Páginas vistas en total

lunes, 23 de julio de 2018

Amor sumiso


Octavo año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a más de 3.000 escritores, respetando el derecho de autor.






Publicación N° 2.102-



                                                                                                                               Ana Delgado Cortés

Poeta de España. nacida en Madrid en 1973. Mientras cursaba sus estudios de Periodismo impulsó la tertulia poética "Ostras versus Versos" junto a varios compañeros. Con ellos publicó las obras compartidas "Cristales en la arena" (1993) y "Poemas egocéntricos, personales y plurales" (1994). Forma parte del aula de encuentro del Círculo de Bellas Artes de Madrid, grupo con el que participa en recitales trimestrales y en el programa literario "Voces de Minerva" por radio Círculo. Su libro "Zoología marina, vertebrados terrestres", recibió en 2005 el Premio de Poesía "Andrés Salom" convocado por la Asociación Taller de Arte Gramático. En 2009 publicó el poemario "Amor sumiso".


                                                                                                      "se regresa siempre al mismo cielo,
                                                                                                        a lo vivido, a lo que pudo ser dicho,
                                                                                                        a lo llorado de otro modo.
                                                                                                        A lo olvidado"











AMOR SUMISO

El hombre que me muerde
no muerde en mí la carne, el pecho,
el labio.
El hombre que me muerde
muerde de mí el instante
y sólo permanezco por su boca.-



***

Castellana, plana y grave,
se me muestra esta meseta recta,
paralela y roma, horizontal, dormida.
Cortada en retales y acostada bajo el cielo,
parda y extensa,
se destila en cereal silencio y,
sin embargo
de su matriz lineal, de un mar sin olas,
le amanece y le interrumpe
un árbol solo,
un tiempo vertical, un sueño en vela,
un soplo y una luz
que el sol converge.-



SINTAXIS

Y no te beso.
Y me absorben los papeles recordando
cada vértice de luz con su desplome,
prolongando la fonética vigía
de los tiempos en que fui
lóbulo tuyo.

No te beso.
Y despega sobre el verso un celo amargo
de los brazos que se cuelgan de tu cuello,
de mujeres bailarina que hoy alcanzan
a sanarte con la sal
de sus tobillos.

No te beso.
Se revuelve la semántica imperfecta
como un punto suspensivo entre los labios
que se callan sin palabras, sin preguntas,
sin canciones, sin los besos
que yo no
te
beso.

Porque entero te muestras cuando escribo,
cuando avanzo en metonimias tu presencia
resumida y literaria
en esta piel
sin
beso.

La sintaxis de las cosas
va licuándose en saliva
sibre el filo de la lengua
que te alumbra nada más
que
un
verso.

Porque el beso se resiste,
te visita en otras bocas,
enredado en las papilas
sin idioma y sin poema,
sin acróstico deseo
transversal a cada estrofa.

Porque el verso de mi labio se resiente
y sólo yo,
nadie más
que
yo
nunca te besará del todo.-.



de MALQUERIDAS

Mi último amante remonta el vuelo
de la falda de una rubia.
Ella no sabe de estratosferas,
pero en sus aires de mujer diez
él planea
-intuyo que planea futuros inmediatos-,
mientras yo, cada domingo,
me descoyunto al doblar
las sábanas a solas
porque no me da de sí
la envergadura
de estas alas que no vuelan
los días pares.-




                                                                                                                            Ana Delgado Cortés




Imágenes: Pinturas de William Herbert Allen   (1863 - 1943)





quiquedelucio@gmail.com





domingo, 22 de julio de 2018

Te observo

Octavo año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a más de 3.000 escritores, respetando el derecho de autor.







Publicación N° 2.101-


                                                                                                                                Paulina Ibieta Cruz

Poeta de Chile, nacida en Concepción en 1977. Cursó estudios técnico profesionales en el Instituto "Virginio Gómez". Obtuvo Mención Honrosa en el Concurso Nacional Armando Rubio Huidobro, auspiciado por Chilepoesía., la Fundación Neruda y El Mercurio (2000).Es Premio Consejo Nacional del Libro (2004). Ha publicado, entre otros: "La herida" por Mosquito Ediciones y "Humana condición" por la Editorial Cuarto Propio. Su obra ha sigo recogida en varias antologías de su país y el extranjero.


                                                                                         "Entro en la marea blanca, voy por ti
                                                                                           mis pies escriben el deseo
                                                                                           fatalidad al fin abrazo las plantas
                                                                                           arden abren las olas blancas y quietas"










TE OBSERVO

Te observo, no me sabes presencia
titilan hojas, mis pupilas
he venido a tu encuentro
he venido por mí

Soy el bosque que danza sus ramas
eres el silencio del bosque
palpita silencio cadencia
soy el silencio que escucha el latido del bosque
lates el bosque cadencia
Palpito el silencio profundo del bosque
soy la brisa que mece las ramas, solemne
Eres el bosque
soy el susurro que entra tus ramas
eres los árboles solemnes
escucha el latido profundo
Amanece la noche
retumba haces el bosque
Palpitas mi cuerpo, palpito el silencio
soy el alba he venido a tu encuentro
late uno solo el abrazo
Escucha el latido profundo
estremecidos danzamos apenas un roce
Titilan las hojas.-



SOY TÚ

Deja que te bese
lama tu rostro desde las manos
deja que pruebe
el tiempo de guarda

Deja que te guste
sepa mi sabor en ti

Sé mi gusto
en la entraña
del que me lleva en anillo
el anillo que ves
en mi mano izquierda

Hoy me sabo amarga en él
sabo a fierro, demasiada sal
fruto que se rancia

Toma mis labios
bebe desde mi boca bebe y te bebo
desde tu boca
quiero embriagarnos de nosotros
abrir el tiempo que guardamos

Deseo mascarme sublime en ti
arrebatar tu lengua
hasta derramar tinajas
lamer el jugo dulce

Dejar rozar tus labios.-



A TRAVÉS

Un punto herido en la yema
gota minúscula de tinta
ojo azul
lo mismo que una boca
Dice lo que señala
el rostro índice del cuerpo
herido de cinco huecos
y uno y otro a cada lado
Gloria la piedra
Tiempo necesario
para abrir el polvo endurecido
volver la gratitud al cuerpo
Mira todo lo que sos
a través del camino
las zarzas han crecido en la piel
abre el bosque
eres la cabaña peregrina
Tuvimos miedo nos mascaramos
encapuchados porque temimos
rostro pétreo cada vez más sima
Vengo desde el origen
piedras boyadas
ventanas del cuarto donde
nos encontramos
siempre adelante
La puerta bifurca los brazos
para volver y estrecharte
Un punto de fuga se abre
antes de siempre.-



ORA

Todo el silencio
por sobre el silencio

bullen los párpados
sube baja vientre
bufa hálito tenue
deseo y miedo rechinan
Todo el silencio
Frío recoge el templo
nace
la oración del fuego
agua inmola
Llueve en silencio
sobre el templo.-





                                                                                                                                Paulina Ibieta Cruz



Imágenes: Pinturas de Daniel Gerhartz   (contemporáneo)







quiquedelucio@gmail.com

viernes, 20 de julio de 2018

Miedo

Octavo año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a más de 3.000 escritores, respetando el derecho de autor.






