Páginas vistas en total

sábado, 20 de enero de 2018

Clandestino

Séptimo año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a más de 2.500 escritores, respetando el derecho de autor.







Publicación N° 1.921-



                                                                                                              Marcela Albornoz Dachelet

Poeta de Chile, nacida en Talca, en 1962. Diseñadora gráfica de la Universidad de Chile. Es Directora de la Editorial de la Universidad de Talca. Desde hace seis años dirige Talleres de Poesía en la Universidad. Ha sido distinguida con varios premios literarios. Su obra ha sido recogida en varias antologías, como: "Cuentos y poemas del mundo minero" (1998), "Poetas del maule" (1998), "Guía de la Poesía erótica de Chile" (2000), "Cien años de Poesía" (2001), "Cien Poetas Homenaje a Pablo Neruda" (2004), etc. ". Ha publicado, entre otros, "La insobornable inutilidad" (2003), "Cosas al oído de Lulú" (2005), "Todos los destinos" (2007), "Postigos" (1990), "Antología poética para el Bicentenario" (2007), etc.



                                                                                         "transita en el lenguaje un silencio feroz,
                                                                                           una clara agonía de esa letra convertida
                                                                                           intervenida moldeada aclarada
                                                                                           en la sombra de ningún árbol"












CLANDESTINO


No hay letreros ni señales ni luces rojas en la mampara
de este burdel de la palabra

lo clandestino es siempre un código inventado
-es el recurso de amparo del poeta- la clave secreta

Oh, si las páginas hablaran la fuerza del destino

El poeta a puerta cerrada
libra batallas

la boca a veces es una armella en este encubridor
transgresor y cómplice que

-delira pájaros- cuando las palabras no le bastan.-



SIN RESPIRO

Está oscuro
apenas hay una tenue luz en mis muslos
y ya no tengo voz para decirte cosas al oído
nuestras sombras se mojan con la lluvia
de mis piernas
adivinando en la oscuridad
la lengua pide redención
y apura el silencio o el grito
no hay respiro
por un instante muero
en blanco
en paisaje
y lluvia
en celo
en cielo
los huesos vuelven a su lugar
y la piel se florece de tanta humedad
un silencio de aguas
un beso de luz
para tanta oscuridad.-



HUÍDA

Ella huye algunas horas por la noche
noctámbula sonámbula.
Como una palabra no dicha.
Pasa un ángel -silencio- parece quedar en blanco como
una pared de cal
huye a sus lagunas mentales y atraviesa el umbral
del silencio.-



DEDOS

Los dedos dentro
eran pequeñas voces
en la punta de la lengua
tu mano era una palabra
no dicha
así como lo imaginado
lo que se piensa sin la voz terrena
de las cosas
tu rostro descansaba en una pausa
a pequeña distancia
de mis piernas y
tus dedos
vaciándome
hurgándome
llenándome
de palabras el silencio.-



SEXTO IDIOMA

Como este delirio infinito colgado
de la ventana floreada tantas veces en el techo en
mis ojos
para repetirme, repetirme
qué hago aquí parada en medio del patio
cortando naranjas
hablando sola a una tierra muda
-que me respira la menta-

Me hará bien pisar el pasto húmedo
que caigan los pájaros a dormir
entre mis piernas de nido
tengo guindas secas en mis manos
para dormir en barbecho a tu hora de la siesta.

Pero aparecen mis cabezas
y cuando quiero tocarlas desaparecen
de los sueños de sal aguadas estatuas
¿por qué miré para atrás?
si yo sabía, sabía
tráiganmelas.

Traigan todas mis cabezas

La que dejé olvidada en la ventana del tren
La apoyada en mi mano de dolor
La destrenzada
La loca que se partió en dos
La llena de voces
La llena de una sola voz, es la que más me
importa
La doble de dos cabezas
La mitológica que vio con un solo ojo
La alegre que bailó encima de la mesa
La irreverente que tuvo piedad
La sumergida en el agua de tu río
La poeta que besó al poeta anónimo
La sacrosanta bestia que inventó el fuego
La helada de miedo de hace dos inviernos
La triste hecha agua en la tumba de mi padre
La hacedora de puentes levadizos
La bienaventurada de hace veinte años
La salvadora libre de pecado, no la encontrarás
La transparente que no se pudo tocar
La que hibernó cuando te convertiste en osos
La sorprendida de verte
La tibia y suave cuando ama
La aguda y temblorosa después de haber
amado.-



                                                                             


                                                                                                                Marcela Albornoz Dachelet




Imágenes: Pinturas de Fanny Moreaux  (Francia, contemporánea)








quiquedelucio@gmail.com



viernes, 19 de enero de 2018

Sin nombre

Séptimo año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a más de 2.500 escritores, respetando el derecho de autor.






Publicación N° 1.920-



                                                                                                                    Juan Paredes Carbonell

Poeta y periodista de Perú, nacido en Salpo, Otuzco, el 24 de mayo de 1936. En los años 60 integró el Grupo "Trilce". En 1959 obtuvo el Primer Premio Nacional de Poesía "Ariel" por "Canto a la madre de todas las edades", en 1963 publicó "La estación y el amor" y posteriormente "Biografía del amor sin nombre" (1964), "La palabra y el muro" (1973), "Balada de la mujer común y los jardines" (1975), "Meditaciones de un oso caminante" (1992), "Sonetos del amor pueril" (2002), "La familia sagrada" (2007), "Elogio a la señora del manto oscurecido" (2010), etc. Trabaja como profesor en la Universidad Nacional de Trujillo.


                                                                                                   "la verdad de su cuerpo fue revelada
                                                                                                    y el hombre perdió las ganas de seguir
                                                                                                    viviendo como en el hermoso
                                                                                                    círculo de los viejos tiempos"












DEL AMOR SIN NOMBRE

I

Sabes,
la mar tiene sus lágrimas
como las tuyas.
Yo bebí una vez
el llanto de la mar
y era como el llanto tuyo.
Cuando yo bebí en tus ojos
tu ternura líquida
supe da la inmensa ternura
de la mar.
La mar
es bondadosa
y como tú
se desespera por besar
el cielo; pero sus labios
transparentes
de no poder besar,
nos llegan sólo en brisa
a descubrirnos solos...


X

Ámame como la luz:
serena, inmensa.
Como el dolor a
los humildes, ámame.
Ámame y en cada
gesto de amor
¡viva la vida!
Tú no puedes callar
como los ríos
en los surcos.
No puedes tú morir
como la flor
antes del fruto.


XI

Tu silencio
es el trazo
de un paisaje
secreto
donde crecen los
sueños...
Ahí es simple
el amor
como los ríos lentos
que sólo
transcurren.
Tu silencio,
te digo,
es el gesto supremo
de algún cuerpo
en tristeza,
en sublime reposo
el paisaje secreto
donde crecen
mis sueños...



EL HOMBRE

El hombre se cansó de vivir
entre los árboles
comiendo sólo frutas
saltando de una rama a otra
y decidió bajar de un brinco
a tierra firme
para andar como los tirannosaurus
Ahí fue que empezó su malestar
no podía doblarse en uno
ni observar el cielo
como lo hace ahora.
Los frutos lucían cada vez más altos
y se dedicó a cazar mamuts
a fabricar lanzas agudas y extensas
mazos de pedernal
agujas de hueso
cuchillos de marfil.
Los pedernales le dieron
forma a sus manos
y e vez en cuando enderezaba
el espinazo
para mirar
en visera
a lo lejos
cuando el polvo levanta.-



DE TANTO AGUZAR

De tanto aguzar las puntas
de las lanzas
con los que daba caza a los mamuts
aprendió el arte de la guerra
el arte de quitar la vida a
otros cromagnones
Quitar la vida o dar la muerte
fue potestad antes de
Dios
con tan sólo señalarnos con el dedo.
Se ocultaba en los matorrales
horas enteras
con el cuerpo cubierto de achote
y otras substancias menores
aprendió a contar con los dedos
de la mano.-





                                                                                                                           Juan Paredes Carbonell



Imágenes: Pinturas de Inessa Garmash  (contemporánea)







quiquedelucio@gmail.com



jueves, 18 de enero de 2018

Amorosa sombra

Séptimo año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a más de 2.500 escritores, respetando el derecho de autor.





Publicación N° 1.919-




                                                                                                                                 Carmen Villoro

Poeta , narradora y ensayista de México, nacida en 1958. Ha publicado los poemarios: "Barcos de papel" (1986), "Que no se vaya el viento" (UNAM, 1990), "Delfín desde el principio" (1993), "Herida luz" (1995), "La media luna" (1993), "Amarina y el viejo Pesadilla-Cuentos" (1994), "El oficio de amar" (1996), "El habitante" (Prosa poética, 1997), etc. Obtuvo el Primer Lugar para Ensayo sobre Literatura Infantil y Juvenil en la Feria Internacional del Libro (FILIJ) 1993, México. D. F.  Imparte talleres y cursos independientes de poesía y escribe los textos para catálogos de distintos artistas plásticos.



                                                                                             "Te espero cada noche
                                                                                               cuando levantas anclas en mi espacio
                                                                                               y una lluvia de estrellas
                                                                                               te hace perder el rumbo"












BAJO AMOROSA SOMBRA

Cúrame con tus manos,
toca de mí el olvido
que se fue acomodando entre los pliegues.
No venga la tormenta a amordazar
mis sueños,
sólo esta lluvia suave, vespertina
despierta en mí los pétalos dormidos.
Desnúdame en silencio,
hoja por hoja
hasta dejar al descubierto el punto
del estremecimiento.
No debe haber estrépitos
que vulneran la calma de mi piel
tendida para ti como un estanque
en donde sólo el toque de tus labios
perturba la quietud.
No quiero los platillos
festejando con notas deslumbrantes
la pasión de los cuerpos,
ni los timbales ebrios
apurando la noche;
sólo la melodía de una flauta
tenue pero sinuosa
que adormezca con ritmo acompasado
estos miedos que vas quitando al paso.
Disuelve con tus dedos
el dolor y sus máculas guardadas
en rincones ocultos;
que se adelgace el tiempo
con tu humedad benigna
hasta llegar al límite de lo
que no ha sufrido
magulladura alguna.
Devuélvele la paz a mis palabras
deseosas de ser playas
donde arriben tus barcas sigilosas.
Este amor en penumbra
aluza más que el sol
la gruta en que se había escondido
una parte de mí,
tal vez la más secreta.
Acerca con prudencia
toda tu voz, tus años, tu tibieza
y cuídame despacio
como una flor quebrada
que revive por fin
bajo amorosa sombra.-



AMATORIO

Desnuda
me miro en el espejo perturbable.
No tengo rostro
mi signo de zodiaco es el desorden.

Sola estoy
cuando podría ser otra vez el lento
obstinado presagio de tus dedos.

Este es sólo el exordio del placer.
Después vendrá la imagen de tu boca
atravesando un claro en la arboleda.

Vendrá la llama tibia como el gato.

Oscura la garganta se tragará tu nombre
oscura de saliva.
Vendrán la lengua y tus rodillas.

Escucha como suena el otoño en las íngles:

Gástame el vientre
exacerba mi boca
altera mi silueta
rasga esta tarde hasta la pura muerte
degrada este silencio
denso como una zorra
devasta quiebra
asola mi virtual desatino.

Sólo imaginación.

Sólo un espejo.
La humedad que te grita desde el bosque.-



EL CARACOL ES MUJER

El caracol es mujer,
lo digo por la humedad
y porque lleva en su cuerpo
la escalera de los sueños,
¿a dónde va la escalera
mujer, a dónde lleva?
a una frontera delgada
entre dos mares que juntan
olas tibias, labios blancos;
por el recuerdo del mar,
por la huella de una mano
bajo la noche
y porque lleva en su vientre
el sonido de la espuma,
el caracol es mujer,
carne, humedad, beso y luna.-





                                                                                                                            Carmen Villoro




Imágenes: Pinturas de Ermile Vernon





quiquedelucio@gmail.com

miércoles, 17 de enero de 2018

En derredor

Séptimo año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a más de 2.500 escritores, respetando el derecho de autor.






Publicación N° 1.918-



                                                                                                                      Roberto Genta Dorado

Poeta y narrador uruguayo, nacido en Montevideo en 1957. Ha publicado varios títulos en poesía, entre los qe se destacan los últimos dos: "Sangre sucia"  (La Gotera, dos ediciones) y recientemente "Fractal" por Ático Ediciones. Su poema Amecedario conoce su versión en disco compacto por la editorial Civiles Iletrados (Maldonado).Su libro Fractal fue presentado en Montevideo en el Palacio Tarranco y en la librería Trilce en la ciudad de Bogotá, Colombia.


                                                                                                   "Hay un perro en el poema.
                                                                                                    Ladra escondido entre palabras.
                                                                                                    Sobre sí gira y cae a un pozo
                                                                                                    que no termina hasta el eco"












EN DERREDOR, LA NOCHE

Desviví por tu mirada.
Algo crecía y eras tú danzando en la noche,
vestida de mar, el pelo suelto y la sonrisa de niña.

Música que respira. Color que invade. Conquista.

Otras, ajenas, lejanas, mías,
han bebido de mi cuerpo el licor,
la muerte, el miedo.

Pero tú no eras ellas.

En todos los rincones,
plazas, supermercados, hoteles,
yo quería mirar por tus ojos, quererte,
que temblaras en mi mano como una mariposa.

Entonces tendí puentes;
libé el vino de las flores
y extranjero, loco, ausente,
abracé el silencio
de tu imposible cintura
de aire.-



EN ESPEJO

La mujer parecida a ti
y ese hombre (que se me parece)
se abrazan.
Lloran.
Secan sus lágrimas y se acarician el pelo.
Se vuelven a abrazar y lloran,
lloran.

Como nosotros.-



HOTEL CERVANTES

Quiero recordarte
en la habitación 34
velando mis borracheras
mientras la noche llovía lenta
allá en la calle.

Eras un ángel confundiendo espejos.

Sueño herido de felicidad.

Hoy
eres la mujer que llora
al borde de una cama.

Algo que
en la noche de la lluvia
se ha perdido.-



EN LA ESCALA DE RITCHER

Ahogándote me ahogas.

En tus pechos de piedra tiemblas
mujer en réplica.

Luz marina sin la mar.

No he visto pájaros en tus calles
pero tu sexo sueñas sediento y solo.

Mujer sin manos que acaricias sombras.
Aves que no existen.

Al niño que yo era...



AZAR

Juegas al azar con el espanto
y me buscas en la sangre de tu sangre.

Con pezones,
con música me buscas.

Con tu estrella húmeda de noche.

Con la perla que escondes en la mano.

Con olor de hembra enfurecida
avanzando en la marea de mi cuarto.

Con pezones de música te abres;
estrella encadenada.

Azar de espanto.

Animal que hueles y me hueles.
Estás buscando.-



LA AUSENTE

Siempre espero a la que no regresa.

Entre libros y papeles.
En la música que perfuma el aire.
Anclado en la noche y desandando el día.
Como un insecto lento en la penumbra.
En el rincón más húmedo del mundo.
Besando palabras en el aire
y mordiendo loco el silencio.

Espero.-



                                                                                                                  Roberto Genta Dorado




Imágenes: Pinturas de Daniel Gerhartz





quiquedelucio@gmail.com

martes, 16 de enero de 2018

Desaprenderte

Séptimo año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a más de 2.500 escritores, respetando el derecho de autor.




Publicación N° 1.917-




                                                                                                                         Marisol Aragón Willner

Poeta y narradora argentina, nacida en Buenos Aires. Es profesional en Ciencias Económicas con tesis en Comercio Exterior. Es miembro y socia fundador de organismos culturales nacionales y del exterior y del Grupo Poetas del Mundo. Parte de su poesía ha sido traducida al hebreo, italiano, inglés, francés y catalán. Ha publicado, entre otros, "El refugio del poeta" (2002), "Biografía de un deseo"(2005) que obtuvo el Primer Premio en el Certamen Internacional Pablo Neruda 2004, "Memorias del viento" (2009), "Mis escritos" (2008), "Ríos de amor y fuego por América Latina" (2012), "Metáforas del rocío" (2012), "Tras mirar tus ojos"-Poemario trascendental" (2016), etc.


                                                                                              "que te reciban mis pétalos de manzano
                                                                                                en luz de rebelión y de alegría
                                                                                                con esos te amo destinados
                                                                                                que no supiste leer a la distancia"













DESAPRENDERTE

no es fácil hablar de ti
ni es fácil olvidarte
no es tu andar de vagabundo
ni tu bohemia ni tu arte
son esas danzas de fogatas
son esos vinos de rosas
al pie de mis primaveras
son esas grullas de origami
que cabalgaban en mi trenza
son tus versos de poeta a mi,
mujer astral que te aguardaba inquieta
no es fácil cerrarte el alma
cuando te nombran
los puentes, los portales y
las luces y las danzas
de mis sombras.
Que desaprenda tu boca
es la deriva de mi nave
tras el rastro de tus besos
en el viento.-



CINTAS DE LLUVIA

Hurgan mis cabellos de obsidiana
tu caricia perfila sobre mi última arruga
hay un abrazo trunco como la nostalgia
que me crece a deshoras

Desde raíz a punta
caen a filo cintas de lluvia.
Lavan esta intimidad
que acepta el manjar-ofrenda
de amor anónimo.-



DIOS Y MORTAL

La estría madre
era un latigazo
en el ojo de la tierra
Abdomen extendido
creciendo entre las lunas
pariendo dioses como tú
impedido de amarme
por ser mortal.-



VIVIR SIN MARIPOSAS

Nos morimos, amor, muero en tu vientre
que no muerdo ni beso,
en tus muslos dulcísimos y vivos,
en tu carne sin fin, muero de máscaras,
de triángulos oscuros e incesantes.
Llega la noche
y el pálido desvelo me murmura al oído
tus palabras salvajes
y en mi carne sin fin queda el anhelo
evocando tu mordedura inquietante.
Yo también amor, muero por dentro
porque prohibidos nos obligaron a vivir
sin mariposas en el vientre
y morir a cada instante.
Y vamos devorándonos las pieles
sumergiéndonos uno en el otro
hallándonos en las risas que ya no reíremos
y en las lágrimas que les negamos ver
tras nuestras máscaras.
Uno del otro, eternos y distantes
mezclándonos con otras promesas
subsidiarias
que intentan amarnos a nosotros
que por amarnos tanto,
sin poder amarlos
seremos invitados
a vivir sin mariposas a su lado
a escuchar las locas notas
de triángulos xilofónicos consternados
donde ellos y ellas
beberán oscuras aguas
del dolor que nos hemos reservado.-




                                                                                                              Marisol Aragón Willner




Imágenes: Pinturas de Josef Kote  (contemporáneo)







quiquedelucio@gmail.com

lunes, 15 de enero de 2018

Junto al muelle

Séptimo año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a más de 2.500 escritores, respetando el derecho de autor.







Publicación N° 1.916-


                                                                                                                           Fernando Sanmartín

Poeta y narrador español, nacido en Zaragoza, en 1959. Estudió Derecho en la Universidad de Zaragoza, en la que también fue profesor. Ha publicado, entre otros, los libros: "Manual de supervivencia-Consejos inútiles" (1993), "Noches de lluvia en el embarcadero" (2001), "Infiel a los disfraces" (2008), "El llanto de los boxeadores" (2012), "Apuntes de París" (2000), "La infancia y sus cómplices" (2002), "Viajes y novelerías" (2004), obra con la que obtuvo el XI Premio Café Bretón, Los dietarios "Los ojos del domador" (1997), "Hacia la tormenta" (2005), "Heridas causadas por tres rinocerontes" (2008), etc. Dirigió la revista literaria "La Exposición".



                                                                                                          "Pero te digo, el deseo
                                                                                                           es un quirófano sin luz,
                                                                                                           la antesala de la distancia,
                                                                                                           las últimas cenizas"












EL HOTEL ESTABA JUNTO AL MUELLE

Lo había elegido ella.
Pero cuando se besaron,
la vieja amistad dio paso
a otra cosa.

Y volvieron a la ciudad
en coches separados.
Desfigurándose.-



APENAS TE CONOZCO

Y me sorprendes
como una palabra
que nadie ha pronunciado.

Y hay veces
que te observo
para descubrir
si eres
página de un libro
enterrado en la nieve
o extraña domadora
de gaviotas
que conoce
la mirada del miedo.

Apenas te conzco
pero los trenes
pasan
a lo lejos
cuando tú
te has dormido
y la noche dibuja
en tus pómulos
un cofre perfumado
en el que guardas
alces
con las patas heridas.

Apenas te conozco
pero quemaría
los mejores poemas
que tuviera a mi alcance
si tú me lo pidieras,
pues tus caricias
no llevan
esparadrapos viejos
Y aún amas a Hölderlin,
lo sé,
como a ninguno.-


***

Leo en un avión a Dostoyevski.
Colabora en el New York Times.
Lo leo como si fuera una despedida
y sé que pronto
le darán el Premio Pulitzer,
algo que no podría imaginar
cuando iban a fusilarlo.
Pero todo es un acertijo.
Igual que cada uno
de nosotros-


***

Una vez
creí perderlo todo.
Desde entonces
escribo
desafiándome.
Lo irreal son mis cifras.-


***

Te llamé una noche
desde Berlín
junto al hotel Kempinski,
con la espalda apoyada
en los carteles
de una banda de rock,
mientras un juez,
Garzón,
leía a Neruda
en los islotes
para disminuir,
como tú
las distancias.-



POR LA TARDE

Por la tarde
ha escrito
un texto
sobre Óscar Domínguez,
ese pintor canario
que se quitó la vida
en París.

