Páginas vistas en total

sábado, 30 de junio de 2018

Alas

Octavo año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos,seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a más de 3.000 escritores, respetando el derecho de autor.







Publicación N° 2.083-



                                                                                                                               Morelva Oropeza

Escritora de Venezuela, nacida en Coro, Falcón. Es Licenciada en Educación, mención Lengua y Literatura con un post-grado en Literatura Venezolana por la Universidad de Carabobo. Sus textos han aparecido en varias antologías y páginas literarias de su país.


                                                                                                                 "Soy culpable.
                                                                                                                   Lo admito:
                                                                                                                   es cierto que te amé.
                                                                                                                   Pero fue en defensa propia"











ALAS

Búscale alas a este amor,
ponle fin a mi tortura,
que tengo dolor para cárcel
que es el dolor mi sólida comida diaria
Termina con esto
da el paso que rompe en horas nuestras
de tormentas nuestras,
en besos de bocas nuestras
Búscale alas a este amor: salta.
Que no hay soles cobardes
Salta, que no sé qué hacer con este amor
napoleónico, atormentado, insomne.-



AMANTES

Desde esta posición sólo alcanzo a ver tus ojos
Por breves se cierran en mundos felices
se abren se miran
me ríen, me ríen
y se vuelven a cerrar...

Siento...

Tus manos sujetas al mundo
feliz de mi cintura
mis manos perdidas en la noche
de tu pelo
tu lengua, pez rosado que en lo
profundo de mis mares penetra
saborea,
juega
emerge
sube
me da a beber tus sudores y mi propia intimidad

Lo demás,
nuestros brazos
nuestras piernas
la perfecta comunión
son las cuerdas de un instrumento
en la que el amor ejecuta
el alegro de su melodía
y vibran, se tensan
y vibran,
se impregnan
se pulsan,
se arquean,
se abrazan,
se exorcisan,
se aman
liberan en el aire suspiros y gemidos
donde flota ese milagro
que es tu cuerpo unido al mío.-



VIERNES

la mesa,
la escoba que puse detrás de la puerta,
el diálogo de labios que se quedaron
en los vasos secos,
la saturnal procesión de los bachacos
llevando sobre sí mi último sueño,
la red de mis decepciones que desde el techo
se descuelga,
el rayo que cayó sobre el cuerpo errante de un sapo,
príncipe sin ósculos,
labios míos que nunca fueron a su encuentro
la ropa que en el suelo pregunta por sus cuerpos,
el agua que busca su sed,
el ronco diccionario de mis certidumbres,
el léxico atormentado de mis huesos
el armisticio que firmé borracha de cólera
con tu inconsistencia.
Los entuertos que dejé en el vientre del camino,
los cuándo, los porqués...
ninguno da razón de mí,
ninguno puede testificar que existo.
Me doy por muerta.
Legal e impecablemente muerta.-



MORDAZAS

No tengo ojos ni sangre,
ni estómago, ni páncreas,
Nada.
Mi cuerpo es un encuentro universal de bocas
que te nombran
un simposio de bocas que se quejan iracundas,
que te reclaman, que ruegan por ti.
No valen de nada las mordazas que les pongo.
De nada los bozales,
destroza,
desgasta,
se los traga.

Tengo que acallarlo.

Me desgajo...
noche a noche me desgajo buscando sus mil gargantas.
No tengo tela que cortar
habré de estrangularlas.
Algo debe ocurrírseme.
Este cuerpo mío que en rebelión te invoca,
tiene que parir mil garras,
mil garras que degüellen ese millar
de atormentadas gargantas.-





                                                                                                                          Morelva Oropeza



Imágenes: Pinturas de Miles Williams  (Estados Unidos)






quiquedelucio@gmail.com

Agatas

Octavo año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a más de 3.000 escritores, respetando el derecho de autor.







Publicación N° 2.082-


                                                                                                                                        Julieta Dobles

Reconocida poetisa latinoamericana, nacida en San José, Costa Rica, el 11 de marzo de 1943. Cursó estudios de Filología y Lingüística en la Universidad, donde ya había culminado un profesorado en Ciencias Biológicas. Además, posee una Maestría en Filología Hispánica, por la Universidad del Estado de nueva York (1986). Su obra poética consta, entre otros, de los libros: "Reloj de siempre" (1965), "El peso vivo" (1968), "Los pasos terrestres" (1976), "Hora de lejanías" (1982), "Los delitos de Pandora" (1987), "Una viajera demasiado azul" (1990), "Amar en Jerusalén" (1992), "Poemas para arrepentidos" (2003), "Hojas furtivas" (2007), etc. Fue ganadora cinco veces del Premio Nacional Aquileo J. Echeverría de Costa Rica y Primer Accésit del Premio Adonais (Madrid, 1981).


                                                                                   "La vida me ha ayudado a construirlo.
                                                                                    Sólo cierro los ojos, y allí me está esperando,
                                                                                    líquido, dulce, vago, como un sueño de infancia
                                                                                    que de repente nos salta entre las manos"










ÁGATAS

Ágatas en mi cuello,
tajadas de un arbusto prehistórico,
azules manos duras,
voces cristalizadas
que se vuelven monedas
trasluciendo en mi piel.

Las amo porque son
testigos de una historia
que nunca presenciamos.
Con sus capas concéntricas
de arbolillo que canta su pasado
desde el cristal sonoro.
Remotas joyas
que la Tierra devuelve de la tierra.
Descansan en mi escote
como retando al tiempo.

