Páginas vistas en total

martes, 1 de marzo de 2016

Creación


Quinto año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a los hacedores, respetando el derecho de autor.

P
Publicación N° 1.289-
                                                                                               
                                                                                               Víctor Díaz Goris

Poeta y docente de República Dominicana, nacido en San José de las Matas en 1966. Es Licenciado en Psicología por la Universidad Autónoma de Santo Domingo. En 2001 se gradúa de la Maestría en Gerencia de Marketing en Unapec. Ha realizado numerosos cursos pedagógicos en las áreas de ESL y Psicología. Desde 1991 es docente de la escuela de idiomas de Unapec. Como poeta y ensayista, textos suyos han sido publicados por la revista Ágora, la revista cultural Vetas, el Listin Diario en su versión digital y el periodico El Nacional, en cuyas páginas publica con frecuencia.


                                                                                             "la daga de tu mirada
                                                                                              sostiene en vilo a la noche
                                                                                              mientras una a una
                                                                                              mis palabras te desnudan" 







CREACIÓN

Tu boca bisiesta
me nombra y me crea
y vengo a ser porque así lo decidiste
demiurga de ocasos
plagiadora de amaneceres.

Del barro de la derrota
formaste mi piel
en la negra hierba de carne
que recoge el cadáver del mar.

Con espejos rotos
creaste mi carne
y pusiste a conciencia
una corona de espinas
a mi pensamiento.

Con los restos de un relámpago
construiste mis huesos
y los llenaste de ansiedad
vestida de palomas muertas.

En la inesperada rutina del trueno
inauguraste mi sangre
y con la inesperada sorpresa del dolor
mi aliento.

Soy obra de tus labios
del aire y la tierra.

Por tal razón soy tú
en la insospechable finitud del tiempo.

Pero tú eres yo
en la insospechable finitud
de Eros.-


TUS OJOS

Tus ojos de cascada hacia arriba
de meandro de río que se va a secar
son carnes de luces
que se anudan al hastío
cayenas con labios en sus pétalos
diorama de emociones
en cópula con la noche.

Tus ojos de clavel bañado por la luna
son huracanes alegres
que destruyen mis ocasos
fresas colgantes en los cabellos de una nube
pífanos de un atardecer
suspendido en la memoria.

Tus ojos de guitarra afinada
igual que una garduña
que persigue a una sombra
en las arenas movedizas que me llevan
a la Eternidad.-


TU BELLEZA VERTICAL

Tu belleza cayendo va
igual que un arcoíris
surto sobre un quetzal.

Ella es jardín
florecido de palomas
reflejo de dagas
rielando sobre el silencio.

Tu rostro como una tarde en forma de campana
moja a la maña de altos ojos
pétalo de luz en sonora expansión.

Tu piel es un Ave Lira
sentada en la mirada de la noche
homilía de labios que se anudan
bajo el nimbo del crepúsculo.

Tu aliento es el alfanje
que decapita a la Inocencia,
agua virgen, llena de ojos,
lunecida de ánforas y fulgor.
Tu belleza deletérea
en alas de primavera
es el horizonte vertical
que preludia la muerte.-


EL RUISEÑOR

Un ruiseñor brota
de la rama del silencio
con una gota de sol
en la punta de las alas.

vuela orgulloso
para agradar a tu mirada.

Tus labios se abren
para liberar
el cisne oculto en tu aliento
e inauguran una sonrisa
en forma de corazón.

Tu voz, igual que un ser vivo,
se desprende de tu cuerpo,
y va acercando tu boca
al pico del cantor.

Una flor hecha de nubes
perfuma a la área pareja
que, en pleno vuelo,
          ya se apareó.
El aire tiembla:
Es la rutina
de otro milagro de amor.-


AMAR

Es tener
un ruiseñor en la sangre
con las alas desplegadas
en melodía de luz.

Es oír una alondra
alzar vuelo desde un beso
y su voz de primavera
cuando perfuma la piel.

Es degustar una estrella
con sabor a nacimiento
en una nube de guacamayos
con sonrisa de mujer.

Amar es la alegría
de un juguete encontrado
el aroma de un abrazo
al ver la noche lunecer.

Es el fulgor de la sangre
que se eleva al infinito,
albedrío de las ansias,
bajo el imperio de la sed.-



                                                                                                 Víctor Díaz Goris 



Imágenes: Pinturas de Tsoak Shahinyan  (Ucrania, 1964)




quiquedelucio@gmail.com





No hay comentarios:

Publicar un comentario