Páginas vistas en total

sábado, 20 de octubre de 2012

Contrapunto

                                                       María Neder, poeta y narradora argentina nacida en la ciudad de Buenos Aires. Publicó dos libros de cuentos, una novela y varios ensayos. En poesía los libros "Cuando Octubre" , "Fisura de boca" y acaba de presentar "Heridas de póker" (Ediciones del dock, 2012). Es becaria del Fondo Nacional de las Artes. Parte de su obra fue traducida al inglés, italiano, alemán, croata y francés. Los poemas aquí transcriptos están extraídos de las dos primeras partes de su último libro, que consta de tres capítulos.


                  "Esta ciudad es todas las ciudades al borde de
                  piscinas colgantes
                  se respira en aguas turbias
                  mientras una sirena de ambulancia
                  improvisa las nuevas cicatrices"



 CONTRAPUNTO   poesía de María Neder

El ascenso, la caída:
paralelos transexuados
cada paso enamorado del siguiente
cada curva reptando hacia el próximo
temblor del encuentro
cada sabor como el siempre sonido
en la boca confusa
entre dulces que acaban en un ácido
que no acaba
y es madera o fruta
inacabable sucesión donde la sal
incólume
inunda el cuerpo las calles
tu mirada
los pies
el aire
el Mar Muerto.-


INGENUIDAD

Ir a la montaña
no es certificado de altura.

Resbala como flash de tu mano
esa baraja,
-Así se juega- pronuncia la contrincante
Y así tan mareada
                             jamás comprenderías
                             frente a tu cuerpo la otra mirada.
Los poetas no juegan póker.

La movida es un teclado abierto,
una danza de números hambrientos,
un ojo desvariado,
resonancia de tu fábula.-


LO FATAL

Todo es el mismo lugar.
La disolución del apellido.
El ascenso apoyando
lentísimamente cada pie
uno por vez,
integro pie
sobre cada peldaño, cada piedra,
y entonces el envión hacia arriba,
un ascenso como aliento como bendición,
como un aire ausente y deseado,
aunque el último idioma de ese aire
persista húmedo infectado de reflejos.

La disolución de cada día
de cada nombre de cada día,
como lo fatal de la paloma
el inexorable atardecer.

¡Ah! ¡El atardecer!
Qué tóxico para redimirnos.-



                                                 María Neder


Imágenes: pinturas del artista plástico peruano Miguel Brenner.






quiquedelucio@gmail.com
twitter@quiquedelucio

No hay comentarios:

Publicar un comentario