Páginas vistas en total

martes, 22 de marzo de 2016

Antes de partir


Quinto año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a los hacedores, respetando el derecho de autor.




 Publicación N° 1.310-                                                                                                
                                                                                           Jorge De La Garza

Poeta, narrador y periodista mexicano, nacido en Monterrey en 1937 y fallecido el 4 de enero de 1998. Se graduó como Licenciado en Derecho de la Universidad Autónoma de Nuevo León y en 1960 fue becario del Centro Mexicano de escritores. Posteriormente, fundó y dirigió el suplemento cultural "Aquí Vamos" del periódico El Porvenir. Publicó, entre otros, "El desertor" (1959), "Celebraciones y epitafios" (1982), "De la vida irregular" (1986), "Ajuste provisional" (1991), "Armas de nacimiento" (1998, póstumo), "Agridulce el recuerdo" (2005, póstumo), etc. Participó en las antologías: Diecinueve poetas contemporáneos" (1989), "20 años de poesía en Monterrey", etc.


                                                                      "Géminis, virgos, aries, libras
                                                                       apurados en la certeza que da la partida inminente,
                                                                       la seducción irresistible de lo efímero,
                                                                       la libertad irrenunciable del anonimato"







ANTES DE PARTIR

De amor, amor, nunca he escrito un poema.
He de hacerlo ahora pues me dicen que la muerte se aproxima
y sé que Amor amorosamente me ha tocado
como la aurora, con uno de sus rosados dedos.


No es sólo del joven que, apenas salido de la adolescencia
comparte hoy sus días con quien esto escribe
de quien escribiré. Si hablo en singular
es porque todo el amor es uno
y de ello pongo a cualquier hombre por testigo.


Fui al pozo del limo con mi cántaro vacío
infinitas veces, como amanece.
Y siempre fue, como la primera vez,
la inauguración del Universo
con sus arreboles y huracanes
llenos de siempres, nuncas, vida mía.
Y luego había que partir, dolorosamente.
Recuerdo tantas despedidas.


Ven, y contempla el ejército
de ángeles que te precede,
ven y mira cómo sobrevivieron
aunque ellos, igual que tú, que yo,
pensaron que el fin de nuestro amor
era el fin del mundo.
Toma ejemplo, para que vivas
cuando yo te falte.-


En cierto modo, nuestras infancias se parecen,
sólo que de la mía me separa un medio siglo
y he aprendido a olvidar -o casi-.


Cómo te amo.-


TODAVÍA TÚ

Hubiera preferido que tus degradaciones
se produjeran en la cima de una torre,
protegido apenas tu cuerpo de las auras
por un enrejado de bambú.
Hubiera querido que el sol
participara en la corrupción de tu carne
y que tus huesos, mondos ya de belleza,
fueran erosionados por el viento.
Enterrarte para seguir la costumbre
ha hecho más infame tu ausencia.
Miro los colores que miraste
y nada me consuela.-


IDENTIDAD

Ese espejo no sólo es un espejo:
Es un vidrio y mi cara y el azogue
Y es un péndulo, un hueco en la pared
Y un fantasma que acecha en la penumbra.

El que cree que eres, eres tú.
El que yo creo que eres, eres,
Y eres también el que sin duda eres.

Eres un ser distinto en cada amigo
Y un huésped cada cuarto tuyo tiene.
El día que tú naces muchos nacen
Y una multitud muere cuando mueres.
Eres Uno, y muchedumbre es Uno.-



PREVENIDO

Al cumplir cuarenta y cinco
saludaré a la oscura tortuga
que entrará por mi ventana
como saludé al baboso caracol
de mis veinte años.

Al cumplir cuarenta y cinco
abriré mis manos para ver
cuánto ha crecido la moneda
que sólo yo he de gastar.

Cuando llegue el día, el día,
sabré reconocerlo.
Aunque no haya nadie alrededor,
no volveré el rostro.
No caeré
en esa vergonzosa tentación.-




DE VIDA IRREGULAR

                                          para mi hijo

No fuimos personas comunes y corrientes.
Durante muchos años tuvimos diecinueve años.
Propensos a la disidencia y el escándalo
ejercimos el desdén hasta la indiferencia.

Hoy, maduros ya, mas nunca viejos,
seguimos siendo gente rara.
Nuestra rareza brinda a las gentes de bien
un prisma perfecto en qué mirarse
y seguir siendo, felizmente
personas comunes y corrientes.-



                                                                                   
                                                                                      Jorge De La Garza




Imágenes: Pinturas de Francis Luis Mora (Uruguay, 1874 - 1940)






quiquedelucio@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario