Páginas vistas en total

lunes, 10 de septiembre de 2012

Ropajes

                                     Andrés Neuman, poeta, ensayista y novelista argentino nacido en Buenos Aires en 1977. Reside en España donde se licenció en Filología Hispánica por la Universidad de Granada. Su obra poética está contenida, entre otros, en los volúmenes : "Métodos de la noche" (1998), Premio Antonio Carvajal; "El Jugador de billar" (2000), "El tobogán" (2002), Premio Hiperión; "La canción del antílope" (2003), "Gotas negras" (2003), "Sonetos del extraño" (2007), "Mística abajo" (2008), etc. Entre los numerosos premios obtenidos, sobresalen el Premio Alfaguara y el Premio Nacional de la Crítica en el 2010. Neuman es también autor del libro de aforismos "El Equilibrista" (2005), y de la colección de haikus "Alfileres de luz" (1999) , Premio Federico García Lorca.


                                       "Y qué rápido vamos,
                                       que prisa iluminada.
                                       El penúltimo paso es el más dulce.
                                       Ojalá todos fueran el penúltimo"


ROPAJES    poesía de Andrés Neuman

Decirte que te amo es una historia
de mustias obviedades.
Sería preferible que leyeses
amores novedosos,
canciones que mitiguen por las noches
tus raptos de inocencia.

Mis trajes de soldados no son más
que miedo a la batalla.
Y peores mis trajes de turista,
como si la aventura de las calles
pudiera seducirme.
Por si no lo sabías nunca logré emigrar,
sigo habitando en sábanas, las mismas
que humedecí de niño
cuando aún no te amaba y todavía
no había mojado tus sábanas.
Mi única destreza es protegerme.

Decirte que me ames es un pleito
de lenguaje más hábiles que el mío.
No sé nada de espejos
no entiendo una sonata,
callar es la virtud que no merezco.
Ojalá te bastasen las delicias
de los mundos y las tardes
que no me pertenecen.

Decir te amo suele ser asunto
de obvias melancolías.-


CLAUDIA EN LA BIBLIOTECA

Rebuscas en los libros
con un extraño afán de jardinera.
Delicada y ansiosa, de perfil me pareces
distinta cuando curvas las rodillas
y se tensan tus muslos
debajo del vaquero. Muerte lenta
contemplar, sin tocado,
el pequeño tatuaje en tu cintura.
Será mejor sufrir que describir los pechos:
¿Quién se atreve a cruzar los toboganes
que unen la palabra con su tema?

Así que huyo
y finjo distracción.
Si volvieras la vista a quien te escribe
desaparecerías, y es demasiado pronto.
Sigue leyendo, Claudia.
Haces bien en amarte.-


RELOJ DE MAR

Rotas horas, las olas.
Se anticipan,
se empujan,
se disgregan.
Recomienzan el cielo permanente.
En su justo engranaje nos emulan:
detrás alguien
siempre mira morir a alguien que mira.- 


AQUELLOS DEDOS TUYOS

Aquellos dedos tuyos,
dormidos como en lana,
urdían la caricia y sus efectos.
¡Tocar era tan fácil
y tanto me abrigaba
desnudar esos dedos
para tejer muñecos temporales!
Ahora tejo tu sombra,
que no es poco tejer cuando se ha amado.-


                                                           Andrés Neuman


Imágenes: pinturas surrealistas de Tomek Setowski (Czetochowska, Polonia  1961)






No hay comentarios:

Publicar un comentario