Páginas vistas en total

martes, 5 de junio de 2018

Hundida en la noche

Octavo año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a más de 3.000 escritores, respetando el derecho de autor.






Publicación N° 2.058-


                                                                                                                                Samantha Barendson

Poeta y traductora española, nacida en Vilanova i la Geltrú, Cataluña, en 1976. Reside en Lyon, Francia, donde trabaja en una librería-casa editorial. Hizo estudios de Literatura Hispanoamericana en la Facultad de Lyon 2, se dedica a trabajos de traducción en el taller hispánico de la Escuela Normal Superior. Ha publicado, entre otros, "Los delitos del cuerpo" (2010), "Amapolas" (Revista Écrit(s) du Nord, 2010), "Infants d'Italiens" (Editorial Géhess, Toulon, 2009), "Voix argentines" (2008), "Artle Sabord 81, (Québec, Canadá, 2008), etc.


                                                                                                                   "A las cosas para que 
                                                                                                                    existan se las nombra
                                                                                                                    dijo, y se olvidó
                                                                                                                    nombrarla"










HUNDIDA EN LA NOCHE

Huelo tus versos

Huelen a cigarrillo
a luz apagada
a sudor caliente en sábanas frías
a sexo de hombre y de mujer
a pinos y a sol
vino y sobremesas

Huelen a tiempos pasados
a noches de jazz
en pisos con humo
a whiski
acompañando a Bach

Huelen a ti
a tu piel helada
de no estar aquí
a texto desenfrenado
a orgasmos de papel
a luz prendida
para ver tus ojos

Huelen tan fuerte
que no se me despegan
aquellos versos tuyos
escritos para otra

Leo tus versos
en la noche hundida
Apago la luz.-



EN LA TINIEBLA

Tus abrazos llenos de lluvia
se evaporan
bajo el sol ardiente
de mi primavera

En la tormenta
el fragor de tus besos
afloja
aunque yo resista
mi corazón armado.-


***

Recogiste la arena entre tus manos
y se escapó el tiempo
¿Qué haré de mi deseo
si mata?-


***

Busqué tu cuerpo
en callejuelas porteñas
al son del paso
de un bailador de tango
entre las manos
de un marinero pasado
en los lechos
de inocentes maridos

Estabas peregrinamente
al pié de un campanario
esperando con paciencia
que viniese a besarte.-


***

Me enamoré de ti hace treinta años
de aquellos poemas que escribías
cuando yo apenas nacía

Me enamoré de aquella foto tuya
con la pinta del momento
de aquel cabello largo
y de tu barba

Y de repente
con este abismo
entre nosotros
con tu vida
dos veces como la mía
¿Qué hacemos?

Paso las noches despierta
a buscarte entre las líneas
Paso los días despierta
a esperar aquellas cartas
donde aprendo
a conocerte
donde entiendo
cuánto te quiero
                               
Me enamoré de ti hace treinta años
abrazo la noche
y pregunto
¿Dónde estás?.-




                                                                                                                       Samantha Barendson



Imágenes: Pinturas de Henri Labasque   (Francia)




                                                                       
quiquedelucio@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario