Páginas vistas en total

martes, 8 de marzo de 2016

Luna de agua

Quinto año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a los hacedores, respetando el derecho de autor.



Publicación N° 1.296-

                                                                                                    Alberto Parise

Poeta y narrador argentino, nacido en el Gran Buenos Aires. Ha publicado, entre otros, los poemarios: "Animl resuelto" (2003), "Bosque iniciático" (2006), Palabras de arena" (2008), Flores de viento" (2013), "Luna de agua" (2015), etc. Su novela Pelea de Lobos es de 2007 y actualmente tiene en preparación su segunda novela.



                                                                                                 "las vueltas del laberinto
                                                                                                  vacían mis huesos y estremecen
                                                                                                  en nudo mi garganta sentir el ancho
                                                                                                  horizonte. Se pierde ahí la urgencia
                                                                                                  de espolear el deseo"
      





LUNA DE AGUA

Escribir
gota a gota
alguna consistencia
capaz de andar
sin el tormento
de la novela negra
un argumento
que defina
un límite
otra luz
para seguir.




Nadie oye
lo que dice este silencio
ese espacio interno
donde algo se congela
o no hay temperatura
un géiser rasga el aire
el de adentro
ese que nadie respira.



Sentir asusta
lleva años de esfuerzo
entender
de qué va la cosa
la vida propia
expresarla formularla
en la propia cabeza
un poco de luz cierta
donde mucho de lo claro
define la oscuridad
y sus consecuencias.



Una ventana en el aire
mi adolescencia
porque nunca se ha ido
la custodian escondidos
ciertos íntimos duendes
ese perfume violeta
en el jardín de tu casa
solero de flores y sangre
primera piel irrepetible
hacerse
hombre y mujer
el sexo conmovido en plena tarde.



El lobo oscuro
cruza la lluvia
pierde la ciudad
cualquier posible ángel
mi voz en exilio
late y siente
los muchos que soy
los muchos que he sido.



Mi memoria lleva
su memoria
y el cuarto aquel
escondido
pasado o presente
un río subterráneo que maneja hilos.



No fue un gesto vano
soy todo efímero
pero algo tengo

para decir.-


 BOSQUE INICIADO

Horizonte fugaz
imponiendo majestad
a la escena
baña en plata
su derredor
en generoso vivir.

Nada dice el diario
nada se lee
en ningún rostro
él sabe
es la hora fatal y
lo que no fue es todo
donde el espejo
eco del soñador
desconocido
vuelve al aire en
amargura tangible
absurdo
lo nunca existido
llora la pérdida
Amanecer
de tiempo no vivido.

Miro la noche oscura
ramas de árbol
tiemblan
no hay amenaza
solamente
recuerdo de lo ido
promesas en el viento.

Tras los visillos
escribir
propio de
primera persona
con trazo desconocido
índigo que fue blanco
un movimiento
sin música
gestos preciosos
pepitas de oro
en la íntima calidez
del hogar.

Rebusco
en los arsenales
de palabras
traigo al fin
el misil de
vocales y consonantes
que arranca
muecas de dolor
a tu discurso.

En la tierra de los sueños
el invierno asoma
fuera de eje
asombro en
tiempo del presente
lo impensable
ha tenido lugar.-


                                                                                        Alberto Parise



Imágenes: Pinturas de la artista argentina Raquel Forner.






quiquedelucio@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario