Páginas vistas en total

sábado, 25 de agosto de 2012

Caligrafía

                                               Joan Margarit, poeta español nacido en Sanaüja, Lleida, en 1938. Es uno de los mejores poetas catalanes cuya obra abarca una extensa variedad temática. Desde el año 1980 Margarit decidió utilizar el catalán como lengua literaria, con la que ha publicado el total de su obra poética integrada por casi veinte libros. Su última publicación, "Casa de Misericordia", editada en Proa en 2008, obtuvo el Premio Nacional de Poesía, el "Rosalía de Castro" y el "Premio Poesía de Catalunya". A partir de 1999, el poeta publicó ediciones bilingües de sus libros, como "Estación de Francia", "Cien poemas" "Poesía amorosa completa" y "Joana", en memoria de una de sus hijas, quien falleció a la edad de treinta años.


                                               "Tanto tiempo has tardado en aprender
                                               que llegas tarde al gran amor:
                                               Que nunca habrás vivido una edad de oro"


CALIGRAFÍA    poesía de Joan Margarit

He apoyado la frente en el cristal
frío, empañado, con trasluz de invierno.
Escribe el nombre de ella y, a través
de las líneas que traza con el dedo,
la ha visto en un paraje solitario
con el mar y las rocas en la noche.
Al fondo, las estrellas: de pronto, las gaviotas
alzan el vuelo como un resplandor
al paso de un falucho. Se ha engañado:
detrás de la ventana hay una calle
que el alba hace más triste, sin un alma,
con coches aparcados.
Tras las líneas comienza a amanecer:
el sol naciente borrará ese nombre
en la escarcha rosada del cristal.-


COSAS EN COMÚN

Habernos conocido
un otoño en un tren que iba vacío;
La radiante, aunque cruel
promesa del deseo.
La cicatriz de la melancolía
y el viejo afecto con el que entendemos
los motivos del lobo.
La luna que acompaña al tren nocturno
Barcelona-París.
Un cuchillo de luz para los crímenes
que por amor debemos cometer.
Nuestra maldita e inocente suerte.
La voz del mar, que siempre te dirá
dónde estoy, porque es nuestro confidente.
Los poemas, que son cartas anónimas
escritas desde donde no imaginas
a la misma muchacha que un otoño
conocí en aquel tren que iba vacío.-


EN TORNO A LA PROTAGONISTA

Conocía muy bien tu piel dorada
la señal del peligro de tus ojos azules.
Sueños de profesor que comenzaba
a perder su futuro. Hace mucho surgiste
entre aquellos muchachos y muchachas
del bar acristalado de nuestra Escuela blanca,
desde donde veíamos el mar.
Me preguntan quién eres. Un día, expertos
en soledad y en crímenes pasados
buscarán, amparada en las palabras,
la sombra de tu nombre y no hallarán
sino cartas violeta de la noche
y el rastro, entre papeles, de unos ojos azules.-


¿A QUÍEN AMA GILBERT GRAPE?

Un sábado en el cine, al declinar la tarde,
la película tierna, pero dura,
de un chico deficiente y de su hermano.
Cogidos de la mano en la penumbra,
lloramos, vuestra madre y yo, angustiados
por la muerte, que aún es más injusta
si dejamos atrás un desamparo.
Recordadnos felices: lo hemos sido.
Los ojos de Joana hacen que sea
más llena aún de afecto nuestra vida
pero más desolada nuestra muerte.-


   

                                     LA MUCHACHA DEL SEMÁFORO


                                    Tienes la misma edad que yo tenía
                                    cuando empezaba a soñar en encontrarte.
                                    No sabía aún, igual que tú
                                    no lo has aprendido aún, que algún día
                                    el amor es esta arma cargada
                                    de soledad y de melancolía
                                    que ahora te está apuntando desde mis ojos.
                                    Tú eres la muchacha que yo estuve buscando
                                    durante tanto tiempo cuando aún no existías.-



                                                                 Joan Margarit


Imágenes: pinturas del artista de EE.UU, William Whitaker (Utah, 1943). Del Realismo 


quiquedelucio@gmail.com
twitter@quiquedelucio

1 comentario:

  1. Me he encontrado con una fuente fresca de la más tierna y hermosa poesía. Aquí, las palabras tiene, una a una, vida propia y se mueven en busca de los sentimientos de cada uno de nosotros que depositamos nuestros ojos en el dulce rumor que traen las voces de Joan Margarit.

    ResponderEliminar