Páginas vistas en total

domingo, 10 de enero de 2016

Tormenta oculta

Quinto año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a los hacedores, respetando el derecho de autor.


Publicación N° 1.240-

                                                                                        Enrico Diaz Bernuy

Poeta, narrador y artista plástico de Perú, nacido en Lima en 1973. Estudió Ciencias de la Comunicación en la Universidad Inca Garcilaso de la Vega e Historia del Arte en el Museo de Arte de Lima. Ha publicado, entre otros, los libros: "13 Heraldos" (2011), "Diario de un poeta realista-Ensayo" (2012), "La realidad de Amazon","Peluquería del mal" (2013), "El crimen nefando de Eva" (2013), "El escultor y la virgen", "Esgrima luminosa-Poesías", "Cuentos y relatos para la noche" (2015), etc.  Obtuvo el Primer Premio en el Concurso Juegos Florales por la "Municipalidad de Miraflores" en el género Poesía. Parte de su obra ha sido traducida al francés por Université Poitiers.


                                                                            "La noche murió con una sonrisa en tus ojos
                                                                             y mis labios penetraron la raíz
                                                                             de todas mis tentaciones, tus ojos formó
                                                                             infiernos que nunca podré olvidar" 








LA TORMENTA OCULTA

La iluminación de la noche da una locura
en la que uno transforma más allá de esta piel.
El amor a la nada es un cemento de contacto
para mis poros...
El águila y su sombra lo dibujó todo
y en el medio de esa acuarela
hay soldados con aldeas y harapos que embanderan
en lo prohibido de mis convicciones.
Hay soldados en el oido derecho que tiembla en mi corazón.
Así concursa esa suerte de mi destino
con armamentos de mi infancia y las mismas
letras de mi pasado
solo me conducen a este eterno escribir aeromántico
de abismos en mí mismo.
Con un suspiro.
La poesía traduce el latido
en una fina espina que recorre la espiral de la caracola.
Todos los hombres llevamos una caracola en el pecho.
Pero cuando vives un divorcio la caracola es un calamar
que no te deja y tu sangre ya no es tuya.
El laboratorio del orfebre trae polvos divinos
en el medio de ese dolor que te inflama y es calcinante
como las perlas perfectas que se derriten entre las lágrimas
de las montañas.
La cúspide nacar forma el poema.
Cada latido del hombre queda en el polvo
y el cemento de los días fiel reflrjo
de la espiral de su vida.
Como la misma espina
que domina la ruta de la espiral...
"Lavanda era el sueño de mi infancia"
y la irrupción del todo trajo consigo
un destino errante en el núcleo de mi vacío.
Hoy todo da, y es el esfuerzo
perpetuo del verso firme.
Como mis pasos
imparable y disoluto que crea presentes del pasado
en el umbral de un sueño
donde mi mirada lo dice todo
sobre el pasado de mi esfuerzo y el secreto de mi futuro.
Así permanezco con la careta frente a los monstruos
para librarme del todo,
solo.
Y solo con mi esfuerzo , y, mi fuerza
en el medio de mi soledad
siembro mi ciencia, y, en el palpitar del búho,
y, la impaciencia contenida en mi silencio
aspiro a ti a alzarme.
El silencio es el oro para el alma
y ahí nace un yacimiento donde las raíces nuevas
surge un templo virgen de un pensamiento solitario
de un hombre que cree en los hombres.
Yo trabajo el viaje al futuro en donde
yergue mis esculturas en blanco y negro
de los grandes actos del adiós y a la sombra del día eterno.
Pero gracias a mí mismo
diseñé hierros con fuertes ráfagas de
viento, cómo llegaste
y apareció tu mirada una vez más
en las arenas submarinas de mis sueños
y los sismos de mi placer.-



POESÍA

El sueño de recorrer caminos
esto expresa constantemente la acuarela interior
de nuestro pensamiento, a pesar de la sombra
y que estamos juntos no necesariamente representa
el secreto y el cielo de esta historia
a pesar de la sombra y que estamos juntos
no representa que estamos unidos pese a la sombra
al final nos cubre con un pensamiento
Yo no sé porque escucho palabras para romper la
distancia con algo soñado o con lo real de un recuerdo.
Lo arrastramos por el suelo
ya no sé porque encuentro en cada cosa algo abstracto
que busca cobrar forma de algo vivo
como un yugo en mi mente,
me corona con algo luminoso para profetizar
y seguir el rumbo de las formas
sobre el tiempo que arrastramos,
pero la forma nos vigila...el viaje a uno mismo
me hizo encontrar la equis en cada cosa
en el preciso momento cuando cierro los ojos
al viaje a uno mismo para borrar por fin
las rumas de cruces que ensalsan lo humano
como un yugo en mi mente y en el firmamento
de is palabras como sutiles zurcidos sobre un sudario
el laberinto de silencio mira y nos vigila,
plagio versátil como las miradas hipócritas que
fácilmente nos mran, como nos amamos.-



                                                                                           Enrico Diaz Bernuy



Imágenes: Pinturas de Norman Prescott-Davies  (Inglaterra, 1880 - 1910)




quiquedelucio@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario