Páginas vistas en total

miércoles, 14 de noviembre de 2012

Haikus

                                                            Masaoka Shiki, poeta, novelista y crítico japonés cuyo nombre real fue Masaoka Tsunenori. Nacido en Matsuyama, perteneció a una familia de samurais. Empezó a escribir poesía y prosa desde muy joven, convirtiéndose en un firme partidiario de la modernización de la poesía japonesa, introduciendo el término "tanka" para reemplazar los poemas "mora-waka". Sufrió la mayor parte de su vida de tuberculosis, condición agravada cuando prestó servicios coo corresponsal de guerra. Escribió a lo largo de su trayectoria literaria numerosos poemas haikus y tankas, lo que le valió ser universalmente reconocido.  Falleció en Tokio en 1902.

                                         
                             "Fue un sueño increíble,
                             dijeron  
                             que me lo había inventado"


VEINTE HAIKUS   de Masaoka Shiki

Cuando cae a tierra
la cometa
no tiene alma.

***

La alondra cantando
ondula
las nubes.

***

El caracol se arrastra
dos o tres pasos
y se acaba el día.

***

La mariposa,
ni siquiera cuando la persiguen
parece tener prisa.

***

En la arena de la playa.
Huellas de pasos:
Largo es el día de primavera.

***

Una noche de primavera;
¿Qué lee
el soltero?

***

Cruzando a una chica
al otor lado del río;
la luna brumosa.

***

Olas de calor;
Los pétalos del ciruelo flotan
hasta las piedras.

***



Las olas
funden
el hielo del lago.

***

Cuando miré atrás,
el hombre con el que me crucé
se había perdido en la niebla.

***

Un día entero
labrando el campo
en el mismo lugar.

***

Examinando
tres mil haikus,
dos nísperos.

***

El destello de un relámpago;
entre los árboles del bosque,
aparece el agua.

***

El río en verano;
hay un puente,
pero el caballo va por el agua.

***

Los ricos
vienen a beber de esta agua clara,
y los osos.

***

Veinte mil personas
sin casa;
la luna de verano.

***

La luciérnaga,
su brillo
es frío en la mano.

***

La blanca peonía;
cuando salió la luna,
se deshizo y cayó.

***

Moribundas,
haciendo todo el ruido posible,
las cigarras de otoño.

***

Recuérdeme
como alguien que amaba la poesía
y los nísperos.-


                                                          Masaoka Shiki




Imágenes: pinturas tradicionales de artistas japoneses contemporáneos.

      quiquedelucio@gmail.com
      twitter@quiquedelucio 

2 comentarios:

  1. yo escribo haikus, pero siempre, leìdos de la Argentina, parece un genero paròdico de algo serio y perdido. Si bien los escribo desde la tripa, despues me rio, no me puedo tomar en serio ni a mi, ni al japones mas circunspecto. Eppur si muove

    ResponderEliminar
  2. Nilda: Le recomiendo, si cabe, que lea los haikus de Borges. Tiene muchos y él también aclara lo difícil que es representarlos para la lectura de nuestros pagos. Un abrazo
    Quique de Lucio.

    ResponderEliminar