Páginas vistas en total

viernes, 19 de octubre de 2012

He sembrado

                                                        Tristan Tzara (Rumania 1896-Francia 1963). Poeta fundamental en la creación del movimiento "Dada" junto con Marcel Janco, Hugo Ball y el alsaciano Arp, de notoria influencia en Alemania y posteriormente en Francia. En 1919 llegó a París, donde estableció el centro del movimiento dadaísta con los colaboradores de "Littérature": Breton, Aragon, Soupault, Picabia y Jacques Rigaut entre otros. Si bien en 1922 se distanció de Breton y sus amigos, en 1935 se reconcilió con los surrealistas. La obra de Tzara fue siempre de vanguardia y marcó una importante influencia en las generaciones que le sucedieron, incluso hasta nuestros días.


                                     "el ojo a velocidad reducida
                                     mastica fragmentos de sueño
                                     mastica dientes de sol cargados de sueño"


HE SEMBRADO EN TU CUERPO   poesía de Tristan Tzara

He sembrado en tu cuerpo, amada, la flor,
que esparcirá pétalos sobre tu cuello, mejillas y manos
y hará brotar mañana tus senos-primavera
Me gustan las cejas y tus ojos con destellos de metales
y los brazos que ondulan como las serpientes,
las olas, el mar

De tu cuerpo quisiera levantar palacios,
arquitectónicos jardines
y terrenales paraísos monumentales
Quiero enterrarme en tus tierras cuando me muera
Quiero enterrarme en tu carne cuando me muera

En tu cabello siento el olor de los racimos de naranjas
En tus ojos anublados veo sol
y en los labios ganas de comer
Con tus dientes querrás cortar carne del alma
querrás cambiar las uñas en garras

Quisiera morder tus senos como muerden el pan
Los hambrientos que mendigan monedas en la calle
Quisieran que florecieran en tus miradas
jardines arquitectónicos 
Alinear tu pensar a los sueños terrenales, mamie.-


INTRODUCCIÓN A DON QUIJOTE

Trote de caballo ágil y veloz me ha sido la vida
He sabido recorrer todo el mundo
Solamente una muchacha ha sido mi amor
y he dormido hasta muy tarde en las mañanas

El viejo caballo se ha disipado en pedazos
que serán roídos por gusanos y ratones
Mi amor: he aquí la sabiduría que no está en los libros
Quédate callada junto a la mesa y sigue cosiendo

Yo te diré lo que te está esperando de ahí en adelante
Siga cosiendo mi pensamiento en un vestido de seda
hasta que te duelan los ojos -y serás novia
hasta que mi pensamiento sea libre.-


INSCRIPCIÓN SOBRE UN SEPULCRO

Y sentía tu alma pulcra y triste
como sientes la luna que se desliza calladamente
    detrás de los visillos corridos.
Y sentía tu alma pobre y encogida,
como un mendigo con la mano tendida en la puerta,
    sin atreverse a llamar y entrar,
y sentía tu alma frágil y humilde
como una lágrima vacilando en el borde de los párpados,
y sentía tu alma ceñida y húmeda por el dolor
como un pañuelo en la mano en el cual gotean lágrimas,
y hoy, cuando mi alma quiere perderse en la noche,
solamente tu recuerdo lo detiene
con invisibles dedos de fantasmas.-


SI HUBIERAS SIDO COSTURERA

Si hubieras sido costurera o no, esto no me importa
Amor provinciano al tanto con la vida literaria
Tu alma es tan pura y bien informada -esta es
la parte principal para el canto sentimental

Amor repartido entre visitas con discusiones y charlas
Esperaba que te dijera con dicción mi declaración
que encuentre el instante propicio para comparaciones adecuadas
versificadas según antiguas reglas como las flores del jardín

La primavera se pasea en carroza, yo vengo a caballo
Cantante de nuevas cuerdas del campo y traigo al perro el ladrillo del atardecer
que recibe a su rey vencedor con flores y mozas.-


                            Tristan Tzara
(Todos los poemas son versiones de Darie Novácenau)


Imágenes: pinturas de Hans Arp (Alemania-Francia 1886-1966) amigo y compañero de Tzara en el movimiento dadaísta.






quiquedelucio@gmail.com
twitter@quiquedelucio

No hay comentarios:

Publicar un comentario