Páginas vistas en total

miércoles, 25 de julio de 2012

Lauretta

                                               Jon Juaristi, poeta español nacido en Bilbao en 1951. Doctor en Filología Románica, ha sido catedrático en la Universidad del País Vasco y en New York University; asimismo ha sido profesor investigador en el Colegio de México, México D.F., profesor titular de la catedra de Pensamiento Contemporáneo de la Fundación Cañada Blanch en la Universidad de Valencia y director de la Biblioteca Nacional y del Instituto Cervantes.
Ha recibido el Premio Nacional de Literatura en 1998 y el Premio Espasa de Ensayo en 1997, entre otros. De la obra de Juristi, merecen destacarse los siguientes poemarios: "Diario de un poeta recién cansado" (1986), "Suma de varia intención" (1987), "Arte de marear" (1988), "Los paisajes domésticos" (1992), "Agradeciendo señas" (1995) , "Tiempo desapacible" (1996), "Viento sobre las lóbregas colinas" (2008), etc.


                                                           "Yo la quería mucho,
                                                            pero entonces amar
                                                            y destruir sonaban parecidos"


LAURETTA     poesía de Jon Juaristi

Ya cesaron las lluvias.
Ya perdieron su flor los jacarandáes.
 Pronto me iré de aquí.

No hice muchos amigos.
No bajé a los infiernos como Lowry,
y nada me importabas
cuando te conocí.

Ojalá no te hubiera conocido,
boca de anjonjolí.
Ojalá no te hubiera querido
así.

Sólo espero que nunca la tristeza
te trate como a mí.-


VERSI L'ENNUI

Entonces era el mundo. Qué grande parecía.
En el límite mismo del verano, qué dulce
el tiempo que se abría, la luz indeclinable.

Entre el pinar y el río se extendían los huertos:
los pequeños petazos de maizales y habares
brillaban agolpados bajo el oro de junio.

Inventar cada día las cosas, empaparse
de sol, buscar los nombres del grillo y de la arena,
del hinojo fregante, del cangrejo, del cuarzo.

Y el regreso: la tarde nos devolvía al sueño
por estradas de polvo y escoria triturada,
dóciles a las voces cercanas del cansancio.

Pero yo te sentía. Tú venías conmigo,
ángel del tedio, hermano, arrojando tu sombra
sobre las zarzamoras, tu sombra abominable.-


          
                                          LAS OLLAS DE EGIPTO

Qué inútil el recurso a los recuerdos
o al consuelo banal de otras caricias,
porque has perdido para siempre a aquélla
que devastó tu carne enamorada.

(Sólo el remordimiento prevalece).-


PÓNTICA

Al otro pertenecen
las escenas que guarda tu memria:
Imágenes confusas
que el óxido del tiempo deteriora.

Otro es el que las sueña
desde un ayer de rabia silenciosa.

Muere con ellas una lengua exangüe
y una causa llamada a la derrota.

Y tú envejeces lejos,
en el destierro de la tierra toda,
entre voces ajenas
y soledades próximas,
perdiendo cada día y rescatando
los colores, las líneas y las formas
de un mundo ajeno que creíste tuyo
y alzando en torno de su ausencia torva
gastados laberintos de palabras,
una mansión decrépita y angosta,
una torre, un brocal, quizá una vida.

Del otro son los sueños que custodias.-


(de "Viento sobre las lóbregas colinas", 2008)


                                             Jon Juaristi


Imágenes: pinturas del español Vicente Romero Redondo y de la artista estadounidense Kathryn Morris Trotter. Contemporáneos





quiquedelucio@gmail.com
twitter@quiquedelucio

3 comentarios:

  1. blog muy hermoso.
    me gustó mucho.
    Creo que voy a venir aquí muchas veces.
    Gracias

    Lídia Ponti

    ResponderEliminar
  2. Sí, es un espléndido blog...que merece ser visitado a menudo porque permite descansar en lo mejor del Arte y la Literatura.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por los comentarios. Me ayudan mucho y me comprometen a seguir trabajando con más dedicación cada día.
      Mis cordiales saludos.
      Quique de Lucio

      Eliminar