Páginas vistas en total

martes, 24 de abril de 2018

Fui testigo

Séptimo año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a más de 3.000 escritores, respetando el derecho de autor.






Publicación N° 2.016-




                                                                                                                              Guillermo Balbona

Poeta y periodista español, nacido en Bilbao en 1962. Es autor de más de una decena de poemarios. En 1987 obtuvo el Segundo Premio del Certamen de Poesía "Jesús Cancio" por su obra "Azules disturbios, playas blancas", en 1988 fue finalista del Premio Nervión, convocado por la Sociedad "El Sitio" de Bilbao. En 1991 logra el primer accésit de la XI edición del Premio José Hierro, convocado por el Ayuntamiento de Santander. Ha publicado, entre otros, en la colección La Sirena del Pisueña el poemario "El abandono está lleno de rosas" (1994) y una muestra significativa de su obra fue incluida en "Mar de fondo" (Antología de la Poesía Última en Cantabria), en 1996.



                                                                                                                  "ese edificio consumido
                                                                                                                   fuera de las derrotas
                                                                                                                   donde inauguras el mundo
                                                                                                                   y se incorpora la espera"  











FUI TESTIGO

Fui testigo
de un beso oculto.
No era de lengua
ni tan siquiera de labios
fue despacio y telúrico
primario
El amor a tientas
es más amor.

Una boca está
para ser transgredida
tras las palabras.

De un beso oculto,
por ejemplo,
quedan siempre cenizas
donde se descifra el mundo.

Besos, alfabetos,
abecedarios inciertos, no obstante,
al pronunciarte.-


***

Violentos veranos de un calor
que no quisiste tuyo
y ese suspiro anticipado a todo
que te hacía más rigurosa
que el secreto no revelado.
Cuestión de temores, dijiste,
idéntico embargo
con que la vida aplaza
sus señas de identidad.

Amar
es añorar un color
que afirme
la elegante huida
de un corazón negado.-



FUE LLEGAR

Fue llegar hasta tu ombligo
y cerciorarme
de no saber cómo crece la hierba
con los fríos silencios
y la disposición incorrecta
de un último deseo.

Tanta, tanta estupidez matemática
como el no poder contar
cuántas gotas son necesarias
para nominar la humedad
o esas leyes justas
que te provocan adheridas noches sin sueño.

Aunque todo sea
una enfermiza renuncia
a llegar a tu pecho
sin duda confundo
el paralelismo de los senos
con el discurso excesivo
de esa extraña perdida

Amores y dolores,
en secreto
y la ternura administrada
con lo fácil que es ningunear
el injustificado sentimiento ignorante.
En tu cuello
un espejismo de conocimiento.-



ME PREGUNTARÁS

Me preguntarás
cómo investigué su sonrisa
o el colmo del ingenio
cuántos metros recorrí hasta besarla

Aún quedan respuestas huérfanas
que invernan
en los silencios
como esos ingrávidos monosílabos
e inevitables paradas
hasta la última de las ternuras.-



LO IMPORTANTE

Lo importante
no es el equilibrio
de los que salvan el mundo
sino el inseguro acertijo
con el que resuelvo
mi desprecio por su
elogio de la estupidez.

Con idéntica pasión
certifico el tacto
de la geografía más ajena
y descreo poco a poco
las distancias
y la velocidad de la vida .

El único poder
es hacer de tu nombre
una nueva historia.-


***

Procedía saber
el número de reglas establecidas
para alcanzar tu nombre
o cuántos saber estar
merecían agradecidos
los métodos nemotécnicos.
Restringido todo
menos la cuadratura del dolor
cabía, quizás, hallar el secreto
arquitectónico
de tu piel endurecida.-





                                                                                                                          Guillermo Balbona





Imágenes: Pinturas de Catrin Weltz-Stein  (Alemania, contemporánea)







quiquedelucio@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario