Páginas vistas en total

martes, 27 de febrero de 2018

Cobardes


Séptimo año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a más de 2.500 escritores, respetando el derecho de autor.





Publicación N° 1.960-




                                                                                                                        Anaís Pérez Layed

Poeta y artista plástica española, Diplomada en Trabajo Social por la Universidad de Zaragoza, profesión que ha ejercido durante varios años como docente de cursos de metodologías pedagógicas y sociales. También trabajó como docente en un proyecto propio de dinamización terapéutica y creatividad plástica en la Comunidad Terapéutica del "Proyecto Hombre". Ha colaborado con varias revistas literarias, páginas y suplementos culturales y participó de numerosas antologías poéticas.


                                                                                                   "Estalló el vendaval súbitamente
                                                                                                    en el ruido del agua nos ocultábamos
                                                                                                    de nuestros dragones entre toboganes
                                                                                                    de gotas el uno del otro"












DEMASIADO COBARDES

No es posible.
Nos sentíamos
demasiado cobardes
para escucharnos.

Y para no herirnos,
escondíamos nuestro
lagarto rojo y verde,
enterrándolo en la hojarasca
de una risa infantil
blanda como el lecho
donde duerme la luna.

Allí, se suicidaba
nuestro vientre, mudo y ciego,
mientras estallaban a escondidas
millones de amapolas
gritando: ámame,
desesperadamente.-



ESCARABAJOS DE AZABACHE

Duermen los escarabajos,
de azabache,
prendidos, entre tu pelo ciego.

Agradezco sus cosquillas,
porque despertaron
a las libélulas de cristal
que simbióticas vivían,
adosadas a mis muslos,
lastrándolos, tácitamente,
como si fuesen de metal.
Apoderándose de ellos,
con su mirada de jabalí
torva y aciaga.

En aquel tiempo,
las arañas dudaban, si comerse
mis nalgas. A pesar
de que silbaba la serpiente
subiendo
por mi espalda, sudorosa y mojada.

Y aunque yo no soñaba con lechos
de flores perfumadas, la tempestad
me arrebataba, furiosa,
todas las caracolas, abrasadas.

Y tú, ahogándote en bocas nacaradas,
de niñas ebrias
que sueñan
entre algodones verdes.
Dormido
en el almíbar de otros tiempos,
naranjas y dorados.

Sobre alzados tacones,
con paraguas mojados, brillan
las botas altas,
de mil caperucitas rojas,
perdidas en el bosque de mi llanto callado.-



TU MAZMORRA

Yo no puedo vivir
condenada a la humedad fría
de tu gruta.

Me carcomo sin fe
en las mazmorras
de tus miedos llenos de ratas.

Yo no puedo vivir
intentando peinar
tu peligrosa cabellera
de Walpurguis.
Despiadadas me muerden
sus violentas serpientes.

Ya no quiero vivir
prisionera y perdida
en la negrura de tu túnel.
Tratando de escapar eternamente.

Necesito respirar afuera,
aquí contigo,
se suicida hasta el aire.-



ESCAPO A UN PARAÍSO

Cierro los ojos y escapo
a un paraíso
donde tus miradas
me muerden
como lobos, me aúllan
y despierto
cubierto de nada dolorida,
abrazada a los átomos
del centro de tu ombligo.

Te recuerdo en cada edad
-aunque no te he vivido-
y en cada fuego infantil,
eterno crepita el tuyo,
me interroga, regalándome
a cada paso
la magia de la vida,
porque tú ocupas
su risa, a la sombra
del arco iris pleno.

Ya apenas reconozco,
el latido de tu pulso lejano,
en el aliento de las calles,
y en el fluido paso de los ríos
que se marchan
llevándose mis días y el futuro.
Y aún así
lloras conmigo
en cada lluvia.-




                                                                                                                           Anaís Pérez Layed



Imágenes: Pinturas de Gabriel Moreno (contemporáneo)







quiquedelucio@gmail.com

Pregunto


Séptimo año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadora. Difundiendo a más de 2.500 escritores, respetando el derecho de autor.






Publicación N° 1.959-



                                                                                                                                 Nira Etchenique

Poeta, novelista y ensayista argentina, nacida en Buenos Aires en 1926, y fallecida en 2005. Asidua colaboradora de las más importantes revistas literarias de los 60. Estuvo varios años radicada en España. Obtuvo importantes premios, como el Certamen Literario Ciudad de Barañaín, Casa de la Cultura de Navarra , España, Premio Fundación Dupuytrén (Argentina), dos veces el Premio de la Sociedad Argentina de Escritores, etc. , parte de su extensa obra, se compone de los poemarios: "Mi canto caído", "Esta tierra puesta en soledad", "Horario corrido y sábado inglés", "Los dueños del hambre", "Diez y punto", "Último oficio", etc.


                                                                                             "un otoño con plomo en las entrañas
                                                                                               o un verano de cal que nos quemaba,
                                                                                               pero había después, dormir contigo,
                                                                                               y caer en la tormenta de tu almohada"












PREGUNTO

Pregunto por la muerte y me pregunto
por dónde te quitaron de mi sangre,
quién fue, quién quiso, quién estuvo
comiéndote el amor con dientes grandes.
Ahora ya me callo, es el crepúsculo.
El sol se agarra a dios como a un ahogado.-



SIN AMOR

Si por lo menos
no hubieras dicho que me amabas,
si sólo hubieras dibujado con tu mano cabal
la mansedumbre de mi cuerpo,
si me hubieras asaltado en silencio,
como el agua,
si hubieras venido a mí como un sonámbulo,
todo pulso, y calor, y piel, y lengua.
Si por lo menos
no hubieras dicho que me amabas,
esta noche,
esta noche tan amarga
me sería más fácil caminarla.
Caminarla sin ti que estás mordido
como pan de vagabundo en la ventana,
caminarla sin ti, que te has herido
como pájaro de vientre prolongado.

