Páginas vistas en total

viernes, 22 de febrero de 2019

Soledad

Octavo año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a más de 4.000 escritores, respetando el derecho de autor.







Publicación N° 2.297-



                                                                                                                                      Carlos Mellado

Poeta de Chile, nacido en 1934. Proviene de una familia de vinateros del valle central  de Chile. Formó parte de la promoción universitaria del 65, junto a Jesús Ortega , Óscar Hahn y  Rubén Jacob Carrasco. Ha sido secretario y luego presidente de la Sociedad de Escritores de Chile, ha dirigido un taller de escritura en el Goethe Institut de Santiago de Chile. Su primer libro publicado se tituló "Poemas" (México, 1981) y luego ha publicado "Poemas Prepóstumos" (2002), entre otros.


                                                                                         "Ya no habrá tiempo de repasos
                                                                                           ni para el descubrimiento
                                                                                           maravillado de la luciérnaga,de los
                                                                                           túneles dirigidos al centro del misterio"











SOLEDAD Y COMPAÑÍA

A una mujer a quien hablé de la soledad
diciéndole que era u ropaje desagradable
con algo de ataúd y ensayo de final
le pareció que me equivocaba, mucho
pero no dijo más
porque debía irse
a no sé dónde.-



NO ES DIFÍCIL SER INGLÉS

Vuelvo sobre poemas ya escritos, en tu calle,
mientras abro la niebla con pasos de sonámbulo,
y de la niebla salgo, niebla de calle estrecha,
pero aquella me moja con sus llorados vidrios
y me vuelvo a tu calle, que en todas las esquinas
van hacia a donde estás.-



DÚO

Tú, que me amaste sólo por mi ropa,
mis alegres mentiras
y el asustado animal que soy bajo la ropa,
sólo la ropa me dejaste,
las entradas del cine
el lápiz con que escribo,
y es como para pensar
-ahora que soy un pantalón apenas,
una camisa-
que lo que en mí amabas,
apasionadamente a veces,
era ese diente de oro
que tampoco era mío.-



RECONSTITUCIÓN

Un tanto como viudo de las cosas
y de ti,
entro al modesto cine de las viejas películas,
a tientas en la silla, entre penumbras,
respiraciones y movimientos de búsqueda,
envoltorios de dulces.

Como antes,
soy el hombre que ha bebido un vaso de vino
antes de entrar a un cine
rastreando en la pantalla la huella de tus ojos
y buscando en la oscuridad
la tibieza que fuiste.-



PEDAGOGÍA

Me gustan, me entusiasman y divierten
las jóvenes profesoras recién egresadas o recién
ejerciendo,
de senos incipientes ortográficamente débiles,
chasconas y superiores
para el baile que la enseñanza,
carentes de un orientador como yo
para aprender de veras,
todavía no agrias
en el arte de domesticar
pequeñas bestiecitas humanas,
ganando sueldo ara "rouge",
zapatos, regalos familiares
y, sobre todo, ropa interior minúscula.

(Las profesoras se conciben
con austera ropa interior, espesas enaguas,
medias gruesas, franelas apropiadas).

Pero ya no hay tradiciones, no hay
apostolados,
la severa sabiduría
de la docencia anglo-sajona, por eso
ver a una profesora actual
y quererle hacer el amor
con su diploma como almohada,
para mí es una sola cosa.-




                                                                                                                                Carlos Mellado




Imágenes: Pinturas de Alexander Averín




quiquedelucio@gmail.com

jueves, 21 de febrero de 2019

Los espejos

Octavo año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a más de 4.000 escritores, respetando el derecho de autor.






Publicación N° 2.296-



                                                                                                                               Raquel Martín Gómez

Poeta de España, nacida el 30 de enero de 1970, en Puertollano, Ciudad Real. Residente en Venezuela desde los 15 años. Estudió Publicidad y Marketing en el Instituto Universitario "Jesús Enrique Losada". Impartió clases de publicidad. También trabajó como gerente de distribución en la Biblioteca de Autores y Temas Tachirenses compaginando esta labor  como correctora. La publicación de "Tierra de Ámbar" su segundo libro editado, coincide con el viaje de retorno a España en enero de 2002. Obtuvo Mención Especial Concurso Cita Poética II Bienal de Literatura , Estado de Táchira, Venezuela, Primer Lugar II Congreso de Poesía del Instituto Universitario de la Frontera, San Cristóbal (1992), etc.


                                                                                                                   "llega una luna de junio
                                                                                                                     como cien toros plateados
                                                                                                                     alborotando el cielo
                                                                                                                     tiñendo mis ojos"










LOS ESPEJOS

1

huelo a ti
a descorrer cortinas
y a sándalo
huelo a la sinuosa arruga
de tu vientre
avanzando hacia lo desconocido.-


2

quisiera amarte de lado
en un caleidoscopio
bajo un cristal
a la intemperie
amarte entre bóvedas
aproximaciones cálidas.


3

me alimentas
con la palma de tu mano
surgida de un día lluvioso
abajo sigue igual
el croquis de tu cuerpo
borrado descuidadamente
en un lecho.


4

tu olor
es el aroma
de todos los hombres
despertando a la noche
ebrios de locura y soledad
con el vino revuelto
en los abrigos
dispuestos a sumergirse
en un canto de sirena.

5

unto mis senos
con aceite dulce
y salgo a la calle
a caminar mi olor
en el dolor
de un solo nombre.


6

la tarde tiembla entre mis dedos
que juegan a saber
del contraste de mi piel
y el color de las sandalias.


7

derramo el agua
sobre las hojas
y el humo asciende en espiral
hasta la sombra de tus pestañas
que es como descansar
a un lado sin verterse.


8

dibujo con mi dedo
las palmas amarillas de tus manos
los ojos de pez
que se escurren en mi boca
cuando hacemos el amor
en uno de esos hoteles
a los que no regresamos nunca.


9

Solía bailar en el fango
pero nunca dejaba de mirar
la lluvia de cometas
que abandonaban la tarde
sujetos a un hilo invisible
que desaparecía rápido de mi mano.


10

guardo la tinta invisible
de una carta
que envié el año pasado
ignorando que tal vez
te mudaste cerca del mar
donde no llega el dolor
ni existen bordes.-




                                                                                                                          Raquel Martín Gómez



Imágenes: Pinturas de Frank Harris.







quiquedelucio@gmail.com

miércoles, 20 de febrero de 2019

Gravedad cero

Octavo año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a más de 4.000 escritores, respetando el derecho de autor.








Publicación N° 2.295-


                                                                                                                                Cristina Camacho

Poeta y artista plástica de Guatemala, nacida en noviembre de 1940. Es periodista y promotora cultural de la Municipalidad de la Ciudad de Guatemala. Su poesía ha sido incluida en antologías, revistas y periódicos literarios de su país, Máxico, Reino Unido, España, México, Brasil y Japón. Ha recibido numerosas distinciones por su obra, en 2003 recibió la orden Vicenta Laparra de la Cerda. Ha publicado, entre otros, los libros: "Siderales" (1963), "Espacio" (1979), "Cosmoalma" (1985), "Dimensión futura" (1990), "Poesía sideral" (1996), "Meridianos de luz" (1996), "Profundidad sideral" (2002), "Espacio Estelar y Tierra" (2009), etc.


                                                                                                  "Convertiré mi sangre en luz,
                                                                                                    partiré mi alma en soles,
                                                                                                    soles rojos y chispeantes donde
                                                                                                    clavaré mi cuerpo en aire" 












GRAVEDAD CERO

Gravedad cero
y el amor fue más amor
y el silencio fue más silencio.
Flotaron nuestros cuerpos
enlazados
mientras la velocidad amainaba
perdida en la inmensidad.
Gravedad cero
y tu savia transparente
quemó mi cuerpo
llenando de pequeñas gotas
la cabina iluminada,
conjugando ilusiones
con la duplicidad del tiempo.
Gravedad cero
y engendramos el primer humano
en el regazo del espacio,
entre pantallas, luces y metales,
sueño imaginado
en la realidad.
Gravedad cero
y el abrazo fue más amor,
más fuego, más vida
más tocar al Universo
con la sensibilidad de la pasión.-



SUBLIMACIÓN


Dame una solitaria estrella
y multiplicaré firmamentos,
multiplicaré tu vida
junto a mi cuerpo.

Dame un solo beso
y el movimiento de los planetas
quedará suspendido
en poemas tibios y secretos.

Siento sed de ti,
una sed que no se apaga
ni con todo mi silencio.

Siento tenerte en noches infinitas,
en los rayos del sol
que iluminan el disco de mis sueños.

Dame una solitaria estrella,
un beso, y elevaré nuestro amor
hacia las profundidades giratorias
del universo.-



YO

Soy una galaxia nueva
con los brazos abiertos en espiral,
mi sombra la iluminan las estrellas
y mi alma es éter que vibra
en los espejismos del más allá.
Soy magnetismos y realidad,
soy relámpago, sol, viento,
satélite armonía, centro,
mundo, volumen, ansiedad.

Mi ancestro lo viven los quásares
en un alejarse del eje principal,
queriendo ir a las orillas del Universo,
queriendo acabar con el equilibrio
del movimiento espacial.
Soy una galaxia nueva
perdida en un rincón de la soledad;
soy púlsar, fuerza, antimateria,
cometa , pasión, ensueño,
principio, abismo, planeta,
estela de la eternidad.-


***

Quisiera
que esta noche terminara en mar,
en gruta de fuego,
en sonido ardiente,
y mientras,
mi alma seguirá bogando
alrededor de un infinito
sin nombre.-





                                                                                                                               Cristina Camacho


Imágenes: Pinturas de David Hettinger






quiquedelucio@gmail.com

                                         

martes, 19 de febrero de 2019

Sol de invierno

Octavo año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a más de 4.000 escritores, respetando el derecho de autor.






Publicación N° 2.294-


                                                                                                                                 Homero Cerecedo

Poeta de México, nacido en Martínez de la Torre, Veracruz, en junio de 1959. Cursó estudios de Ingeniería Química en la Universidad Veracruzana, de 1977 a 1981. Publicó su primera selección de poemas denominado "El amor errante" en el 2010. Tiene, hasta la fecha, más de 400 poemas. Administra un blog de su autoría donde publica periódicamente.


                                                                                                       "El tiempo pasa lento si no hay ruido
                                                                                                         y fue ese silencio eternidades,
                                                                                                         buscar sin encontrar como decirnos
                                                                                                         lo poco que se sabe"














TIBIO SOL DE INVIERNO

Tibio sol de invierno,
tus labios me parecen
un despertar del tiempo...
aleteo de palomas en silencio.
Cofre de rubíes,
suspiros, perlas
y versos.
Tenue resplandor de sangre
para teñir mis besos.
Pétalos bañados de rocío,
de un rocío interno,
seguro manantial
de mis anhelos.

Labios...Labios que sin ser míos
habrán de serlo.
Suaves cuchillas
que me destrozan
estando lejos.
Besos...



SUPE DE TI

Supe de ti en un tiempo remoto
cuando vi una estrella
reflejarse en el agua
y al reflejo tornarse
alma.

Supe de ti en un breve suspiro
exhalado en el bosque
de una alta montaña
y el suspiro volverse
ansia.

Supe de ti al saber que estoy vivo
al saber que tú eres
la otra media naranja
y al mirarme en tus ojos...
magia.

Supe de ti al sentir tus latidos
al juntarse tus labios
en los míos sin habla
y en tu beso decirme
ama.-



SI HE DE MIRAR

Si he de mirar tus ojos
por un segundo, mi alma
arráncame de este cuerpo
que por tener el recuerdo
de tu mirar tan hermoso
bien vale perder el alma.

Y si he de rozar tus manos
por un instante, mis ojos
arráncame de este rostro
que por sentir la tibieza
de tus manos, mi cabeza
no necesita los ojos.

Y si he de besar tus labios
el corazón, de mi pecho
arráncame que la sangre
que necesitan mis besos
es el rojo de tus labios
para escribirte más versos.-



TENGO SED DE TUS LABIOS

Con el pecho desnudo, con el alma cansada,
el pálido latido en el silencio lucha
por llegar a tus ojos, por llegar a tu alma
la palmera se mueve por que caiga su fruta.

Tengo sed de tus labios que presiento deparan
más que besos, estuario de pasión, de dulzura,
tengo sed de tus labios por sentir que me amas,
embriagarme en tus besos como Baco en las uvas.

Olvidar el silencio, retornar de la nada,
iniciar otro tiempo como niño en la cuna,
reencarnar en tu pecho sin que cambie mi alma,
sin que cambie mi cuerpo...Cual Fénix reanuda...

Con el pecho cansado, con el alma desnuda
tengo sed de espacio que se ve en tu mirada,
iniciar otro tiempo cada sol, cada luna...
tengo sed de tus labios por mirar la mañana.-




                                                                                                                            Homero Cerecedo




Imágenes: Pinturas de John White Alexander








quiquedelucio@gmail.com

lunes, 18 de febrero de 2019

El lado azul


Octavo año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a más de 4.000 escritores, respetando el derecho de autor.





Publicación N° 2.293-




                                                                                                                         Marleny Mejía Jaramillo

Poeta  y gestora cultural de Colombia, nacida en Medellín en 1975. Estudió Historia en la Universidad Nacional de Colombia. Hizo parte de "Poetas del Apocalipsis", colectivo poético. Ha publicado sus poemas en la revista "Punto seguido", en las publicaciones del Concurso Ciudad Vivida en los años 1999, 2000 y 2001, en la Antología Poética "Manantial de palabra" una publicación del Consejo Municipal de la Juventud. Actualmente forma parte del "Taller de luna", grupo de poesía de la Universidad Nacional, el cual busca generar espacios poéticos, literarios y culturales por medio de lecturas, encuentros y la realización del programa de radio "Taller de luna".


                                                                                                                "Espero al fabricante
                                                                                                                 de la lluvia para que se lleve
                                                                                                                 a mis fantasmas
                                                                                                                 y sus cuerpos de humo"












EL LADO AZUL

La visión del resplandor
dará comienzo a la hecatombe.
Como el nabí lo predijo
el reloj se detendrá
y reptarás sobre la tierra.
La brisa de octubre
esparcirá su opio
sobre tu república de sueños.
Las ranas
beberán  tu sangre,
ovularán
y partirán nuevos habitantes
El código será descifrado
las nubes laceradas por el sol
llevarán la lluvia roja hasta el sur,
donde las larvas engullirán
las hojas muertas del otoño.-


***

Cuando
el viento pida
su deseo,
el diente de león
se esparcirá
como una nube
y tratará de alcanzar
las estrellas.-


***

La plateada huella del caracol
tatúa en mi cuerpo
el trayecto del deseo,
mi piel brilla
bajo la tenue luz de la luciérnaga.
Extraña sensación la que deja tu saliva,
opaca y excitante
compite inútilmente
contra el vómito sagrado
de mi lascivo amante.

Sólo él
sabe recorrer
mi sendero infinito.-



SUICIDA

Éxtasis.
Ya la muerte
está cansada
de que sólo
la masturbes.
No quiere
que la lamas,
que la beses,
ni mucho menos que la saborees;
aunque esto
le excita
y la hace hundirse
en un abrazo sepulcral.
Ella esperará aún más
pero la aburres
con tus simulacros.
Y en tu próximo
intento por buscarla
te obligará
a que le hagas
el amor.-


***

Tu execrable incoherencia
cercana
la poca lucidez
que me exime.
Mi ánfora carnal
está rota,
gotea el almíbar de mi deseo.
Tac
Tac
Tac
Vacía y
estéril
devoro sus pedazos nacarados
y los paso con saliva.
Mi apetito caníbal
no ha sido saciado.
Tendré que buscar
un nuevo cuerpo,
ha llegado la hora
del dulce banquete.-




                                                                                                                   Marleny Mejía Jaramillo



Imágenes: Pinturas del arista ruso Alexandre Averin.








quiquedelucio@gmail.com



sábado, 16 de febrero de 2019

La tarde

Octavo año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a más de 4.000 escritores, respetando el derecho de autor.








Publicación N° 2.292-


                                                                                                                                Antonia Beariz Taleti

Poeta, crítica y ensayista de Argentina, profesora en Letras, egresada de la Facultad de Humanidades y Artes de Rosario, donde se ha desempeñado en las cátedras de Análisis del Texto y Literatura Española Medieval. Miembro fundador del Centro de Estudios Orientales de la Universidad de Rosario. Desde hace quince años coordina talleres de lectura y producción. Ha publicado, entre otros, "Itinerarios de la lectura-La narrativa de María Elvira Sagarzazu"  (2003),  "La voz que nunca alcanzo"  (2004), "Río de paso" (2007), etc. Ha participado en las antologías: "Un lugar de escritura N° 16" (Buenos Aires, 2006), "Poetas del Tercer Mundo" (Ciudad Gótica, 2008), etc.


                                                                                                                         "Bordes donde incrusta
                                                                                                                           verde la indiferencia
                                                                                                                           su artera daga.
                                                                                                                           Vidrios en la arena"













LA HORA DE LA TARDE

vocifera susurros
la concepción de las palabras
                     Marcelo Valenti


Costado izquierdo
postrera puerta herida donde el hueco
proclama la zancada de la muerte.
En la lanzada del atardecer
divisoria flecha que indica
en qué momento se partió la historia
y clausuró la marca de un territorio en lucha
efímera victoria.
Vení
antes que el sol nos abandone
animáte a esta bronca
de palabras y de falta de palabra
de silencio mudo y orillas devastadas.
Si rastrearas las grietas
en cada intento
descubrirías
que mi susurro vocifera:
Somos cicatrices.
Vení
antes de que el sol nos abandone
tócame.-



MUJER QUE JUEGA

Una mujer en escorzo se extiende
sobre el paño verde
los pies se aferran y vuelan en la arena
los brazos desnudos precisan el taco.
En cada golpe una mitología
de barrio adolescente, la rodea
el humo de antiguos hombres que envuelve
como la espuma del mar.

El pareo ceñido a la cintura
ajusta un tiempo indescifrable.
Ella busca en la carambola
el poema que la declame
la rubia, ésa
que escribe al pool.-



ESCUCHO EN ESTA LETRA

Escucho en esta letra
a Nicolás
y escribo.
Escribo la gota insistente
el móvil itinerante, los ruidos de la calle.
Todo.
Vacío, silencio, distancia.-



ESQUINA

Sobre el rumor, en este bar
se delinean palabras
y confidencias bajo el temblor de otoño.
Flácida la risa de un amigo
recuerda lo que el otro olvida.
Aquel hombre le habla a una mujer
y ella finge creerle.
Un dios sonriente se desplaza
solícito de mesa en mesa
y el reloj de péndulo
desaparece.-



CUANDO ÍNTIMO E INTENSO

Cuando íntimo e intenso
en la duna
para que no olvides
acalladas las olas, agrisado el cielo
te abraza
el viento.-



NOVIEMBRE

Me asomé un momento
sobre la ciudad de las cúpulas desconocidas.
Bóvedas y agujas me recibieron.
Un hombre en un pedestal mantiene
el esfuerzo de la marcha forzada.
Ciudad de los cipreses,
hoy colorida, poblada de mujeres
que enlazan en sus charlas
efímeros ramitos.-



                                                                                             

                                                                                                                     Antonia Beatriz Taleti




Imágenes: Pinturas de Charles Dwyer.






quiquedelucio@gmail.com


Amanece


Octavo año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a más de 4.000 escritores, respetando el derecho de autor.







Publicación N° 2.291-



                                                                                                                                 Alejandro Banda

Poeta, narrador y docente de Chile, nacido en el puerto de Valparaíso el 21 de junio de 1976. Profesor de Castellano y Literatura. Licenciado en Lengua y Literatura Hispánica. Es director y editor de Edipos Ediciones, acción de arte colectiva en la edición de textos y audiovisuales. Ha publicado, entre otros, los poemarios: "Felice" (1998), "Ocurro" (2000), "Poemas para separarse" (2003), "Bajo mar" (2006), etc. En el 2008 es publicado en España por "Los Poetas de Elche", Alicante, en el libro "Antología Irregular en tonos blancos y azul". En el 2004 con el poema"Piedad distinto de olvido", recibe el Primer Lugar en los Juegos Poéticos organizado por la Sociedad de escritores de Valparaíso en su aniversario número 50.


                                                                                                       "Estoy aquí para desaparecer
                                                                                                        como tus lágrimas bebidas por
                                                                                                        estos labios difíciles como tus
                                                                                                        enroscados gemidos en este pecho"











AMANECE

una conclusión se escurre
una conferencia se arruga
un fondo se hace el sordo
un refrán toma conductas
y hay escarchas solitarias.

¿sobre qué querías hablarme anoche?
esa conducta salvaje y onírica,
me pone duro y sediento.-



CANCIÓN DE AMOR

estrellas de los ojos de la noche y el fondo azul
una duna en la melodía de tu cuerpo, fulminante
grietas del amor llenas de flores,
entre aerolito y emisión
yo tengo un emblema prohibido,
áspero y tenso.

mi espejo envejece embobado de ti
todas estas cartas en versos
son para que me beses
tu correspondencia es de buen sabor,
mas ni siquiera sé tu nombre,
sólo tu estructura y mareas

quiero que poblemos este mundo de versos
para que todas las figuras bailen,
sientan silencio y canten,
para iluminar los cielos nuevamente
y sin radiación
para transformar como pequeñas hormigas
nuestra miseria.

y el viento baja estrellas con la mano,
el fondo ahora es rojo
una lila fue azul, un azul fue morado
y después naranja, explotando
-sin quemar a nadie-
tienes esa mirada de temor y enfado
permite que este amor rompa las cadenas
que envuelven tu belleza
permíteme respetar, honestar y
complacerte, amada.-



OBSESIÓN DE LA ABEJA

Tengo algo en ti
que no me tranquiliza
una mirada que
pareciera llamarme.

Tengo algo en ti
que me distrae
aunque estés distante
como la paz.

Tengo algo en ti
que me mantiene despierto
como mantienen al trapecio
los cabellos de tu cuerpo.

Todo lo que toco en ti
se vuelve amor, una danza de aves
sobre los océanos, bosques y desiertos.

No temas a la oscuridad
este rincón vacío hay que limpiarlo
en aquel lugar cultivaremos
los rojos y naranjas del horizonte.

Un puente se estira
más allá del verso
encendiendo chispas
en la punta del espiral.

Una flor se abre
en medio de la oscuridad
y una luz nos clava
los ojos por mirar.

Puedes ser tú misma
la flor que baila,
volaré transportando
el polen de tu alma.

Tengo la obsesión de la abeja
y me resisto a la obsesión del abejorro.

Tengo algo en ti
que no me pertenece
un movimiento de humus, de ideas
que deseo encontrar.-




                                                                                                                             Alejandro Banda



Imágenes: Pinturas de Francois Fressinier.





quiquedelucio@gmail.com