Páginas vistas en total

martes, 5 de abril de 2016

Lluéveme


Quinto año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a los hacedores, respetando el derecho de autor.


Publicación N° 1.321-


                                                                                              Nancy Díaz García

Poetisa cubana, nacida en la provincia de Matanzas. Graduada en Bachiller y Relaciones Públicas.. Es miembro del movimiento de poetas del mundo. Ha publicado, entre otros, "El pajarito cantor" (2009), "Sueños de una abuela" (2012), "Donde nace un poema nada debe morir" (2014), "Mano a mano en versos" (2015). Sus poesías aparecen en antologías del escritor chileno , Alfred Asís "Desde Isla Negra para el mundo", "Por ti caminaré" Editorial Voces de hoy (2014), Antología poética internacional "Mujeres y sus plumas" (2014), "Revista Azahar", España, "Galitera", Argentina, "Guatiní", Miami, "Entre Líneas", Estados Unidos, etc.


                                                                                  "Apaga las luces del silencio,
                                                                                   asómate al balcón del horizonte,
                                                                                   descuelgo luceros de la noche
                                                                                   y duerme sobre el suelo de mi vientre" 








LLUÉVEME

Lluéveme desnuda, taciturna
en vaga silueta dibujada
sobre el pantano y con versos
en la almohada,

lluéveme de besos repartida,
como si el resplandor del sol
encendiera el leño,

lluéveme de hoguera y fantasías
tan gris como el invierno.

Lluéveme de caprichos, de antojos
de verdades y de labios.

Lluéveme de celos, de temores
húmeda de besos la sonrisa.

Lluéveme de futuro, en el presente
¡déjame florecer en tu cascada!
mis ramas rodeándote la espalda
mis flores abriendo en tu mirada.-



ASÍ TE QUISE

Desafiando todo perdía mis pétalos
en la sonrisa de tus besos
como una rosa gastada.

Así te quise, solitario,
abrazando toda tu ausencia
con los ojos rebosados de quimeras.

-Te quise sin preguntas-

Corría entre mis senos un río
¡ incontenible en su cauce !
éramos cautivos en el vicio de amarnos
-sollozaba la noche
embrujada en sus rumores-

El amor crepitaba en las horas
¡ aroma de jazmines en la brisa !
rocío en el camino sobre tu pecho
sostuve el horizonte de un suspiro.

Nos bendijo un ave
...que contemplo en silencio
el despertar florecido en nuestros cuerpos.

Cerramos los ojos, y nos embargó el silencio
mientras regabas soles en mis sienes.-



ESPEJOS

Píntame de luna los espejos
donde la noche oculte mis secretos
¡ no es verdad que fui nombrada!
ni siquiera me recuerdan sus reflejos
ni los de aquel amor multiplicado
que llenaba de luz el universo.

Píntame de lluvia los espejos
para lavar las pupilas de sus lunas
-miradas de otros tiempos-
para borrar la nostalgia
-el carmín de antiguos besos-

Píntame de rojo los espejos
como fuego que consume imágenes
...y quema los recuerdos.
¡ No es verdad que fui nombrada!
ni siquiera aparezco en sus reflejos
frente a él, todo es mentira
-el silencio es un misterio-

Como rosa de extrema blancura
palidezco ante mí -en la coqueta-
donde una sombra plácida reposa
ante mi pupila inquieta.

Píntame de poesía los espejos
un rosario en la pared
y en cada cuenta mis versos
¡aunque me niego a quererlo
soy yo la que más lo quiero!
Píntame todos los espejos
Yo seguiré siendo hermosa
¡ellos se pondrán tan viejos!-



HUELLAS DEL TIEMPO

Estaba llena de recuerdos
como un cajón de esos
...que por años se arrincona
en alguna habitación.
Parecía yo, un universo doblado
como un pañuelo antiguo.

Sobre las huellas del tiempo
anduve despacio...
¡cuánta remembranza!

¿Será que cada minuto de este tiempo
renace bajo mi sombra?

Puedo sentir tu aroma,
-te respiro ebrio de mis ojos-
No te amo de la misma manera,
que me amas.
Te amo en serio y en sonrisas
frente a ti y en la distancia.

¡No te amo de la misma manera
que me amas!
yo te amo de cuerpo entero
desde el oscuro cielo de tu boca
hasta la luz divina de tus pupilas.

Tú me amas, con un amor distinto
Siempre lo dijiste: ¡te amo a morir!
me amas con los ojos encendidos
y me quemas en la hoguera
de tu mirada.-



                                                                                                      Nancy Díaz García




Imágenes: Pinturas de la artista inglesa contemporánea Cecily Brown





quiquedelucio@gmail.com



No hay comentarios:

Publicar un comentario