Páginas vistas en total

viernes, 23 de octubre de 2015

Poesía de Finlandia

Quinto año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a los hacedores, respetando el derecho de autor.-



Publicación N° 1.170-


POESÍA DE FINLANDIA

Jyri Schreck:  (Tampere, Finlandia, 1927 - 1982). Poeta, dramaturgo y director de teatro. Publicó unos veinte libros, muchos de los cuales fueron traducidos al inglés y francés.

Olli-Matti Ronimus: (Helsinki, 1929 - 2005). Poeta finlandés, radicado en Francia durante varios años. Su antología poética está en el libro "Runot" (1959 - 1967), del año 1999.

Traducción de Matti Rossi (Losada, 1969)


                                                                                          "No ocurre nada cuando el mundo
                                                                                           se muere.
                                                                                           Todo se da
                                                                                           en el canto ausente"






LLUVIA DE PRIMAVERA

Se fecha la carta,
la tierra todavía mojada,
la tinta se va pegando
a la sombra de la mano,

con las líneas se aleja
el eco de muchas lluvias.

VINO DEL OTOÑO

Esperaremos que vengan
extranjeros a nuestras fiestas,
llegará el invierno, sin invitación,
como llega la vejez;
las cuatro estaciones perfumando
el vino amarillo.

Bebamos hasta que se vaya el día,
hurguemos el fuego,
en el corral están cortando ramas secas,
un caracol negro
mide las tablas del barril.-



                                                               Jyri Schreck



SOBRE UNA CAMA DE HIERRO

1
he aquí el aula de la oscuridad. La vida polvorienta,
las palabras salen
sopladas, suben, bajan, dejando que se vea el sol
Y tú eres el curso del día por esta habitación.
Tu deseo crecía, un árbol, más arriba de lo que crece
un árbol
Tu esperanza echó raíces en lo móvil;
ignorando la velocidad
pasó el entendimiento en el coche más veloz:
la vida
montada en la muerte
Sobre esa cama viste como se agachaban
las manos frente a la vieja pregunta,
sacudiéndola hasta que la cáscara se desprendió
y la perla era dinero contante
y ya no importaba.-

2
Hay en el cuarto una pared que amontona oscuridad,
insaciable,
despliega su mapa, arroja todo su saber sobre el colchón.
Y cuando
la tiza pasó por la cara, y después la esponja,
un sol muy oscuro
hizo romper un vidrio. Eras un pedazo y brillabas.
Estabas en la tierra
y te hundías hacia lo más hondo de la herida
levantando la ventana de la nueva casa contra la muerte
-para que la tierra desde su estrecha angustia
viera el vacío de la piedra
y del cielo.-


3
Aquella mañana, que entró en mis sueños
como viento soplando,
habías salido de tu quemadura, viajando años.
Pasó el autobús,
me saludaste, relumbrando en el vidrio del reloj
caíste en mí
desde
el largo camino del aprendizaje.-


4
Cuando cruzas la calle y me sales al encuentro,
eres movimiento,
y yo,
un ojo feliz que por arriba
de la sombra alcanza hacia tu
movimento a través de mi ser
otras habitaciones adentro.-



                                                                                  Olli-Matti Rominus 




Imágenes: Arte digital de Dany O'Connor (Estados Unidos, contemporáneo)




quiquedelucio@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario