Páginas vistas en total

miércoles, 31 de octubre de 2012

Promesa

                                                         Leonard Cohen, poeta y novelista canadiense nacido en Montreal en 1934. A los 21 años tras recibir la Licenciatura en Literatura Inglesa por la Universidad McGill de Montreal, publicó su primer libro de poemas "Let Us Campare Mytthologies", en el que deja entrever la influencia de las religiones catóticas y judías. Su obra posterior incluye temas de sexo, amor y política,  marcando en todas el espíritu rebelde que siempre le ha acompañado. Otras obras importantes son: "Flores para Hitler" (1964), "La caja de especias de la tierra" (1965), "Parásitos del paraíso" (1966), "La energía de los esclavos" (1969), etc. Desde 1990 a 1999 decidió ordenarse como monje de la religión Zen en el monte Baldy. Después de nueve años abandonó los hábitos para dedicarse de nuevo a la literatura.

                               "El amor es un fuego.
                               Arde por todas partes.
                               Desfigura a todo el mundo.
                               Es la excusa  que el mundo pone
                               para ser tan feo"


PROMESA  poesía de Leonard Cohen

Tu pelo rubio
es mi forma de vivir-
¡aplastado por la luz!

La impresión de tu boca
es la marca de nacimiento
que hay sobre mi poder.

¡El amarte
es vivir
mi diario ideal

que he prometido
a mi cuerpo
no escribir nunca!-


SOBRE LA ENFERMEDAD DE MI AMOR

¡Poemas ! ¡Surgid!
¡romped mi cabeza!
¿Para qué sirve un cráneo?
¡Ayuda! ¡ayuda!
¡Os necesito!

Ella se está haciendo vieja.
Su cuerpo lo dice todo.
Ha dejado a un lado los cosméticos.
Ella es una prisión de la verdad.

¡Haced que se levante!
¡danzad los siete velos!
¡Poemas! ¡silenciad su cuerpo!
¡Hacedla amiga de los espejos!

¿Acaso he de ponerme mi capa?
¿vagar como la luna
sobre cielos y cielos de carne
para partir de nuevo en la mañana?

¿Acaso no puedo fingir
que cada vez se vuelve más hermosa?
¿ser un convicto?
¿Acaso no puedo ni poder engañarme?
¿Acaso no puedo vivir en mis poemas?

¡De prisa! ¡poemas! ¡mentiras!
¡Maldita sea vuestra débil música!
¡Habéis dejado pasar a la artritis!
Tú no eres un poema
Eres un visado.-


DE LA ENERGÍA DE LOS ESCLAVOS

6
Me gustaría leer
uno de los poemas
que me arrastraron a la poesía.
No recuerdo ni una sola línea,
ni siquiera sé dónde buscar.
Lo mismo
me ha pasado con el dinero,
las mujeres y las charlas a última hora de la tarde.
Dónde están los poemas
que me alejaron
de todo lo que amaba
para llegar a donde estoy
desnudo con la idea de encontrarte.

15
Has gemido alguna vez debajo de mí,
           Virgen de la amnesia.
He olvidado si te rendiste
           y
déjame ser tu flamante juguete nuevo.
           Soy el primero
en usar tus grilletes como si fueran
           pulseras,
espía traidor número uno
en los campos del cuarto de pensión.

22
No es por deciros nada,
sino para vivir eternamente
por lo que escribo esto.
Es mi codicia lo que amáis.
No me he quedado con nada.
He despreciado todos los honores.
Imperial y misteriosa,
mi codicia os ha hecho esclavos.-


                                                   Leonard Cohen


Imágenes: pinturas del artista plástico italiano Matteo Arfanotti (Sarzana, Italia 1973)




quiquedelucio@gmail.com
twitter@quiquedelucio

martes, 30 de octubre de 2012

Homenaje

                                                           Hace 102 años nacía Miguel Hernández, en Orihuela, España. Homenaje del Blog al poeta que no cesa. (30 de octubre de 1910-Cárcel de Alicante, 1942).

             
                                  "Arena del desierto
                                  soy, desierto de sed.
                                  Oasis es tu boca
                                  donde no he de beber"


CANCIÓN DEL ESPOSO SOLDADO    poesía de Miguel Hernández

He poblado tu vientre de amor y sementera,
he prolongado el eco de sangre a que respondo
y espero sobre el surco como el arado espera:
he llegado hasta el fondo.

Morena de altas torres, alta luz y ojos altos,
esposa de mi piel, gran trago de mi vida,
tus pechos locos crecen hasta mí dando saltos
de cierva concebida.

Ya no me parece que eres un cristal delicado,
temo que te me rompas al más leve tropiezo,
y a reforzar tus venas con mi piel de soldado
fuera como el cerezo.

Espejo de mi carne, sustento de mis alas,
te doy vida en la muerte que me dan y no tomo.
Mujer, mujer, te quiero cercado por las balas,
ansiado por el plomo.

Sobre los ataúdes feroces en acecho,
sobre los mismos muertos sin remedio y sin fosa
te quiero, y te quisiera besar con todo el pecho
hasta en el polvo, esposa.

Cuando junto a los campos de combate te piensa
mi frente que no enfría ni aplaca tu figura,
te acercas hacia mí como una boca inmensa
de hambrienta dentadura.

Escríbeme a la lucha, siéntate en la trinchera:
aquí con el fusil tu nombre evoco y fijo,
y defiendo tu vientre de pobre que me espera,
y defiendo tu hijo.

Nacerá nuestro hijo con el puño cerrado,
envuelto en un clamor de victoria y guitarras,
y dejaré a tu puerta mi vida de soldado
sin colmillos ni garras.

Es preciso matar para seguir viviendo.
Un día iré a la sombra de tu pelo lejano.
Y dormiré en la sábana de almidón y de estruendo
cosida por tu mano.

Tus piernas implacables al parto van derechas,
y tu implacable boca de labios indomables,
y ante mi soledad de explosiones y brechas
recorres un camino de besos implacables.

Para el hijo será la paz que estoy forjando.
Y al fin en un océano de irremediables huesos,
tu corazón y el mío naufragarán, quedando
una mujer y un hombre gastados por los besos.-


                                          Miguel Hernández








                                          quiquedelucio@gmail.com
                                          twitter@quiquedelucio
                       



lunes, 29 de octubre de 2012

Nube blanca

                                      León Felipe, poeta español nacido en  Tábara, Zamora en 1884 y fallecido en 1968 en Ciudad de México. De nombre Felipe Camino Galicia de la Rosa. Célebre poeta, ya publicado en este blog,  exiliado en México en 1938, por su tenaz lucha contra el franquismo, lugar adonde se desempeñó como profesor de Literatura Española. De gran producción poética, se destacan sus libros: "Español del éxodo y del llanto" (1939), "Parábola y poesía" (1944), "El ciervo" (1954), "Belleza cruel" (1958), "Rocinante" (1967), "Como tú" (1962), su obra más admirada, etc.

                               "Y si el verso
                               poetas cortesanos
                               si el verso como el hombre
                               no fuese de cristal sino de barro"


COMO AQUELLA NUBE BLANCA   poesía de León Felipe

 Ayer estaba mi amor
como aquella nube blanca
que va tan sola en el cielo
y tan alta,
como aquella
que ahora pasa
junto a la luna
de plata.

Nube
blanca,
que vas tan sola en el cielo
y tan alta,
junto a la luna
de plata,
vendrás a parar
mañana,
igual que mi amor,
en agua,
en agua del mar
amarga.

Mi amor tiene el retorno
del agua, que, sin cesar,
en sueños sube hasta el cielo
y en llanto baja hasta el mar.-


CON LAS PIEDRAS SAGRADAS

Con las piedras sagradas
de los templos caídos
grava menuda hicieron
los martillos
largos
de los picapedreros analíticos.
Después,
sobre esta grava, se ha vertido
el asfalto negro y viscoso
de los pesimismos.
Y ahora... ahora, con esta mezcla extraña,
se han abierto calzadas y caminos
por donde el cascabel de la esperanza
acelera su ritmo.




                                 ESA NOCHE NO HUBO LUNA

                                 Ahora camino de noche
                                 porque las noches son claras...
                                 Y esta noche no hubo luna,
                                 no hubo luna amiga y blanca...
                                 y había pocas estrellas
                                 pocas estrellas y pálidas...

                                 Y era todo triste sin la luna amiga...
                                  y era todo negro sin la luna blanca.

                                  No se veía la cinta
                                  de la carretera larga...
                                  los olivos del recuesto
                                  apenas se dibujaban...
                                  un murciélago pasó
                                  rozándome la cabeza con el ala...
                                  y me ladraron los perros
                                  en los bancales con saña.
                                  Sin luna todo era negro y triste...
                                  vi una luz allá lejana...
                                  y, a tientas, fui hasta la luz
                                  y en la luz pedí posada...

                                  Esta noche no hubo luna...
                                  no hubo luna amiga y blanca...
                                  Y recordé aquella noche
                                  en que no vino mi amada...

                                  y en que yo loco de amor,
                                  lleno de fiebre y de ansias...
                                  hice también alto
                                  en la primera posada.-


V
"No andes errante...
y busca tu camino.
-Dejadme-
Ya vendrá un viento fuerte
que me lleve a mi sitio"


                                                        León Felipe


Imágenes: pinturas de Frederick Childe Hassam (EE.UU, 1859-1935) del Impresionismo 

quiquedelucio@gmail.com
twitter@quiquedelucio

    

domingo, 28 de octubre de 2012

Déjame , pensamiento

                                  Luis García Montero, poeta y ensayista español nacido en Granada. Licenciado en Filosofía y Letras obtuvo su Doctorado con una tesis sobre Rafael Alberti con quien lo unió una gran amistad. Entre los numerosos premios que jalonan su brillante carrera, se destaca el Premio  "Federico García Lorca", el Premio "Ciudad de Sevilla", el Premio Loewe, el Premio "Adonais" en 1982 por "El jardín extranjero", el Premio Nacional de Literatura en 1994 por "Habitaciones separadas" , el Premio Nacional de la Crítica en 2003 por "La intimidad de la serpiente". En el año 2001 le fue concedida la Medalla de Oro de Andalucía, en 2003 la Medalla de Oro de Granada y en 1999 estuvo nominado para el Premio Cervantes, máximo galardón de las letras españolas.


                               "Si alguna vez la vida te maltrata,
                               acuérdate de mí,
                               que no puede cansarse de esperar
                               aquel que no se cansa de mirarte"


DÉJAME, PENSAMIENTO, DÉJAME   poesía de Luis García Montero


Déjame, pensamiento, déjame
mañana seré tuyo,
volveré a ser tu presa.
                             Presa hoy,
mientras la luz araña en los árboles y pide
una oportunidad,
quiero que me recoja la inútil primavera.

A la casa del frío
regresaré mañana, cuando el tiempo
exponga sus razones
y el corazón pregunte
lo que falta por ver,
cuántos latidos
pueden quedarte para detenerte.-


EL AMOR

Las palabras son barcos
y se pierden así, de boca en boca,
como de niebla en niebla.
LLevan su mercancía por las conversaciones
sin encontrar un puerto,
la noche que les pese igual que un ancla.

Deben acostumbrarse a envejecer
y vivir con paciencia de madera
usada por las olas,
irse descomponiendo, dañarse lentamente,
hasta que a la bodega rutinaria
llegue el mar y las hunda.

Porque la vida entra en las palabras
como el mar en un barco,
cubre de tiempo el nombre de las cosas
y lleva a la raíz de un adjetivo
el cielo de una fecha,
el balcón de una casa,
la luz de una ciudad reflejada en un río.

Por eso, niebla a niebla,
cuando el amor invade las palabras,
golpea sus paredes, marca en ellas
los signos de un historial personal
y deja en el pasado de los vocabularios
sensaciones de frío y de calor,
noches que son la noche,
mares que son el mar,
solitarios paseos con extensión de frase
y trenes detenidos y canciones.

Si el amor, como todo, es cuestión de palabras,
acercarme a tu cuerpo fue crear un idioma.-


EL LUGAR DEL CRIMEN

Más allá de la sombra
te delatan tus ojos,
y te adivino tersa,
como un mapa extendido
de asombro y de deseo.
Date por muerta
amor,
en un atraco.
Tus labios o la vida.-


RECUERDO QUE ATARDECÍA

              Recuerdo que atardecía,
recuerdo que vi su coche
detenerse,
recuerdo la compañía
de sus ojos en la noche,
sin saberse
              tras la boca de un gatillo
que esperaba tembloroso
y asesino,
meterse por un pasillo
de aquel corazón dudoso
sin destino.-


                                        Luis García Montero


Imágenes: pinturas del artista contemporáneo francés Pascal Chave, del hiperrealismo.







quiquedelucio@gmail.com
twitter@quiquedelucio

sábado, 27 de octubre de 2012

Casada

                              Luis Alberto de Cuenca, poeta , traductor y ensayista español nacido en Madrid en 1950. Se licenció en Filología Clásica, es un miembro destacado de los poetas de su generación, caracterizado por cultivar tanto las formas clásicas como modernas. Ha obtenido el Premio dela Crítica con "La caja de plata" en 1985 y el Premio Nacional de Traducción con el "Cantar de Valtario" (1987). De su obra también merece destacarse "Los Retratos" (1971), "Elsinore" (1972), "Scholia" (1978), "Necrofilia" (1983), "El otro sueño" (1987), "El hacha y la rosa" (1993), etc. El libro"El mundo y los días" recoge su poesía completa hasta 1966. Luis Alberto de Cuenca ha sido director de la Biblioteca Nacional.

                                     "La tierra estaba seca.
                                     No había ríos ni fuentes.
                                     Y brotó de tus ojos
                                      el agua, toda el agua"


CASADA         poesía de Luis Alberto de Cuenca

En el hombro la herida me latía
como un segundo corazón. Si a ella
le dolía también, no me lo dijo.
La puerta se cerró. Por un momento
nos abrazamos, y eso era la vida.
Pero volvió el dolor, volvió la niebla
sobre mis ojos y frente a mis labios.
Y volverían dudas y reproches,
y la herida del hombro, y su marido.-


EL FANTASMA

Cómeme y, con mi cuerpo en tu boca,
hazte mucho más grande
o infinitamente más pequeña.
Envuélveme en tu pecho.
Bésame.
Pero nunca me digas la verdad.
Nunca me digas:"Estoy muerta.
no abrazas más que un sueño"-


TUS OJOS

Y tus ojos, tus pétalos de luz,
aquellos ojos que resumían el estío,
vasijas de pureza,
agonizan de sombra en su prisión de nieve
y de silencio.
El mundo es una catedral helada.-




                               MAL DE AUSENCIA

                               Desde que te fuiste, no sabes qué despacio
                               pasa el tiempo en Madrid. He visto una película
                               que ha terminado apenas hace un siglo. No sabes
                               qué lento corre el mundo sin ti, novia lejana.

                               Mis amigos me dicen que vuelva a ser el mismo,
                               que pudre el corazón tanta melancolía,
                               que tu ausencia no vale tanta ansiedad inútil,
                               que parezco un ejemplo de subliteratura.

                               Pero tú te has llevado mi paz en tu maleta,
                               los hilos del teléfono, la calle en la que vivo.
                               Tú has mandado a mi casa tropas ecologistas
                               a saquear mi alma contaminada y triste.

                               Y, para colmo, sigo soñando con gigantes
                               y contigo, desnuda, besándoles las manos.
                               Con dioses a caballo que destruyen Europa
                               y cautiva te guardan hasta que yo esté muerto.-


     QUE COMPLACIENTE ESTABAS, AMOR MIO

El problema no es tener que abandonarlo
todo a cambio de ti.
El problema es tener que abandonarte a ti
a cambio de un fantasma.
Son las cosas que ocurren cuando sueñas que vuelve
la mujer que no ha de volver.-



             Luis Alberto de Cuenca


Imágenes: pinturas del artista español, nacido en Alicante,
                 José Miguel Román Francés. Contemporáneo.





quiquedelucio@gmail.com
twitter@quiquedelucio

viernes, 26 de octubre de 2012

Respuesta fácil

                                                            Kenneth Rexroth, poeta, ensayista y traductor estadounidense nacido en South Bend, Indiana, en 1905. Políglota y dueño de una inmensa cultura, fue precursor del llamado Renacimiento Cultural de San Francisco y padre de la contracultura norteamericana, denominada "Generación Beat". Propició movimientos bohemios y presentó por primera vez lecturas de poemas acompañadas de jazz. Se destacó por sus excelentes traducciones de poesía china y japonesa. Publicó una abundante obra de poesía, ensayos, teatro y artículos de crítica social. Murió en 1982 en Montecito, California.

                         
                            "Cuando me voy a dormir mis ojos
                            se cierran en una red de memoria.
                            Su nube de íntimo olor
                            sueña en vez de mí"


LOS POEMAS DE AMOR DE MARICHIKO  poesía de Kenneth Rexroth

IV
Me preguntas en qué pensaba
antes de que fueramos amantes.
La respuesta es fácil.
Antes de conocerte
no tenía nada en qué pensar.

VI
Sólo nosotros.
En nuestra pequeña casa
lejos de todos,
lejos del mundo,
sólo el sonido del agua sobre la piedra.
Y entonces te digo:
"Escucha: el viento pasa entre los árboles".

VII
Hacer el amor contigo
es como beber agua de mar.
Mientras más bebo
más sediento me pongo,
hasta que nada pueda saciar mi sed
sino beberme todo el océano.

IX
Me despiertas,
apartas mis muslos, y me besas.
Te regalo el rocío
de la primera mañana del mundo.

XIII
Tendida sobre la pradera, abierta a ti
bajo el sol de la tarde,
una vaga neblina esconde a medias
mis pétalos de rosa.

XV
Porque sueño
contigo cada noche,
mis días de soledad
son sólo sueños.

XVIII
El fuego
quema mi corazón.
No levanta ningún humo.
Nadie lo sabe.

XX
¿Quién está ahí? Yo.
¿Quíen yo? Yo soy yo. Tú eres tú.
Tomas mi pronombre,
y somos nosotros.

XXV
Tu lengua borda y se desliza
dentro de mí,
y me vuelvo sordo y resplandezco
con una luz inestable
como el interior
de una expansiva
y dilatada perla.

XLII
Cuántas vidas hace
que nadé por primera vez en el torrente del amor,
para descubrir al fin
que la orilla es inalcanzable.
Y sin embargo sé
que voy a seguir nadando y nadando.

XLIV
El desorden de mi pelo
se debe a mi almohada insomne y solitaria.
Mis ojos hundidos y mi rostro demacrado
son tu culpa.


                                                 Kenneth Rexroth

                             (De: "Los poemas de amor de Marchiko" (1978)
                                  Versión de Pablo Boullosa, julio de 2005)


Imágenes: pinturas de la artista de Estados Unidos Mary Cassatt (1845-1935) del Impresionismo






quiquedelucio@gmail.com
twitter@quiquedelucio


jueves, 25 de octubre de 2012

Olas

                                                         Ko Un, poeta, novelista y ensayista coreano nacido en Gunsan en 1933. Desde muy pequeño estudió los clásicos chinos y se interesó por el cultivo de la poesía. Su primera publicación importante fue "Cantos a la orilla del mar" (1966). Su obra ha sido traducida a numerosos idiomas y ha recibido importantes premios entre los que se cuentan "Premio Coreano de Literatura" (1974) y (1987), Premio Sueco de Literatura para Autores Asiaticos (2006), Premio Canadiense Griffin Poetry Prize Lifetime (2008). La inestabilidad emocional y la afición al alcohol lo llevaron a varios intentos de suicidio. Desde 1983 se trasladó a Anseong, Gyeonggi-do, Corea del Sur, donde reside y continua su labor literaria.

                                            "La vida. Un gran error
                                            hubiese sido mucho mejor
                                            darse la vuelta en la puerta"


OLAS    poesía de Ko Un

Mira, ¿acaso todas las olas se mueven
porque una sola empieza a moverse?
No
Simplemente se mueven todas a un tiempo

Todo ha sido una equivocación
desde el principio.-


BEBÉ

     Antes de tu nacimiento
            antes que tu padre
            antes que tu madre

tu balbuceo ya estaba allí.-


EFÍMERO

Unas trescientas millonésima de segundo,
           si eso es lo que dura una partícula,
        considera que interminable es un día

¿Piensas que un día es demasiado corto?

                                           gran codicia.-


SIMPLEMENTE

                         dice que seguimos
el camino que cada uno ha tomado
porque alguien nos dijo que lo tomemos
se dice que el agua que fluye simplemente
                                                por el valle
                                              está fluyendo
             porque alguien dijo que lo hiciera

            Qué pobre es la sabiduría humana.-


UNA PALABRA

Tienes prisa
mucha prisa

Le dice un leño al fuego.-


UN DÍA

Un relámpago en la colina de enfrente
Un trueno en la colina de atrás
entre las dos
una piedra muda.-


VERANO TARDÍO

Entrar en el agua ¡plaf!
entrar en las llamas
            ¡Ay, quema! 

     si voy avanzando
mientras las frutas maduran
                            más allá.-


REMINISCENCIA

                  Durante decenas de años
                   esperé un copo de nieve
mi cuerpo que ardía como una brasa
                                            se apagó

                        El canto de la cigarra
                                                  cesó.-


                                                                       Ko Un


Imágenes: pinturas de atistas coreanos contemporáneos.





quiquedelucio@gmail.com
twitter@quiquedelucio

miércoles, 24 de octubre de 2012

Madrigal triste

                                 Dos grandes poemas de amor de un escritor francés y un argentino, ambos reconocidos universalmente, Charles Baudelaire y Baldomero Fernández Moreno. La inefabilidad, el desafío, un volver -de manera siempre natural- sobre el tema de lo humano, del amor como trauma o redención. La contundencia de estas dos voces nos deja claro que la poesía sea un museo de la esperanza, un lugar donde sucede el milagro de los cuerpos con todo su peso de sangre. Baudelaire fue el poeta de mayor impacto en el simbolismo francés, llamado "poeta maldito" debido a su vida bohemia y de excesos y la visión del mal, que generalmente impregna su obra.
Fernandez Moreno, es considerado uno de los más importantes exponentes de la tendencia llamada "sencillismo", fue un importante intelectual de su época con un paso exitoso por los principales centros culturales europeos.


  MADRIGAL TRISTE       Charles Baudelaire (Francia, 1821-1867)

¿Qué me importa que seas buena?
Sé bella, y sé triste, las lágrimas
añaden encanto a tu rostro,
como la lluvia al paisaje;
la tormenta rejuvence las flores.

Te amo más aun cuando la alegría
huye del balcón de tu frente,
cuando tu corazón se hunde en el horror,
cuando sobre tu frente se despliega
la temible nube del pasado.

Te amo cuando tus grandes ojos derraman
un agua tibia como la sangre,
cuando a pesar de mi mano que te acompaña,
el peso de la angustia horada tu voz
como un quejido agonizante.

Yo aspiro, divina voluptuosidad,
himno de profunda delicia,
todos tus sollozos de tu pecho,
y creo que tu corazón se ilumina
con las perlas que caen de tus ojos.-

     Charles Baudelaire



AUSENCIA      Baldomero Fernandez Moreno
                          (Buenos Aires, 1886-1950)

Es menester que vengas,
mi vida, con tu ausencia, se ha deshecho,
y torno a ser el hombre abandonado
que antaño fui mujer, y tengo miedo.
¡Qué sabia dirección la de tus manos!
¡Qué alta luz la de tus ojos negros!
Trabajar a tu lado ¡qué alegría!
descansar a tu lado ¡qué sosiego!
Desde que tú no estás no sé como andan
las horas de comer y las del sueño,
siempre de mal humor y fatigado,
no abro los libros, ya ni escucho versos,
Algunas estrofillas se me ocurren,
e, indiferente al aire las entrego.
Nadie cambia mi pluma si está vieja,
ni pone tinta fresca en el tintero,
un polvillo sutil cubre los muebles,
y el agua se ha podrido en los floreros.
No tienen para mi ningún encanto,
a no ser los marchitos del recuerdo, 
los amables rincones de la casa, 
ni salgo al jardín, ni voy al huerto.
Y eso que una violenta primavera
ha encendido las rosas en los cercos
y ha puesto tantas hojas en los árboles
que encontrarías el jardín pequeño.
Hay lilas de suavísimos matices
y pensamientos de hondo terciopelo,
pero yo paso al lado de las flores,
caída la cabeza sobre el pecho,
que hasta las flores me parecen ásperas,
acostumbrado a acariciar tu cuerpo.
Me consumo de amor inutilmente
en el antiguo, torneado lecho,
en vano estiro mis delgados brazos,
tan solo estrujo sombras en mis dedos...
menester que vengas,
mi vida, con tu ausencia se ha deshecho,
ya sabes, que sin ti no valgo nada,
que soy como una niña por el suelo,
¡Alzame dulcemente con tus manos,
y brillarán al sol racimos nuevos!-


                               Baldomero Fernández Moreno


Imágenes: pinturas del artista ruso Nikolay Belsky Bogdanov (1868-1943)



                                 




quiquedelucio@gmail.com
twitter@quiquedelucio


martes, 23 de octubre de 2012

Déjame que te abrace

                                     Juan Antonio González Iglesias, poeta y traductor español nacido en Salamanca en 1964. Doctorado en Filología Clásica por la Universidad de Salamanca, completó su formación literaria en Florencia y en la Escuela de Estudios Superiores en Ciencias Sociales de París. Publicó su primer poemario en 1993 bajo el título "La hermosura del héroe", galardonado con el Premio "Vicente Núñez". Buena parte de su obra está contenida en: "Ensayando círculos" (1997), "Más hermosura" (2002), "Un ángulo no basta" (2002) Premio "Generación del 27", "Olímpicas" (2005), "Eros es más" (2007) con el cual obtuvo el XIX Premio Internacional de Poesía Fundación Loewe.


                        "Creo en un día soleado, mi esperanza lo siente
                        o lo quiere o lo teme o muere porque sea
                        cercano al fin sencillo como el puño de un niño.
                        Creo en el día luminoso en el que tú te rindas"


DÉJAME QUE TE ABRACE   poesía de Juan A. González Iglesias

Déjame que te abrace, ahora que todavía
tu piel no lleva escritas las mentiras del mundo
y tus labios son sede sólo de la hermosura.
Porque sólo he querido ser bueno y verdadero,
y tú puedes hacerme,
déjame que te abrace.-


DIGO LO QUE DICTA MI CORAZÓN

Otros escriben para desconcierto
de las generaciones actuales
y venideras. Yo
Sólo aspiro a que alguien
(no necesariamente en el futuro)
en alguna cultura muy antigua
me comprenda.-


EN SANGRE Y EN TESORO

En sangre y en tesoro, la amargura
de los días se paga
imperceptiblemente.
En gotas no se cuenta, ni en monedas.
En palabras tampoco.
La fábula difícil de mis días
no merece poema.-


IBA EL LENGUAJE

He estado acordándome intensamente de ti.
Me puse a traducir a un poeta alemán,
en principio a leerlo, pero tuve
que recurrir al diccionario, y luego
salió algo sorprendente. Creo que te gustaría.
Es un desconocido.
Mi memoria quizá no es la mejor.
Fíjate que comienzo:
Iba el lenguaje por sotos y praderas...

                                
                                MON TOUT DANS CE MONDE

                               Palabras de otro idioma, de otro siglo,
                               de otro amor: aceptarlas
                               para poder decir cómo te quiero,
                               lo que eres para mí.
                               Exactamente eso: mi todo en este mundo.-



ACEPTO QUE LA BELLEZA ES LA FULGURACIÓN

Acepto que la belleza es la fulguración
natural de las cosas naturales.
Me digo que tus dientes mostrados en sonrisa
son eso. Que tus ojos me dan tanta dulzura
porque cumplen remotas instrucciones genéticas.
Que nada extraordinario hay en dos que se aman.
Pero, cuando te abrazo una noche tras otra
y me encuentro tu pulso a oscuras en cualquiera
de los puntos que laten en tu cuerpo dormido,
cruza por mi cerebro la palabra milagro.-

                                
                                           Juan Antonio González Iglesias



Imágenes: pinturas del artista de Bielorrusia Marc Chagall (junio 1887- Francia, marzo 1985)






quiquedelucio@gmail.com
twitter@quiquedelucio

lunes, 22 de octubre de 2012

En el corazón

                                             José Saramago, novelista, poeta, periodista y dramaturgo portugués nacido en Azinhaga, Santarém, el 16 de noviembre de 1922. Desde joven mantuvo un gran interés por la literatura y en especial la lectura de los clásicos, aunque debió suspender sus estudios por falta de dinero. Colaboró como crítico literario y formó parte de la primera Asociación de Escritores Portugueses. Publicó su primer libro de poemas en 1966 bajo el título "Os poemas passíveis". Tradujo autores como Tolstoi, Maupassant y Baudelaire. Obtuvo a lo largo de su trayectoria numerosos galardones y doctorados Honoris Causa, entre los que sobresale el Premio Nobel de Literatura en 1998. Falleció en Tías, Lanzarote, España en 2010.

                      "No es esa que el pudor un día deja,
                      No es esa que fue espejismo y es engaño.
                      La última puerta es la que importa:
                      Cazador que porfía, caza alcanza"



EN EL CORAZON, QUIZÁ    poesía de José Saramago

En el corazón, quizá, o más exacto:
Una herida rasgada con navaja,
Por donde se va la vida mal gastada,
Con total conciencia nos apuñala.
El desear, el querer, el no bastar,
Equivocada búsqueda de la razón
Que el azar de ser nos justifique,
Es eso lo que duele, quizá en el corazón.-


ESTUDIO DE DESNUDO

Esa línea que nace de tus hombros,
Que se prolonga en brazos, después mano,
Esos círculos tangentes, geminados,
Cuyo centro en cono se resuelve,
Agudamente erguidos hacia los labios
Que ansiosos de los tuyos se desprenden.

Esas dos parábolas que te encierran
En el quebrar ondulado de cintura,
Las calipigias cicloides superpuestas
Al trazo de las columnas invertidas:
Tibios muslos de líneas envolventes,
Torneada espiral que no se extingue.

Esa curva tan suave que dibuja
Sobre tu vientre un arco reposado,
Ese triángulo oscuro que fulgura,
Camino y sello de la puerta de tu cuerpo,
Donde el estudio que de desnudo hago
Se transforma en cuadro terminado.-




                                 HASTA LA CARNE

                                Otros dirán en verso otras razones,
                                Quién sabe si más útiles, más urgentes.
                                Éste no cambió su naturaleza,
                                Suspendida entre dos negociaciones.
                                Ahora, inventar arte y manera
                                De juntar el azar y la certeza,
                                Se lleve en eso, o no, la vida entera.

                                Como quien se muerde las uñas cercenadas.-


LABERINTO

En mí te pierdo, aparición nocturna,
En este bosque de engaños, en esta ausencia,
En la neblina gris de la distancia,
En el largo pasillo de puertas falsas.

De todo se hace nada, y esa nada
De un cuerpo vivo enseguida se puebla,
Como islas del sueño que entre la bruma
Flotan, en la memoria que regresa.

En mí te pierdo, digo, cuando la noche
Sobre la boca viene a colocar el sello
Del enigma que, dicho, resucita
Y se envuelve en los humos del secreto.

En vueltas y revueltas que me ensombrecen,
En el ciego palpar con los ojos abiertos,
¿Cuál es del laberinto la gran puerta,
Dónde el haz de sol, los pasos justos?

En mí te pierdo, insisto, en mí te huyo,
En mí el cristal se funde, se hace pedazos,
Mas cuando el cuerpo cansado se quiebra
En ti me venzo y salvo, en ti me encuentro.-


                                                 
                                               José Saramago


Imágenes: pinturas del artista francés William Adolphe Bouguereau  (La Rochelle, 1825-1905)



domingo, 21 de octubre de 2012

El primer amor

                                                José Palau i Fabre, poeta, narrador, ensayista y traductor español nacido en Barcelona en 1917 y fallecido en febrero de 2008. Fundó la revista Poesía entre 1944 y 1945, año en que viajó a París con una beca del Instituto Francés. Allí trabo amistad con Picasso, Artaud, Camus, Cocteau y Octavio Paz, entre otros. Una vez agotada la beca se exilió voluntariamente en ese país. Escribió toda su poesía entre 1936 y 1950 año en que dió por cerrada su obra poética. "Poemas del alquimista" fue su libro principal. También publicó en forma independiente "Baladas amargas" (1943) y "Aprendíz de poeta" (1944). Tradujo al catalán las obras de Artaud, Rimbaud y Honoré de Balzac, entre otros.

                      
                         "Te escribo palabras de fuego con lápiz rojo.
                          Si te hablo del beso es ya besarte un poco"



EL PRIMER AMOR   poesía de José Palau i Fabre

Estoy enamorado de mi primer amor.
Fieles al corazón, los ojos, su imagen ha tatuado.
Las lluvias del invierno a ella me han llevado:
bello abrigo nocturno en pleno resplandor.

*******************

Pierna desnuda

Quisiera destejer
tu epidermis de seda
para hacerme un cobijo
de ensueño, en noche fría.

********************

Pierna vestida

La seda junto a ti,
araña mis diez dedos,
que se abren, desvelados,
para adorar su dueño.-


EL IMPOSIBLE

Si fueses espíritu, amor, yo te amaría.
Abrázame fuerte, que tus brazos son débiles,
no llegan a mi cuerpo, tan recóndito en mí,
y mis brazos son débiles para atraerte allí.

Si pudiera tan sólo amarte, amor, yo te amaría.
Fueses rostro y fuese yo rostro, tan sólo,
podríamos adorarnos el uno al otro,
dejar tus labios y besar tu sonrisa,
mirarme en tu mirada para hallar mejor vida.

Fueses reposo y sueño y ensueño que abriga,
serías para siempre, amor, mi única amiga.-



                                RETRATO

                                El más fino fango
                                del paraíso
                                helo ante mí.

                                A mí me place
                                sentirla así,
                                como un cojín
                                para mirarla.

                                Y nada más,
                                salvo algún beso,
                                o algún desmán.-

SOMBRA DE ANA


Pasa tus manos por mis cabellos, Ana,
                 pasa tu mano.
Seré un muchacho a tus consejos, Ana,
                 un anciano.
Mira la nieve teñir mi frente, Ana
                -los desengaños.
La llama viva que me consume, Ana,
                 no me da tregua.
Y nada veo porque soy luz, Ana,
                 vivo sin cuerpo.
Pasa tus manos por mis cabellos, Ana,
                 pasa tu mano,
sin decir nada dame consejos, ya,
                 que estoy cansado.-


              José Palau i Fabre

(Todos lo publicado pertenece a: "Poemas del Alquimista"
  Galaxia Gutemberg, 2002)


Imágenes: pinturas del artista chino An He (Guangzov, 1957) Residente en EE.UU desde 1985.



sábado, 20 de octubre de 2012

Contrapunto

                                                       María Neder, poeta y narradora argentina nacida en la ciudad de Buenos Aires. Publicó dos libros de cuentos, una novela y varios ensayos. En poesía los libros "Cuando Octubre" , "Fisura de boca" y acaba de presentar "Heridas de póker" (Ediciones del dock, 2012). Es becaria del Fondo Nacional de las Artes. Parte de su obra fue traducida al inglés, italiano, alemán, croata y francés. Los poemas aquí transcriptos están extraídos de las dos primeras partes de su último libro, que consta de tres capítulos.


                  "Esta ciudad es todas las ciudades al borde de
                  piscinas colgantes
                  se respira en aguas turbias
                  mientras una sirena de ambulancia
                  improvisa las nuevas cicatrices"



 CONTRAPUNTO   poesía de María Neder

El ascenso, la caída:
paralelos transexuados
cada paso enamorado del siguiente
cada curva reptando hacia el próximo
temblor del encuentro
cada sabor como el siempre sonido
en la boca confusa
entre dulces que acaban en un ácido
que no acaba
y es madera o fruta
inacabable sucesión donde la sal
incólume
inunda el cuerpo las calles
tu mirada
los pies
el aire
el Mar Muerto.-


INGENUIDAD

Ir a la montaña
no es certificado de altura.

Resbala como flash de tu mano
esa baraja,
-Así se juega- pronuncia la contrincante
Y así tan mareada
                             jamás comprenderías
                             frente a tu cuerpo la otra mirada.
Los poetas no juegan póker.

La movida es un teclado abierto,
una danza de números hambrientos,
un ojo desvariado,
resonancia de tu fábula.-


LO FATAL

Todo es el mismo lugar.
La disolución del apellido.
El ascenso apoyando
lentísimamente cada pie
uno por vez,
integro pie
sobre cada peldaño, cada piedra,
y entonces el envión hacia arriba,
un ascenso como aliento como bendición,
como un aire ausente y deseado,
aunque el último idioma de ese aire
persista húmedo infectado de reflejos.

La disolución de cada día
de cada nombre de cada día,
como lo fatal de la paloma
el inexorable atardecer.

¡Ah! ¡El atardecer!
Qué tóxico para redimirnos.-



                                                 María Neder


Imágenes: pinturas del artista plástico peruano Miguel Brenner.






quiquedelucio@gmail.com
twitter@quiquedelucio