Páginas vistas en total

sábado, 12 de mayo de 2012

del surrealismo

Poco antes de morir André Breton, le decía a su amigo Luis Buñuel, "hoy nadie se escandaliza, la sociedad ha encontrado meneras de anular el potencial provocador de una obra de arte, adoptando ante ella una actitud de placer consumista". Palabras precisas del padre del surrealismo moderno, André Breton , según sus amigos e incluso Octavio Paz que lo conoció cuando llegó a Paris en 1946, tenía dos caras. Por un lado era un persona tremendamente vitalista, honesta y de gran simpatía personal, por el otro muy intransigente; no en vano se ganó el apodo de "papa del surrealismo" por la obcecación con la que defendía los principios del movimiento y castigaba con la expulsión  a aquellos que se desviaban de sus principios morales o artísticos. Marcel Duchamp le dedica estas palabras: "No he conocido a ningún hombre que tuviera mayor capacidad de amor, mayor poder de amar la grandeza de la vida. Lo maravilloso de la vida,  Breton amaba igual que late un corazón. Ese es su signo".


             "Un poco antes de medianoche cerca del desembarcadero.
             Si una mujer desmelenada te sigue no te preocupes.
             Es el azul. No tienes que temer nada del azul"



TODO PARAÍSO NO ESTÁ PERDIDO      Poesía de André Breton

Los gallos de roca pasan dentro del cristal
Defienden el rocío a golpe de cresta
Entonces la divisa encantadora del relámpago
Desciende sobra la bandera de las ruinas
La arena no es más que un reloj fosforescente
Que da la medianoche
Por los brazos de una mujer olvidada
Sin refugio girando por el campo
Erguida en las aproximaciones y en los retrocesos celestes
Es aquí
Las sienes azules y duras de la quinta se bañan en la noche
     que calca mis imágenes
Cabelleras cabelleras
El mal adquiere fuerzas muy cerca
Solamente se valdrá de nosotros.-


SILUETA DE PAJA
                                    A Max Ernst

Dame joyas de ahogadas
Dos pesebres
Una cola de caballo y una manía de modista
Después perdóname
No tengo tiempo de respirar
Soy un destino
La construcción solar me ha retenido hasta ahora
Y ahora sólo tengo que dejarme morir
Pide al baremo
Al trote con el puño cerrado sobre mi cabeza que suena
Un fanal en donde se abre una mirada amarilla
También se abre el sentimiento
Pero las princesas se agarran al aire puro
Tengo necesidad de orgullo
Y de algunas gotas comunes
Para calentar la marmita de las flores enmohecidas
Al pie de la escalera
Divino pensamiento en el cristal
estrellado del cielo azul
La expresión de las bañistas es la muerte del lobo
Tenme por amiga
La amiga de las hogueras y los hurones
Te miro en dos veces
Lee tu penas
Mi remo de palisandro hacer cantar tus cabellos
Un sonido palpable abandona la playa
Negra por la cólera de los sepias
Y roja junto a la banderola.-


André Breton: (Francia, 1896-1966)
Poeta francés. Desde muy joven trabó amistad con importantes figuras intelectuales de Francia convirtiéndose en el gran impulsor del surrealismo y el dadaísmo.
En 1921 escribió su primera obra surrealista "Los campos magnéticos" en las que exploró las posibilidades de la hipnósis. En 1922 rompió con el Dadaísmo, se dedicó al automatismo psíquico, publicó en 1924 y 1929 el 1° y 2°
manifiestos surrealistas. A raiz de la segunda guerra mundial, se radicó en EE.UU, donde fundó en compañía de Marcel Duchamp, Max Ernst y David Hare, la revista "VVV". En 1941 publicó el "Tercer Manifiesto Surrealista", se dedicó hasta su muerte, en Francia, 1966, a mantener vivo dicho movimiento.





LUNA DE MIEL

¿En qué se basan las recíprocas inclinaciones? Hay unos celos más conmovedores que otros. Me paseo con gusto entre esa oscuridad que supone la rivalidad de una mujer y un libro. El dedo en la sien no es el cañón de un revólver. Creo que nos oíamos pensar, pero el maquinal "En nada", que es la más audaz de nuestras negativas, no lo pronunciamos en todo el viaje de bodas. No hay que mirar fijamente menos alto que los astros. En cualquier tren es peligroso asomarse a la ventanilla. Las estaciones estaban claramente repartidas sobre un golfo. El mar, que para la mirada humana no es nunca tan bello como el cielo, no nos abandonaba. En el fondo de nuestros ojos se perdían bonitos cálculos orientados hacia el porvenir, como los de los muros de las prisiones.-


                                                André Breton 

Imágenes: pinturas del artista plástico argentino Martín La Spina (La Plata, 1973), del surrealismo. 


quiquedelucio@gmail.com

Quique Lucio

No hay comentarios:

Publicar un comentario