Páginas vistas en total

domingo, 3 de abril de 2016

Esperar

Quinto año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a los hacedores, respetando el derecho de autor.


Publicación N° 1.319-


                                                                                                Maya Rinderer

Poeta y narradora de Austria, nacida en Dornbirn en 1996. Creció en un ambiente bilingüe alemán-hebreo. Autora de la novela "Esther" (2011) y del poemario "An Alle Variablen"  (2013). Ha sido jurado en deiferentes premios de literatura en lengua germana. Parte de su poesía, además, está en varias antologías de Europa. La traducción corresponde a Lara Peiró  (Valencia, España, 1994).



                                                                                  "Te haré una armadura, 
                                                                                   pequeño guerrero. Con esto
                                                                                   puede que te acerques, entres
                                                                                   por la feroz puerta del mundo" 






ESPERAR

Mi vida es la sala de espera de una gran estación.
La borrosidad se filtra por los cristales opacos.
Los bancos están espalda con espalda
y yo no puedo apartar mi vista del reloj.
Y con preguntas como cuándo podré
volver a verla
y preguntas como por qué mi vida
no se escribe por sí misma,
mis ojos empiezan a sangrar
porque no puedo contar los segundos
y no soporto más mirar
el pálido reloj de la estación.
No soy de las que se desangran,
de los que acaban reflexionando
o sienten para sentir y a cualquier lugar
donde el viaje continúe tengo que
tomarme menos en serio y bailar sobre nubes
o si no en mi cabeza los espejos ovalados
del armario en la colocada oscuridad
serán enormes gotas congeladas de mercurio.

No tengo más metas ni deseos:
creo que debería, sencillamente,
ir a casa y dormir.-


CINCO CUERPOS

I. MADRE

Quiero tener un niño
y ser madre
para cuando no
tenga ya madre.

II JUGAR

Soy un niño
sólo cuando no

hablo con adultos

o

los niños tampoco
son adultos
cuando juegan
como si lo fueran.


III. MUJER

Mi madre me llamaba así
cuando tenía doce años.
Cuando tenga dieciocho
ya no lo volverá a hacer.


IV. AMAR

Yo soy  yo y las mujeres
que me quieren
y a las que quiero.

No entiendo cómo la gente
me puede odiar por esto.


V. NIÑO

Aún hoy recorro
con los mismos dedos
las cicatrices
sólo que en su lugar
encuentro estrías
en mis rodillas abiertas.-


***

En el escáner viste un corazón palpitar
dentro de un rizo de carne nueva.
Vi esa expresión de pelota de vida
como una manzana caída y mordida
ya descomponiéndose entre las hojas.

Así había prueba de tu existencia,
creímos inmediatamente que nuestro hijo viviría.
prueba de que lo que es cultivado en fe
se convierte en el espacio que deja.

Volvimos a esperar el ángel de la muerte.
Vino por la ventana a medianoche,
dejó caer sus alas negras sobre la cama.
Conocimos la pérdida en ese momento
bajo su puño recubierto.

Nos abandonamos a la tristeza,
lo que cargábamos pero no podíamos decir,
deambulando a los lugares donde todos los agujeros
aparecen brotando como hongos entre los árboles muertos.-



                                                                                       
                                                                                                              Maya Rinderer


Imágenes: Pinturas de Volodia Popov  (Rusia , contemporáneo)




quiquedelucio@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario