Páginas vistas en total

martes, 9 de octubre de 2012

No es nada, pero duele

                                           Javier Salvago, poeta y guionista español nacido en Paradas, Sevilla en 1950. Desde mediados de los años ochenta también se desempeña como guionista en radio y televisión. Ha obtenido importantes galardones por su trayectoria profesional, además de los premios de poesía "Rey Juan Carlos I" y "Luis Cernuda". Ya publicado anteriormente en el blog, Salvago forma parte del grupo de "poesía de la experiencia", junto a otros importantes escritores como Vicente Gallego, Felipe Benítez Reyes, Luis García Montero y otros. Con su libro "Volver a intentar", obtuvo el Premio de la Crítica de poesía castellana" en 1989.


                                "Vivir así: sin angustiosos sueños,
                                con los deseos justos y contados,
                                sin prisa por llegar a ningún sitio
                                sin esperar de nada demasiado"


NO ES NADA PERO DUELE     poesía de Javier Salvago

La soledad no existe.
Dicen que es sólo un tema
que pone el tono triste
en algunos poemas.

Me he plantado mi abrigo
mejor, frente al espejo,
y he salido a la tarde
con un corazón nuevo.

¡Tanta gente...! Imposible
que alguien pueda dudarlo.
La soledad no existe
nada más que en los tangos.

En la mesa vecina
del café, una enfermera
le cuenta a sus amigos
detalles de una juerga.

Pasan dos quinceañeras
y en sus ojos hay algo
de gatitas en celo
con la fiebre del sábado.

La soledad...¡Mentira!
La niegan las parejas
que en los bancos del parque
se muerden y se estrechan.

La soledad no existe.
Ya ves, sólo es un tema
que pone el tono triste
en algunos poemas.-


POÉTICA

Amar por el placer de amar,
pero no sólo.
Zambullirse en la vida
no sólo por el gusto de gozarla.
Probar todos los frutos
para saber qué ocultan y a qué saben.
Comer para rumiar.
Vivir para contarlo.-


  

                               VARIACIONES SOBRE UN VIEJO TÓPICO

                               Los violines de Verlaine.
                               Los soñados caminos de la tarde, de don Antonio.
                               Un viejo olor a campo.
                               Un viejo olor a lápices y a cuadernos.
                               El cielo gris.
                               El viento entre los árboles.
                               La caricia de las primeras lluvias.
                               La tristeza sin causa.
                               La soledad sonora.
                               La noche, cada vez más oscura Y más larga.
                               Un cigarrillo que de pronto te sabe al primer cigarrillo.
                               Una antigua canción que te devuelve tus quince años.
                               Toda tu vida en imágenes, que acuden atropelladamente
                                                como una película mal montada...

                               Ha llegado el otoño.-



 ME HA PICADO ESTA NOCHE

Me ha picado esta noche
la mosca de los celos en la oreja
y quisiera saber si estás en casa
o con otro, corriéndote una juerga.

Aunque andes de puntillas
se despierta la fiera
y uno que es liberal y no le importa
lo que hagan con la vida, si es ajena.

se vuelve suspicaz, mezuino, espía,
ve visiones, se amarga y se atormenta.
Es el amor que pasa.
Pues que llame a otra puerta.-


               
                  Javier Salvago




Imágenes: pinturas del artista cubista contemporáneo Oscar Sir Avendaño.





No hay comentarios:

Publicar un comentario