Páginas vistas en total

martes, 13 de noviembre de 2018

Y los pasos

Octavo año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a más de 3.000 escritores, respetando el derecho de autor.







Publicación N°  2,211.-

                                                                               
                                                                                                                                    Hans Medrano

Poeta y narrador de Colombia. Profesional en Estudios Literarios de la Universidad Nacional de Colombia. Ha publicado diversos escritos en Ex-libris, periódico de la Feria Internacional del Libro de Bogotá, en sus ediciones de 2009 y 2010 y en la revista "Gavia", de la Universidad Distrital Francisco José de Caldas, Phoenix 11 y 12. También ha publicado algunos de sus poemas en la revista de poesía "Arquitrave" (Agosto de 2010) y cuentos en la antología de cuentos cortos colombianos "Perico" (2011). Entre sus libros editados, se encuentran "Espejos y Caminos" (Bogotá, Hadriaticus, 2009).



                                                                                     "No necesité la puerta que jamás
                                                                                      abriste, era mi todo tu huella
                                                                                      y donde tu mano iba aconteciendo
                                                                                      era dibujada por mí como en diversos patios"   











Y LOS PASOS PALPITAN

      Y los pasos palpitan
como tus ojos que no me dejan
ver tus ojos,
y a veces recostados,
callándose como el tiempo
que poco a poco guarda
nuestra escasa eternidad.

      Y siempre estoy saliendo de ti,
lejos de las paredes
que murmuran mi propio odio,
siempre me resguardo
en los antiguos días
donde las miradas eran aún de piedra
y donde el celo gris de cada tarde
no era más
que la espalda inédita de Dios.-



POEMA III

No he dejado de
no ser tuyo.
No fui yo quien giró el espejo
del pasado
hacia mí
en mi horadado tiempo.
Venido de lejos hacia ti,
hacia espejismos ebrios de luz,
hacia caricias insensatas
de nuestro silencio.
Cubres la palabra que
no sé, no soy tu vacío,
no soy cuando era ayer;
me conoces; a intervalos,
soy el beso que nunca
te entregué.

Cerca tu mano
en mi mano taciturna del sueño,
en la ciudad que siempre
me llevas tú.-



LA FLOR LLENA DE HORAS

      La flor llena de horas
venía de adentro, y allí
nos hicimos espinas como esa tarde en que todo
agonizó,
lejos, donde mi mar abandonó
su anverso
y esas ruinas que resucitaron ocultando
un día.

      De a poco falló
su olvido desacostumbrado,
reja del eso que no esa
en ese otoño reluciente,
aparente de sol con su espejo como cielo
derrumbado.
Antaño un fuego, una ceniza
fabricó el olvido dentro del recuerdo.-



NI EN LOS SUEÑOS CERRAMOS LOS OJOS

      Ni en los sueños cerramos los ojos
exiliados en sus sacrificios oscuros,
sin su memoria ebria, inquieta.

     No los abrimos cuando caímos y besamos y caímos
en la profundidad de las noches desorientadas
y cerca del vacío de nuestra ventana
la sonrisa triste dividió nuestros párpados.

      Y los cerró a muerte, tallo de su vida,
a orillas del vientre,
del cielo sin esplendor.
cerca al agua que es su propia sombra.-



CADA DÍA SE ACORTAN LOS PEDAZOS

Cada día se acortan los pedazos
del alma
en lo incompatible del tiempo,
renuncian de nosotros
los caminos de puertas
cuarteando nuestra eternidad.

Luz azul de la distancia
nos abandona, hiere nuestro ojo
con dolor de piedra ciega.
Cada día más lejos
de la abierta lontananza.-




                                                                                                                                Hans Medrano





Imágenes: Pinturas de Ricardo Fernández Ortega  (México, contemporáneo)







quiquedelucio@gmail.com

domingo, 11 de noviembre de 2018

Otros días







Octavo año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a más de 3.000 escritores, respetando el derecho de autor.


Publicación N° 2.210-





                                                                                                                           Kenia Martínez Gómez

Poeta de Colombia, nacida en Cereté. Licenciada en Español y Literatura de la Universidad de Córdoba en 2003. Sus textos han sido publicados en diferentes revistas y periódicos culturales de la región Caribe colombiana.. Ha participado en el Encuentro de Mujeres Poetas, Centro Cultural  Raúl Gómez Jattin. Se desempeña como docente en español y literatura en Caucasia, Antioquia. Cuenta con varios libros de poesía, algunos inéditos.


                                                                                               "Soy la que espera de ti lo mismo que
                                                                                                espera de los otros, un poco de tiempo,
                                                                                                un falso amor. Cualquier cosa para 
                                                                                                engañar por siempre a la desdicha"











OTROS DÍAS

I

Nunca tuve un hijo
No sembré un árbol.
Sus dedos escarbaban la tierra.
La herían,
brotaba llanto.

Trató de escribir un libro
y sólo nacieron estos versos.
Anduve por caminos y mares,
vi ríos de sangre y de risa.
Di una mano,
y me negaron la otra.

II

Me paso las horas persiguiendo sueños.
Tratando de encontrar e amor en cada paso.
En cada canción,
en cada beso.
Soy.

III

De todos los hombres que van por la calle,
espero encontrar uno para mi alegría.
Uno que huela a flores,
a tierra.
Uno que sea real,
corpóreo.

Que sepa reír y maldecir si lo amerita
y mienta sin remordimientos.
Y un día cualquiera me abandone sin palabras
y regrese sin promesas.

Un hombre planta,
pez,
un hombre gorrión.-


POEMA VI

Mi cama está vacía,
sin vida.
Sin despojos de amores
o raptos furtivos.
Soy un ocupante sin gracia,
un cuerpo inerte
que no sabe qué hacer con sus miembros,
una boca llena de rutina,
un nombre que no tiene esencia,
ni ganas.

Una muerta anticipada.-


VII

Cuando la mano extendió los dedos,
no encontró el rostro,
y no supo qué hacer con las caricias.
La mano volvió a ser puño.
Asestó el golpe.-


IX

Dormir con un hombre que no nos pertenece
suele ser doloroso.
Encuentras otros olores,
acaricias otras caricias,
su boca se confunde de nombres.

No puedes decir mi amor sin que te duela,
sin que se quiebre la palabra entre tus labios.
Miras sus zapatos
con ojos de adiós.

Sus manos,
pájaros de otro nido,
te recorren,
te hacen
mar,
lluvia,
y luego agua quieta

Abandonada para siempre sin su barca.-


XII

Mientras te espero,
mi cuerpo se cansa de fugarse,
de lacerarse,
de las pequeñas cosas,
de las citas trasnochadas,
del humo de los bares.

Mi sexo
se hace quieto,
pierde licencia,
caduca.

La noche es una enemiga insaciable,
no te reconoce
y pide sus derechos.-




                                                                                                               Kenia Martínez Gómez 





Imágenes: Pinturas de Martín La Spina  (Argentina, contemporáneo)






quiquedelucio@gmail.com

jueves, 8 de noviembre de 2018

Tan sólo

Octavo año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a más de 3.000 escritores, respetando el derecho de autor.









Publicación N° 2.209-




                                                                                                                               Luis Beltrán Mago

Poeta y ensayista de Venezuela, nacido en 1922 en Cumaná, Estado Sucre. Abogado, fue fiscal del Ministerio Público. Fue presidente del Círculo de Escritores de Venezuela y autor de los libros "No es tiempo de callar", "Baje hacia las estrellas", "Los eucaliptus miran al sur", entre otros. Es uno de los más destacados petas y ensayistas venezolanos aún vivos. Su obra, de un rico y gran componente poético ha sido recogida, hace poco, en una antología personal que reúne casi toda su obra "Antología esencial" (2009).


                                                                                                                 "Vientos de furia se enroscan 
                                                                                                                   en las vertientes del mundo,
                                                                                                                   cantos de futuro brotan
                                                                                                                   en las gargantas del mundo"  











TAN SÓLO

Tan sólo estaban la lluvia y mis besos
transitando los espacios del amor.
Habíamos bebido todos los hálitos
y la mañana despertaba acariciándonos.
Un sol esquivo atravesó el ámbito
de los deseos desatados.-


***

Un tórrido arrebato anuncia cada día
en que al tocar tu piel despiertan
mis huesos, y la sangre palpita.