Así quiero tus manos:
fuertes, tibias y bellas
sobre mi cuello,
adentrándose en las profundidades
que apenas si conoces.
Presente urgencia,
brocal sin fondo
del deseo.-



LECCIÓN INDISPENSABLE

Deja así las almohadas,
no las cubras.
Ni despereces la colcha y su jardín
de estampados ansiosos.
En él hemos jugado a ser eternos,
a recoger las mínimas migajas del placer
con que la vida quiere agasajar
nuestra bella osadía.

No importa que lo sepan:
tú y yo hemos pasado
dos horas de eterno regocijo,
y nos hemos amado
como si el tiempo nos perteneciera.

Ahora llega la noche.
Te bañas y te despides,
con esa sonrisa que amo tanto,
placentera, feliz, cómplice, mía,
aquí, donde nos hemos dado tanta luz,
uno en el otro.
Yo, fundida a la ternura.
Tú, con el halago tierno
de quien se ha vuelto experto
de caricias.

Conmigo has aprendido
esa alta ciencia mutua del placer
y eres converso aventajado
en esta hermosa devoción del gozo.

Vuelve mañana, amado.
Que tenemos aún mucha materia
para aprender despacio y dulcemente.-



MAR ADENTRO

Aunque lejos del mar,
tengo un trozo de mar entre mis ojos
que azulea hacia adentro.

Apenas un perfil, un horizonte
recogido y vibrátil
que me llama y me llama
con su presencia clara
de amigo, amante, amado.
Y con su seno turbio o refulgente
donde ahondar la mirada
y todos sus cansancios.

Todos los días al despertar lo bebo
como a una dulce droga.
Adivino en su color el futuro del día.
Me mezo en su lejano movimiento,
me sumerjo en su luz,
cortada por la niebla
en pálidos islotes,
y es más real y más mío
que todos los océanos
que no cabrían en mí.

Cuando alguien dice: "¡el mar!",
es mi trozo de mar
quien le contesta.

Cuando alguien dice:
"¡El horizonte es plata!"
estoy segura que es mi mar su mina.

Enmarcado en mis árboles
que el otoño enrojece cada día con más saña,
se me abre dulcemente
y me cuenta de patria, de ciencias,
de beatitud, de amor,
de playas lejanísimas,
de niños que se ríen de ciudades feroces
y de profundidad de peces
como ideales,
sorprendidos y agrestes.

A mediodía es cobalto y hondísimo,
pues el cielo se ha caído sobre él.
A la tarde se me va diluyendo,
fulgente y neblinoso,
como si en la otra orilla lo esperara
una cita de amor.-




                                                                                                                                       Julieta Dobles




Imágenes: Pinturas de Celine Ranger (contemporánea)







quiquedelucio@gmail.com




jueves, 28 de junio de 2018

Mi cuerpo


Octavo año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a más de 3.000 escritores, respetando el derecho de autor.





Publicación N° 2.081-



                                                                                                                                    Violeta Nicolás

Poeta y ensayista española, nacida en Murcia, en 1984. Doctora en Artes Escénicas, Universidad de Alcalá y Licenciada en Bellas Artes, Universidad de Murcia. Se le concedió la Ayuda a la Creación del INJUVE 2014-15 por su libro "Flow". Ha publicado, entre otros, "Lapsus violeta" (2015), "Digestión idílica" (2012), "Ritual, Comida, Cultura: Blanca" (2009). Se le concedió el Primer Premio de Poesía  "CreaJoven" (Murcia, 2010). Ha publicado sus textos en revistas como La Galla Ciencia, La tribu de Frida, El coloquio de los perros, Kokoro, Fragmenta, Espacio Luke, etc. En la actualidad imparte diversos talleres y colabora con la Universidad de Alcalá y con la revista cultural y de pensamiento "El Ciervo".



                                                                                                               "tendrías que besarme
                                                                                                                 para desdecirme,
                                                                                                                 para callarnos,
                                                                                                                 y poder ser algo"










MI CUERPO

Se esparce mi cuerpo,
bajo la superficie del agua,
nada hasta llegar al fondo
en mi interior, interior submarino.

Galleta, pantalla, abrazo,
Casa, casa, casa,
Palabra-Prótesis,
Extensión
de mí.-


***

Sigue adelante hacia la caja de mi órgano
donde las notas rebosan de néctar
sólo se oye mi nombre repetido.

Yemas sangrantes
quiebran mi huella digital.

También el amor es reconstrucción
de una infancia perdida;
pero ahora, porque la hemos reconstruido
con nuestra voluntad y desde
nuestra madurez, es acaso
más verdadera:

Al acercarme a darte un abrazo
haces el muerto en blanco
el bicho bola en bucle.-



NUBES DE AVIÓN

A Roma cuando la ola de frío siberiana,
fui a refugiarme de tu negativa.
El frío,  guarida al desencanto,
morimos un poco, por todos lados.
Al tocar tierra todo seguía en su sitio
menos tú.
La ventana del avión en suspenso,
de pronto, las nubes que no pasan.
Tampoco vuelan.
El frío del norte que nos separó,
con la helada deshicimos lo hecho.
Al pasar la ola de frío siberiana,
permaneciste seco, dispuesto a mi caricia.
Extraño, porque la caricia
estaba en suspenso
sobrevolando nuestros rostros.-



RESPIRACIÓN EN EL AGUA

Agitaba las alas como tsunamis,
mi cabeza de loba al sol, aullidos,
las piernas, ancas de rana fosforitas
Así entre el agua del mar y del río
el placer ocupaba mi cuerpo entero
Esa era la alegría que me movía
estar viva a cada latido.

Sonrío en la dimensión de ballena
mi peso proyectado a gran velocidad
es un arma que ciega.-



NEGRA

El calor es lo único que nos rodea,
el espejo está empañado,
es translúcido aquello que no quieres decir.
Tu cuerpo es predecible a cada momento,
soy una máquina de posibilidades remotas,
repito hasta no hacerlo, alien de otra parte,
perderme en el lugar de mi casa.

Por la noche soy negra,
mi piel oscurece y es sol en potencia,
me escondo de vosotros,
acaricio al hombre negro a mi lado,
las líneas juntan cada forma,
tumbados nadie sabrá
donde respiro.-


***

El humo se funde en los ojos
detrás, mientras oigo dentro
Abajo, miradas telepáticas de rayo
más abajo, arritmia de la risa
La soledad irreverente arqueó mis cejas
arqueadas en mi careta de serie,
Desde que me reconocí en las superficies
Siempre de espejo
Siempre de arenas movedizas.-


***

En la playa el mar es mi reflejo
me miras porque ves el agua
Quieres beber todo el océano
aunque la sal dispare tu sed
y estanque el corazón.
Nada, sólo nada.-





                                                                                                                                 Violeta Nicolás






Imágenes: Pinturas de Henri Labasque  (Francia,  1865 - 1937)






quiquedelucio@gmail.com








miércoles, 27 de junio de 2018

Temblor

Octavo año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a más de 3.000 escritores, respetando el derecho de autor.






Publicación N° 2.080-


                                                                                                                             Natalia Jaramillo

Poeta y narradora de Colombia, nacida en Envigado, Antioquia, en 1977. Licenciada en Español y Literatura y especialista en Literatura Infantil. Trabaja en la redacción publicitaria en una agencia de comunicaciones de Medellín. Ha publicado los libros de poemas: "Poemas para matar a un hombre" (1999), con el que ganó el Primer Puesto modalidad Poesía en el Festival de Arte Joven 1999, en el municipio de Sabaneta, "Poecitas", "Golosinas para comer con las manos sucias", etc. También ha escrito obras de teatro y cuentos infantiles. Pertenece a los colectivos literarios "Edita", "Encuentro Editores Independientes", "Las artes y la poesía" con sede en Punta Umbría, España y "Escritores por Ciudad Juárez", Tijuana, México.


                                                                                                "Hoy dedico al miedo
                                                                                                  estos pasos que todavía no han 
                                                                                                  llegado a ninguna parte. A la urgencia
                                                                                                  toda la saliva, el sudor y las ganas"











TEMBLOR

Es magnífica la vida
como nos mete de cabeza y corazón
en situaciones como ésta.
Vos sabés a que me refiero,
¡Quién mejor que vos!
El leve temblor que siento
anuncia la llegada de tu cuerpo
que todavía se me hace extraño,
que todavía no reconozco.
Ese del que huyo sin saber por qué.
Que querés que te diga.
Este temblor que siento
trae a mis oídos,
las palabras que no has dicho
y que no dirás,
porque vos sos así.
Que querés que te diga,
este leve temblor que siento
moja mis labios con la saliva
que tu lengua no me ha dado
esa que piensa tanto,
que calla tanto.
Que querés que te diga
este leve temblor que siento
viene con tus manos
cerebralmente diseñado para tocar,
para fumarte el humo de la vida.
Que querés que te diga
este leve temblor que siento
vos.-



SI SUPIERA

Si supiera la soledad
que le he puesto nombre a mis caricias.
Que las noches ya no son suyas.
Que mi deseo no busca más su abrazo.
Que le perdí la ruta al taciturno llanto.
Si supiera la soledad
que ahora el café tiene compañía.
Que las sábanas dejan mi olor por otro.
Que mi lengua encontró su gemela.
Que mis muslos abrazan otros perfectos y cálidos.
Si supiera la soledad
que decidí borrar el escrito destino.
Que he vuelto a sonreír.
Que volvieron las mariposas perdidas.
Que ya no estoy sola
Que ya no estoy sola
Si supiera la soledad...



VIENES Y TE QUEDAS

Como si hubiera aparecido en algún rincón
vienes y te quedas.
Les das nombre a mi risa,
a mis sueños les pones color.
Las noches lluviosas son cálidas
entre tus deseos.
Vienes y te quedas.
Me sostienes en tu pecho,
me acaricias como si fuera la última,
la primera vez.
Me miras y sonríes,
con la boca que besa mis miedos más profundos
con los labios
que definen el contorno sombreado del dolor.
Vienes y te quedas.
Lo decides, lo disfrutas, lo provocas.
Amas mi amor,
extrañas la mirada bajo la almohada.
Sostienes las palabras melodiosas que gritan mis dedos.
navegas hacia el horizonte de lo que nadie sabe.
vences el olvido, sobrepasas el abandono.
Y recibes sin dudas, con preguntas
a esta que se ofrece, que se detiene en tu vida.
Vienes y te quedas,
como yo.-



SOY LA MUJER

Soy la mujer
que tiene un hueco entre los pechos
y no amamanta su presente.
Que se niega a parir un futuro incierto.
Que ha sido de la época
en que hombres y demonios son los mismos.
Que le dijo adiós a las palabras de amor
por ser venenosas y dulces.
Que martilla cada día su cabeza
con la soledad.
Que vende hijos en almacenes de sueños.
Que escribe poemas
para matar a los hombres
porque todavía le teme
a las armas de fuego.-




                                                                                                                               Natalia Jaramillo




Imágenes: Pinturas de la artista española Lita Cabellut.( contemporánea)





quiquedelucio@gmail.com

Súplica

Octavo año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a más de 3.000 escritores, respetando el derecho de autor.






Publicación N° 2.079-



                                                                                                                        Antonia Alvarez Alvarez

Poeta española, nacida en Pinos, León. Es Licenciada en Filología Románica por Salamanca y Oviedo. Reside en la ciudad de Gijón. Fue jurado del Premio Internacional de Poesía "Ateneo Jovellanos". Ha publicado, entre otro, los libros: Bellido Dolfos ¿Traidor o Héroe? (2001), "Cuentos y Poemas desde Internet" (Colectivo, 2001), "Gotas de Poesía" (2004), "Voces nuevas" (XIX Selección, 2006), "La mirada del aire" (2006), "El color de las horas" (2006), "Otoño" (2007), "El que en buena hora ciñó espada" (2007), "La raíz de la luz" (2007), "A pesar de las sombras" (2008), "Palabras con Ángel" (2008), "Poemas en el canal" (2008), etc. Algunos de sus textos fueron traducidos al francés y recogidos en revistas y antologías.


                                                                                       "Descansan silenciosas las cosas y ateridas,
                                                                                        sobre la tumba abierta del frío del espejo,
                                                                                        apátridas y oscuras, las sombras entretejen
                                                                                        los húmedos desvanes de los sueños"











SÚPLICA

Has llenado mis labios de deseo
(amapolado pulso de la vida),
y con el alma vienes
-pura llama-
a incinerar el frío de mi boca.

No llegues nunca, amor.

No toques nunca
la paramera ardida de mi beso.-


Y TÚ

Todo tiene su luz:
la lluvia que desanda los senderos
del aire, las alondras
que navegan la tarde,
el lento amanecer del horizonte
sobre el breñal, la arena
dormida en las entrañas
del mar, la tierra encinta,
el débil tiemblo triste de los árboles
desnudos de noviembre,
el frío de la noche...

Y tus ojos también.
También tus ojos
alumbran los desvanes del olvido.-



DESEO

Buceas en el beso.
Vas buscando
el vértigo del mundo, la esperanza
¿de qué?, ¿por quién lloran las luces
que se apagan a orillas de la tarde?
Buscando vas el alba.
Son tus manos
abiertos manantiales de alegría
que cesan de brotar, cuando las sombras.

Buscas, tientas
oscuros laberintos porque entiendes
que nunca morirá la primavera.-



GOZO SALADO

A veces, es que a veces,
¡ay!, palpitas, correteas, tiemblas, lloras
de alborozo, contenta y asomada
a la feliz ventana de un instante.
No sé quién pudo darte esa alegría,
esa luna de dulce  a medio hacerse,
ese fugaz elogio sonreído,
tan cerca de los límites del llanto.
Será porque lo triste es algo alegre,
y lo alegre, tristeza sumergida.
Será porque sabemos que existimos
cuando un agua de mar llega a los ojos
y estalla un risoteo en la mirada.-



INSTANTE

El tragaluz del tiempo:
los colores
de aquella tarde dulce que moría
detrás de la montaña herida y oro.
La eternidad del tiempo:
la mirada donde naufraga azul el infinito.

Hay mares que jamás tendrán un puerto
donde espere un amor.
El tiempo esquivo
virando por las órbitas inmensas
de un mundo sin esquinas.

Dame un beso.-



SONETO DESACORDADO A UNOS LABIOS

Dos gajos rojos
de deseo opreso.
Fresas de luna donde el alma aflora.
Amor...grana de mar.
Anclada espora.
Tersura de sedal, piel de camueso.

Ágape de coral, locura, exceso.
Inundación carmín, calma a deshora.

Prisa por arribar.
Dulce de
mora.

Canción de cuna y sed mecida beso.

Porque me has de tener desnuda
y presa
entre tu corazón de za so na do,
voy a zurcir con cielo tu camisa.

Y
por besarte el ansia que me besa,
me vestiré de viento enamorado
para morder
el bies
de tu sonrisa.-



                                                                                                                  Antonia Alvarez Alvarez





Imágenes: Pinturas de Francois Fressinier.






quiquedelucio@gmail.com



lunes, 25 de junio de 2018

Noviazgo

Octavo año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a más de 3.000 escritores, respetando el derecho de autor.





Publicación N° 2.078-




                                                                                                                                    Nora Manzur Cao

Poeta, dramaturga y crítico teatral de Cuba, nacida en La Habana, en 1969. Egresada del Instituto Superior de Arte de La Habana. En 2003 obtuvo el Premio Iberoamericano de Cuento "Julio Cortázar" por su relato: ¿Por qué hablamos de amor siempre?. Ha publicado los libros de poemas "Régimen de afectos" (2016), "Manualidades" (2011), que obtuvo el Premio Nacional de Poesía Nicolás Guillén y Premio a la Crítica Literaria en Cuba en 2012, "Un ejercicio al aire libre" (2004), "Mañana es cuando estoy despierta" (2000), etc. Fue invitada a participar en el Festival Internacional de Poesía de Córdoba, España, en 2012. Es investigadora del Centro Cultural de la Cooperación , institución en la que coordina el ciclo "Dramaturgias posibles".


                                                                                                      "Cuánto temblar seguido de rutina
                                                                                                       y sueño. Cuánto hambre y deseo
                                                                                                       de algo dulce. Cuánta aglomeración
                                                                                                       y ligereza. Dulces que resbalan"


   









NOVIAZGO

El erizamiento del brazo que no toco
el labio prolongándose hacia el espejo
succiones de un vientre seducido y suicida
no decir nada y acariciarme
reír por débil
oír el goteo de una mujer de brazos lánguidos
y otra de falda y muslos transparentes:
lágrimas de vidrio y la luz mortecina
de la lámpara del techo
sombreada pelvis y mi padre
que no veas mi boca
adherida al espejo, de aire leve
que no oigas tu sable
la filosa hoja cuando deja
círculos de óxido en mi vientre
nada en la sombra
frágil
y todos esos abanicos
llenos de polvo.-



NATURALEZA VIVA

Sus manos duermen donde mis espasmos
sus dedos transcurren
a largas rayas verticales
entre una piel blanca
siempre una piel blanca
Veo su mano abierta, sin uñas
cuando el aire se hace metálico:
pedacitos de huesos con lunas
sin pensamiento

Mis manos hundidas en naranjas
la mansa corteza se quiebra:
se derrama mi lágrima blanca.-



GUILLERMO EN MI PENSAMIENTO

En la saliva de mis camisas huecas
en la blanda caricia de tu vientre
en los nervios crayolas anaranjadas
en todos los jarros células
en mi casa mis horquetillas
en las no miradas de sus no ojos
en mis manos eclipses escapando
en la abertura de mis labios siempre
en la historia de mis orines de encaje
Guillermo en mi boca
en en la punta de mis cejas
en la gelatina azul sus dientes
Guillermo enfermo roto sin solapas
Guillermo lavando mi pelo con espejos
Guillermo mirándose en mi nuca desnudo
Guillermo y yo y mis pechos tan blancos
más grandes una península y mi paraíso vegetal
Guillermo el embrión mi madre mi padre
mis tres hijos todavía
Yo.-



RECONCILIACIONES

Ensayar la  separación
abrir una pequeña zanja en nuestra tierra común
en la aridez y la fertilidad.
Convocar al agua para que nos divida
y parecer unidos:
el agua
que es otra especie de sangre
una suma de lágrimas familiares y extrañas
juguetes.
Por ese dolor acuoso se consumen nuestros esfuerzos
el mejor para decir: sí puedo hacer tu voluntad
pese a todo saltaré el muro,
la alambrada
y apareceré de nuevo
solitaria
para vestirme de novia.-



YA VES, Y YO SIGO PENSANDO EN TI

Una sensación de mala palabra, una sensación de irse de rosca
de cortarse las uñas
con una tijera de podar las matas
una sensación de pesadilla, de adoración del dolor
un viaje a la ciudad adonde no puedo volver
un pinchazo, un aborto, costillas rotas.
Hormigas en el cerebro.
Y yo sólo pienso en ti
y yo sólo pienso en ti
en tu presencia alejada, desarraigada
tú que te fuiste y ahora eres espuma
como la sirenita original.-






                                                                                                                               Nora Mansur Cao



Imágenes: Pinturas de Arie Azene (Contemporáneo)








 quiquedelucio@gmail.com

Duermo

Octavo año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a más de 3.000 escritores, respetando el derecho de autor.






Publicación N° 2.077-



                                                                                                                              Roberta Iannamico

Poeta argentina, nacida en Bahía Blanca, provincia de Buenos Aires, en 1972. Ha publicado, entre otros, los libros de poesía: "El zorro gris, el zorro blanco, el zorro colorado" (Editorial Vox, 1977), "Mamushkas" (1999), "Tendal" (Editorial del Diego, 2000), "El collar de fideos" (2001), etc. También publicó las plaquetas "Celeste perfecto" (2005) y "Dantesco" (2006). Los poemas aquí presentados pertenecen al libro "Muchos Poemas".


                                                                                                           "Bienvenidas lágrimas. Al fin
                                                                                                             algo sale de adentro mío.
                                                                                                             Algo que verdaderamente soy
                                                                                                             agua, sal, en un manantial" 










DUERMO CON LAS DOS

Duermo con las dos
como una leona
con sus cachorros
en la oscuridad
mi respiración es suave
como una sábana
la de ellas es fuerte
y llena de gracia.-



TARDE

Serenidad en la tarde
dos pájaros conversan
uno arriba y otro abajo
como viejas
el que está abajo se acerca
me hace la pasadita
es un hornero
galante paisano
se va
caminando como llegó
está dando
un paseo por la tierra.-



FLECHAZO

El cupidito de vidrio
que sonaba
como una campanita
estaba justo a una altura
para que cualquiera
se lo chocara
Y si te daba con la punta de la flecha
quedabas enamorado.-



DISCÍPULA

¡al fin!
¡salir afuera!
¡al sol!
¡hola sabio!
¡instrúyeme!
Instrúyeme hormiga
instrúyeme bicho bolita
instrúyeme viento
que yo baile y cante con tu fuerza
con tu suavidad
instrúyanme
niños.-



UN RECUERDO

Me acuerdo
era muy joven
tal vez adolescente
y estaría enamorada
lo sé por algo que recuerdo
que ese día sentía
con el mundo en general
íbamos a pintar algo
en una pared
y yo me puse una camisa larga
de mi hermano
me hice una colita
y tomé un colectivo
o tal vez fui caminando
pero había demasiada luz
primaveral
y estaban rojos
mis cachetes
y no me acuerdo más
sólo esa camisa
ese sol
y algo como de libertad
o amor.-



LOQUITA

Si no encuentro mi cuaderno
me escribo en la cara
me escribo en las manos
como cuando iba a la escuela
me escribo en las piernas
como cuando me sentaba
en la pelela.-



SI ALGUIEN TE LLEVA DE LA MANO

Si alguien te lleva de la mano
te das cuenta
que la mano tiene corazón
dos manos juntas
se entienden más
que todas las personas
que todos los seres
están juntas
completamente
si alguien te lleva de la mano
sólo la mano vive
el resto del cuerpo
está desmayado
y la mente duerme
y vas
como un barrilete
a cualquier lugar
que siempre te sorprende.-





                                                                                                                              Roberta Iannamico





Imágenes: Pinturas de Marina Kranitskaya  (contemporánea)





quiquedelucio@gmail.com

sábado, 23 de junio de 2018

Hotel

Octavo año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a más de 3.000 escritores, respetando el derecho de autor.






