Páginas vistas en total

domingo, 21 de julio de 2019

Levedad

Noveno año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a más de 5.000 escritores, respetando el derecho de autor.








Publicación Nª 2.426-


                                                                                                                                Ana Cecilia Blum

Poeta, narradora y ensayista de Ecuador, nacida en 1972. Licenciada en Ciencias políticas y Sociales por la Universidad laica Vicente Rocafuerte, de Guayaquil. Posgrado en Enseñanza del Español sobre lengua extranjera en la Universidad Estatal de Colorado (Estados Unidos). Es autora de "Descanso sobre mi sombra" (1995), "Donde duerme el sueño" (2005), "La que se fue" (2008), "La voz habitada" (2008), "Libre de espanto" (2012), "Todos los éxodos" (Antología personal, 2012), "Absurditas" (2013), etc. Su obra ha sido traducida al inglés, francés, italiano y portugués. Participó en antologías ecuatorianas y extranjeras. Es editora de la gaceta literaria "Metaforología" y escribe para varias revistas literarias.


                                                                                                  "y si hay algo quebrado no soy
                                                                                                   yo, es la tarde, la noche, las mañanas
                                                                                                   los caminos, el tiempo. Aún estoy                                                                                                             entera , me sostengo, me soporto"












LEVEDAD

Inúndame de levedad. Acuéstate, estírate, riégate.

Contigo no importa de dónde vengo,
hacía donde voy
o de las hojas secas que están
hechos los huesos

Camino en el silencio del hielo,
nada hiere, nada molesta,
nada acusa, nada quema, nada persigue.

Casi no siento mi cuerpo y me encanta.
Todo es etéreo y no arrastro
atrofias de acero.-



TODOS INVENTAMOS MADRUGADAS

Las olas
como mujeres excitadas
golpean la roca.

¿Qué gotas de tiempo se llevan las estrellas?

Hemos bebido todas las aguas,
ya no hay sonrisa de corales
ni espacio en el ojo de la ballena,
de la cima a la sima
sólo queda
el fuerte abrazo del arrecife.-



LA QUE SE FUE

Camina en otras calles.
Sucumbe en otra lengua.

Lejos de su casa,
escoltada por el anonimato,
con la alforja vacía de país y herencia
asiste
al velatorio del espejismo.

Entre los monumentos de la muerte
ha olvidado:
de qué savia está hecha su sangre,
de qué oficio se yerguen sus huesos.

No quiso retornar cuando pudo,
es tarde
para alcanzar las carabelas.

Lo que dejó
se lo comió el apetito de la ausencia.

Volver al mismo mar
es volver al desencuentro.-



SE SENTÓ QUIETA ANTE LA DUDA

Se sentó quieta ante la duda
no muy distante de la espera.

Pensó
en el minuto que colma y decapita.

El atardecer rojo
ya no tenía ningún significado.

De sus pupilas
emanaban rocas,
nubes negras,
fantasmas,

mientras alguien
se ahogaba en la memoria.

Siempre
continúa quieta,
sentada
en el barandal mudo de los pensamientos.

Un nombre se escribe en la ventana.

Así es el recuerdo,
a veces de tierra
y nos sepulta.-




                                                                                                                  Ana Cecilia Blum



Imágenes: Pinturas de Janson Lewis  (Estados Unidos)





quiquedelucio@gmail.com

Blog auspiciado por Canadian Cultural Centre of Montreal.







Tan solo

Noveno año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a más de 5.000 escritores, respetando el derecho de autor.







Publicación Nª 2.425-


                                                                                                                            Luis Beltrán Mago

Poeta y ensayista de Venezuela, nacido en 1922 en Cumaná, Estado Sucre. De profesión abogado. Fue fiscal del Ministerio Público, Presidente del Círculo de Escritores de Venezuela, es autor, entre otros, de los libros: "No es tiempo de callar", Baje hacia las estrellas", "Los eucaliptos miran hacia el sur". , etc. Según la crítica, leerlo es entrar en el universo poético de uno de los más destacados poetas y ensayistas de Venezuela, donde el poeta idealiza y transforma constantemente los destinos, explorándolos a través de las anécdotas prodigiosas y de contactos con el amor y la gente.