Aquí desciende el cielo hasta besar tus ojos.
Se arrodilla la tarde más allá de la sombra.
Y en medio de la luz donde tu labio espuma,
un pez de nube y gasa, de neblina y silencio
se afila entre mis manos para viajar su sueño.

Mi corazón recuerda su morada en la noche.-


***

Cuando miré mi sombra
en el espejo,
ya la tarde rondaba
mis espaldas.

La luz se había roto
entre la luvia.
El agua regresaba
desde la vieja casa
de las nubes
para habitar el suelo
de mis días,
el espacio de siempre.
Cuando miré mis manos
en el río
la lluvia colgaba en mis pestañas
viviendo entre mis ojos.-


***

En cada madrugada pienso que renazco
cuando en verdad remuero a la orilla
de un río somnoliento donde,
como un titán de luz, invento un cielo
que amanece a la locura del amor.

Amo el agua de los ríos; al pez
que resbala por las sienes del agua
y tu voz, entre la cuenca de mi mano.

Amo la gaviota de luz en que me pierdo
frente al mar de mis días, sembrándole
poemas a la aurora.

Amo el aire azul, total abecedario;
aire sin prisa, viajero de cielos
interminables; viento de espuma
colgando entre los pliegues del beso.

Amo el mar tan ancho y silencioso;
coro de nostalgias por el que viajamos
con el duende de la ola en romería,
para ver nacer a Dios cada mañana.

Amo la lluvia que balbucea entre las hojas
y penetra por las ventanas
cuando me puebla la soledad.

Amo los tiernos resplandores
de la nada iluminándote los dedos,
resbalando por tus manos.

Amo la noche -asilo para la entrega
y el silencio- que cae sobre ti
a torrentes, mientras despeinada,
camina y llora.

Amo tanto que ¡Quiero llorar!
la aurora junto a mí como testigo
...y los ojos se niegan.-






                                                                                                                          Luis Beltrán Mago  



Imágenes: Pinturas de Rob Hefferman






                       
quiquedelucio@gmail.com






El Edén

Octavo año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a más de 3.000 escritores, respetando el derecho de autor.






Publicación N° 2.208-


                                                                                                                                   Norton Contreras

Poeta, narrador y ensayista de Chile, nacido en el pueblo de Canela, Región de Choapa. Comunicador Social. Miembro de la Sociedad de Escritores de Chile, integrante de Poetas del Mundo, miembro de la Red Mundial de Escritores en Español REMES y de la Organización Cultural Víctor Jara. Colaborador de Panorama Cultural de Suecia y de Encontrarte de Venezuela. Vivió en la Argentina entre los años 1975 -1978. Realizó estudios de Psicología Social, Historia y Filosofía, en la Academia de Ciencias Políticas, en Sofía, Bulgaria (1981 - 1982).  Reside en Suecia, donde trabajó en los archivos de la ciudad de Malmö. Ha publicado "Cantos en tiempo de amor y guerra", editado en Madrid, España y "Versos y Prosa del peregrino", entre otros.


                                                                                                "Ella me dijo que cuando baila
                                                                                                  tiene fuego en el cuerpo y en el alma.
                                                                                                 Voy buscando los signos, los códigos,
                                                                                                  los elementos terrenales del destino"











EL EDÉN

Tentación, deseos,
deslizándose por llanuras blancas,
valles que van al oasis, al origen,
rincón del Edén,
árbol del manzano,
cuerpo cálido,
la serpiente
ofreciendo
luz, conocimiento,
verbo
vida
palabras
la evidencia de la desnudez, esperando.
Tentación
deseos
ritmo
cadencia
movimiento telúrico,
temblor
epicentro de tu cuerpo.
Al alba, las primeras luces
te muestran insinuante, tentadora
en la foto suspendida
en los laberintos del muro virtual.
Te hablo y evoco tu nombre,
desde la lejanía
me responde el silencio.-



VARIACIÓN SOBRE UN TEMA DE AMOR


I

sólo tus palabras
tu presencia me conmueven,
a lo lejos la soledad va dejando
las huellas en el tiempo.
Sólo tú existes
aquí y ahora...
más allá
tiempo
espacio...
destino.
circunstancia
paradoja de la realidad,
tiempo irreversible de la vida
renacer de tus amaneceres
en mis deseos
sentimientos confusos
pasión comulgando en tus
silencios...profanos,
imagen reflejada
de un sentimiento oscuro
acariciando la prolongación
de tu cuerpo,
símil de un deseo...
en mi soledad
acompañada cuando tú estás
lejana...
inalcanzable
pero percibida
en cada latido del corazón
en cada rincón de la piel
en el movimiento
suave del viento
semejante al ritmo
a la cadencia de tu cuerpo.-


II

Pintas de primavera
el otoño de mis días
cuando la vida
es la melancolía de las horas
pasadas que vienen y van
naufragando entre amor y desamor.
Sueño con descubrir los secretos
de tus noches,
sumergirme en el fondo de tu esencia,
hacer revivir sueños e ilusiones.
Me hace ilusión conjugar contigo
en la cadencia de tu cuerpo
susurros de amor
palabras de pasión
gemidos de placer.
Deseo sentirte piel a piel
volar al séptimo cielo
en el éxtasis del deseo urgente
vaciándose en ti.
Renacer en las
constelaciones del universo
de tu alma.-




                                                                                                           

                                                                                                                             Norton Contreras



Imágenes: Pinturas de Eugene de Blaas  (Austria)






quiquedelucio@gmail.com

miércoles, 7 de noviembre de 2018

Confesión


Octavo año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a más de 3.000 escritores, respetando el derecho de autor.






Publicación N° 2.207-




                                                                                                                    Miguel Méndez Camacho

Poeta, periodista y profesor de Colombia, nacido en Cúcuta en 1942. Es Doctor en Derecho y Ciencias Sociales de la Universidad Externado de Colombia. Ha publicado, entre otros, "Los golpes ciegos", "Papeles", "Poemas de entrecasa - Crónicas y reportajes" , "Introducción y estudio de las ideas políticas" (Ensayo), "Perfil y palote", "Instrucciones para la nostalgia" (Poesía, Buenos Aires, 2003), "La alegría de escribir" (2003), "Desencantos y cantos" - Selección de poemas-(2003), "La primera cosecha que dio pájaros" (2004), etc. Fue fundador del Concurso Nacional de Cuento Corto y Poesía de la Universidad de Colombia, Director de la Colección Cuadernos de Cultura, del Norte de Santander, Poeta del año del XII Festival Internacional de Poesía Bogotá 2004, etc.


                                                                                                     

                                                                                                          "En los aeropuertos donde nadie
                                                                                                            te espera ni despide
                                                                                                            ondea tu sonrisa y responde
                                                                                                            a las manos que saludan"  











CONFESIÓN

Ando perdido
pero jubiloso.
Confieso que no sé
a dónde voy,
pero la alegría me delata:
todos saben
que vengo de tu cuerpo.-



RECUÉRDAME

¿En qué bar estarás
dónde tu risa
suene más que la música?
¿Dónde tu pelo sea
el rincón más oscuro de la fiesta
y tu escote
la ventana mejor iluminada?

Alguien ya sabe que eres impredecible
de la cintura para abajo,
hacia arriba te salva la sonrisa
y esa mirada ausente
como si no quisieras compañía.

¿A quién decidiste seducir?

Recuérdame, desnuda
y no olvides
que nadie sabe más de tu cuerpo
que mis manos.-



LUCRECIA

Mi madre nunca tiene en los poemas
un muy exacto
Siempre está dando vueltas
huyendo y regresando
aquí y allá de la vigilia al alba,
limpiando
y remendando mis palabras
como si fuera oficio de la casa.-



TRISTURA

Las primeras señales del olvido
no son ritual de puertos o viajeros,
las ausencias
no requieren de adioses.
Los abandonos
no necesitan ceremonias.