Publicación N° 2.076-


                                                                                                                      Mónica Morales Rocha

Poeta de México, nacida en Irapuato, en 1976. Licenciada en Comunicación por la Universidad Autónoma de Baja California, con estudios en Sociología. Diplomada en Literatura Hispanoamericana por la UIA, y en Apreciación de las Artes Visuales, por el INBA. Se desempeña como docente universitaria. Ha publicado, entre otros, "Letras Des-amor-dazadas" (2009), "A cuatro fuegos" (2011), y en varias antologías, como: "México lindo y querido" (2011), "The San Diego Poetry Annual 2010-2011, San Diego, EE.UU., "La república en la voz de sus poetas" (México, 2012) del XX Encuentro Internacional Mujeres Poetas en el País de las Nubes, etc.


                                                                                                         "soy tinta que escurre en la hoja
                                                                                                           migaja de goma dispersa en un 
                                                                                                           soplido desnuda, transparente,
                                                                                                           invisible y muda"











HOTEL

Ese hotel
       que habitamos en sueños
hotel de paso
       tapiz roído por años de amor comercial

sábanas amarillas de nostalgia
eyaculada sin pudor
alfombras grises de tan rojas

parquedad de 4 horas
y estacionamiento techado.

Ese hotel
      escenario de tantos otros
que nunca fuimos ni tú
       ni      yo
oculta en su interior la telaraña
que jamás habrá de envolvernos.

Ese hotel
      al que nunca llegaremos
porque siempre es tarde
jamás verá
tu pantalón enredado con mi falda

nada sabe de tu nombre escupido desde
mis pulmones
ni de la voracidad con que me alimentas
y no adivina la sonrisa salaz
que me arranca tu cuerpo
desde las entrañas.

Ese hotel
      de otros
jamás tú
      jamás yo
porque
     así me aferre a tu espalda
justo en el momento de la gloria
tu voz
      que grita mi nombre
me despierta.-



EN TU ESPERA

Dulzura ígnea entre las piernas

 (estallido inminente al centro de mi tierra)

profundidad en custodia
del silencio
me acicalo onírica el deseo
                  en tu espera.-



VÍCTIMA

Víctima soy de tus letras incendiarias
¿cómo escapar de esta febril concupiscencia?
¿cómo apagar la combustión interna,
el fuego que encendiste en mis calderas'

Ves que soy piromaniaca,

¡y haces leña
del árbol caído!.-



MOTIVOS

El problema es que ninguno de los dos
-desde hace tiempo-
cree en los finales felices.

La ilusa búsqueda
nos dejó -incontables veces-
con un sabor amargo
entre los labios.

Ahora las promesas de amor eterno
no tienen ningún valor,
y a la menor sospecha de felicidad
le vemos, sin remedio,
rostro de quimera.

Por eso hacemos
como si nunca el brillo
en los ojos del otro...

como que no tocaste
las entrañas de mi alma,
como si no temblaste entero
entre mis brazos.-



PALABRAS

Que las palabras son un arma poderosa,
bien cuando se escriben con voz intensa,
o cuando mojan en un suspiro de tinta

                            los oídos.-





                                                                                                                          Mónica Morales Rocha



Imágenes: Pinturas de Georg Pauli.





quiquedelucio@gmail.com

viernes, 22 de junio de 2018

Ese cuadro

Octavo año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a más de 3.000 escritores, respetando el derecho de autor.







Publicación N° 2.075-




                                                                                                                         Carmiña Navia Velasco

Poeta, investigadora y gestora cultural de Colombia, nacida en Palmira (Valle de Cauca) en 1948. Estudió Literatura en la Universidad del Valle y complementó sus estudios con una especialización en Lengua y Literatura Española en el Instituto Iberoamericano de Cooperación. Es cofundadora de la Casa Cultural Tejiendo Sonoridares de Cali. Ha escrito, entre otros libros, "La niebla camina en la ciudad" (1975), "La mujer en la Biblia: Opresión y liberación" (1994), "La mujer: Protagonista de la narrativa colombiana" (1992), "Mario Benedetti: Una aproximación crítica" (1983), "Caminando" (Poesía, 1980), "Senderos en destello" (Poesía, 2004), "El fulgor misterioso" (2003), "La poesía y el lenguaje religioso" (1995), "Poetas Latinoamericanos-Antología Crítica" (2009), etc.


                                                                   "En el vacío inmenso del universo estaba mi vacío.
                                                                    El agua estaba rota. Mi vida deambulaba por las calles,
                                                                    entre a sombra inerte de anocheceres fríos. Todo era 
                                                                     hueco, era la hora cero de un destino perdido" 











ESE CUADRO ME GUSTA

Hoy he visto ese cuadro, me gusta.
Te recuerdo.
Recuerdo ese paseo entre los pinos
con el cañón enfrente,
el día que subimos a una vaca
y que volvimos juntos a mi infancia,
a mi infancia sin vacas, sin caballos,
sin mitos,
a mi infancia vacía de recuerdos.
Tú caminabas
con el suéter caído
y me llegabas.
Tu abrazo fue una vez como los hilos
que me tenían el mundo,
tu caricia
como gotas de lluvia
sobre un cuerpo con hambre,
sobre un cuerpo con sed.
Te quise
y te recuerdo...
Ese cuadro me gusta,
eso es todo, como dice Neruda.-



