Páginas vistas en total

jueves, 7 de enero de 2016

Biografía


Quinto año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a los hacedores, respetando el derecho de autor.


Publicación N° 1.238-


                                                                                              Carlos Zamora

Poeta y narrador cubano, nacido en Matanzas en 1962. Licenciado en Filología en la Universidad Central de Las Villas. Miembro de la Unión Nacional de Escritores y Artistas de Cuba. Entre sus títuos, se destacan. "Estación de las sombras" (2001), "El amor como un himno" (2008), "Cada día la eternidad" (2011), "En la mañana viva", "A puerto blanco no llegan las lluvias" (2012), "La noche de Judas" (2013), etc. Ha recibido, entre otros, el Premio Fundación de la Ciudad de Matanzas 2012, el Premio de Narrativa Guillermo Vidal (2011), El Primer Premio del Concurso Nacional Cuentos de Amor (2012), Premio Décima Jóven de Cuba (1996), etc.


                                                                                      "En la corriente de nuevo,
                                                                                       carnada y pez: albedrío.
                                                                                       Infalible, el tiempo rueda
                                                                                       a lo que he sido, otra vez" 



 


BIOGRAFÍA

Las flores que olvido;
los nombres que tuve en otros labios;
el cuerpo
donde crecieron las palabras
como hierbas silvestres.
Huellas.
Sólo el corazón, al fondo.
Como un oscuro mástil
en tierra prometida.-


RAZONES

Porque mi nombre es oscuro
como la hondura del salmo,
porque toda fe que calmo
sigue escrita en el futuro
y no hay duella de mi duro
soñar. Porque nada queda
sino aferrarse a la veda
del corazón y ser casa
de otra luz, de otra amenaza.
Porque cedió ya mi rueda.-


NOCTURNO Y ORACIÓN


La noche se deshace en finas hebras
que trenzan con el polvo sus descuidos,
yo las calzo al pasar y de algún modo
soy penumbra y mantel, tierra de nadie.

No sabré si me aguarda la tormenta
hasta que el rayo duela en mi costado,
paciencia del futuro: sangre y luz
que habrán de poseerme sin lascivia.

Noche mía que escampa en el desvelo:
expulsa a los bufones, alza el puente,
no sea que proscriban tus palabras

y yo no pueda más que desearte,
lodo y salutación: cuerpo deforme,
indigno de tu abrazo y tu memoria.-


CARTA

Naúfrago escribo, gladiadorel viento
mi botella alza sin mirar la costa
y aun naciendo de mí ya llega otra
esa palabra en la que puse el sueño.
Como si el ir le dibujara el cuerpo
con paleta distinta a mi latido
llega a tu corazón un acertijo
cuando debió arribar la primavera.
Naúfrago en el azar de la botella
recibes lo que el agua me deshizo.-


ESTACIONES

Con su puntualidad tardía los trenes nos alejan
Nos aferramos a esos pueblos que pasan demasiado rápido.
Y al final hemos llegado a otros.
Desconocidos, rompemos los espejos.
Comulgamos con las fotografías.
Pero no somos aquellos.-


LOS ACOSADOS

La noche escribe.
Nos escurrimos apenas de su paréntesis trivial.

Simulamos alguna dignidad
entre el sueño y la multiplicación.

Tapiamos la ventanas para creernos solos.
Pero la tempestad se avecina.

En el umbral se han pertrechado los silencios.
Y vigilan.

Pasa un gato feroz sobre el tejado. ¿Huye?

La noche escribe. Leo apresurado.
Antes del punto final debo saber.-


                             
                                                                                                          Carlos Zamora 


Imagen: Pintura del artista de Estados Unidos, Pol Ledent  (contemporáneo)



quiquedelucio@gmail.com 





No hay comentarios:

Publicar un comentario