Páginas vistas en total

sábado, 8 de septiembre de 2012

Mito

                                         Ana María Rodas, poeta, cuentista y periodista guatemalteca nacida en Ciudad de Guatemala en 1937. Es una figura destacada del panorama intelectual centroamericano. Inició su carrera poética con la publicación de "Poemas de la izquierda erótica" en 1973. A la que le continuaron "Cuatro esquinas del juego de una muñeca" (1975), "El fin de los mitos y los sueños" (1984), "La insurrección de Mariana" (1993), etc. Rodas ha sido distinguida con importantes galardones, entre los que se cuentan: Premio Nacional de Literatura "Miguel Ángel Asturias" 2000, "Premio Libertad de Prensa" 1974, Primer Premio en el Certamen de Cuento de Juegos Florales México 1990, Primer Premio de Poesía de México, Centroamérica y el Caribe 1990.


                                    "En aquel tiempo la soledad era un cilicio
                                    prendido constantemente a mi cuerpo.
                                    Ahora es mi refugio
                                    cuando salgo finalmente de ti"


EL MÁS HERMOSO MITO    poesía de Ana María Rodas

El más hermoso mito inventado por el hombre
más hermoso que Dios
o el hermoso ideal del socialismo
y el dinero que acumulan los ricos.
Más hermoso que el odio, la invención más hermosa.
El amor.-


DE ACUERDO

De acuerdo,
soy arrebatada, celosa,
voluble
y llena de lujuria.

¿Qué esperaban?

Que tuviera ojos,
glándulas,
cerebro, treinta y tres años
y que actuara
como el ciprés de un cementerio?

**********

Hoy he descubierto la belleza
                      de ser yo misma.

-no
no fue así;
me lo enseñaste-

Pero al hacerme mujer
al mostrarme que los seres
                          son tan libres

Comprendí
que libre-yo
y libre-tú
podemos tomarnos de la mano
y realizar la unión sin anularnos.

Por eso me apretujo dentro de mí misma
hasta salir las lágrimas
y en el pelo
se me prende
el sabor salado del olvido.

Algún imbécil dijo
que el poeta es la clave del mundo.

¡Mentira!
A mi sólo me queda encogerme hacia adentro
y esperar
ciegamente
un sonido, una expresión cualquiera
y que alguien
donde quiera que esté
emita una señal diciéndome que existo.-

**********

Te me acabas
como la vela que lanza
              su último fuego.
Como el asomo de vida que la final
remueve al que está ya casi muerto.
¡Cómo es de extraño
escribir poemas
para alguien que fue
y que comienza a diluirse en el cerebro!-


ESTAMOS HECHOS DE RECUERDOS

Estamos hechos de recuerdos
de un pelo rubio
de un pecho
            de cuatro
            cigarrillos
            moribundos.
De rítmicos movimientos.

El ron se hunde, ruidoso, en la garganta
-10.000 células muertas-
y el deseo ametralla
en los dedos.


POETA

El viejo rito me posee
Varias noches sin sueño
después baja el río de sangre
me ahogo en ella y renazco
nueva como moneda
redonda como un sueño
perfecta en mi dolor
recordando sólo lo suficiente del pasado
para construir la
telaraña
con la que cubro mi cama de soltera.-


                                                Ana María Rodas


Imágenes: pinturas del artista chino, radicado en EE.UU, Roberto Liang  (Shan Tung, 1942)



  


quiquedelucio@gmail.com
twitter@quiquedelucio

No hay comentarios:

Publicar un comentario