Uno se va sin trenes
sin aviones,
uno se va sin barcos.
Un se va.-



EN UN ÁRBOL

Escrito en la espalda de
un árbol

No recuerdo si el árbol daba frutos
o sombra,
sólo que dio pájaros.

Que era el centro del patio
y de la infancia.

Que en la madera fácil
tallé tu nombre encima
de un corazón flechado.

Y no recuerdo más:
tanto subió tu nombre con el árbol
que pudiste escaparte
en la primera cosecha que dio pájaros.-



LA SOLEDAD

Si miramos el rostro de la amada
y cerramos los ojos
para palparlo luego en la memoria
el fantasma del miedo nos traiciona.

Por eso los amantes
no se dan nunca el uno al otro
y las manos que recorren los cuerpos
no persiguen la piel
sino el olvido de la futura soledad.

Y las caricias se prodigan
no a los cuerpos
sino al vacío de la ausencia
al temor de quedar sin
compañía.-




                                                                                                                       Miguel Méndez Camacho




Imágenes: Arte digital contemporáneo.





quiquedelucio@gmail.com







martes, 6 de noviembre de 2018

Me duele

Octavo año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a más de 3.000 escritores, respetando el derecho de autor.









Publicación N° 2.206-

                                                                                                                                     Angela Becerra


Poeta  y novelista de Colombia, nacida en Cali, en 1957. Estudió Diseño Publicitario y Comunicación, dedicándose a la creación publicitaria donde obtuvo numerosos premios internacionales. En 1988 se radicó en Barcelona, España. Su primera obra publicada fue "Alma abierta" (2001), su primer novela  "De los amores negados" apareció en 2003 y tuvo una calurosa acogida de la crítica, luego con "El penúltimo sueño" ganó varios premios, entre ellos el Premio Planeta-Casa de las Américas 2009 , el Premio al Mejor Libro Colombiano de Ficción 2005, Premio Azorín 2005, Premio Literary Award 2004, de la Book Expo America (BEA), en la categoría de novela romántica. Otras obras suyas son: "Ella , que todo lo tuvo" (2009), "Lo que le falta al tiempo" (2007), etc.



                                                                                                            "Tiempo. Estación de esperanza
                                                                                                              donde parten los sueños,
                                                                                                              donde viajan las ansias,
                                                                                                              donde esperan los anhelos"











ME DUELE

Me duele amarte así...
sin esperanza.
Proscritos
y malditos
de añoranza.
Sin pasados lastrados
ni futuros soñados.
Con el alma viciada
de dolores.
Sin creencias
ni ardores.

Esperando una muerte
cansada.
Cansada de vivir
estando muerta.
Me duele amarte así...
Tan sin principios
ni finales.
Tan sin tenerte cerca
estando ausente...
Tan teniéndote
cerca sin saberte.
Sabor a boca tuya
a beso fresco
de hoy
recién humedecido.
Humedecido en lengua
beso recién nacido.-



EL DÍA QUE DEJE DE SER

El día que deje de ser
El día que sea
Buscaré entre las nubes
los colores del vino
y me emborracharé en soles
naranjas derramados.

Germinaré canciones.
Germinaré silencios.
Volaré con el viento,
y cantaremos juntos
otro canto de vida
más sencillo.

Me vestiré de otoño atardecido
levantando en la tierra
las piedras,
con mis pasos que vuelan.
El día que no sea...
El día que sea.

Inventaré alegrías
de piñas y sandías.
De pan y mantequilla
con semillas de vida.
Caminaré descalza
cara arriba.
Me beberé la lluvia.
Me empacharé
de estrellas.

Desandaré caminos
caminando de espaldas
y sin mirar para atrás.
Y cuando esté cansada
de desandar mis huellas,
me detendré en un árbol
y abrazaré su sombra
hasta dormirme llena.

Cuando deje de ser...
Cuando no sea.
Esa noche de estrellas
desvestiré las flores
con mis besos.
Me acostaré en el verde
con los brazos abiertos.
Dejaré que me bañen
los silencios.