 Publicación N° 2.100-                                                    


                                                                                                                              Iñigo Aranbarri

Poeta,  novelista y crítico literario español, nacido en Azkoitia, País Vasco, en 1963. Es Licenciado en Filología. Su primer poemario publicado es "Jonas Poisson (Susa, 1986) al que le siguió "Tortugas y nieves" (1989) y "Piedras al galope" (1998). Cuenta además con la publicación de la novela "Hay que darle" (1994), también ha hecho incursiones en otros géneros como la biografía " Sakabi-La grandeza del sonido pequeño" (2003)  y la crítica literaria: "Palabras y llaves" (Alberdania, 2001) y "Si no hubiera Loiola; junto a José Luis Otamendi (Uztarria, 2005), etc. y ha publicado el ensayo: "La crítica literaria anterior a la guerra" (Labayru, 1996), entre otros.



                                                                                          "No hay atajos recuerda
                                                                                            pero emprendimos el camino sin embargo
                                                                                            a través del otoño de los jabalíes
                                                                                            hacia las frías estancias del tiempo" 










MIEDO

Miedo a decir no en cuarenta minutos.

Dilo con calma. Dímelo. Dilo bruscamente
di que no acertamos a amarnos
di que no nos tomamos el tiempo
de dulcificar las heridas
Dímelo. Dilo bruscamente. Dilo despacio

Di bruscamente que el futuro no nos quiere así
di que no queremos así al futuro
di que hemos echado demasiada sal en ellas
di que han aprendido demasiado
nuestras aberturas

Dilo tranquilamente. Dímelo. Dilo bruscamente
di que también a ti te ha crecido una
humillación raída
Di que se enfrenta escarbando a cada amanecer
di que ya basta, que se agotan los corazones

Di que no alabaremos el sufrimiento
di que no nos quiere de cualquier manera
di que esperar también es vivir
di que esperar también es vivir.

Dilo dulcemente. Solamente dilo. Di.-


***

Aún llevado atado a la muñeca
aquel reloj Isidore Ducasse Luxe Quartz
que las pasadas fiestas de San Juan me regalaste
Puedo necesitarlo tanto como tu flor
al abrir la puerta, los dí
No he escrito ni palabra
me conoces
mientras miraba la niebla de membrillos viscosos
he oído el rumor de hojarasca,
la ola de fresas de entre tus muslos.
Y la ceniza de la tarde en el hueco
de la puerta.
Sí, se me hace tarde.-


***

Navego en las últimas horas
a lo largo de palabras enfiladas
no enviaré sino esta carta
todo anda mal, ya te imaginas
sabrás que sigo bien
que el musgo cubre
mi corazón minúsculo
que los ríos son largos aquí
y queriendo ahogar el rastro del tiempo
se encogen y serpentean
casi todas las tardes salimos al monte
en busca de nostalgia
pero la única captura son grillos muertos
y gotean las flores de laurel
al descubrir nuestra pequeña
américa accesible
y de repente todo es oscuro
o bien enorme
tan grande como lo es el pasado
y recuerdo vuestras cartas
que me ofrecen besos de polvo
como si fueran grullas fugitivas
hasta que se me vuelve cal el recuerdo.-


***

Dime cómo he de enseñar nuestra casa
sin cerrar con llave ningún cuarto
cómo mostrar nuestras manos,
cómo cerrar los ojos
Cómo hacer que enmudezca su código
Dime cómo hemos de ensuciar
nuestra memoria
tan frágil, tan íntima
Una geografía tan salvaje que los senderos
se precipitan al mar
Nos precipitan al mar
Las rocas que abrazan
los cadáveres olvidados
aguas que arrullan sueños de antaño
Dime cómo ha de amarse

Dime cómo ha de amarse
lo que se requema tan despacio
esta rosa de cristal,
herida tan amordazada
Cómo encontrar su rostro
si no es con dedos de ciego
Cómo llevarse a la boca sus dedos
sin un pequeño mordisco
Cómo podemos aprender tanto deber
Cómo podemos aprender
Cómo puedo olvidarte

Cómo escribir sobre terrones
Cómo desescribir
sin dejar yermo el suelo.-




                                                                                                                                Iñigo Aranbarri



Imágenes: Pinturas de Camille Corot.






quiquedelucio@gmail.com

jueves, 19 de julio de 2018

Profano


Octavo año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a más de 3.000 escritores, respetando el derecho de autor.





Publicación N° 2.099-



                                                                                                                                     Angela Molina

Poeta y periodista de Venezuela, nacida en Caracas, en 1967. Es Licenciada en Comunicación Social y Abogada por la Universidad Central de Venezuela (UCV). Se dedicó al periodismo impreso y ha publicado en numerosos periódicos y revistas de su país. Participó como miembro fundadora en calidad de vocal en la primera directiva de la Asociación de Bioética Jurídica. Ha publicado, entre otros, los poemarios: "Aclaratoria" (Bid y Co., 2013) e "Imprudencias" (Diosa Blanca, 2015).



                                                                                                       "Las hembras paren a sus hijos
                                                                                                         y entierran a sus maridos, después
                                                                                           -             se mueren sin lamentarse, con una
                                                                                                         comprensión que lo abarca todo"












PROFANO

Dios bendiga la soledad de los amantes
y los haga entrar desnudos en el templo
porque sólo ellos son el pan que se encarna.

Dios bendiga el secreto indecible que callan
ojos adentro cuando el cuerpo se hace fiesta
y la piel se engalana y la sangre se agolpa
en su rumor, el único y secreto verdadero.

Los bendiga despojados
porque sólo ellos conocen
la inmortalidad del instante.
Bendiga la sonrisa que surge en el placer
la carcajada
el gemido
la caricia
el silencio
que se guardan.

Sólo ellos renacen

Dios los libre de todo mal y los oculte
-en el juicio final ya están absueltos-
la prueba es que están juntos.

Dios lo cubra y escuche su plegaria
de la palabra y del tedio los ampare
de las leyes humanas los esconda
porque sólo ellos son los pies
del hijo que camina sobre la Tierra.

Dios los salve de renunciar al sacrificio
que se hacen uno al otro,
de preguntarse los porqués
del abandono
de confesar como pecado su pasión
de entregar vanamente el don
de leer los mandamientos.

Y los mantenga puros en el lecho
y prudentes sólo fuera de él.
Después de haberse hecho uno
y alimentarse
que se callen.

Que no renuncien
que no confiesen
que no teman.

Que lleven el silencio
y no intenten descifrarlo
con razones terrenas.-



LA CASCADA

El agua canta
sobre el agua
hipnotiza los sentidos

Aquí hay paz
no hay deseo posible

Y sin embargo
somos todos extranjeros
en esta tierra sagrada.-



AMOR AGÓNICO

Lastima este amor
este amor distrófico
que apenas puede ver
con mirada nublada
que no tiene tacto, que no siente piel
que mueve con tedio un dedo
tan sólo el necesario
el urgente como una arcada

Lastima este amor
que no conoce ni quiere conocer
que presume de puertas afuera
que se hace el valiente y ruge de miedo
que vive de rutinas
que se alimenta de insatifacción
que nació con la duda sembrada
y una cicatriz de desprecio

Lastima este amor
que nos apresa y se niega a morir
que rehúsa ser desconectado
moribundo desde el principio
atado a los manuales de convivencia

Amor locura
Amor borrachera
Amor ansiolíticos
Amor evasión
Que pide muerte

Y no nos atrevemos a matarlo.-



CERTIDUMBRE

No estoy sola
me acompañan los que
me precedieron

en sus tumbas.-



                                                                                                                               


                                                                                                                                    Angela Molina



Imágenes: Pinturas de David Hettinger.




quiquedelucio@gmail.com






miércoles, 18 de julio de 2018

Vuelvo

Octavo año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a más de 3.000 escritores, respetando el derecho de autor.








Publicación N° 2.098-


                                                                                                                                             Omar Lara

Poeta, traductor y editor de Chile, nacido en Nueva Imperial en 1941. Fundador y director del grupo y de la revista de poesía "Trilce de Valdivia" en 1964. Residió por más de una década en Rumania, donde se graduó en Filología en la Facultad de Lenguas Romances y Clásicas de la Universidad de Bucarest. Ha traducido a diversos poetas de lengua castellana al rumano. Obtuvo el preciado Premio Casa de las Américas 1975 por su poemario "Oh buenas maneras". Parte de su obra poética es: "Argumento del día" (1964), "Los enemigos" (1967), "Los buenos días" (1972), "Serpientes" (1974), "El viajero imperfecto" (1979), "Islas flotantes" (1980), "Fugar con juego" (1984), "Serpientes, habitantes y otros bichos" (1987), "Memoria" (antología, 1988), "Cuaderno de Soyda" (1991), etc.


                                                                                            "No le escribo al cielo ni al infierno,
                                                                                              presumo no estará por esos lados
                                                                                              sino en algún lugar anónimo haciendo
                                                                                              entre otras cosas, el amor"











VUELVO A TU REDIL

Tras el ventanuco las flores rojas
y su melancolía que ignoraba.
Ellas no intervienen en el pasado, lo nublan
como una sala llena de humo
y rumor de toses y conversaciones
nublan los rostros que están frente a ti.
No hay viento que empuje las ramas,
no hay voces extrañas que transgredan
esta suave calma,
este rumor más espeso,
este modo de ir hacia ti, oh corazón
yo sé que tú persistes más allá de esta niebla.
Vuelvo a tu redil en la lucidez de esas ramas
mecidas ahora sí por el viento
que confirma tu ausencia.-



GESTOS

Tu poca original actitud de abandonarme

a tu suerte,
tus tristísimas maneras de hacer el amor
en los cines de barrio

en los paseos públicos,
tu semilla que crece, sin duda, en este mismo
momento.
Lenta finalidad que desconozco.-



LOS CENTROS DE LA TIERRA

Esa calle pequeñita está llena de olores.
Está cerca del mercado, a un paso del río.
Allí estuve una vez, escribíamos versos en las
paredes.

Todavía existe ese lugar, está cambiado
pero existe.

Sitios habituales de la ternura,
no hay sitios erizos en la ciudad.
Todo huele

palpita
todo ha sido habitado o lo será
por los únicos seres imaginables.-



JUGADA MAESTRA

Ya ni te pido que descanses, pequeñísima
impostergable mujer mía.
Porque esta broma del amor, esta
jugada maestra de sentirnos necesarios
ha ganado terreno, nos ha solicitado sabiamente:
nos hemos vuelto locos.

Hemos resuelto que esto es el amor.
Sólo falta saber cómo lo utilizaremos
de qué buena manera para todos
antes que sea demasiado tarde.-



PODERÍO

Atravesamos muros
y vemos debajo del agua
hablamos con seres de otras edades
y adivinamos el porvenir
encontramos una aguja en un pajar
y la perdemos

oh dios.-



CUARTO

Entre las húmedas paredes de este cuarto
me repliego hacia ti.
Buzo del aire que respiras
he rescatado tu adorada perfidia.
Este cuarto furtivo de sí mismo,
con sus límpidas grietas,
con sus minúsculos
y extraordinarios insectos llenos de vida,
con sus ruidos establecidos a lo hondo del tiempo
y nosotros
perpetrándolo todo con nuestro pobre amor.

Y esta humedad que fluye.-



IDENTIDAD

Frecuento con obstinada melancolía
el espacio vacío que me hiere;
establezco mis méritos de soledad,
calculo con eficiencia tus puntos vulnerables
y, mal que me pese,
a tu menor descuido me encierro en ti,
me huyo.-




                                                                                                                                   Omar Lara





Imágenes: Pinturas de María Pace (contemporánea)








quiquedelucio@gmail.com













martes, 17 de julio de 2018

No entregues

Octavo año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a más de 3.000 escritores, respetando el derecho de autor.