DIEZ DE LA NOCHE VIERNES

Cuatro cervezas en la mesa
la muchacha en la esquina
la cháchara se rompe y cada vientre busca
su vacío,
la nota distorsiona
y la voz de Gardel sigue siendo telón.
El bus recorre y llueve.
Las estrellas se caen
y en silencio las mesas de los
bares las recogen
la pandilla sentada en el andén
el niño roto;
el amor se lo tragó la alcantarilla en esa noche
junto con el salario del obrero
y la mierda del dueño de las máquinas
el bus recorre y llueve.-



MIS PALABRAS

En el sombreado espacio de mi alcoba
me encontré mis palabras
largamente perdidas, añoradas,
búsqueda inútil de aguaceros tantos.
Tenían el sabor fresco
de un nombre recién hecho,
el aire de una mañana mejor,
la limpidez del agua de montaña.
Tenían la caricia
de un camino encontrado,
tenían la frescura que tiene
un nuevo amor.-



EN EL RETIRO

El aire fresco
de un junio madrileño
me recorre los brazos
y las venas,
el aire casi frío
aligera mis horas
revuelve los cabellos,
remansa los azares.
El azul cielo
habita el horizonte,
los libros me cobijan
y también sus palabras
sus imágenes.
La fuerza de la vida
se mete en los alvéolos
se transmuta en los ojos
y en el amor ensueño.
Un junio madrileño
en el Retiro.-



GÉNESIS

Nuestras manos se unieron.
Mi ser descubrió el tuyo,
tu vida fue pasándose a mis venas
en un recorrer nítido
cuya corriente nada la detuvo.
La fuerza del encuentro se hizo forma y fue respuesta.
Tu mundo dio a mi mundo el calor
y la lumbre suficientes para que los temores
se perdieran
Chocaron los temores en las rocas y ambos se destruyeron.
Y tu cariño llenó el hueco.
Y destruyó el vacío de mi vida, limpiando mi destino.
Y tus palabras dieron una respuesta a cada hora mía.
Acallaron la súplica.
Reunieron en ti, mi soledad.
Y tu ser hizo al mío una promesa.
Y fue cumplida.
Y mi ser se entregó. Y fue el amor.
La acogida sincera. Y una entrega sin límites.
El silencio expresó
nuestras formas. Y hubo encuentro.-




                                                                                                                    Carmiña Navia Velasco



Imágenes: Pinturas de Ana Portillo (contemporánea)






quiquedelucio@gmail.com

La noche

Octavo año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a más de 3.000 escritores, res petando el derecho de autor.






Publicación N| 2.074-


                                                                                                                            Adriana Díaz Enciso

Poeta y novelista de México, nacida en Guadalajara, Jalisco, en febrero de 1964. Estudió la Licenciatura en Ciencias de la Comunicación, en el ITESO de Guadalajara. Ha publicado, entre otros, los libros: "Sombra abierta" (1987), "Pronunciación del deseo-De cara al mar" (1992), "Hacia la luz" (1997), "La sed" (2001), "Puente del cielo" (2003), "Estaciones" (Poesía bilingüe español-inglés, 2004), "Cuentos de fantasmas y otras mentiras" (2005), etc. En 1977 fue finalista en el Concurso Internacional "La sonrisa vertical", convocado por Tusquets, España, con la novela "Puente del cielo".En 1994 y 1995 obtuvo la Beca del Centro Mexicano de Escritores y en 1991-92 la Beca para Jóvenes Creadores del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes, en el área de poesía.


                                                                        "Este resplandor que nos vuelve vasijas transparentes,
                                                                         este sabor de gloria, esta tragedia, Nada en el amor
                                                                         ni en el deseo se sustrae de su fuerza de creación,
                                                                         de su simple inocencia"   


                                                               








LA NOCHE

La noche
rompe la piel delgada que me envuelve

Es mi desnudez
entonces absoluta

Si me tocas no voy a abrir los ojos
no voy a abrir jamás los labios
por no dejar que escape el beso
por no dejar que la noche se diluya

Guardo tus manos dentro de mi cuerpo
Guardo una caricia oscura de cada noche
que se
      ha abierto
sobre mi vientre abierto
sobre esta inevitable abierta desnudez

Bebo los nombres
los silencios que me tocan
cuando el tacto hace a la noche

Guardo tus dedos en mis venas
como guardo ortigas de otro aleteo nocturno
como guardo retratos en la lengua
Recojo celosa cada astilla de tu cuerpo
todos los caracoles de mis mareas soñadas

Me construyo dentro de todo lo que se rompe
todo lo que dejas
cuando cierras persianas en mi rostro
para ser otra palabra de memoria

Guardo todos los vocablos
para que la vista ajena que me mira sin recuerdo
para que me crea el cristal si digo que soy yo
la misma desnuda de la noche
que agota el amor en su boca.-



Y QUE HAYA CUERPOS

Y que haya cuerpos.
Vivos, abiertos yacientes y ávidos
aún entre la bruma de la melancolía.
Que haya siempre cuerpos,
en habitaciones suaves que respiren,
en calles arboladas y entre flores.
Cuerpos capaces del desnudo completo,
limpio, perfecto.
Manos con ganas de viajar por los cuerpos.
Labios que húmedos se comuniquen
las últimas noticias de la espera.
Húmedos cuerpos que respiren y duerman en calma
profundísima junto al deseo que duerme,
y que en el deseo despierten
y se muevan suaves en la oscuridad
lo mismo que en la más clara luz.

Que ya la soledad deje de ponerle candados a los cuerpos y el frío no nos reseque
más la piel y las ganas y la entrega
fragilísima.

