Páginas vistas en total

viernes, 7 de septiembre de 2012

Amor amor

                                          Ana María Iza, poeta y periodista ecuatoriana nacida en Quito en 1942. Formó parte de la selección de seis poetas ecuatorianos que aparecieron en "Young poetry of the American", edición de la Unión Panamericana, de Washington. Su obra poética está contenida, entre otros, en los volúmenes: "Pedazo de nada" (1961), "Los cajones del insomnio" (1967), "Puertas inútiles" (1968), "Heredarás el viento" (1974), ""Fiel al humo" (1986), "Reflejo del sol sobre las piedras" (1987), "Papeles asustados" (1994), "Herrumbre persistente" (1995), etc. Ana María Iza obtuvo el Premio Nacional de Poesía "Ismael Pérez Pazmiño" en los años 1967, 1974, 1984 y 1995.


                                       "Si un nombre sin nombre
                                       a mi boca sube
                                       una súplica
                                       y nadie responde
                                       entonces mal-digo"


AMOR AMOR   poesía de Ana María Iza

El Mar
juega con la Botella
la desnuda
la enreda entre sus patas azules
le da vueltas

Trepa
las porosas rodillas de la playa
la mece
la ensucia
enrosca
-desenrosca-
salta al cuello
la bebe

El mar
brinda con la botella
le perturba
le entierra
desentierra

¡La Botella y el Mar!
Yo te recuerdo.-


CANTALETA

A usted que malsonó
va sonando mi verso
Recuerdo de usted su lejanía
Lilaila Leililí Liliputiense

Mis piernas en sus ojos
y no las alcanzaba

Tal vez olvidó correr mientras corría

Ocho su corazón hortiga
emerge sin bulla en este escándalo
cuando ladro como lora sin descanso

No sé que hacer con usted
dónde esconderle
No sé si me comprende pero se que me rabia

No sé si me bebe entera con el vino
No sé si usted me escupe
y le caigo en la cara.-





 
                                HILANDO FINO

                                 La lluvia de los precios evaporan la enagua
                                 noventa por ciento para la dueña del cuerpo
                                 los diez sobrantes para el cuerpo de la dueña

                                 Correntada incalculable
                                 Telas de confusión al aire libre
                                 hilo a hilo van hilando largo

                                 Se pegan los motivos a los ojos
                                 de los ojos pasan a la sangre

                                 Los estampados de la feria giran
                                 de la sangre a las manos

                                Dicen que es una ganga
                                pero en río revuelto ganancia de PECADORES.-



PAMPLINAS

De pie
como la espina inextinguible
a pesar del insecticida del gusano
y esas larvas larvísimas
con pestañas sonrisas y zapatos

Se perdona lo que no se olvida
Únicamente los muertos han olvidado

El olvido es un señor con lentes
de aumento aumentados

Como la rosa tiene derecho al día
la mujer ha devolver
lo que el hombre ha sembrado.-



                            Ana María Iza




Imágenes: pinturas del artista estadounidense Philip Evergood (1901-1973)






       twitter@quiquedelucio                        

No hay comentarios:

Publicar un comentario