Publicación N° 2.097-


                                                                                                                              Paula I, Salmoiraghi

Poeta y narradora argentina, nacida en Buenos Aires en 1969. Es profesora de Lengua y Literatura y traductora oficial de francés. Escribe desde los 15 años. Ha publicado poemas en revistas de Argentina, Francia y Bélgica, cuentos fantásticos y de ciencia ficción en "Clepsidra", "Crónicas de la Forja", NM, MiNatura y Aurora Bitzine, entre otros,  y artículos de crítica y teoría literaria en diversos medios gráficos y de la web.


                                                                                                     "Mañana del domingo.
                                                                                                       Mi gato lentamente sobre el techo.
                                                                                                       Sólo su sombra
                                                                                                       en las baldosas del patio"










NO ENTREGUES

No entregues tu alma
no llores no te abras
que el amor hundirá su hierro
candente en tu herida
y coagulará tu sangre
y congelará tus lágrimas
y pudrirá tus besos
y apilará tus caricias hasta venderlas
a tanto el kilo
al primer vagabundo que pase por la calle.-



EN LOS RINCONES

Vení
buscá en los rincones
en los ángulos
en los dobleces de mi piel
desde alguno está espiándote
todo el amor que te prometí.-



VACÍA

Vacía de todo
miro tu cuerpo vacío.

Pero el amor se empeña
en mantener la mirada.-



LA PIEL DEL MUNDO

Sólo sé que entraste
y saliste de mí para siempre.
Tus idas y vueltas están escritas
con mi sangre
en la piel del mundo.-



VENÍ, VENÍ, SEGUIME

Vení, vení, seguime
¿Mis padres? Yo no tengo padres
nunca los tuve
y lo que está ante vos no es mi casa.
Llegaste hasta mi médula
sacudiste
mi ternura creyendo
golpear mi puerta
bordeaste mis abismos
creyendo cruzar mi calle.
Estás ante el nudo de mis miedos
frente al humo de mi desamparo.
No te invito a mi cuarto
te introduzco
entre mis mármoles carnales
te inicio en la liturgia
de poseer mis rincones
en la ceremonia de venir
a visitarme un lunes por la tarde.

Te descubro en mis desnudeces
te sumerjo en mis humores
te enjabono con mis coágulos
(espuma roja)
te empolvo con mis horas molidas a mortero
te unto de alaridos
musgosos babeantes
te aromo con mis versos quebrados
punzantes
te reflejo en mis ojos de vidrio
vacíos vaciantes.

Y avanzas entre hogueras
entre fuegos fatuos
entre escombros vivos
entre vidrios calientes y entre voces
brotadas de alabanzas.
En mi garganta gruñe
la huella de tus pasos.

Y nos envuelven llamas
y nos enredan salmos.
Tu abrazo se me enrosca en la mirada
tu beso es incienso de humo errante
tu cuerpo funde el mar el hierro el canto
el cielo el surco la ofrenda
superficie de mi piel y de mis pactos.

Sentate, ponete cómodo.
Despliego para vos el cartón de mis ternuras
te rodeo con mi biombo
azul de nauseas gris de mitades.
Has revuelto mi carroña
bebido en mi taza el rocío
ácido de mis sábanas
modelado en tu boca las migajas
sedientas de mi amor desesperado.

Y hemos vomitado los secretos
y rejuntado la magia con los dientes.
Nuestras lenguas paren el conjuro
y el espasmo final nos eterniza.
Y caemos
caemos hacia arriba hacia abajo o hacia
adentro
caemos en el magma sin reflujos.
Sobre nuestras cabezas bajo nuestros pies
algo se solidifica.
La puerta mi puerta todas las puertas
rechazan todo intento de regreso.-




                                                                                                                               Paula I. Salmoiraghi





Imágenes: Pinturas de Paul Gustave Fischer   (1860 - 1934)






quiquedelucio@gmail.com

sábado, 14 de julio de 2018

Autopsia

Octavo año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a más de 3.000 escritores, respetando el derecho de autor.






Publicación N° 2.096-



                                                                                                                  Francisco Álvarez Velasco

Poeta español, nacido en Cimanes del Tejer, León, en 1940. Ha sido profesor de Literatura en los institutos de bachillerato de Ocaña, Tarancón y en el Real Instituto de Gijón, ciudad donde reside. Parte de su obra poética la componen los libros:  "Tiempo de maldición" (1979), "En el nombre del árbol" (1984), "Tierra" (1986), "Del viejísimo juego de la Tierra" (1988), La hiedra del silencio" (1993) "Noche", que obtuvo el IX Premio Internacional de Poesía "Antonio Machado" en Baeza (2005), "Las aguas silenciosas" (2007), "La luna tiene una liebre" (versión en castellano y asturiano, 2009), "Memorias de la sombra" (2010), etc. Poemas suyos han sido traducidos al francés, portugués ,italiano y alemán. En el año 2007 consiguió el Premio de la Crítica de Asturias en la sección de columnista literario.


                                                                                                        "cuerpo tendido
                                                                                                         a sol y espliego hueles.
                                                                                                         Y al tibio sacramento de tu carne
                                                                                                         caminan las hormigas del deseo"










AUTOPSIA

Alguien le abrió los ojos,
y en su interior había:
luces de amanecer,
lentos trenes del alba,
un árbol con su sombra,
la hojarasca de otoño,
un rostro ante el espejo,
la escarcha en los cristales,
unos labios abriéndose,
otros ojos mirando.-



TRECE POETAS

Al fondo de tu oreja late rosa una estrella
que me llama y acudo, al fondo de tu oreja,
con los labios y beso el pabellón de nácar,
el lóbulo de musgo encendido de rosa.

El espacio infinito era un arroyo claro
que salta de tu nuca, desciende por los hombros
sin tregua, fluye y fluye por la espalda su luz
y se despeña y luego remonta la cintura.

La mar perló de rojo suave y nácar tus pechos,
y levantan su vuelo como gaviotas blancas
en el alba de junio, y detienen su vuelo
como amapolas rojas por los campos de trigo.

Y yo, aquí, a tu costado. Ríos de sangre en sombra
me recorren por dentro y de ti me separan
como si tú estuvieras en el final de un túnel
negro, estrecho, infinito. En el final de un túnel.-


TIERRA

Arcilla luminosa donde el tiempo se comba.
Es arcilla tu cuerpo, remanso en que las manos,
arcilla en que los ojos, donde los labios secos
aquietan hoy sus pulsos, la luz más honda beben
que atesora la tierra.
¡Tierra arcilla tu carne,
honda tierra en silencio! Abierta gloriosamente
para la mano que avanza donde late
el fuego inextinguible de un corazón secreto.
A grandes sorbos busco la pura luz profunda.-



BRISA DE CENIZAS

A la orilla del día,
cuando el alba sopla un viento oxidado,
boqueas como un pez
en la ola de lmo
de las horas que empiezan.

La ciudad no despierta.
Hay un chorro de agua inútil
que lava las aceras.

¿Hacia dónde tus pasos
por la orilla del día?.-



EL PARQUE

Y en las pausas oscuras
de la blanca memoria
gentes ciegas nos buscan con su mano.
Querrán cruzar las calles
y llegar a instalarse en su esquina vacía
o a un banco con gorriones en el parque
junto a las limpias voces de la infancia.

Es un viejo jardín con hierba sucia
y con palomas grises en las amanecidas,
donde esperan los viejos a su muerte
y gritan por la noche los amantes.

Y después de la lluvia huele a otoño.-





                                                                                                                  Francisco Álvarez Velasco




Imágenes: Pinturas de Juan González Alacreu  (España, contemporáneo)








quiquedelucio@gmail.com