Páginas vistas en total

miércoles, 16 de diciembre de 2015

Amor

Quinto año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a los hacedores, respetando el derecho de autor.



Publicación N° 1.219-


                                                                                          Jaime Mario Torres Bodet

Poeta mexicano, nacido en D.F. el 17 de abril de 1902 y fallecido, a los 72 años, el 13 de mayo de 1974.


                                                                 "¿En dónde? ¿En qué lugar secreto del invierno
                                                                  está oculto el botón mecánico, la rosa,
                                                                  el vals o la mujer que un dedo sin esfuerzo
                                                                  debería tocar para ponerte en marcha ?"  




AMOR

Para escapar de ti
No bastan ya peldaños,
Túneles, aviones,
Teléfonos o barcos.
Todo lo que se va
Con el hombre que escapa:
El silencio, la voz,
Los trenes y los años,
No sirve para huir
De este recinto exacto
-Sin horas ni reloj,
Sin ventanas ni cuadros-
Que a todas partes va
Conmigo cuando viajo.

Para escapar de ti
Necesito un cansancio
Nacido de ti misma:
Una duda, un rencor,
La vergüenza de un llanto;
El miedo que me dio
-Por ejemplo- poner
Sobre tu frágil nombre
La forma impropia y dura
Y brusca de mis labios...

El odio que sentí
Nacer al mismo tiempo
En ti que nuestro amor,
me hará salir de tu alma
Más pronto que la luz,
Más deprisa que el sueño,
Con mayor precisión
Que el ascensor más raudo:
El odio que el amor
Esconde entre las manos.-


BAÑO

Mujer mirada en el espejo umbrío
Del baño que entre pausas te presenta,
Con sólo detenerte, una tormenta
De colores aplacas en el río...

Sales al fin, con el escalofrío
De una piel recobrada sin afrenta,
Y gozas de sentirte menos lenta
Que en el agua en el aire del estío.

Desde la sien hasta el talón de plata
-Una línea de tu cuerpo, dura-
Tu doncellez en lirios se desata.

Pero ¡con qué pudor de veste pura,
Recoges del cristal que te retrata
-Al salir de tu sombra- tu figura !-


CONFIANZA

Esta tarde ya sé que me quieres.
Me lo dicen tus ojos dormidos,
Que el silencio es, en ciertas mujeres,
Una fronda cargada de nidos...
Hay palabras que el alma retiene
En tus ojos brumosos y vagos
Como el cielo de otoño que viene
A morir en la paz de los lagos.
Esta tarde tu amor me penetra
Como llanto de lluvia en negrura,
O, más bien, ese ritmo sin letra
Que de un verso olvidado perdura.
Y me torna profundo y sencillo
Como el oro de un sol tamizado
Que renueva, en las tardes, el brillo,
Del barniz de algún mueble apagado.-


FINAL

Vuelvo de andar, a solas, por la orilla de un río.
Estoy lleno de músicas, como un árbol al viento.
He dejado correr mi pensamiento
Viendo, en el agua, el paso de una nube de estío...

Traigo tejido al alma el olor de una rosa,
En lo blando del césped, puse, al andar, mi huella
He vivido, ¿he vivido?...Y voy, como la estrella
A perderte en el mar de una alba silenciosa.-


LA DOBLE

Era de noche tan rubia
Como de día morena.

Cambiaba, a cada momento
De color y de tristeza,
Y en jugar a los reflejos
Se le iba la existencia,
Como el niño que, en el mar,
Quiere pescar una estrella
Y no la puede tocar
Porque su mano la quiebra.

De noche cuando cantaba,
Olía su cabellera
A luz, como un despertar
De pájaros de la selva,
Y si cantaba en el sol
Se hacía su voz tan lenta,
Tan íntima, tan opaca,
Que apenas iluminaba
El sitio que, entre la yerba,
Alumbra al amanecer
El brillo de una luciérnaga.

¡Era de noche tan rubia
y de día tan morena!

Suspiraba sin razón
En lo mejor de las fiestas
Y, puesta frente a la dicha,
Se equivocaba de puerta.
No se atrevía a escoger
Entre el oro de la mies
Y el oro de la hoja seca,
Y -tal vez por eso- no
Supe jamás entenderla,
Porque de noche era rubia
Y de mañana morena.-



                                                                                             Jaime Mario Torres Bodet




Imágenes: Pinturas de Allam Ramsay  (Escocia, 13/ 10/ 1713 - 10 / 08/ 1784).




quiquedelucio@gmail.com 

No hay comentarios:

Publicar un comentario