Si por lo menos
no hubieras dicho que me amabas,
si sólo hubiera llegado como hoy
simple y rotundo como un cero
y nada más, y nada de tu ayer y tu castigo,
y tu culpa y tu viejo carro uncido.
Si me hubieras penetrado sin palabras
solo y único, en silencio, acorazado.
Si me hubieras medido con tu carne
con la boca afirmada a la moneda
si me hubieras logrado sin hablarme...

Si por lo menos
no hubieras dicho que me amabas,
si solo hubieras descendido oscuro
y anónimo y feroz y enmudecido,
qué fácil caminar por esta noche
de ciudad dilatada en bocacalles.
Qué fácil detenerte en las esquinas
y en las manos  que juegan a ser rosas
sobre el límpido cristal de las vidrieras.
¡Qué fácil el otoño y el olvido!.-



de DIEZ Y PUNTO

VIII

Dormir contigo.
Dormir contigo era
la víspera de reyes.
Una ansiedad en la boca del estómago
y un gusto a barro por las uñas.
Un cumpleaños siempre, cada noche,
un par de zapatos puesto en la ventana

Dormir contigo.
Dormir contigo era
vigilar la oscuridad en las baldosas,
la mezquina sombra de los árboles,
el interminable amanecer que se estancaba
y alejaba la noche y me alejaba.

No importan las mesas,
en copas con que me bautizabas
en los estaños viejos de tu almagro,
no importaban los naipes
el tute burlón que desafiaba
la sorpresa caduca de unos ojos
entintados en vino.
Íbamos enfermando el día,
murmurándole un réquiem a la tarde,
atravesados de dolor y espuma,
millonarios de amor, locos de versos,
drogados de gardel o de rivero,
viajeros de taxis desolados,
caminadores fuertes del tabaco,

Yo miraba en el fondo de tus ojos
la gran cama poblada como el mundo,
un incendio de clavos y de alambres,
un espacio de vidrio y lunas rojas,
un pedazo de estrella calcinada
la fractura con lágrimas de un árbol.

Dormir contigo.
Dormir contigo era
depositar mi sangre de muchacha
junto a tu sangre simple de muchacho,
los besos que me dabas entre sueños
mirándome sin verme.

Entonces yo miraba la ventana,
la luz que aun llegaría
y el sonido de la calle comenzaba a dolerme.

Luego había cosas que hacer como sonámbulos,
enlazar piedritas con relojes,
engañar la vida de algún modo,
volver a ser humano humanamente hablando.
Había que acechar los minuteros
y sonreír y pulirlos con ternura
y enfrentarse a paredes y agonías
y armar mecanos, piezas sueltas,
corazones en islas solitarias,
manteca sin papel,
papel sin letra,
despareja canción.

Dormir contigo.
Dormir contigo era
saber que nunca moriría.-




                                                                           
                                                                                                                              Nira Etchenique







Imágenes: Pinturas de Francois Kavel  (Francia, 1861 - 1931)






quiquedelucio@gmail.com









lunes, 26 de febrero de 2018

Amor el más oscuro


Séptimo año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a más de 2.500 escritores, respetando el derecho de autor.






Publicación N° 1.958-



                                                                                                                                   Elsa Cross

Poeta, traductora literaria y ensayista mexicana, nacida en México D.F el 6 de marzo de 1946. Es maestra y doctora en filosofía por la Universidad Autónoma, en cuya Facultad de Filosofía y Letras  es profesora titular. Estudió también en la India donde vivió varios años y en Estados Unidos. Su obra incluye dos libros de ensayos y 22 libros de poemas. Pertenece al Sistema nacional de Creadores de Arte. Su trabajo poético ha obtenido diversos galardones, entre ellos: Premio Nacional de Poesía Aguascalientes (1989), Premio Internacional de Poesía Jaime Sabines (1992), "Premio Xavier Villaurrutia (2007), Premio Universidad Nacional (2007), Premio Roger Callois (2010), etc.


                                                                                                           "Someten a su ritmo
                                                                                                             las flores encrespadas
                                                                                                             el lomo de los cerros,
                                                                                                             todo lo vuelven piedra lisa"
  










AMOR EL MÁS OSCURO

Viene la melancolía del principio,
días de incertidumbre y sueño.
Vienen sólo distantes tu risa y tu perfil
y abarcan mi deseo
y me vuelcan a tu rostro,
a tu vehemencia contenida.
Ya siento de algún modo
tus manos previstas de ternura
conduciéndome,
dejando a medias para siempre mi destino.
Sé que otra vez me cercará la calma,
la soledad llena de amor,
tu nombre.
Quiero pronunciarlo tantas veces
como días tendré después
para perderte en la memoria.
Pero qué lograría apartarme
si muestras la misma angustia que sustento,
la soledad de idéntico linaje,
la imperfecta voluntad de amor.
Para reconocernos
baste la oscura nostalgia socavándonos,
baste nuestra olvidada condición de amantes,
vocación de locura,
celda,
fuego.
Maldigo desde ahora
tu cuerpo cerrándome el abismo.
Sean el tedio y la tristeza,
sea apacible y humana tu mirada.
En este momento te amo para siempre
y van mis pasos hacia ti
para cumplir tu voluntad.-


***

Aquí comienzo a amarte,
en estos muros clarísimos,
en esta ciudad cálida al tiempo de las lluvias.
(¿Dónde estás ahora,
esta primavera tarde que pienso en ti?
¿Dónde estás, ignorándolo todo?)

Aquí te descubro
inalcanzable y triste.
Dime qué pasos te trajeron a estas tierras,
cómo abandonaste tu gracia de elegido,
tu ministerio de humildad;
qué suplicios te agobian desde entonces
que violentan tu rostro
y vierten en tu voz la nostalgia y la ira.
Dime en qué forma eres vulnerable
o ganas la lucidez en un momento.
Qué caminos dejaste,
qué expiación te vence y te despoja,
qué caminos seguiste para llegar aquí,
desconocido y hermoso,
donde yo te amo.-



VESTIDO DEL ABISMO

Vestido del abismo,
desprendes de tu paso
al ser nombrado
tu brillo más oscuro.
Ebrio,
más que ese fondo.
Terso,
más que la noche en que me envuelves.
Oh tenebroso,
oh Tremendo, allí te escondes.
Cuando despiertes nada queda.

Y yo estoy entre mi sueño
y tu despertar.
Voy de mi aliento a tu párpado,
estoy en juego
-como las cosas otras
que aniquilas
cuando abres los ojos.-



LAS HIJAS DEL VIENTO

1

Murmuran tu nombre
en las terrazas
inundadas de luz
frente al vinoso mar.

2

Serpentean en la hierba
devanan suaves
sus marañas

Sisean
entre las siemprevivas.

3

Juntan sus voces
al gemido de las piedras
y los arbustos
hacen del corazón
un arpa tensa.

4

Se obstinan
como escenas repetidas
de una misma película

golpean en las ventanas
recorren muelles interminables
en el amanecer.-




                                                                                                                                            Elsa Cross




Imágenes: Pinturas de Vladimir Gusev  (Rusia, contemporáneo)







quiquedelucio@gmail.com



domingo, 25 de febrero de 2018

Imaginario


Séptimo año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a más de 2.500 escritores, respetando el derecho de autor.






Publicación N° 1.957-




                                                                                                                    Mónica Montero Fernández

Poeta y narradora de Chile, nacida en San Bernardo, en 1966. Directora de la revista literaria "La otra costilla". Participó en la revista de Poesía Safo, pionera en la difusión de poesía escrita por mujeres. Ha publicado los poemarios "Varona" (2009), "Poemario" (2009, que obtuvo el Segundo Lugar en el Premio Municipal de Literatura de San Bernardo), "A corta distancia" Cuentos, 2014). En el 2014 obtuvo el Primer Lugar del Premio Municipal con el poemario "Cantos para el olvido". Fue gestora del encuentro de Escritores Incluyamos Chile que durante tres días reunió  a más de 30 poetas y escritores de distintos puntos del país en lecturas públicas en Santiago.


                                                                                                 "La tierra me asfixia, lentamente
                                                                                                   oscureciendo mis ojos.
                                                                                                   Siento
                                                                                                   como se sienten los muertos"












IMAGINARIO

Tres en la cama
se entrecruzan las manos
sin verse los rostros.
Se muerden. Se lamen, se frotan.
Hay tres en la cama y ninguno sobra.
Me queda grande la fe,
las mantas sueltas,
la peste roja.
Hay tres gusanos a la sombra.
Un vómito triste me despierta,
es de vestirse de negro
vender los lirios,
salir gritando a las esquinas.

Yo recuerdo a un hombre
que se fue con otra.-


IV


Corre por la avenida,
llega el cuerpo moreno.
Ven
quiero oler tus olores,
fiebre que seca la boca.

La muerte se acuesta conmigo.
Sólo nos queda esta noche.-



***

Como el limonero y su aroma
llévote adherido a la boca
por los siglos,
por el miedo y la muerte.
Llévote en los bolsillos y el ombligo.
Encadenado a los miedos
asido a la mudez que me cuelga
Llévote
al fondo de mi secreto
y nada más se llena de mi sol.
Llévote en las rodillas,
en los rincones
Llévote
llévote y te dejo
en el minuto que me faltes.
Llévome a otro conmigo.-



VARONA

No canten canciones
ni ordenen la mesa,
no digan "hola, amor"
ni "adiós, cariño".
Que la saliva amarga que engendró
puede derrumbar.
La tierra oscila en tinieblas,
no se aleja mi duelo,
se nutre en la pestilencia,
muero en los ramos
deshojando soles,
maldiciendo el mar,
llena la boca de gusanos.
En esta hora de llanto,
no se atreva la flor a emanar
ni asome la luna.
Que esta oscuridad que duele
es mi dueña
y, antes de ella,
yo estaba sola.-



YO QUERÍA

yo quería ser la puta
que dormía con el capitán

viajes todo el año
vestidos de muñeca.
carcajear femenina
empinar el codo hasta el fondo.

Baile y joyas
noche.
y un baboso millonario
contando sus mentiras
No se cumplen todos los sueños
en esta vida

No soy la única
otras iban a ser reinas
y sepa Dios
en que reinos reinarán.-




                                                                                                                 Mónica Montero  Fernández






Imágenes: Arte digital contemporáneo








quiquedelucio@gmail.com

sábado, 24 de febrero de 2018

Puedes entrar


Séptimo año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza os textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a más de 2.500 escritores, respetando el derecho de autor.







Publicación N° 1.956-



                                                                                                                               Carmina Casala

Poeta española, nacida en Atienza, Guadalajara, en 1954. En 1981 obtuvo el Premio Carilda Oliver Labra y publica su libro "Las aristas del silencio", luego "El clamor sin perfiles de las aguas" (Accésit del Premio Rafael Morales, 1982), "Ahora que las algas agonizan" (Premio IBN Jafaya, 1985), "Lava de labios" (1987), "Octubre sin raíz" (1996), "Albaluna" (1999) que obtuvo el Premio Marco Fabio Quintiliano, Ciudad de calahorra, "Desde la otra arena" (Premio Almedina de Poesía 2011), etc. Miembro fundador de la Asociación Cultural Rabindranath Tagore y Directora de la colección del mismo nombre.


                                                                                                 "No basta una conciencia de palabras
                                                                                                  para desentrañar el límite y la duda.
                                                                                                  Dejemos al silencio que nos hable,
                                                                                                  herida de adjetivos va la muerte"













PUEDES ENTRAR

Puedes entrar, amor,
que ya es la hora de hacernos corazón.

Músculo y labio
se curvan más allá de los insomnios,
turgencia, madera fresca
-fuerte, fuerte-
amárrame fuerte al gesto de tu boca.
Amárrame y después
desdobla mis embozos,
salva esta pausa de lágrima y ternura,
levántate en la piel
del sueño y el relámpago,
toma mi pan, recoge mi equipaje
y dejemos que el alba nos devuelva
al origen del mundo.
Ya sin memoria, nuevos.

Por dentro de la vida.-



NOSTALGIA

Ahora es difícil.
Ahora pesan los párpados como nunca.
Tú no podrías
levantar una sola de tus lágrimas sin romperte.
Quisiste huir, respirar,
olvidarte de tanta arena triste.
Sentiste la nostalgia del amor,
de alguien que amó tus ojos a su debido
tiempo.
Alguien libre -dios de azabache-
que no necesitó medir tu casta
para amarte y soñarte.
Pero estás en la herida del clamor.
No te preguntes dónde fue la ternura del rocío,
el aire misterioso de los campos.
Dónde los fríos
con su abismo de nieve y esperanza.
Mira a ese hombre
que inexplicablemente brilla y te desea.
Déjate amar: ¡también de amor se muere!.-



***

Aunque sé que te tengo
me resulta difícil exigirte bengalas,
nuevos ritos nupciales, desescombrar la leña
y lo que se llevó puesto.
Recurro sin querer a la nostalgia,
esa diosa nocturna
que siempre parpadea y araña laberintos.
Ella se ha confesado
adicta impenitente a la tristeza.
En esta nueva luna
quiero recuperar el acceso a lo eterno,
el tono existencial de los verbos que laten
y logran redimirnos,
aquello que trasciende arrítmico y sin norte.

Casi siempre el recuerdo
es un triste monólogo
de hechos improbables
que se levantan insomne
poblando lo mejor de las almohadas,
y declara incansable su voluntad de ser
pálido y otorgado.

Yo me pregunto a veces
su mereció la pena acercarse a la luna,
tomarla,
hacerla dependiente de las cosas
y permitir siquiera que la rozara el aire.

Por eso he de esperar aunque sé que te tengo.
Y si hay que salvar algo
prometo calcular el saldo de las huellas.-


***

Tú eres insobornable.
No te pareces a encrucijada alguna.
Te aproximas a mí como un adolescente,
tan transparente y tibio.
Irrumpes en el sopor de mayo
diciendo que me amas,
que tengo el corazón como un océano,
que prefieres crecer por sus mareas.
Te asombra mi abandono. Repites que me
amas:
"Dios soñó tu sonrisa y creó el mundo"

No sabes del silencio que acumulan mis ropas,
ni de la soledad que habita en mis espejos.

Pero, ¿qué sabes tú, qué sabes?
Tú me abrazas sin prisas,
navegas por mis playas sin tregua al
desaliento,
te arrodillas, me observas,
rozas con timidez algún objeto inútil
y enrojeces, y callas, y después parpadeas.

Dices que soy alegre, y hermosa
y que me amas.-





                                                                                                                             Carmina Casala




Imágenes: Pinturas de Albert Edelfet  (Finlandia)





quiquedelucio@gmail.com

viernes, 23 de febrero de 2018

El vestido

Séptimo año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a más de 2.500 escritores, respetando el derecho de autor.







Publicación N° 1.955-



                                                                                                                          Mariela Laudecina

Poeta y narradora argentina, nacida en Guaymallén, Mendoza, en 1974. Ha publicado los poemarios, entre otros, "Hacia la cavidad" (2006), "Ciruelas" (2007), "Intiyaco" (2009), "Tomo las decisiones con los pies" (2011), "Perfume de jarilla" (2012), etc. La novela breve "El cielo es para los ángeles" y participó en la antología Cucrito, Quince, Muchachas punk vs poetas clásicos.


                                                                       "de vez en cuando abrazo los árboles
                                                                                        o apoyo las espalda y me quedo así un rato
                                                                                        hay uno viejo, grueso y muy alto
                                                                        cerca de un puente que pareciera ya no querer estar ahí"











EL VESTIDO

Me pongo el vestido nuevo
porque lo que se toca
o se mira por primera vez
da escalofríos
cosquillas en la panza
Como el amor o aquello que se le parece
El estreno
más allá de los órganos, de la piel
interrumpe
Será mejor no verte otra vez.-


***

Arrancamos el Palam Palam
enorme, torcido
con pequeños bichos blancos
que lo invadían hasta el tronco
Es una planta dañina me dijo un vecino
Alucinógeno dijo Fabi

Lo matamos y la casa ya no es la misma
Se llevó algo, no se qué.-


***

Sentados en el pasillo
con el sol de frente
Vicente fuma y bebe vino
Yo estoy risueña
le digo que quería regalarle una camisa
pero que no me alcanzó la plata.

Como si leyera una de sus poemas, me dice:
-Regalame medias, un par de medias suavecitas;
muy suavecitas.-


***

Australiano, 40 pirulos.
Ojos azules y piel dorada.
Lo conocí pidiéndole una lapicera
Se hospedaba en el hotel de la esquina de casa
Me invitó a salir como pudo
Sabía poco castellano
Pero nos entendimos;
teníamos ganas de entendernos
Fuimos a bailar; bailaba bien
Nos besamos
A las seis no fuimos a desayunar
y después lo acompañé al hotel
Me invitó a subir, y subimos; pero a la terraza.
Esperaba sexo
Erré
Me masajeó los pies un largo rato sin hablar
Permanecí callada
hasta que repitió que quería conocer el Himalaya
Andá, le dije
Al otro día me dejó flores con mamá
y una tarjeta con un poema
que hablaba del viento en mi pelo
Fue el primero y el único ramo que recibí en mi vida.-


¨***

Espero el invierno
para tomar café
coñac
y apichonarme
Anhelo el frío
como si fuera
lo único importante
en el ardor del verano.-


***

Me presenté en un taller de escultura
El aviso decía
Se necesita ayudante
con o sin experiencia
Él me hizo una prueba
sacó de un cajón
una chapa cincelada
y me dijo
¿Qué ves?
El mar, respondí
Perfecto. Estás contratada.-





                                                                                                                        Mariela Laudecina



Imágenes: Pinturas de Lawrence Alma Tadema








quiquedelucio@gmail.com


jueves, 22 de febrero de 2018

Sintaxis


Séptimo año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a más de 2.500 escritores, respetando el derecho de autor.






Publicación N° 1.954-



                                                                                                                             Ana Delgado Cortés

Poeta y periodista española, nacida en Madrid, en 1973. Mientras cursaba sus estudios de periodismo impulsó la tertulia poética  Ostras versus Versos junto a varios escritores. Publicó las obras colectivas "Cristales en la arena" (1993), "Poemas egocéntricos, personales y plurales" (1994), etc. Desde 1998 forma parte del Aula de Encuentros del Círculo de Bellas Artes de Madrid, con el que participa en recitales y en el programa literario Voces de Minerva por radio Círculo. Su libro "Zoología marina, vertebrados terrestres", recibió en 2005 el Premio de Poesía "Andrés Salom" convocado por la Asociación Taller de Arte Gramático, y ha publicado en el 2009 "Poemas de amor sumiso".


                                                                                                  "No soy de este sitio, huelen mal
                                                                                                   muy mal, sus porfiadas criaturas
                                                                                                   que no reclaman misterio, son
                                                                                                   peregrinos funcionales"












SINTAXIS

Y no te beso.
Y me absorben los papeles recordando
cada vértice de luz con su desplome,
prolongando la fonética vigía
de los tiempos en que fui
lóbulo tuyo.

No te beso.
Y despega sobre el verso un celo amargo
de los brazos que se cuelgan de tu cuello,
de mujeres bailarinas que hoy alcanzan
a sanarte con la sal
de su tobillo.

No te beso.
Se revuelve la semántica imperfecta
como un punto suspensivo entre los labios
que se callan sin palabras, sin preguntas,
sin canciones, sin los besos
que yo no
te
beso.

Porque entero te muestras cuando escribo,
cuando avanzo en metonimias tu presencia
resumida y literaria
en esta piel
sin
beso.

La sintaxis de las cosas
va licúandose en saliva
sobre el filo de la lengua
que te alumbra nada más
que
un
verso.

Porque el beso se resiste,
te visita en otras bocas,
enredado en las palabras
sin idioma y sin poema,
sin acróstico deseo
transversal a cada estrofa.

Porque el beso de mi labio
se resiente
y sólo yo,
nadie más
que
yo
nunca te besaré del todo.-


                                (de "Actas de la espera")



***

El hombre que me muerde
no muerde en mí la carne,
el pecho, el labio.
El hombre que me muerde
muerde de mí el instante
y sólo permanezco por su boca.


***

Mi último amante remonta el vuelo
de la falda de una rubia.
Ella no sabe de estratosferas,
pero en su aire de mujer diez
él planea
-intuyo que planea
futuros inmediatos-,
mientras yo, cada domingo,
me descoyunto al doblar
las sábanas a solas
porque no me da de sí la envergadura
de estas alas
que no vuelan los días pares.-


***

Castellana, plana y grave,
se me muestra esta meseta recta,
paralela y roma, horizontal,
dormida.
Cortada en retales
y acostada bajo el cielo,
parda y extensa,
se destila en cereal silencio y,
sin embargo,
de su matriz lineal,
de un mar sin olas,
le amanece y la interrumpe
un árbol solo,
un tiempo vertical,
un sueño en vela,
un soplo y una luz
que al sol converge.-


                                    (de "Zoología marina, vertebrados terrestres")


 
                                                                                                                             Ana Delgado Cortés






Imágenes: Pinturas del artista francés Richard Burlet.







quiquedelucio@gmail.com

miércoles, 21 de febrero de 2018

El jardín

Séptimo año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a más de 2.500 escritores, respetando el derecho de autor.





Publicación N° 1.953.-


                                                                                                                            Alejandra Wolleter

Poeta y narradora de Chile, nacida en la ciudad de Puerto Montt. Estudió Traducción Inglés-Español en la Universidad de Concepción. Desde 1998 pertenece a la Sociedad de Escritores de Puerto Montt y ha participado activamente en el encuentro poético  "Arcoíris de Poesía". Parte de su trabajo fue publicado en la Antología "Fragmentos de una historia" (Editorial de la Universidad de los Lagos, 2002), luego "El jardín de los manzanos" (Poesía y fotografía, 2005), en el 2011 publicó "Cosa de palabras", en el 2012 es invitada a participar en el libro "Basta, 100 mujeres contra la violencia de género" con un trabajo de mini ficción.


                                                                                                                  "Por si no lo sabes
                                                                                                                    yo era loca antes de ti
                                                                                                                    y las primaveras no siempre
                                                                                                                    llegaban en septiembre"











del libro EL JARDÍN DE LOS MANZANOS

Puedo convertirme en mago, si quieres,
con pocas palabras,
hacer llover un año o dos o tres,
con pocas palabras,
podrá ser más fácil ver cuánta agua ha pasado
por debajo de este puente,
en vez de quedarte de ese lado,
aferrado a tu salvavidas,
con pocas palabras,
sin atreverte a cruzar.-


***

Sólo existen dos caminos para llegar hasta allá,
el camino recto, cálido e inmanente de la madera
y el camino frío y sofisticado de los fierros,
que, por alguna razón,
siempre termina doblando hacia la derecha.-


***

Ha sido tan bueno respirar cada día un poco más,
tan bueno aumentar así la posibilidad de sumergirme hasta el fondo
para ver todo lo que tengo que ver.
Es tan bueno tener la posibilidad concreta del viento
traspasando estos mínimos espacios,
así, tan inmensamente posible,
tan inmensamente posible como tu corazón,
imaginar una raya en el agua.-


***

Nada que hacer...
Si supieras cómo se manifiesta aquí,
en toda su magnitud, la falta de deseo
y como no necesito ya una voz
si para eso tengo la tuya,
ni mucho menos un nombre
si te pueden llamar por el mío.

Nada que hacer...
la vida de la vida es directamente proporcional
a la vida de la muerte.-




del libro  COSA DE PALABRAS

A esta casa llena de silencios
no la sostiene otra mano de pintura.


***

El agua filtrándose por el concreto
viene lluviosamente a posarse sobre la almohada
y de allí, por entre las sábanas,
a las piernas
mojando los sueños.


***

En la hora azul
una cara redonda desde arriba nos mira
es ella toda entera llena,
Le pido sus ojos
salgo a buscar los tuyos.-


***

Dices que sientes cierta atracción intelectual hacia mi persona
entonces me acerco y tú muerdes mis labios intelectualmente,
Yo, acaricio tu pelo completa y absolutamente.
Tú, intelectualmente, bajas el cierre de mi pantalón.
deslizas, intelectualmente, tus manos entre mis piernas
tus dedos se abren paso intelectualmente y certeros
y tu lengua se enrosca, intelectualmente, en mi oreja.
Yo, me estremezco completa y absolutamente
y completamente te abrazo
y completamente beso tus ojos, tu nariz y tu frente.
Las lágrimas caen completamente por mis mejillas
a mi cuerpo completamente extendido en el suelo.
Tú, intelectualmente caes sobre mi,
no existe pausa entre una caricia y otra,
todo, todo es arrasado por el intelecto.
Extiendo completamente la palma de mi mano,
y la pongo sobre tu boca para ahogar tus intelectuales gemidos.
Y quedamos así, abrazándonos eternamente
en intelectual y completo silencio.-


***

Envidiable poseer un rostro
una sola personalidad
Casi tanto como tener un espejo
un pasado propio
La contraseña.-




                                                                                                                          Alejandra Wolleter



Imágenes: Pinturas de Davide Cambria  (Italia, contemporáneo )








quiquedelucio@gmail.com

martes, 20 de febrero de 2018

Ella baila


Séptimo año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a más de 2.500 escritores, respetando el derecho de autor.






Publicación N° 1.952-


                                                                                                                               Begoña Regueiro

Poeta y narradora de España, nacida en Madrid el 30 de enero de 1981. Es Doctora en Literatura Española por la Universidad Complutense de Madrid y codirectora, desde 2000,  de la Revista de Creación Literaria "Otras Palabras". Ha publicado textos literarios en revistas de literatura y de divulgación cultural. Autora de los libros "Alma soñada" y "Diosas de barro" (2012). Ha participado también en antologías poéticas como "Mares nos pousos de café" y "Sonrisas del Sahara", y en colecciones de relatos como "El crack del 2009" y "E madrid foi unha praia de baleas entre néboas".


                                                                                             "También es una princesa.
                                                                                               La princesa del asfalto y los halógenos,
                                                                                               la de la nieve atropellada
                                                                                               y la niebla de los tubos de escape"












ELLA BAILA

Ella baila.
Ella baila una música
que ni siquiera escucha.
Baila,
con los ojos perdidos en las nubes,
con la mirada fija del que busca.
Ella baila y se pierde en
los recuerdos sin luna de otras noches,
en la luz apagada, en los colores neutros.

Él la mira
como si de veras estuviese allí.
Él la mira y,
mientras el mundo
continúa girando en su danza frenética,
su reloj retrocede a los inicios.

Una sola palabra de ella
para que el mundo comience de nuevo.

Y ella llora y tiembla y se estremece.
Escondida en rincones polvorientos,
ella quiere controlar los espasmos
y no puede,
no puede,
no puede, porque la respiración no la obedece
y el aire se niega
y sus pulmones se contraen...

Y baila,
continúa bailando,
mirando más allá de las estrellas
como quien busca algo que ha perdido.

Y él la mira
con la fijeza de la sorpresa
con la complacencia de los descubrimientos,
con la seguridad del instante
que lo cambia todo.

Él la mira y sonríe
y ella, por fin,
habla.-



***

No eres salvable o,
acaso,
es que yo
ya no te puedo salvar.

Valen demasiado las caricias fáciles
los brazos articulables
los contornos nítidos de labios inmóviles.

Son demasiado cómodos
los ojos opacos en los que, tal vez,
jamás se desataron las tormentas.

Por eso,
ya no importa que quieras sin querer,

amar sin alma.

Ya no importa que luches o te rindas.
Ríndete.

Ríndete a las rosas sin espinas,
al mar sin olas.
Deja que un barro artificial
te envuelva, te hipnotice,
y anule tus sentidos.

Y entonces, no te salves.

No te salves.

Y ante todo,
no te quedes conmigo.-



***

Cubrir con mi carne tus aristas,
para que no te hieras más,
para que no me hagas daño.

Envolver tu silencio en mis palabras
para darle una voz con la que grite.

Ojalá pudiera hacerme líquida y
correr con la sangre por tus venas;
latir en tus latidos,
profanar
el recinto secreto de tus sueños.

Ojalá supiera lo que piensas
cuando entornas los ojos y te marchas,
cuando trato de acercarme a ti
y te siento tan lejos

tan lejos.-




                                                                                                                           Begoña Regueiro




Imágenes: Pinturas de Mark Demsteader  (contemporáneo)





quiquedelucio@gmail.com




lunes, 19 de febrero de 2018

Hoy no te quiero

Séptimo año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a más de 2.500 escritores, respetando el derecho de autor.





Publicación N° 1.951-



                                                                                                                         Daniela Beatriz Tapia

Poeta de Chile, nacida en Concepción, en 1965. Es Asistente social. Actriz incorporada al Taller de Teatro de la Corporación Cultural Artistas del Acero de Concepción. Desde el año 2003 participa del Taller Literario La Toree Lúdica. Ha publicado en antologías, revistas literarias y páginas de internet y forma parte del Comité de Redacción de la revista El Ermitaño. Su último poemario publicado es "Incidente" en el 2004.


                                                                                             "Un deshecho cubierto de voces calladas
                                                                                               es mi pena...tanta
                                                                                               tiembla boca en mi cara, con sollozo
                                                                                               que estorba. Gritar hasta la mudez"












HOY NO TE QUIERO

Hoy no te quiero
no te querré algunos días
más no puedo
Inconmovible y contenido,
maneja los hilos de su vida
olvida la lealtad a sus sentimientos
y que el dolor
parte con el tiempo,
o con el encuentro.

Hoy no te quiero, te desconozco.
Lo escribo, desde mi tristeza,
desde este lugar
Solitaria
Extraviada
buscándote rabiosamente.

Me llevaste en tu amor
dejando el dibujo de un cuerpo
sin habitar
La sombra  de un alma
extinguiéndose, vacía.

Sumérgete en el pseudo amor
sinsentido.
Tira a la basura este sueño
aún sabiendo
que es lo más real que has vivido.-



AMOR DE LEJOS

Recorto el mapa a tijeretazos
con cuchillo
partir la cordillera quiero
a rasguños construir un camino
inmediato hacia ti
En el intento,
faena delirante
de uñas quebradas y brazos cansados

Con garganta llena de palabras
alaridos de hiel amarga
en lengua seca y boca partida
recogen sólo eco devuelto
como llagas en piel curtida

¿Cómo hago para tenerte cerca?
carente del tranvía acelerado
hacia tactos, voces y miradas
hábito insomnio de sueños y recuerdos
mis sentidos trabajan en vano
tras una piel sin caricias
boca sin lengua
manos sin dedos
y un sexo que ruge sin gemidos.

Amor de lejos te enciendes
como fuego al viento
      iracundo
      inconmovibe
      envenenado

Sorda de palabras ajenas
sigo acribillada, en tierra de nadie.-



ATAQUE AÉREO


4

Ataque aéreo,
           demente
tu ruido
perfora con alfileres
desata mi sangre
y quedo al amparo
de esta hoja llena.


3

Los días transcurren en sillas de ruedas
desde ahí, en telón de cristal
observo la zozobra,
hilos del pasado
me enmarañan en rueca punzante
hacen del gozo un daño
como puente hacia oráculo sedentario

¡Mi cuento el mejor narrado?.-


2

Una puerta se abre y el rocío me cubre
parece tener rostro con sonrisa
su vapor seca la maldita lluvia
estío en acera,
      sana imagen del cuento
      mejor contado
lástima,
es sólo un trayecto.-     





                                                                                                                           Daniela Beatriz Tapia





Imágenes: Pinturas del artista ruso Konstantin Razumov





quiquedelucio@gmail.com

domingo, 18 de febrero de 2018

La razón amante


Séptimo año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a más de 2.500 escritores, respetando el derecho de autor.







Publicación N° 1.950-


                                                                                                           


                                                                                                                                Alejandra Menassa

Poeta y ensayista argentina, nacida en Buenos Aires, en 1972. Residente en Madrid, España. Escribe poesía en un Taller de Poesía de la Escuela de Psicoanálisis Grupo Cero desde los 18 años. Ha publicado, entre otros, "Primera inquietud" (1995), "Al oído del viento" (1999), "La llave de los días" (2002), "La muerte en casa" (20039, "La piel del deseo" (2005), etc. Y en ensayo: "Psicoanálisis y Medicina (Editorial Grupo Cero, 2001), "Medicina Psicosomática - Cuestiones preliminares" (2005), etc. Obtuvo el Premio Nueva Gente 2001 de la Asociación Internacional de Escritores y Artistas al mejor libro de poesía.


                                                                           "No me advertiste que tenías un volcán en la boca
                                                                             me muero porque su lava invada todos mis rincones.
                                                                             No me dijiste que tus labios eran la cuna del fuego:
                                                                             mi ardiente Prometeo, robaré tus labios cada noche"














EL SUBTERFUGIO DE LA RAZÓN AMANTE

Con este quebrado de insospechable resultado,
dividendo de pasiones y anhelos,

te haré un cuerpo de besos
y mantearé la noche para que las estrellas
despedidas nos alumbren.

Matemática precisión de lo impreciso,
precario hilo de seda donde mecer la dicha:
el porvenir se teje en las manos amantes,
crece el insomnio hasta tocar el día.

¿Cómo dormir si el poema espera
los dedos licenciosos,
la miel libada,
la falta de decoro al amarnos,
en este cuadrilátero
donde lucho por desprenderme de tu sangre,
y en cada movimiento más me atrapa
la lujuria de tu aliento?

Renuncio a conocer
la savia de los días por venir,
la huella del misterio,
a querer saber tu nombre,
la fecha de la muerte
de este amor recién nacido;
el calendario de los días en que nos besaremos,
los horarios de retorno del tren del paraíso,
el plan de ataque exacto de tus manos,
la ruta indescriptible del deseo,
los subterfugios de la razón amante.-




ESCRITURA

No te empeñes
en trepar en la
noche,
por las enredaderas
de mis sombras.

La escritura
es un clavo,
que me fija a la silla
y me mueve las manos.

Ella late,
y respira, y siente
frío, y se abriga
de letras y silencios.

Hay un hombre en el poema,
un hombre que no teme,
sabe que lo inmortal
son las palabras.

La escritura es
un clavo,
que me fija a la silla
y me mueve las manos.

Hay un aire en el poema,
un aire que viene
recogiendo los versos,
un aire de otros poetas.

La escritura es el surco
por el que el poeta sabe,
ha de llevar la azada.

Miénteme, dime
que no está escrito
aquello que nos pasa.-



UN ABISMO SE OCULTABA EN MEDIO DE LAS NUBES

Era el quinto día del naufragio,
entre las sábanas estábamos
perdidos en tempestades de lujuria
yo buscaba una honda para derribar a Dios
para que cesara de caer esa lluvia insistente sobre los dos
era el día del hacha y de la rabia,
y tenía en el pelo una orquídea amarilla
y en la liga el cuchillo del alba.

Era el quinto día de la muerte del sol,
yo buscaba una hormiga que en la almohada
fundó su campamento
y tu explorabas para encontrar las migas del amor
que atraían insectos a libar el licor de nuestros sexos,
ya éramos en la noche las sombras del averno,
el descanso sin retorno al abismo del tiempo,
que se ocultaba quieto entre las nubes,
como callado espectro.

Era el quinto día del relámpago y del trueno,
una luz eléctrica proyectaba en la pared
nuestras sombras, que como un torpe gigante
hacía huir a los fantasmas,
llegaste con la pala de los días,
a abrir surcos en mi piel buscando el mineral
la precisa distancia entre los cuerpos,
la fruta madurada a costa de libarla.

Era el quinto día y tocaba a su fin esta batalla,
la lucha cuerpo a cuerpo,
la huida en desbandada al país de los ayes,
el recorrer de una esquina a otra la ciudad de la cama
los altos edificios del placer,
las farolas nocturnas erectas e irisadas,
el final de salivas y de savias destiladas
cómplice del suicidio de manos, voces y miradas.-





                                                                                                                          Alejandra Menassa






Imágenes: Pinturas de Malcon Liepke  (contemporáneo)





quiquedelucio@gmail.com