Que me bese en azul
mi luna plena.
Pondré fin a soñar
las realidades.
Me quedaré soñando
entre mis sueños.
Cuando deje de ser...
El día que sea.
Seré luz, sombra.
Aire, fuego, Tierra, agua...
Seré etérea,
fugaz
como una estrella.


El día que no sea.-




                                                                                                                                Angela Becerra



Imágenes: Pinturas de Pino Daeni






quiquedelucio@gmail.com

domingo, 4 de noviembre de 2018

El zumbido

Octavo año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a más de 3.000 escritores, respetando el derecho de autor.





Publicación N° 2.205-




                                                                                                                                            Claudio Rojo

Poeta y narrador argentino, nacido en la ciudad de Santiago del Estero, en 1984. Es Psicoanalista. Publicó la plaqueta de poesía "Fotos de mi chonga desnuda dentro de una nave espacial" (2015). Su libro de cuentos "Viñetas del insomnio no resuelto" (Ministerio de Cultura de la Nación, 2015), fue editado para la colección Leer es Futuro. Además escribe regularmente para los diarios Nuevo Diario y La Gaceta de Tucumán. Sus cuentos y poemas fueron publicados en las revistas literarias "Los inquilinos", "Maten al mensajero" y "Tardes amarillas"; en los fanzines "Larvas marcianas", "El Megáfono" y "Quince minutos con vos". Dos de sus cuentos integran el "Picado Antología - Lata Peinada" (Editorial Bellas Alas, 2015) .


                                                                                             "Yo deseaba, en esos momentos,
                                                                                               que fuera martes para soltarme
                                                                                               de la nube y caer al ruido y al
                                                                                               asfalto como una bomba de hidrógeno" 












EL ZUMBIDO DE LA MUJER MOSQUITO

Vuela en dirección al rostro
y pica el párpado cerrado,

zumba, mientras chupa,
el gel blanco que escurre
desde el fondo.

La mujer mosquito sobrevuela
mi pecho
burlándose de la ciencia
de la espiral y su brasa,

eso que sirve para embrutecer
y alejar
a hordas de picadores
se vuelve inútil en ella
mientras se recrea
en el humo venenoso
como un atleta.

Intuyo, como cada noche, que estaremos
juntos hasta que aparezca el sol
y fulmine su encantamiento
de sorber a oscuras
la viscosa memoria de los ojos.

Me vuelve a zumbar, gigante y perfecta,
en su disfraz humano.
Ningún mosquito imita mejor
un par de piernas de mujer,
los pechos ínfimos y blancos
que se deslizan hacia la mordida,

el murmullo empalagoso
en la hora veloz del sudario.

Sólamente la delatan
una alas de celofán alambrado
y la sangre reseca alrededor
de los labios.

Mujer mosquito
zumba y duerme
su cuerpo amedrentado
por el rayo de sol.
Me vacía y se quema
y nada conserva en su retorno
a la forma original.
Nada mío,
nada de ella,
nada en mis cuencas abiertas
donde reverbera
el dolor del último beso.-



ELEGANTE FLAMEO DE BANDERAS BLANCAS

Mi palabra contra
la tuya.
Leche contra leche, dada en el beso,
en el celaje que precede
al refusilo nocturno.
Cama: la fiesta de los rivales.
Por este reposo de nubes, un cansancio
de la existencia de mi nombre
y todo lo que mi nombre lleva
con él. No te conozco
tanto, pero te combato,
pérfido enemigo, y lo haré
hasta que por fin te conquiste
con mi amor de pieles suaves,
de apretarme con vos en la silla
y despertar a los vecinos.
Mi palabra candombe en tu baile
de caretas, rival abierto y desnudo
con el pecho donado al forraje
de la luna.
Habitante fugaz, mate en mano, bombilla
entre labiecitos rojos, mordidos,
puestos a secar
luego de desabrigarlos para
la nieve.
Todo se volverá humo, adversario bello, incluso
la tormenta de tu orgasmo.
Y no habrá recuerdo de la tregua
excepto, quizás, en la memoria
de mis cortinas.-



                                                                                                                     


                                                                                                                                 Claudio Rojo



Imágenes. Pinturas de Sophie Anderson (Francia)






quiquedelucio@gmail.com