Páginas vistas en total

miércoles, 2 de diciembre de 2015

Abismos


Quinto año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a los hacedores, respetando el derecho de autor.


Publicación N° 1.207-


                                                                                               Piedad Bonett

Poeta y narradora de Colombia, nacida en Amalfi, el 8 de septiembre de 1951.


                                                                            "No insistas. Alguien allá a lo lejos
                                                                             está matando el sueño. Alguien destaza
                                                                             el corazón del tiempo. Alguien allá
                                                                             a lo lejos acaba con él mismo"






ABISMOS

Porque eres ave que girando en rebeldía
Desafía la bruma
La ardua noche
Haciéndola más honda y más oscura
Y más inmenso el mar
Porque eres nave y naúfrago a la vez
Sin velas y sin anclas
Solitario
Profanador de todos los confines
Potro de sombras desbocado y dulce
Para la libertad
Y el cielo galopante
Hecho de vientos y hecho de huracanes
Y sin embargo calmo como el agua
De misteriosos y profundos lagos
Porque extraviado pero indiferente
como un rey agraviado deambulas
Por los caminos de un imperio en ruinas
Porque eres un reloj sin manecillas
Un bello loto sobre los pantanos
Porque te vi sonriendo en tus orillas
Cayendo voy
Errática y ardida
En tus oscuros mundos abismales.-


CANCIÓN

Nunca fue tan hermosa la mentira
Como en tu boca, en medio
De pequeñas verdades banales
Que eran todo
Tu mundo que yo amaba,
Mentira desprendida
Sin afanes, cayendo
Como lluvia,
Sobre la oscura tierra desolada.
Nunca tan dulce fue la mentirosa
Palabra enamorada apenas dicha,
Ni tan altos los sueños
Ni tan fiero
El fuego esplendoroso que sembrara.
Nunca, tampoco,
Tanto dolor se amotinó de golpe,
Ni tan herida estuvo la esperanza.-


SÓLO PUEDO ESCRIBIR DE AMOR

Sólo puedo escribir de amor.
Salgo a la noche
Respiro su aire tenso, sé que vivo.
Con su canto monódico me seducen los grillos.
Y es la noche sin ti lo que yo escribo.
En el verso me abstraigo.
Y allí el amor es sangre y meteoro,
Es la espada que hiere, es sal y madrugada.
Breve es y bello y mentiroso.
Y eterno y falso y dulce y verdadero.
Y yo sólo sé hablar de la tormenta
Que estalla entre tus besos.
Ebria y multicolor
En anodinas calles la ciudad multiplica
Mil rostros planos y una sola mueca,
Y abre sus tristes puertas a la noche.
Todo está allí para que la palabra
Aprese un llanto, un árbol, la monstruosa
Soledad de sus calles vocingleras.
Y yo tan sólo escribo
De la tarde sin ti y de mi tristeza.-


CERTEZA

Hasta el fondo del vaso
Desde tu oscuro fondo
Caían las palabras
Difíciles
Amargas
Caían como gotas espesas y brillantes
Que iba sorbiendo el tiempo.

Como arena finísima
Caían
Haciendo un agujero
En mi mano extendida

Y cada gesto
Era ya para siempre

Ideograma de tintas visibles
De un idioma
Que iba olvidando mientras lo aprendía

Y el instante nacía cada vez
Para morir
En memoria y en fuga de presente.

Tenerte era perderte.

No tenerte
Es esperar
Confiada
Que no llegues.-


DE CÍRCULO Y CENIZA

Tu boca viene a mí, sólo tu boca.
Viene volando,
Libélula de sangre, llamarada
Que enciende esta, mi noche de ceniza.
Toda la sal del mar habita en ella,
Todo el rumor del mar,
Toda la espuma.
Boca para los besos dibujada,
Donde duerme tu lengua tentadora.
Todo el vino del mundo está en tu boca,
Todo el pecado
Y la inocencia toda.
Boca que calla y cuando dice, oculta.
Capaz de toda la verdad tu boca,
De toda la verdad y la mentira.
Ríe tu boca y se despierta el día.
(Relámpagos de nieve hay en tu risa).
Como un tropel de potros me atropellan
Los besos de tu boca deliciosa;
Tu boca, mariposa equivocada,
Tu boca ajena que se desdibuja
En mi noche de círculo y ceniza.-


INTENTAMOS

Alguno descubrió
Entre el hollín y el polvo una marmaja,
O en noches muy oscuras un resplandor lejano.
¡Tanto sueño perdido,
Tanta esperanza rota,
Tanto para tan poco
Y tanta pena!
Y apenas unas gotas de miel,
Licor ninguno.
Una canción lejana, los retratos
Ajados de remotos bisabuelos,

Y palabras, palabras astilladas,
Palabras mutiladas por el tiempo.-



                                                                                             Piedad Bonett




Imágenes: Pinturas de los artistas Marchal Thierry y Francois de Felice.





quiquedelucio@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario