Páginas vistas en total

sábado, 23 de abril de 2016

Luz


Quinto año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Este pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a los hacedores, respetando el derecho de autor.


Publicación N° 1.338-

                                                                                            Eduardo Bechara Navratilova

Poeta de Colombia, nacido el 9 de noviembre de 1972 en Bogotá. Es hijo de padre  libanés y madre checa .Se graduó en Derecho  en 1999 y en Literatura en 2005 en la Universidad de los Andes. En 2009 terminó una Maestría en Escritura Creativa  en la Universidad de Temple, Filadelfia, EE.UU. en donde luego fue profesor. Ha publicado, entre otros, "La novia del torero" (2002), "Unos duermen, otros no" (2006), "Poemas a una ciudad, un insecto y una mujer" (2010), "Mendigo por un día" (2012), "El juego de María" (2016), etc. Desde enero de 2013 realiza un viaje continental por Suramérica en el desarrollo del proyecto "En busca de poetas", cn el objeto de realizar una antología.


                                                                                            "El poeta es un paria
                                                                                             que despliega las alas,
                                                                                             vuela sobre el mar
                                                                                             como canto" 







LUZ

VI

Un ser humano bajo la luz
es un actor,
un sospechoso de homicidio,
una estrella de rock,
un torturado,
una mujer pariendo,
un cadáver en su autopsia.

IX

Cerrar los ojos te deja ver...

XI

La luz es un grito
en el silenco de la oscuridad.


OSCURIDAD

I

La oscuridad es un vínculo entre la nada y yo,
esa ausencia en donde los perros aúllan
tu nombre,
el aliento del gato que madra entre los muebles...

La oscuridad es tu silencio cargado de piedras
la cordura perdida del poeta
entre voces caídas,
la oscuridad cubre los bajos fondos
en los que un hombre
dejó de ser el hombre que era,
y una mujer dejó de ser
la mujer que soñó.

La oscuridad es un vestido de novia
pintado de rojo,
un pájaro que picotea un árbol seco,
un árbol de espinas puestas al viento,
unos ojos que miran y no ven.

II

En la oscuridad los reflejos
adquieren formas de pasado,
el canto se vuelve nudo
y la bahía se hace grande

En la oscuridad se dibujan
los hombres y mujeres que
se perdieron en el camino.

La inmensidad se hace grande
y los hombres
se pierden con las palabras
en sus bocas.

III

Una oscuridad vale las rodillas
temblorosas de un niño,
la estrella fugaz en la que el
enamorado pide amor eterno,
el grito de un hambriento
que reclama un plato lleno,
el anhelo del hijo
que quisiera
el regreso de ese
papá que la misma
oscuridad
raptó.-


SILENCIO

I
I

El silencio es un arma poderosa,
un ruido blanco en que los
pájaros
cantan su desesperanza,
la ausencia de la lengua,
un pájaro mudo
en el que se ahogan
las miradas.

III

Nuestro silencio se
raja con cuchillo.

De él corre la sangre,
ese grito mudo en el que
tú y yo somos
esclavos de esta lejanía
que nos ha vuelto
extraños.

VI

El silencio también asfixia.
Pone su mano de hierro
sobre la boca
y hace que
las palabras mueran.

XI

El silencio es un látigo con púas,
y yo la espalda encorvada que lo recibe.

Quisiera ser viento,
soplo que levanta
el pelo de una joven que
se pasea en el parque.

Quisiera la voz,
tus labios en mi boca,
las palabras hiladas
como una jauría de perros
ladrando en la madrugada.

El silencio desgarra mi piel,
la levanta de cuajo
y grito...

Grito en silencio.-


***
                                      Para los 43 estudiantes desaparecidos en Ayotzinapa

El silencio en la boca de un hombre es
un pájaro muerto en estado de putrefacción

una espada que atraviesa la garganta,
la deja expuesta
desnuda y solitaria
en un grito sin voz.

un puño que lo aprieta con su palma de hierro,
lo estrangula,
rapta y sepulta
en un sótano.

una vida dejada al amparo de un buitre
que rasga su vientre,
picotea sus entrañas
y las devora en silencio
desde su mirada de asesino.-



                                                                                      Eduardo Bechara Navratilova



Imágenes: Pinturas del artista español contemporáneo David Agenjo




quiquedelucio@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario