hay parto sin dolor.
Hay noches en que no nos queda otro recurso
que ponernos la sotana y parir amor,
y eso nunca fue fácil.
Nunca lo será.-



LA FILOSOFÍA ANDA SUELTA POR TU BOCA

Sólo tú puedes unir al hombre con su lado femenino.
Recoger sus pedazos y lanzar sus escombros
a otro abismo.
Después, claro, la celebración:
una sonrisa al pasajero
de al lado es suficiente.-


II

De todo lo que necesitas NO necesitas nada
para el reencuentro final.
Eso te hace del tamaño de la eternidad.


III

La filosofía anda suelta por tu boca.
La religión y la moral
vagabundean por tu piel,
y a pesar de todo te celebro.-


IV

Que todo se nos venga abajo
también es una forma  de avanzar.
Sólo hay que saber encontrar
el sentido de la caída hacia arriba.
Así son los amores eternos.-




                                                                                 
                                                                                                                           Arturo Prado Lima



Imágenes: Pinturas de Raluca Vulcan  (contemporánea)








quiquedelucio@gmail.com