Que no quede nadie ignorante de su cuerpo,
con el vacío en el alma y la amargura
de la piel intacta en la mirada.
Que nadie se confunda ni confunda
la vida con su ansia oculta,
insatisfecha del amante.

Que no quede un solo cuerpo indigno del amor,
ni un solo freno para el cuerpo amoroso
y su bellísimo despliegue de sombras en vaivén.

Que haya cuerpos, que las tristezas caigan
rodeando nuestro abrazo como un mar oscuro
que protege. Que el dolor de estar vivo
no nos duela en el cuerpo.
Que esta sorpresa de criaturas sobre el mundo sea
luminosidad de azoro en las miradas
de cara hacia la vida, de frente a
nuestros cuerpos, y que sea inmenso
y amoroso el beso que nos salve
del miedo espeluznante
ante la muerte.-



FRAGMENTOS

Me besa, o te beso, en la esquina de Chancery Lane.
Nos besamos porque es hondo el silencio y la calle es
nuestra y nadie nos ve. La dulzura parece arrancarte de
un sueño y te detienen, parece que quieres irte mientras
ciegamente guardo tu mano entre las mías, y en lugar
de irte me vuelves a besar. Yo te devuelvo con mi dulce
silencio nuestros labios; nuestros pasos por calles y
jardines, te lo devuelvo todo envuelto en mi ternura, en
mi feliz asombro de ser de nuevo parte del fluir denso
de la vida, turbia como es, inflamada de calor.-





                                                                                                                            Adriana Díaz Enciso



Imágenes: Pinturas de Myles Hyman






quiquedelucio@gmail.com 

jueves, 21 de junio de 2018

Promesa

Octavo año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo más de 3.000 escritores, respetando el derecho de autor.






Publicación N° 2.073-


                                                                                                                         Carmen Cristina Wolf

Poeta, cronista y ensayista de Venezuela, nacida en Caracas. Trabaja en corrección de estilo, organización de libros y pruebas de imprenta. Escribe para PublicArte, el periódico de la Cultura. Su obra aparece en diversas antologías poéticas y revistas nacionales y extranjeras. Tiene diez poemarios publicados. Durante años fue escritora del Suplemento Cultural del diario Últimas Noticias. Dos de sus ensayos fueron publicados en El Papel Literario del Diario El Nacional de Venezuela en el año 2009. Es editora de la revista del Círculo de Escritores de Venezuela, Revista Literatura y Vida y Revista Mujeres Escritoras. Es Presidente del Círculo de Escritores de Venezuela, creado en 1989.



                                                                              "acarician la seda de la nieve
                                                                               reconocen arenas del camino, verde de las riberas
                                                                               cascan nueces, aplauden, soportan asperezas,
                                                                               las manos  trenzan lazos, doblan colchas, escriben"











PROMESA

Escribe una calle para mí
una calle de sol como tus manos
escríbeme una ciudad
de altos jardines luminosos

Escribe un hombre para mí
y habite el mundo como un faro inextinguible

Escríbeme un país,
el país que me sabía de memoria
y lo aprendí en mi infancia
No lo encuentro
Inventa una palabra
que haga cesar las guerras

entremos otra vez al paraíso

Transforma la rama seca en bosque
y la selva en un trazo de tinta azul marino
Tendré motivos para la hermosura
y hallar la voz perdida en lo innombrable.

escribe
un poema
para mí.-


2

Si pudieras contarme el secreto de los girasoles
la cayena indefensa en medio de la lluvia
si pudieras decirme el sabor rojo de los tulipanes
y el matiz verdinegro de las hojas.
Dime cómo besan en la piel
sus colores de agosto
no dejes que se pierdan tus versos vegetales.-

***

Quisiera reposar en mis manos ahora
no deseo sentir el frío del volante
o la mínima curva del teclado
Prefiero las tijeras de podar
sin hojear las páginas del diario
Hoy no soporto
las mujeres sin rostro
los ajusticiamientos, los niños en el hueso.-


3

Escribe para mí una armadura
no vaya a ser que me asuste la muerte
y pueda protegerme de los hombres
que no conocen el amor.-


4

Ven, caminemos juntos
las ciudades y el alma de la tierra
nadie sabrá de nuestros pasos.
Somos la vida que comienza siempre.-


5

Si quisieras visitar mi alma,
te pasearías por su
incansable costumbre de amar
y encontrarías el amino al éxtasis.
Así es mi amor, mínima y amplia,
un mar
donde el amor tiene su casa.-


6

Con el atavío del amanecer
humedecidas de mar y de tiempo
tus manos siempre encuentran
el camino hacia mí.
Mi camino es el verso.-


7

Te amé sin temor
sin medir el abismo del mar
y supe que toda la tierra decía que sí.
Mis pies olvidaron las calles
las dudas, la gente
y aprendieron un solo  quehacer
el que lleva a tus brazos.-



MANOS VIAJERAS

Las manos hilan en su rueca de horas
sin importar presagios inquietantes
se yerguen más allá de su indigencia
no llevan cuenta de su desamparo
en este corazón cosido a la galaxia
Si lo hicieran
no se moverían más
no encontrarían el rastro para volver al polen
ni hallarían gozo
en el vórtice de líneas en conflicto
esas coordenadas efímeras del alma
Es tarde
en el fondo de la noche
no abandonan su costumbre de amar
reclinan la fatiga en el silencio
sirven vasos de leche
acompañan las últimas historias
Así cumplen su ciclo
eterno de palabras.-




                                                                                                                        Carmen Cristina Wolf



Imágenes: Pinturas de David Hettinger  (1946)





quiquedelucio@gmail.com