Páginas vistas en total

miércoles, 30 de diciembre de 2015

Dejo constancia


Quinto año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a los hacedores, respetando el derecho de autor.

Publicación  N° 1.231-


DOS POETAS COLOMBIANOS DE LA ACTUALIDAD:


                                                                                          Diana Sánchez Barrios

Poeta de Colombia, nacida en 1989. Es diseñadora y estudiante de Maestría en Diseño en la Universidad de los Andes. Participó en Nueva York de la Clase de School for Poetic en el 2014 y en el III Taller de Poesía del Fondo de Cultura Economíca, dirigido por Federico Díaz-Granados. Ha publicado sus poemas en diversas revistas como: "Errantio", de los estudiantes del Departamento de Lenguajes y Estudios Socioculturales de la Universidad, "Otro páramo", "Literariedad", etc.


                                                                                  "Una docena de gotas nuevas
                                                                                   golpean la ventana
                                                                                   resbalan igual que el tiempo,
                                                                                   se resisten a caer"






DEJO CONSTANCIA

No queda nada de mí en mí.
Tampoco queda una palabra dentro de esta palabra.

Y sin embargo he venido a dejarlo todo
quiero dejar la cuenta saldada
en este testamento en donde en vez de dar pido.

A la vida,
por si este dolor era una trampa que no pude esquivar:
pido perdón por abrir los caminos y acortar la mirada,
vengo de estar rota, nunca pude regresar.

Tracé cartografías sonoras
en el palacio de mi memoria
y me incliné en el suelo para defender
con la mirada lo más pequeño,
siempre hice cosas interminables, bellas,
que la realidad no soportaba,
pero siempre fuí un lugar para irse,
y mientras yo aprendí a ser puerto
todo el mundo aprendió a ser mar.

Guardo un inventario de canciones y palabras
de los que me olvidaron,
a ellos se las regreso,
aunque ya no me recuerden.

Tú: encontrarás entre líneas tu nombre,
sentirás que al cruzar el puente
la lluvia te mojará el costado,
y un brillo en el agua te resultará conocido.
No recordarás mi cara,
y seré para siempre la que transita tu sueño
sin amor, ni nombre.

Ya no seré semilla ni canto,
no me engaño, estoy presta a partir.
Las palabras no son suficientes
y la vida intraducible:
Seré luego un recuerdo incompleto,
que es preciso poner por escrito
pues nos queda mucha vida al final del sueño
y mucho sueño al final de la vida.

Para los que aún me saben, no me olviden:
dejo mi mirada andando en sus ojos.

Pero si eso es como la muerte, inevitable
y deben olvidarme,
dejo constancia aquí,
dejo constancia que he vivido.

Aunque no quede nada de mí en mí,
y tampoco quede una palabra

dentro de esta palabra.-


NOSOTROS

Teníamos miedo,
y no sabíamos que escribíamos
para resistir a la muerte.

Nos gastábamos el tiempo
que después iba a faltarnos.

Ahora buscamos una palabra
que nos salve de olvidarnos.-


                                                                                 Diana Sánchez Barrios

*********************************
                                                                                             

                                                                                                      Edilson Villa

Poeta de Colombia, nació en Antioquia el 23 de marzo de 1970. Es filósofo de la Universidad de Antioquia y graduado en Inglés británico y americano, en Camil International. Ha publicado, entre otros, "Poesá temprana" (1991), "La danza de las mariposas" (1995), "Dodecaedro de palabras" (1997), "El sendero del fuego" (2001), "La primera línea del Arco Iris" (2003), ""El espíritu del sable" (Premio Nacional de Poesía, 2004), "Pluma del viento" (2010), etc. Es cofundador y director del "Círculo de poetas de Medellín" y de la revista literaria "Ábrete Seso".



                                                         "Los pájaros que reparten tu nombre en las mañanas,
                                                           aquellos que han volado desde el alba primigenia
                                                           hasta la altura de los campos florecidos del presente
                                                           me han enseñado un canto de amor para atraerte"             




LA SEMILLA DE DURAZNOS

Pocas cosas unen tanto
A un hombre y a una mjer
Como una semilla de duraznos.
Como ese fruto secreto
que les obsequia su propia divinidad.

Así nosotros,
En la complicidad
De nuestros cuerpos,
Compartimos un milagro.

El milagro es nuestro amor,
Que crece entre nosotros,
Diariamente,
Como crece una semilla de duraznos.-


TÚ NO LO SABÍAS

Allí donde el latido de un cuchillo
Que taladra la espesura del silencio.
Allí, en la alta montaña donde la lluvia asciende
Y la conciencia del pájaro
es un rumor que se congela,
Allí, en la montaña que conduce a Piedras Blancas;
Allí en el cielo de Copacabana,
allí escuché una voz que me dijo dulcemente:
"Lucha un poco más que ella ya te pertenece".-


MI SOL

Tu bello rostro,
En la hondura de la inmensa noche,
Se asemeja a una luna de menguante.

(Lunas variopintas que he tenido,
lunas que me hicieron sentir como un mendigo).

Pero no...cuando te miro
Cuando me tocas como el viento dulcemente,
Y me susurras al oído que me amas

Cuando me abrazas y me pides que te abrace,
Cuando me entregas completos tus gemidos
Y me haces temblar con tus caricias

Pienso en Dios y le agradezco
por ser mi Sol en la creciente de mi vida.

Porque iluminas mi existencia,
y porque borraste el tiempo perdido del pasado.-


DE REGRESO A CASA

Estás de nuevo en casa,
de donde nunca te fuiste.
Regresas al hogar donde habita el espíritu
de nuestro amor y nuestros sueños.
Estabas de viaje, conociendo el mundo,
mientras yo te cantaba mis canciones
para protegerte
y para que volvieras de nuevo a mi lado.-




                                                                                               Edilson Villa


Imágenes: Pinturas del artista Michael Cheval    (Rusia, 1966)





quiquedelucio@gmail.com



No hay comentarios:

Publicar un comentario