Páginas vistas en total

miércoles, 23 de marzo de 2016

Ego


Quinto año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a los hacedores, respetando el derecho de autor.


                                     
Publicación N° 1.311-

                                                                                        Pablo García Malmierca

Poeta español, nacido en Zamora en 1972, reside en Salamanca desde los 18 años. Es Licenciado en Filología Hispánica y ejerce como profesor de secundaria. En su labor académica ha trabajado en teoría de la poesía con conferencias como: "Poetología y traducción", en la Universidad de Salamanca. Ha sido incluido en la prestigiosa antología "Anónimos 2,3", dentro del festival Cosmopoética 2015 (Córdoba, España). Está inserto en el grupo poético "Poetas del Desierto" junto al escritor pacense Fran I. Mendoza. Ha publicado, además, en revistas como "Brevilla", la revista chilena "Pluma Roja",  la argentina "Quimera", etc.


                                                                                          "Deambulo perdido en el desierto,
                                                                                           la soledad más vívida,
                                                                                           las lanzas atraviesan mi costado.
                                                                                           No brota nada, el vacío más absoluto
                                                                                           se desborda por la herida de mi costado"






EGO

Vivimos disfrazados,
rutilantes estrellas
en el fango de tus días.

Aislados y altivos
esperamos reconocimiento.
Nos alejamos,
buscamos compañía.

Neutrón necesario
para tu escasa estabilidad,
disgregado del núcleo
te descompones.

Describes elipses
atraído por el centro.
El camino que trazas,
la borrachera,
el mareo,
la ausencia sin ego.

Electrón del fonema,
protón de tus días vacíos,
antineutrino de tu vida futura.

La fractura del fracaso
envilece
la sevicia de tu parecer.

Tu soledad busca mi compañía.

Mi especificidad
no necesita de tu abrazo,
tu escaso abrazo,
interesado,
vacío,
lleno de tu ego.-


HELLRAISER

Desde las paredes
se disparan garfios
que se clavan en mi carne.
La inutilidad del movimiento,
ahondan en mis entrañas.
Tensión,
la llave abrió la puerta de mi infierno.

Desde la otredad me aíslo de su dolor,
rasgan mis entrañas,
más profundo.
El aire sabe a la herrumbre de su tacto.

En la alteridad te veo,
yo reflejado,
eres mi demonio.
Comprendo.
Soy el cenobita,
el habitante incierto,
siempre en continua travesía.
Lacerado por el dolor
veo el sonido de tus cadenas.

Subiste desde mis entrañas
para prestarme tu conciencia,
                       mi conciencia.

El regusto por el dolor
se plasma en mis palabras.-



ROJOAMARILLOAZUL

Existe un cuento taoísta
que habla de un pintor.
Quiso dibujar dos dragones
uno amarillo y otro azul.

Descarnó tanto el diseño
que de los dragones quedó
un simple trazo
dibujado en la pared.
Hoy esos colores
aparecen tatuados
en el interior de la poesía,
unidos al rojo,
extremos de inquietud.

Mañana el tinte
se absorberá en mi piel.
La esencia de las palabras
se constituirá en órgano
complaciente de mi cuerpo.

Rojo,
amarillo,
azul,
tras el prisma primario
del conocimiento transversal.-


OJOS ASESINOS

Somos homicidas
viajeros atrapados en la mirada.

Pupilas ausentes,
ojos sajados
yacen sobre el polvo del suelo;
cicatrices sedientas
tatúan rostros quemados.

El delirio
de realidades dilapidadas
evapora
el escaso crédito de mis días.

Me arrastro
sin saber qué buscar,
me buscabas
ahíto de sensaciones extremas.

La obsesión
de unas pupilas dilatadas,
el exceso
de la perdición
inscrito en tu nervio óptico.

Si supieras
el valor de una mirada,
no venderías
tan cara tu presencia.-



                                                                                             Pablo García Malmierca




Imágenes: Pinturas de Marius Martinescu (contemporáneo)





quiquedelucio@gmail.com



1 comentario:

  1. Preciosos poemas.
    Me encanta "Ojos asesinos".
    Gran poeta, Pablo.

    ResponderEliminar