                                                                                           "Luto de América toda por septiembre;
                                                                                            crespón y muerte enlutada por septiembre,
                                                                                            luto de la conciencia y del hombre,
                                                                                            luto del pueblo por septiembre".



                           







TAN SOLO

Tan solo estaban la lluvia y mis besos
transitando los espacios del amor.
Habíamos bebido todos los hálitos
y la mañana despertaba acariciándonos.
Un sol esquivo atravesó el ámbito
de los deseos desatados.-


***

Un tórrido arrebato anuncia cada día
en que al tocar tu piel despiertan
mis huesos, y la sangre palpita.
Aquí desciende el cielo hasta besar tus ojos.
Se arrodilla la tarde más allá de la sombra.
Y en medio de la luz
donde tu labio espuma,
un pez de nube y gasa, de
neblina y silencio
se afila entre mis manos para viajar
su sueño.
Mi corazón recuerda su morada en la noche.-


***

Cuando miré mi sombra
en el espejo,
ya la tarde rondaba
mis espaldas.

La luz se había roto
entre la lluvia.
El agua regresaba
desde la vieja casa
de las nubes
para habitar el suelo
de mis días,
el espacio de siempre.

Cuando miré mis manos
en el río
la lluvia colgaba en mis pestañas
viviendo entre mis ojos.-


***

En cada madrugada pienso que renazco
cuando en realidad remuero a la orilla
de un río somnoliento donde,
como un titán de luz invento un cielo
que amanece a la locura del amor.

Amo el agua de los ríos; al pez
que resbala por las sienes del agua
y tu voz, entre la cuenca de mi mano.

Amo la gaviota de luz en que me pierdo
frente al mar de mis días,
sembrándole
poemas a la aurora.

Amo el aire azul, total abecedario;
aire sin prisa, viajero de cielos
interminables; viento de espuma
colgando entre los pliegues del beso.

Amo el mar, tan ancho  silencioso;
coro de nostalgias por el que viajamos
con el duende de la ola en romería,
para ver nacer a Dios cada mañana.

Amo la lluvia que balbucea entre las hojas
y penetra por las ventanas
cuando me puebla la soledad.

Amo los tiernos resplandores
de la nada iluminándote los dedos,
resbalando por tus manos.

Amo la noche-asilo para la entrega
y el silencio-que cae sobre ti
a torrentes, mientras despeinada,
camina y llora.

Amo tanto que ¡Quiero llorar!
la aurora junto a mi como testigo
...y los ojos se niegan.-





                                                                                                                     Luis Beltrán Mago



Imágenes: Pinturas de Édouart Manet   (Francia)





quiquedelucio@gmail.com

Blog auspiciado por Canadian Cultural Centre of Montreal.

viernes, 19 de julio de 2019

Palidez

Noveno año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a más de 5.000 escritores, respetando el derecho de autor.







Publicación Nª 2.424-


                                                                                                                  Sergio Gabriel Lizárraga

Poeta  y narrador de Argentina, nacido en Tafí Viejo, provincia de Tucumán. Profesor de Letras y postgrado en Ciencias Sociales (FLACSO, Buenos Aires). Docente de nivel superior. Realizó estudios en Roma mediante una beca otorgada por la Societá Dante Alighieri en el 2005. Obtuvo numerosas distinciones literarias, en cuento y poesía, a nivel internacional, nacional y provincial, como el Premio Internacional de Poesía Inédita "Pluma de Plata" 2008 de la Sociedad argentina de Escritores, en el marco de la IV Feria Internacional del Libro de la ciudad de Córdoba. Cuenta con publicaciones tanto literarias como de investigación lingûística en Argentina, España, Italia, Cuba, Chile, Brasil, Francia , Colombia, Canadá y Estados Unidos.


                                                                                               "Puedo interesarme por la vida
                                                                                                 en otros mundos, por el mundo
                                                                                                 en cada verso, por el ave que
                                                                                                 sin permiso entra y sale de mi nube"










PALIDEZ

A la soledad
no le interesan mis poemas.
Nada sabe del silencio,
de cuánto hiere
la ausencia de tu nombre.
Sigo perdido.
No logro
hacerme uno
en vos.
La noche
me contempla pálida
porque esta no es su historia.
No es tu luz
sino la eterna espera de tu luz.
Su promesa
la que se arroja.-



DUELOS

Desde la ventana entreabierta,
el viento delimita en la cama
tu ausencia,
y es como tener tu lápida en la casa,
es abrazar las sábanas
que ya no usas.
Es velarme en tu cuarto
porque he muerto en ti
como un yo-hijo.


II

Llorar
hasta que cada lágrima,
de un solo tajo,
se sangre arena.
Y quede en las mejillas
coagulado en el desierto,
y se lea en el rostro
la sed que trajo el viento,
y la boca de los hombres
naufragada en tormentos.

Las alas derretidas
de tanta muerte inútil,
de tanto arder
sin que se alumbre
un trazo en el cielo.-



LO NUEVO EN TU NOMBRE

No será
una mañana distinta.
En este septiembre
mi invierno no se ha ido.
Seguirá el bostezo lloviendo ojeras
en las raíces.
Seguirá mi jardín
desvistiendo pétalos,
como ofrenda
al frío de tu demora.
Seguiré amarrado
a los mismos versos
donde tu sabor se esconde.
Seguirán las pupilas
caminando el recuerdo
de tus brazos
sosteniendo a los míos.
Y después,
como un hombre de fe,
rezaré para
encontrar lo nuevo
en tu nombre.-


IV

Como un anciano
que se arrodilla
para acortar distancias
entre la caída y su muerte.
Como un joven que eleva los brazos
para ahuyentar a las hienas
que muerden los años.
Como un creyente
que se incendia de hambre
para iluminar en sus noches
el camino a las hostias.

Como un sufriente
que muerde sus venas
para humedecer la tierra
donde sepultó sus salmos.-






                                                                                                                 Sergio Gabriel Lizárraga


Imágenes: Pinturas de André Kohon.







quiquedelucio@gmail.com

Blog auspiciado por Canadian Cultural Centre of Montreal.



miércoles, 17 de julio de 2019

Decime

Noveno año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a más de 5.000 escritores, respetando el derecho de autor.








Publicación Nª 2.423-


                                                                                                                              Carmen Naranjo

Poetisa de Costa Rica, nacida en Cartago en 1928 y fallecida en el año 2012. Recibió su Licenciatura en Filología en la Universidad de Costa Rica y cursó estudios pos grado en la UNAM de México y en la Universidad de Iowa (Estados Unidos). Fue embajadora de Costa Rica en Israel, Ministra de Cultura, Juventud y Deportes, Vicepresidenta de la Asociación Mundial de Escritores y Periodistas. Directora del Museo de Arte Costarricense y Directora de la Editorial Universitaria EDUCA. Entre sus libros se mencionan: "Canción de la ternura" (1962), "Misa a oscuras" (1964), "Hacia tu isla" (1966), "Los perros no ladraron" (1966), "Memorias de un hombre palabra" (1968), "Diario de una multitud" (1974), "En esta tierra redonda y plana" (2001), etc.


                                                                                                                "Y si pensar fuera suficiente
                                                                                                                 pienso, a veces lloro río
                                                                                                                 pienso a veces siento no siento
                                                                                                                 pienso a veces nazco muero"



     








DECIME SI LA PRISA

¿decime
si la prisa es grito
que mata pájaros
con péndulos?
¿decime
si la angustia es agobio
que acerca muertes
con taladros?
¿decime
si el amor es amargo
por el rato que retiene
y la vida que se lleva?
¿decime
si podés decirme
dónde crece la luz
que sólo noche a noche
me amanece en el alma?.-



EN ESTA TIERRA

Me gusta estar con vos
me está gustando
es más creo que
sin vos se angosta el espacio
y falta aire
en rincones íntimos

qué lata
me está gustando
y ese gustar
tiene aspecto
de levantarse temprano
con ojeras y lágrimas.-


