Páginas vistas en total

sábado, 16 de abril de 2016

Ignoras mi destino

Quinto año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a los hacedores, respetando el derecho de autor.



Publicación N° 1.332-

                                     
                                                                                              Socorro Carranco

Poetisa de México, nacida en Tuxtla Gutiérrez, Chiapas. Radicada en la ciudad de México realizó estudios comerciales en el Instituto Washington. Como escritora ha participado en numerosos encuentros, recitales y presentaciones. Ha colaborado en revistas y periódicos. Ediciones recientes "Hay días en que..." coautora con la poeta chilena Patricia Gómez, "La otra piel" poemario presentado en Santiago de Chile. Tiene en su haber varias antologías nacionales e internacionales. Pertenece a la Asociación de Escritores y Poetas de Chiapas, al grupo literario Décima Musa y a la Agrupación Literaria Puerta Abierta Chile-México, entre otras.



                                                                                 "No quiero un hombre que sea un sueño
                                                                                  sino a quien amar
                                                                                  y que me ame
                                                                                  sin ser mi dueño"

      







 IGNORAS MI DESTINO

Hacemos el sexo
mis venas ordeñas a tu voluntad.
Te deslizas tranquilo después
entre las almohadas
ignorando mi destino.
Te acuñas en el sueño
y sigue ahí mi soledad
embriagándose de mi.
Ahuyentas mi deseo
y no te apiadas de mi.
Forma torpe de montarme
te puedes perder ahora
tu mundo fauno
te reclama.-


POEMA 1

Es el grito que fulmina
tener sus manos
ataviadas de sudor
sobre tu cuerpo.
Es la bocanada agria
que sale del beso
sin testimonio de amor.
Es la hora de cerrar los puños
volver a la razón
recuperar el corazón
romper la noche en el desierto.-


DESPUÉS DE LAS DOCE DEL DÍA

Alguien me mira sentada en el parque a las doce del día
como si yo fuera una más y estuviera después del sol
como si viera el sol ausente, muriendo a la hora exacta.

Esté yo donde quiera estar, seré la misma fiel
con la edad creciendo desde mi tiempo resarcido
con la búsqueda y la respuesta después del infinito.

Esté como esté y si me dejan estar, seré la misma
no tengo tiempo, ver el vacío apoderarse del mundo.
Ahora, miro quien me mira después de las doce del día.-


HORAS NUEVAS

Es un día irrepetible todo es real
sobre mis mejillas resbalan solas
No se como detenerles
se quieren morir en mis labios
por un amor desleal
que se cree...¡Dios!-


***

Amo a reservas de vivir una dicha fugaz
para mí...un instante es una eternidad.-


***

Los recuerdos provocan horas nuevas
ahí, donde la cintura se dobla, sucumbir desaforada
y mirar el sueño de una ola enamorada.-



EL VIENTO DE DOLORES

El viento
descubre tu palabra
dulce ventura
para cantar y cantar.
Hablan tus manos
el siseo de tu cuerpo
que trae consigo
su carga
su recarga
y amanece cortejando
el río de milagros.
Lo invade un parentesco
le da lo mismo
ser brisa o aguanorte.
El viento
se despide de sus hojas
y muere
resucitando en otoño.

II

Imagino...
la sombra
y otra,
cubrir tu sombra
que de soledades
tu alma entiende.
Imagino...
una vez y otra
tus ojos prendidos en el agua
que miran el fondo de un vaso
y el vuelo del pájaro caído.
Van
mis sueños girando
quieren llegar
con los tuyos
descubrir
tu inmensa palabra
y hablar de ti
con todo el mundo.-

III

Sólo quiero que mis dedos
se muevan alegres
y ahuyenten la nostalgia.
Que hable del mar mi boca
sin orilla orillando.
Sólo quiero
por la lucidez del agua
por la justa libertad
y por el amor limpio.
Sólo quiero
quedar exánime
mirar el viento
cuando no está contigo.
Hay tanto
que decir de sol niño
de su mirada afable
y del pájaro
que era luz
luz cayendo
en la colina de tus pies.
Hay tanto
que decir de tu palabra
obediente
danzarina
con olor
a mazorca
que desgrana
la sepultura circe.
Me veo sepultada
en la noche
de luna vieja
despertar
lejos
tan lejos
donde nadie
alcanza
mi lámpara
mojada.-



                                                                                                      Socorro Carranco




Imágenes: Pinturas de John William Godward  (Inglaterra, 1861 - 1922)





quiquedelucio@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario