Páginas vistas en total

jueves, 12 de abril de 2018

Violenta y viva


Séptimo año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a más de 3.000 escritores, respetando el derecho de autor.






Publicación N° 2.004-


                                                                                                                         Liliana Gastelbondo

Poeta de Colombia, nacida en Ibagué, en 1978. Profesional en Estudios Literarios de la Universidad Javeriana. Colabora habitualmente en diversas revistas literarias. Algunos de sus poemas han sido publicados en el Magazín Dominical del Espectador, revista de poesía "Ulrika", Antología de Poetas Jóvenes "Verso a Verso" (2005), "Una visita a la poesía. Selección poética-nacidos después del cincuenta" (Secretaría de Educación Distristal, 2008), "Panorama virtual de la nueva poesía colombiana", publicado por el Ministerio de Cultura (2009), "50 Poetas colombianos y una antología" (Caza de libros, 2010)., etc. "Vaso de tinta" es su último poemario publicado.


                                                                                                       "mi canto será el trinar del pájaro
                                                                                                        mi disparo el ruido sordo humano
                                                                                                        sobre el grito del hombre
                                                                                                        sobre sones sin mancha"












VIOLENTA Y VIVA

Para que tus ojos vuelvan a mí
y te acuerdes de las memorias
sin escribir sólo pensadas.
Para que tus ojos estallen de risa
al contar cada una de mis faltas
y tonterías.
Para que tus ojos sean aliados de
tus manos y toquen con furia
este pedazo de alma, corazón y cuerpo.
Para que tus ojos, me hablen de lo humano
o de ese sabor silencioso
que tiene lo divino.
Por todo esto...
espero con los brazos abiertos
los ojos cerrados por el viento que me acaricie
de una manera violenta y viva.-



RITUAL DEL PERDÓN

Palabras más palabras menos
tu disfraz está bien puesto
para la próxima función.
A quién desgarrarás esta noche
a quién le harás el amor
como si fueras el último poseso.
Quién recibirá tu carcajada llena de mentiras
de sucio idólatra.
A quién darás mil bofetadas
sobre la almohada de una pulcra casa
o bajo la almohada sucia
de un hotel de diez pesos
a quién regalarás tu sonrisa
de lobo arrepentido
y padre ejemplar.
Tal vez te daré mil carcajadas
cargadas de lo que quieras recibir
entre tanto recibe mi perdón.
¡Ríete!
Hasta hacer explotar las fibras de la sencillez
y llora, como un viejo árbol caído
mi perdón; es mi mayor desprecio.-



ESCALERA

Pronto estaré a salvo de mí misma
de la inconformidad, del hastío
del temor, de mi seguridad
de las diez monedas en el bolsillo.
De las quejas, de las críticas
no habrá calma ni habrá descanso
en el justo lugar donde el precipicio
clama por arder.
Me retiro o más bien me lanzo:
quiero consumirme, estar viva.-



Y TE AMÉ

Mis deudos estarán felices
al recordar aquella noche
en que lamí las aceras
por el frío, el hambre o el desagrado.
Tal vez por todo junto.
Al hacerlo
se derritieron mis pasos
entre gritos marcados por tu sombra.
Esta noche pagué mis deudas si alguna vez
se podrían cobrar o pagar...
y te amé como na puta rabiosa.-



DESPEDIDA

Cuánto tiempo esperaré
sentada carcomiéndome por dentro
cuánto tiempo durará de esta forma
mi despedida.
Cuanto o cuántos futuros
rayos o relámpagos
aparecerán en mi vida.
Para desinfectar
la espuma de alcohol
que aún no se consume.-


***

Hoy cantaré al sol como hacen la mayoría de los pájaros
y dispararé mi revolver para atraer la suerte.
Saludaré a la Ceiba y bajo la sombra de su raíz
me sentiré una niña.
Escucharé el cuchicheo de las aves
elevaré mis brazos como si esperarar
la misericordia de Dios.
Contemplaré el amanecer y dormiré hasta que aparezca la luna.
Rezaré en una noche marina y veré mi sombra en el agua
como si no me importara la vida
que hay más allá de mi reflejo.
Escribiré contra la corriente.
Escogeré el camino más difícil hacia la cima más alta
con el único propósito de rodar cuesta abajo.
Sentiré frío y abriré mis piernas para el sexo
y enlazaré mis manos para la oración.-





                                                                                                                       Liliana Gastelbondo




Imágenes: Pinturas de Josef Kote  (Contemporáneo)






quiquedelucio@gmail.com



No hay comentarios:

Publicar un comentario