Páginas vistas en total

lunes, 9 de mayo de 2016

El nudo

Sexto año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a más de 1.200 hacedores, respetando el derecho de autor.


Publicación N° 1.353-

                                                                                                    Leandro Alva

Poeta y crítico argentino, nacido en Temperley, Provincia de Buenos Aires en 1975. Estudió Letras en las Universidades de Lomas de Zamora y Praga, donde se radicó unos años. Coordinó talleres literarios y es crítico de arte. En el año 2011, publicó el libro de poemas "Tundra". Formó parte de un proyecto de Tango Kafkiano, denominado "Metangorfosis".


                                                                                          "De incógnito,
                                                                                            escondida tras el barullo de los pétalos
                                                                                            duerme la espina
                                                                                            que va a matar a Rilke"


  





EL NUDO CORREDIZO

ajusta la incontinencia de la vida,
para que nadie se resigne
a sacudir la mortaja de la noche.
Del polvo venimos
a yuxtaponer las ínsulas
que secrerta la nariz de dios.-


CATÓDICO APOSTÓLICO

En la tele
hay una mujer con las manos vendadas.
En las vendas
hay manchas de sangre;
ella dice que tiene
los estigmas de Jesucristo,
y en su pueblo
la veneran como si fuera una santa.
Cambio de canal,
una boa se traga un animal indiscernible
un bocado demasiado grande;
entonces, mi espanto
busca otra vez
las manos sangrantes
pero se topa con el culo de una modelo.

Animales
voraces como culos
y estigmas sin calvario
desfilan hacia el acantilado.
No encuentro el control remoto.-


AND THEN

Alguién espera sobre el andén,
que es un iceberg
cuando el tren se aparta.
Pero al sol de la distancia
quién se derrite?
A la deriva de quién flota la sed?.-


BARQUITOS DE PAPEL

El intento de justificar naufragios
mediante la filosofía
es un consuelo equívoco;
archivar el fracaso
ver qué opinan Platón o Schopenhauer,
rastrear esbozos biográficos
de artistas impares
para comprobar sus angustias
y decirnos:
a Tchaikovsky también le pasó...
Nada de eso sirve,
en la noche del ateísmo fatigado
sabemos que no somos ellos,
que no tenemos nada en común
excepto ese fracaso
tan impersonal
como la fauna
de un quirófano.-


LOS HIJOS DEL LEÑADOR

Marcar las huellas con miga de pan?
Ya vendrán las cornejas a comerse tus pasos,
a decirte la verdad.
El sendero no existe
somos nosotros
muriendo..-


LAS CONSECUENCIAS PRÁCTICAS

Sé que las consecuencias prácticas
de la desesperación
a menudo resultan un quívoco muy pálido.
La voz de alguien
silabea nuestro nombre desde la cima de un faro
mientras navegamos en un carguero de lata
y soñamos con valor de sandokanes.
Trato de escribir su signo, apenas
la espesura y la espera
demasiado nunca.

El nieto del vecino
muerto sobre una calle de la niñez,
la boca como una propaganda de dentífrico
y el mensaje, los bandoneones aperrunados
que le gruñen a la inocencia;
no se puede bajar el barrilete
se enredó en los cables,
algún tironeo produce chispas
que se apagan mucho antes
de llegar a nosotros.-


******

El mundo se baña de sangre,
diariamente salpica al menos advertido
para que Dios conserve la higiene.
Hablo del mismo dios que creó a Pilatos
y a los jabones del Reich.
Somos menos que burbujas
globitos de carnaval
sobre un alambre de púas.


*****

La palabra sed
contradictoriamente
parece contener cierta
secreta secreción.
Esa letra ESE del principio
succiona, sorbe, suplica
y si se estira lo suficiente
semeja el sonido
acuoso e inevitable
de un chorro
de soda.

Entonces
uno puede comprender
la liquidez
de la sequía
y ya no saber sudar
y solo queda un sedimento
seco en la sombra
de la inminencia
de la nube
que pasa de largo
como un pejerrey
de gas.-



                                                                                                          Leandro Alva




Imágenes: Pinturas de Karol Bak  (Estados Unidos)



quiquedelucio@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario