Páginas vistas en total

miércoles, 18 de julio de 2012

Escribo algo

                                 Jorge Eduardo Eielson, poeta, ensayista y dramaturgo peruano nacido en Lima en 1924. Es una de las voces más representativas de la poesía hispanoamericana. Su estilo literario muestra una influencia marcada de Eguren, Whestphalen y Vallejo entre los nacionales, y de Breton, Prévert y Ezra Pound entre los vanguardistas extranjeros. A finales de los años cuarenta viajó a París y disfrutó del extraordinario ambiente creativo francés. De allí viajó becado a Suiza para dedicarse a la escritura, y a inicios de los años cincuenta se radicó para siempre en Italia. Su obra poética está contenida, entre otras, en las publicaciones: "Canción y muerte de Rolando" (1943), "Reinos" (194), "Habitación en Roma" (1951), "Noche oscura del cuerpo" (1983), "Primera muerte de María" (1988), "Antología" (1966), "Ceremonias" (2001), etc.   Eielson tuvo también un importante desarrollo como artista plástico, participando en grandes muestras como el MOMA de Nueva York. Falleció en Milán en marzo de 2006.


                              "Fugitiva de las horas, novia mía enterrada
                              La que arrastras tu cabellera incesante
                              como una botella rota por entre mi sangre"


ESCRIBO ALGO   poesía de Jorge Eduardo Eielson

Escribo algo
algo todavía
algo más aún
añado palabras pájaros
hojas secas viento
borro palabras nuevamente
borro pájaros hojas secas viento
escribo algo todavía
palabras.


EN EL CORAZÓN DEL OTOÑO

Este taller dorado, señora,
Si usted suelta sus cabellos,
Su corsé, sus abundantes senos,
Arderá. La muerte vestida,
Calabera del viejo sombrero,
Con plumas de pato en la nuca,
Vendrá, si usted llora, señora,
Desnuda en el bosque, si llora.
Hermosa señora, qué viento,
Que viejo ya el día, las flores,
La cera y el vino, sus ojos, señora.
Este taller dorado, señora, es el otoño.-


IMPROMPTU

éste es tu cuerpo o nada
una nube o una rueda
un caballo o cinco dedos
qué alegría estoy vivo
o la lluvia
un ruido de tijeras
cuatro pasos un silbido
un grito     una habitación
otro grito
un cometa en el cielo
un cuchillo en la boca
dos ojos abiertos una esfera
dos ojos más
siete brazos    una mano
tres o cuatro tigres
una cabeza rubia
un beso de mamá
cuarenta espejos rotos
cuarenta tíos carlos
un teléfono sonando
un cadáver en el suelo
un señor aburrido
una historia cualquiera
un teléfono sonando
tres o cuatro tigres
qué tarde me acuesto
estoy solo
una palabra u otra
no importa qué cosa
un teléfono sonando
un cadáver en el suelo
una raza de perro
un perfume de francia
etcétera     etcétera.-


CEREMONIA SOLITARIA

Penetro tu cuerpo tu cuerpo
De carne penetro me hundo
Entre tu lengua y tu mirada pura
Primero con mis ojos
Con mi corazón con mis labios
Luego con mi soledad
con mis huesos con mis venas
Entro y salgo de tu cuerpo
Como si fuera un espejo
Atravieso pelos y quejidos
No sé cuál es tu piel y cuál la mía
Cuál mi esqueleto y cuál el tuyo
Tu sangre brilla en mis arterias
Semejante a un lucero
Mis brazos y tus brazos son los brazos
De una estrella que se multiplica
Y que nos llena de ternura
Somos un animal que se enamora
Mitad ceniza mitad latido
Un puñado de tierra que respira
De incandescentes materias
Que jadean y que gozan
Y que jamás reposan.-



                Jorge Eduardo Eielsen



Imágenes: pinturas del artista italiano Matteo Afanotti (Roma, 1974).








2 comentarios:

  1. Es la mejor descripción del ser humano que he escuchado,"somos un animal que se enamora..." y ciertamente yo me he enamorado de tus letras, eres el blog de la semana en mi espacio pasa y llévate mi respeto... un saludo
    http://anabel1-notasdecampo.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  2. bellísimo, te he encontrado gracias a mi amiga anabel, y no te pienso dejar escapar...un saludo

    ResponderEliminar