Páginas vistas en total

martes, 19 de enero de 2016

Fantasía


Quinto año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a los hacedores, respetando el derecho de autor.



Publicación N" 1.249-

                                                                                          Carmen Hernández Rey

Poeta española, nacida en Villafranca de los Barros, Badajoz. Miembro de la Unión Nacional de Escritores Españoles. Ha publicado en la Revista La Oruga Azul, en reiteradas oportunidades. Es autora del poemario: "En la Alborá". Administra una página en Facebook "Mujeres Poetas Universales"



                                                                                  "Escribirán y tocarán con sus clip
                                                                                   cien inventos en ese mundo
                                                                                   donde la vida huele a ceniza
                                                                                   y víctima"







FANTASÍA

Afirmo la catarsis en mis dedos
bajando por mis manos en una
revolución idólatra,
y gentil
-se adaptan-

Eternizándose en mi pelvis
arengadas a resistir en la cúspide
y planicie, las enarbolo
en una nueva fantasía
-sin denuedo-
las escondo sin indiferencias,
manos persistidas, excitadas
en la lúbrica boca
de mi sur.
Pelvis en este compás
de retórica, sin apremios
-Ellas-
danzando al ritmo erótico
de mis arterias,
sustento, sin resolución...

Fantasías que depuran escuchas
ligan,
deseos y apetitos, sin...
estigmas y signos,
manos que depuran
irreverencias,
a solas y habitadas
ellas...
Amonestan monsergas
son...
catarsis
plus
cuán
perfectas.-


SOPORTO

Sin palio una cruz
sin credo a unos creencias
sin dogmas a unos actos de fe.
Soporto el peso de una luz
que huye, porque la oscuridad
es simplemente no ver
ni aspirar a ver.
Soporto el in-calculado estigma
que me otorgas
sin pedir,
como si nunca hubiese habido
más noches sin días
o más días en la que desdecir
a la noche.
Otorgando el indeleble peso
de una hormiga haciendo acopio
de subsistencia
¡Ellas saben! lo que es pasar
hambre y tener recovecos
en sus estómagos.
Todos al final terminan
por no soportar el peso
de una comunión
en la cual sin sangre
ni carne quieren hacerte
aséptica.
Yo...que estoy aprendiendo
a no vivir...y a morir
sin ataúd
porque todo da igual.-



SON IMPRESCINDIBLES

¡Ah! Vale, pensó...
-Ya sé-
quizás es eso,
-la maldita libreta- ella vieja
ella llena de tachones
y manchas, y siempre llena
de tristes recuerdos...
esos poemas de amores
inventados,
llenos de quimeras
con algunas que otras decepciones,
este dolor que no cesa,
los miedos
¡la valentía que te ceden!

¿miedos? Será esto
lo que tanto pesa.

El tren llegó a un punto muerto
ese lugar de descanso.
-Vía muerta-
La maleta miró por el cristal
de aquel vagón,
sin reconocerse en ese espacio
que la contenía.
Calló e intentó escribir
sin saber el nombre
de su nuevo y triste poema.-


EN ESTE MI EQUIPAJE

Una gafas de sol
-para el día-
Una chaqueta de hilo
para cuando refresque
La tarde
Unas zapatillas cómodas
para cuando aprenda a caminar
-sin prisas-





                                                                                             Carmen Hernández Rey





Imágenes: Pinturas del artista danés Vilhem Hammershoi.



quiquedelucio@gmail.com








No hay comentarios:

Publicar un comentario