Páginas vistas en total

domingo, 28 de octubre de 2012

Déjame , pensamiento

                                  Luis García Montero, poeta y ensayista español nacido en Granada. Licenciado en Filosofía y Letras obtuvo su Doctorado con una tesis sobre Rafael Alberti con quien lo unió una gran amistad. Entre los numerosos premios que jalonan su brillante carrera, se destaca el Premio  "Federico García Lorca", el Premio "Ciudad de Sevilla", el Premio Loewe, el Premio "Adonais" en 1982 por "El jardín extranjero", el Premio Nacional de Literatura en 1994 por "Habitaciones separadas" , el Premio Nacional de la Crítica en 2003 por "La intimidad de la serpiente". En el año 2001 le fue concedida la Medalla de Oro de Andalucía, en 2003 la Medalla de Oro de Granada y en 1999 estuvo nominado para el Premio Cervantes, máximo galardón de las letras españolas.


                               "Si alguna vez la vida te maltrata,
                               acuérdate de mí,
                               que no puede cansarse de esperar
                               aquel que no se cansa de mirarte"


DÉJAME, PENSAMIENTO, DÉJAME   poesía de Luis García Montero


Déjame, pensamiento, déjame
mañana seré tuyo,
volveré a ser tu presa.
                             Presa hoy,
mientras la luz araña en los árboles y pide
una oportunidad,
quiero que me recoja la inútil primavera.

A la casa del frío
regresaré mañana, cuando el tiempo
exponga sus razones
y el corazón pregunte
lo que falta por ver,
cuántos latidos
pueden quedarte para detenerte.-


EL AMOR

Las palabras son barcos
y se pierden así, de boca en boca,
como de niebla en niebla.
LLevan su mercancía por las conversaciones
sin encontrar un puerto,
la noche que les pese igual que un ancla.

Deben acostumbrarse a envejecer
y vivir con paciencia de madera
usada por las olas,
irse descomponiendo, dañarse lentamente,
hasta que a la bodega rutinaria
llegue el mar y las hunda.

Porque la vida entra en las palabras
como el mar en un barco,
cubre de tiempo el nombre de las cosas
y lleva a la raíz de un adjetivo
el cielo de una fecha,
el balcón de una casa,
la luz de una ciudad reflejada en un río.

Por eso, niebla a niebla,
cuando el amor invade las palabras,
golpea sus paredes, marca en ellas
los signos de un historial personal
y deja en el pasado de los vocabularios
sensaciones de frío y de calor,
noches que son la noche,
mares que son el mar,
solitarios paseos con extensión de frase
y trenes detenidos y canciones.

Si el amor, como todo, es cuestión de palabras,
acercarme a tu cuerpo fue crear un idioma.-


EL LUGAR DEL CRIMEN

Más allá de la sombra
te delatan tus ojos,
y te adivino tersa,
como un mapa extendido
de asombro y de deseo.
Date por muerta
amor,
en un atraco.
Tus labios o la vida.-


RECUERDO QUE ATARDECÍA

              Recuerdo que atardecía,
recuerdo que vi su coche
detenerse,
recuerdo la compañía
de sus ojos en la noche,
sin saberse
              tras la boca de un gatillo
que esperaba tembloroso
y asesino,
meterse por un pasillo
de aquel corazón dudoso
sin destino.-


                                        Luis García Montero


Imágenes: pinturas del artista contemporáneo francés Pascal Chave, del hiperrealismo.







quiquedelucio@gmail.com
twitter@quiquedelucio

No hay comentarios:

Publicar un comentario