Por la noche
se ha buscado
en los asientos
traseros de un coche,
dejándose acariciar
bajo su falda.

Se obstina en conocerse
o en alejar los presagios.
Aún no sabe.-





                                                                                                                      Fernando Sanmartín



Imágenes: Arte digital contemporáneo






quiquedelucio@gmail.com

domingo, 14 de enero de 2018

Ya sé


Séptimo año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a más de 2.500 escritores, respetando el derecho de autor.






Publicación N° 1.915-




                                                                                                                      Claudio Piermarini

Poeta argentino, nacido en Buenos Aires el 16 de enero de 1956. Estudió filosofía en la Universidad Nacional de Tucumán, ciudad donde reside  desde hace varios años. Fue invitado a leer sus textos, entre otros lugares,  en el Centro Cultural Virla (dependiente de la Secretaría de Extensión Universitaria), en el Ciclo Poetas por Poetas y en la librería Altamar. Tiene dos libros publicado y participó de varias antologías.


                                                                                                            "busco una flor mental
                                                                                                             que acabe con mis ojos
                                                                                                             y sólo puedo decir que hay
                                                                                                             dos pétalos de rosa sobre el piso"










ANDREA

Ya sé, amor,
que en un momento cualquiera
moriremos,
porque el misterio,
que hoy nos da el latido,
es apenas un hilo delgado.
Y sé,
que por más
que hondamente lo indaguemos,
nunca sabremos
a dónde dan las puertas de la muerte.

Pero, ¿acaso no es bello estar aquí,
acariciando entre tus piernas
tu boca secreta,
mientras alzo tu pollera
y tus párpados se caen?.-



 DEALER

Él vendrá,
siempre,
como la noche.
Con sus largos dedos blancos
de frío papel glasé,
su sonrisa narcicista
y su carnet del diablo.
Él vendrá sin duda.
Vos sos su droga.-




UN CUENTO CONTADO POR UN IDIOTA

Todas las monedas de nuestro amor
cayeron cruz.
Si voz amanecías,
sobre mí llovia
el cántaro de la noche.
Causa y efecto fueron un velo,
que escondía un designo monstruoso,
un dios sin ojos y sin luz,
que con mala fortuna,
gobierna el mundo.

Todos los pétalos de la rosa
desparramados en el viento,
todo lo que busques
para perderlo.
Siempre Julieta se equivoca
y en su tragedia de enredos,
sin comprender la trama,
se suicida a destiempo.-



ROSAS EN EL VIENTO

Cosita,
que me dejaste
atormentado en el Eclipse
y un hueco en el alma,
como la bomba de Hiroshima,
rosa perdida en el laberinto,
no voy a cantarte,
borracho de tango en el abismo,
las metáforas negras
del rencor y del olvido.
Ni quiero hablarte aquí
del viento de la pena en torbellino,
que me muerde
por las calles de tu barrio.
Fresca, como una mañana entre los álamos,
voy a cantarte una canción sencilla,
que sólo diga cosas así:
me hiciste feliz,
lloramos y reímos
al amparo de los bares
y, temblando en tu balcón
la luna roja,
me diste en la penumbra
lo mejor que tenías
¿Qué más puedo pedir?

Que tengas buenos vientos
en los mares de la vida
y en la curva impredecible de las olas,
de nuevo te traigan hasta mí,
giradas las ruedas de la Rosa.-



A HEGEL

También anda Dios,
enamorado en tu red,
Divina Maya.
Nadando con nosotros
en el río de los vivos.-



NO CURE FOR LOVE

No hay pastillas
contra el fantasma de una mujer,
que vuelve cada noche como una loba
a arrancarte jirones de su piel
tatuada en tus entrañas.-



PECADO ORIGINAL

Un dios al que nacemos debiendo
no es un buen dios.
Es un Banco Universal
de la Desgracia.-






                                                                                                                          Claudio Piermarini







Imágenes: Pinturas de Jean Pierre Cassigneul  (Francia, 1935)





quiquedelucio@gmail.com