***

Ayer te busqué
en ese asiento vacío
del avión
en ese asiento vacío
del parque
en ese asiento vacío
del vestíbulo
en ese asiento vacío
del taxi
en ese asiento vacío
del comedor
en ese asiento vacío
de mi cuarto.
Hoy te seguiré buscando.-


***

Sólo las abadesas me acusaron
sólo ellas no creían
yo me encomendaba
día y noche
me encomendaba al viaje
a la rueda de la fortuna
al ruido del portazo
a la dulzura del "tevayabien"
a la desnudez del amor.

sólo ellas
convento y rejas
rosario y corredores
eran las vigilantes
de quienes creen en amaneceres
nuevos amaneceres
con soles sonrientes
pintados por niños.-



ME ATREVÍ A ARCHIVARTE

Me atrevía a archivarte
y te archivé
en la "t" de testimonio.
Época de tu época
respondona en silencios
mezquina en altitudes
valle de quehaceres
para develar tiempos
en que mejor
es no hacer nada.-





                                                                                                                              Carmen Naranjo 



Imágenes: Pinturas de Richard Danielle (Contemporáneo)






quiquedelucio@gmail.com

Blog auspiciado por Canadian Cultural Centre of Montreal.

martes, 16 de julio de 2019

El agua

Noveno año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza os textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a más de 5.000 escritores, respetando el derecho de autor.







Publicación Nª 2.422-



                                                                                                                                             Jorge Rojas

Poeta y narrador de Colombia, nacido en Santa Rosa de Viterbo en 1911 y fallecido en 1995. Fundador del Grupo "Piedra y Cielo" y patrocinador de la revista del mismo nombre. Su primera obra poética fue "La forma de su huida" (1939), le siguieron: "La ciudad sumergida" (1939), "Rosa de agua" (1941), "Soledades" (1948), "La doncella de agua" (1948), "Cárcel de amor" (1976), "Huellas" (1993), etc. Fue el fundador y primer director del Instituto Colombiano de Cultura COLCULTURA. Se destaca que el poeta hizo la donación de un terreno para la construcción de la iglesia y el colegio de Quiba, hermosa población ubicada en la parte rural de Ciudad Bolívar, Bogotá.


                                                                                       "Intuyo tu presencia. Silencio de tu voz.
                                                                                        Vives en el paisaje. Pura prolongación.
                                                                                         Nos llaman, despertamos, van tus cabellos
                                                                                         sueltos -estandartes de sol-." 











EL AGUA

Beso sin labio, novia en tu desvelo
esperando una boca que te beba;
y niña aún si un cántaro te lleva
arrullada en los brazos bajo el cielo.
llueve, y el mundo goza de tu vuelo;
danza la espiga, ábrase la gleba
y es más dulce cantar cuando se prueba
tu líquido que sabe a nuestro suelo.
Saltando entre los juncos extraviada
en busca de la sed, corza ligera,
has quedado en mi mano aprisionada.

No importa que quien te haga prisionera
te dé su forma, corre alborozada
persiguiendo tu forma verdadera.-



LECCIÓN DEL MUNDO

Este es el cielo de azulada altura
y este el lucero y esta la mañana
y esta la rosa y esta la manzana
y esta la madre para la ternura.
Y esta la abeja para la dulzura
y este el cordero de la tibia lana
y estos: la nieve de blancura vana
y el surtidor de líquido hermosura.

 Y esta la espiga que nos da la harina
y esta la luz para la mariposa
y esta la tarde donde el ave trina.
Te pongo en posesión de cada cosa,
callándote tal vez que está la espina
más cerca del dolor que de la rosa.-



ACCIÓN DE GRACIAS POR EL BESO

Gracias, amor, de nuevo tu criatura
se inclina al vasallaje de tu peso.
Encadenado estoy, me tienes preso
entre la red sin par de tu hermosura.

Gracias, amor, por esta cosa pura
que a través de la carne te alza ileso.,
perder la boca convertirse en beso
es ser el fruto sólo la dulzura.

No importa, amor, que el labio ante el abismo
del gozo haya quedado silencioso
si es casi el pasmo como el verso mismo.

Gracias, pues tu lenguaje me ha enseñado
que en el silencio todo es más hermoso
y lo callado es más que lo cantado.-



ANGUSTIA DEL AMOR

Bajo mi piel, ¡qué viento enloquecido,
por valles de la sangre y sus colinas,
estremece un rosal, de más espinas
que de fragantes rosas florecido!.

¡Qué agreste furia, qué hórrido sonido
de árbol cayendo y ciegas golondrinas
convoca su ulular entre las ruinas
de un efímero beso consumido!

¡Qué amargo mar su desatado llanto
encrespa entre mi ser! ¡Qué tolvanera
de angustia envuelve el hálito del canto!

¡Amor, fugaz amor! Sin ti no fuera,
dentro de mí, un vértice de espanto
la hora, en cada instante pasajera.-



CONFIDENCIA

Somos el uno para el otro, ¡mujer!
Nuestros corazones se encuentran
en la misma palabra del libro que leemos,
va nuestra mano trémula
en busca de una misma rosa.

Y nuestra propia muerte tiene que esperar
hasta que nuestros cuerpos
den paso a cualquier otro designio.-





                                                                                                                              Jorge Rojas


Imágenes: Pinturas de Vicente Romero Redondo  (España)







quiquedelucio@gmail.com

Blog auspiciado por Canadian Cultural Centre of Montreal.







lunes, 15 de julio de 2019

Sin embargo

Noveno año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a más de 5.000 escritores, respetando el derecho de autor.








Publicación Nª 2.421-


                                                                                                                                       Juan Marinello

Poeta y ensayista de Cuba, nacido en Jicotea en 1898 y fallecido en La Habana en 1977. Cursó estudios en Villafranca del Penadés, España, posteriormente regresó a su país y se licenció en Derecho Civil y Derecho Público. Colaboró en distintas publicaciones literarias de Rusia, Francia, Costa Rica, Venezuela , México y Estados Unidos, entre otros. Ocupó el cargo de representante de su país ante la UNESCO. Parte de sus obras. "Juventud y vejez" (1928), "Americanismo y cubanismo literario" (1932), "Momento español" (1939), "Sobre la inquietud cubana y Picasso sin tiempo"(1942), "Contemporáneos" (1965), "Actualidad de Martí, maestro de unidad" (1942), "Poesía mayor de Martí" (1973), etc.


                                                                                                            "Amigos: Nada que no sea
                                                                                                              una completa paz; paz en el alma
                                                                                                              y fuera del alma, paz de camino
                                                                                                              de la insensibilidad"











Y SIN EMBARGO

Y sin embargo
lo he dejado todo;
amores que sólo
eran un reflejo
del amor,
Mirajes
que eran un trasunto débil del paisaje
interior.
Todo se ha quedado detrás; la gloria
del elogio fácil (dulce vanidad),
Las manos que estrechan,
las manos que dañan,
el beso que enciende y el beso que calma
la ansiedad,
todo se vislumbra lejos;
pero asciende
de las tibias ascuas-hogueras del ayer-
Un humo en que flotan ansias insepultas
y maravillosas formas de mujer.

Todo lo he dejado;
pero todo alienta dentro de mi ser.-



TU FRENTE

Aquella frente tuya, rumorosa,
hecha de luna y caracol marino
fue la dueña absoluta de la rosa
cuando emprendimos, juntos, el camino;

aquel erguido vaso peregrino
que encendió su presencia numerosa
ante cada dolor, y a toda cosa
impuso la pasión de su destino,

es esta misma frente conmovida
y quieta en su clamor, lumbre nacida
de las sombras mortales de la hora,

que vuelve en tiempo y luz y en la alborada
toda flecha enemiga disparada
sobre su fiel planicie vencedora.-



YA NO SENTÍA LA TARDE

Ya no sentía la tarde
ni el alma.

Viniste tú;
y hubo un espanto de soles
en los viejos corredores
traspasados de tu luz,
marcho en la tarde dorada,
y el campo todo pregunta:

"¿Cómo ilumina el sendero
éste, que fue sombra y duelo
eternos?"
Hay un asombro
en la pupila del río
(y soy un dulce rubor
al duro sol del estío).

Me voy fundiendo en la llama
de la nueva quemadura;
tengo un gigante clamor
que empavorece la altura
de los montes, y un rumor
estelar entre las sienes.

No ven los miopes senderos
en el pecho amanecido;
sólo le ven en la tarde,
y voy marchando contigo.
El alma ya no sabía
de auroras.

Llegaste tú,
y hubo un espanto de soles
en los viejos corredores
traspasados de tu luz".-





                                                                                                                           Juan Marinello


Imágenes: Pinturas de Rob Hefferan  (Estados Unidos, 1968)





quiquedelucio@gmail.com

Blog auspiciado por Canadian Cultural Centre of Montreal.









sábado, 13 de julio de 2019

Sobrevolar

Noveno año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a más de 5.000 escritores, respetando el derecho de autor.







Publicación Nª 2.419-



                                                                                                                          Angel Rodríguez López

Poeta de España, nacido en Jaén. Ha publicado en una revista literaria de Madrid "La hamaca de lona" y colaborado con "Ediciones Raro" en la colección "Literatura de Kiosco". Ha sido incluido en antologías como "Poetas de Jaén" por Raquel Rodríguez; "Puta y Poesía" y "65 salvochea". También ha colaborado con "Voces del extremo" en dos ocasiones. En 2012 publicó su primer libro, "Poesía para perdedores" y tiene dos poemarios inéditos.


                                                                                                     "Pero camina, ella siempre camina,
                                                                                                      sin pausa y hacia adelante
                                                                                                      vomitándole resistencia a la derrota,
                                                                                                      negándole triunfos al fracaso"











SOBREVOLAR

Saber sobrevolar el sabor carmesí
de tu entrepierna
siempre me pareció la mayor aventura
del universo.
Siempre intentaba bucearte sin prisa,
como comiendo un lento helado
de sabor canela congelado
bajo tu ombligo,
subía reptando por tu barriga,
lamiendo su árida llanura
como la serpiente que busca su presa,
llegando al cuello y escalando
por tu verde pelo,
árbol femenino,
luz candil del amor
exquisito de tu cuerpo.-



I

Los treinta centímetros
que separan tu boca de la mía
me parecen la mayor distancia
a la que jamás
he de enfrentarme.-



OTROS POEMAS

María es liviana como la arena de un vendaval
a media tarde
cuando el sol se precipita triste
entre los montes vacíos
de la tierra yerma.-


***

A veces veo a Violeta paseando,
su falda baila con las medias calle abajo.
Baja, como cada mañana,
con la tristeza entre las orejas.
Violeta avanza por la calle
y se hace pequeña
y leve como un verbo monosílabo,
con su botón colgado
en la camisa mil veces asada
por la piedra del deseo.
Ella pasa su paso en la calle y posa
su peso de huesos ya ceniza de tarde
por las baldosas que bajo ella sonríen
desdentadas.

Yo me haría hormigón
por el placer de tocarla
en un abrazo rígido
Ella serpentea entre ciudadanos
y escapa.-


***

A Luna se le ve de lejos y se le goza.
Su amistad que aleja a los amigos
no hace que se disuelva como beso
en el viento.
Por eso, a ella, se le mira desde lejos
y se marcha rápido
y se lleva su andar y su boca rauda
a otro lado.
Pero si se queda
y te toca y te besa y te da y no toma
y te bebe y te muerde y abraza
con su pelo de rizo de albahaca.
Si se queda y lame sin prisa las palabras
y te cobija y alimenta
y te sustenta y ama, sincera,
como un animal ama,
y te mira y te canta sin voz sílaba
ni arpegio
con sus uñas manchadas de tierra calma.
Si se queda,
si no se marcha y amanece en su cama
y no anochece a kilómetros
de su tibia almohada,
si se queda, si no se marcha.
Luna canta si no se marcha
si se queda,
si tuviera su piel reposo.
Si Luna se queda.
Si se queda Luna.
Si se quedara.-




                                                                                                         Angel Rodríguez López



Imágenes: Pinturas del español Joaquín Sorolla.






quiquedelucio@gmail.com

Blog auspiciado por Canadian Cultural Centre of Montreal.