Páginas vistas en total

jueves, 15 de octubre de 2015

Multitud


Quinto año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a los hacedores, respetando el derecho de autor.


Publicación N° 1.163-

                                                                                               Isabel Navarro

Poetisa y periodista española, nacida en Petrer, Alicante en 1977. Es jefe del suplemento semanal Mujer Hoy. Ha sido profesora de Comunicación y redacción periodística en la Universidad Anáhuac de México, ha sido galardonada por la UNICEF y el Premio de la Asociación de la Prensa de Madrid. En 2008 publicó "Inane" su primer libro de poesía galardonado con el Premio Blas de Otero de la Universidad Complutense, en 2012 presentó "Parto" y posteriormente su obra apareció  en numerosas antologías como "2012: generación del fin del mundo".


                                                                                           "Has parido detrás de la sábana.
                                                                                            Has parido sin parir:
                                                                                            sin expulsivo, sin catarsis.
                                                                                            Como llegan al mundo
                                                                                            los conejos de las chisteras" 
                                                                                           




Inane, la fea, perfuma sus muñecas con ajo frito.
Inane, la diosa, irrumpe en la cornisa
y pregunta por las manzanas.
Inane, la gula, ama las fresas  y la compota.
Inane, la ebria, sueña barcos de arroz
en los anuncios por palabras.
Inane, el ansia, acecha Ítaca en la cocina.
Inane, la ciega, escribe menú en la cuadrícula.
Inane, personaje de harina -vieja y párvula-
tiene vientre de hogaza,
mirada de olla y cuchara de madera.-


***

Tras el donut
la muerte.
El mismo agujero.


***

El pecado venial de las azadas
es cavar la tierra para sepultar un credo.
Es el penúltimo dogma de los cínicos:
sembrar la era con hortalizas invisibles.
La fe desgastada, como el bajo de los vaqueros.-


***

Las manos te olían a cebolla
y en cada suspiro repetías la palabra
hambre.
Alguien me dijo que nunca pudiste evitar
estudiar en la misma mesa
donde tu madre degollaba a los conejos.


***

Se aceptan pupilas
con fines médicos y proféticos
Se necesitan.
Se pagan.


***

Los padres sucumben arrugados
en una bolsa de plástico con cremallera.
Escamotean a los mortales y regresan como hijos
para jugar a la pelota
que golpea o hacina.
En la región de la genealogía
los dioses buscan una fricción
que travista su memoria calva.
La caricia del padre puede ser privación.
Nadie nos ha enseñado la diferencia.


***

Dices que restas porque no sabes sumar,
y que te persigue el sueño de ser otra.
Envidias a la zurcidora de puntillas antiguas,
al burócrata de legajos mugrientos
y a la maestra sonrosada con tiza en las uñas.
Quieres ser la bailarina que imita el gesto de una hoja,
otra escritora estéril, a lo Virginia Woolf,
o una madre generosa que lee novela
mientras los niños duermen.-


***

El atrezo del insomnio
es el ángulo de una puerta
donde se clava cada empeño
(o cuatro esquinitas tiene mi cama,
¿cuál se hinca más?)
La escena,
una orquídea en el regazo
agarrotando el tiempo.
El cuerpo diurno que muta
en el umbral de los placeres feroces.


MULTITUD

Cuando duermo contigo no te veo.
Debajo de las sábanas está todo borroso
y la cama se inunda
con otros hombres y mujeres
que vienen del musgo,
como los saurios.
Sin preguntas,
como una maleta en tu mandíbula,
me depositas en el andén
de una pornografía que te excluye.
Cierro los ojos y no eres tú
- o no soy yo -
y mi cuerpo de cerca
se aleja,
hacia una escena clásica
por su cochambre.-


PARTO

Te sajaron el vientre.
Te encharcaron el cuerpo.
Te crujieron el útero.
Te aumentaron la dosis de benzocaína.
Te preguntaron sobre apellidos
y tú balbuceastes sobre geografía.
Para sentir difuso,
(como en los autos de choque9
cerraste los ojos
y esperaste el impacto.

Nacer no es una metáfora,
es un estrépito.-



                                                                                             Isabel Navarro



Imágenes: Pinturas de Isaac Maimon  (Israel, contemporáneo)




quiquedelucio@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario