Páginas vistas en total

lunes, 30 de mayo de 2016

Enigma

Sexto año de una antojadiza antologá de la poesá de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antologá cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundienddo a más de 1.300 escritores, respetando el derecho de autor.



Publicación N° 1.374-

             
                                                                                               Shirley Ruiz Monge

Poeta y artista plástica de Costa Rica. Ha publicado: "Brilla en la noche" (2015), "Claroscuro" (Santiago de Chile, 2015), "Adagio de pasiones. Un palpitar en las sobras de la vida" (2016), etc.



                                                                                   "No quiero secretos y la vida
                                                                                     me esconde el mañana
                                                                                    No quiero instantes  y aún así
                                                                                    en ellos soy una pintura lbre"







ENIGMA

Amo el viento
que me habla sin verlo
Que de pronto besa mi alma
y me acompaña
Que refresca mis días de calor
y arrulla mis días de frío
Que recorre mis tinieblas y
persiste en la oculta claridad
Amo la brisa que cala hondo y
esclarece las oscuridades
Amo la libertad que me
embriaga de ella y hace de mis
letras las vivencias
apasionantes del caminar
Me voy
No sé a dónde
No sé si vuelvo
Soy un misterio
Un enigma por descubrir
Una hoja en la lluvia de la vida.-


ADAGIO DEL ALMA

Vivía entre amor y odio
a veces en silenco y
otras veces a gritos
No pedía nada
y aún así la vida le dio de todo
Algunas cosas las buscó
y supo encontrarlas
otras, nunca las halló
Llovía por dentro y para secar
sus lágrimas escribió un poema
y sus hojas fueron el cuerpo
escrito en silencio.-


CANTO DE UN POETA

Un poeta cantó al oído, dijo:
¿Hay crepúsculos de infinito?
¿Existe el Dios de silencios eternos?
¿Acaso el día no vendrá?
Allí, sentado en sus sombras,
el poeta en su canto melodioso creó al artista,
cubierto de paisajes inolvidables que
brotaban la paz simulada al caer las hojas
y tocar el suelo,
paz en las razones de recuerdos,
quimeras que bailaban al escuchar
el canto del poeta.
Su canto, esperanza de un paisaje.-


¿ A DÓNDE SE VAN LAS HORAS ?

¿Qué son las horas?
Pregunta el reloj
Donde las agujas nunca duermen
y la luna palpita fuerte
degollando las sombras
en el tic tac del tiempo
Donde el alma florece
y los pájaros sin plumas
alzan su vuelo con la
neblina del sol y recogen los
sueños donde las hojas nunca pasan
y cubiertas de historias
reviven los momentos
que quedaron en la muerte del recuerdo
Un segundo que no pasa
Un beso que nunca se va
Una sinfonía de noches eternas
Un camino congelado en el infinito
Un amanecer que sangra derretido
y se lleva el dolor que no respira
Una ciudad extraña
Tan inmensa que va de prisa
Y en su lentitud revela los rostros
desconocidos
¿Y si mejor no vemos las horas?
Pregunta el reloj
donde sólo seamos felices y
atesoremos los momentos
y el tiempo no nos robe los instantes
que sin poder estar presentes
podamos estar juntos
¿A dónde se van las horas?
Pregunta el reloj
y los instantes pausados
en la noción del tiempo
se llenan de emociones
buscando su propia libertad
donde termina su día esclavo
de los minutos que apasionados
añoran el otro día y volar...
¿Y dónde están las horas?.-



CLAROSCURO

Surge la vida como un poema
Poemas que bailan sin extremidades y se amparan en el socorro
de la vida.
¡Auxilio!
Proclama el cielo que llora alegre rompiendo su cráneo
donde mira a la tierra y se hace lejana
Las calles como siluetas de hermosas
curvas adornan los horizontes
donde la libertad termina en prisiones
¡Te necesito!
Exclama silenciado el firmamento lleno de lobreguez
donde se pasan los arcoirs sin color e iluminan la noche
y hacen que broten los lirios del campo
¡Y reír!
Como forastera que vaga por la luna y
abraza los cielos que lloran el albor
esperanzados de emprender un nuevo viaje
¡Y llorar!
Riendo en tus brazos llenos de matices
pintados con falacias que desmienten tus labios
Allí, me ciego fingiendo debilidad
mirando el rojo en el crepúsculo
seducida por el blanco y el negro
que me estrujan, que me hacen una estrofa
¡Y me miento!
¡Me engaño!
¡Me apasiono!.-



                                                                                            Shirley Ruiz Monge





Imágenes: Acuarelas de Tan Suz Chiang  (Malasia, 1974)





quiquedelucio@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario