Páginas vistas en total

lunes, 19 de octubre de 2015

La telaraña del poeta

Quinto año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antologia cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a los hacedores, respetando el derecho de autor.

Publicación N° 1.166


                                                                                      María Gabriela Madrid

Poetisa y narradora de venezuela, nacida en Caracas. Estudió Educación en la Universidad Metropolitana de Caracas, Escritura creativa e Inglés en Harvard university, Boston University y Columbia University. Ha participado en antologías escritas en español y en inglés como: "Poetas y narradores 2008 y 2009 del Instituto de Cultura Peruana de Flrida, EE.UU , en "Inkwell Echoes 2009-2010 de la Asociación de Poetas de San Antonio. Participó como autora en la Convencion Nacional de Periodistas Hispanos 2014, su libro "La danza de las sombras" fue editado en edición bilingüe.


                                                                                "cántame hasta que los muros
                                                                                 se conviertan en agua,
                                                                                 O mi amor, tendido entre las nubes,
                                                                                 como una mecha extinguida" 






LA TELARAÑA DEL POETA

En cada amanecer, en cada luna llena
la telaraña del poeta
está entrelazada por pasión, amor, miedo y deseo
y por la angustia permanente
que guía sus más íntimos
pensamientos
Para ansiar el momento perdido, para añorar la pasión
del amor
Para sufrir el desgarro del alma, para desear seguir vivo
en cada amanecer, en cada luna llena
y caminar los surcos invisibles
de la telaraña del poeta.-


PALOMA DE PAZ

Con desasosiego y repudio
Veo guerras incendiando el planeta
Veo cuervos rondando muerte y miseria
Cuervos de corbata y almidón
Vendiendo armas y añorando a Moloc
Destruyendo vida, dejando a su paso
Cadáveres con sueños perdidos
Países en disputa. Países ensangrentados
Niños, mujeres y hombres
Cargando fusiles, bombas y granadas
En vez de libros de sabias palabras
Niños, mujeres y hombres
De mirada hastiada, perdida, ausente
llevando muerte por montañas,
calles y ensenadas
Con desasosiego y repudio a la guerra
Me uno a los que alzan su voz
Alaridos de trueno clamando cese el fuego
Alaridos al cielo clamando paz a los muertos
Alaridos de tinta clamando retorno a la vida
Flores en el campo en vez de minas
Guerreros de paz. Gargantas quemadas
A través de la tinta, a travéz del papel
Con sabiduría y esperanza
Serán los cuervos los que cambien su plumaje
y aboquen en vez de guerra
por la paz extraviada
Plumas negras por plumas blancas
Paloma de paz. Esperanza de vida.-


LA DAMA DEL VELO NEGRO

Una misteriosa invitación llegó por correo
Invitándome a un baile
Pidiéndome vistiera un traje negro
Y firmada por la dama del velo negro
Al día siguiente inquieta pensé
Que vestido usar y quién estará presente
si no conzco aún a la dama del velo negro
La noche llegó
La luna alumbró mi camino
Dentro del salón slo rostros conocidos
Para mi sorpresa todos habían fallecido
Inquieta preunté ¿qué hago yo con ellos?
Y de pronto recordé la noche anterior
Cuando estaba probándome el vestido negro
Ruidos más fuertes que el trueno
Sacudieron los cimientos
caí al suelo y golpeé mi cabeza
Poco sabía yo
Que ese día había muerto
Y ahora ya muerta
Bailo todo el tiempo
Y converso con la dama del velo negro
Cuyas nuevas invitaciones yacen en el correo.-


EN LA TIERRA DEL PETRÓLEO

En la tierra del petróleo
Pozos derraman negros presagios
Sueños interrumpidos
Seres masacrados
Hambruna que abunda
Hurgando en la tierra
En cerros de basura
En la tierra del petróleo
Hay más pobres que ricos
Péndulo de poder
Cantos de sirena
Cautivan al hombre
Mientras martillo y hoz
revolotean en el aire
En la tierra del petróleo
Seres dan la vida por la libertad
¿Reconocerán que es una guerra formal o
continuarán como si nada sucediera?


LUZ DE LUNA

Cántame
hasta que los muros se conviertan en agua.

Hay hombres bellos,
mujeres justas,
estoy yo.
y: ¿qué hay ahí?
La orilla nada en su quietud,
roe sus uñas-
como mi padre- preocupada.
Las alas de la noche y las estrellas floreciendo
roban los besos violentos
cuya saliva humedecen a los soñadores.
¿Debo seguir insistiendo en la muerte?
Nadia ha visitado el Paraíso
de aquellos devotos jóvenes
inmortales de los que se habla.-



                                                                                   María Gabriela Madrid



Imágenes: Pinturas de Stephen Quiller (Estados Unidos, contemporáneo)





quiquedelucio@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario