Páginas vistas en total

martes, 20 de octubre de 2015

La tristeza


Quinto año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a los hacedores, respetando el derecho de autor.

Publicación N° 1.167


                                                                                           Jorge Delio Bravo

Poeta de Costa Rica, nacido en Cartago el 31 de enero de 1938 y fallecido en San José el 4 de agosto de 1967, a la edad de 29 años.


                                                                                  "A pesar del rencor que nos inunda
                                                                                   el corazón de funerales pájaros.
                                                                                   Yo creo en el amor más que en mis ojos
                                                                                   y más que en el poder y el entusiasmo"







AUNQUE HUNDAMOS A PUÑOS LA TRISTEZA

Aunque hundamos a puños la tristeza
Y cerremos con besos cada herida
El amor nos reboza en la cabeza
Como un agua fatal, enerdecida.

Escondidos detrás de las persianas,
Ocultos tras las cárceles del pecho,
El amor nos golpea las ventanas
Lo mismo que si estamos en el lecho.

El amor no termina ni en la nada.
Nos lo entrega el descanso, nos lo entrega
El trabajo y lo que anda y lo que rueda.

Y aunque se nutre de mujer amada,
Con mujer o sin ella el amor llega,
Y si la mujer pasa, el amor queda.-


BALADA DE LOS FRÍOS

Hay fríos tan terribles que son casi bestiales,
Fríos que nos carcomen como inmensas polilllas,
Fríos que nos persiguen dormidos y despiertos
Y nos ponen un negro temblor en las rodillas.
Hay fríos tan espesos como carnes humanas,
Fríos que pueden ser partidos con navaja,
Fríos que despedazan vidrios en las ventanas.
Por esos fríos, de noche, el corazón se raja.
Fríos aún más anchos y viscosos
Que los fríos de los hielos y los muertos;
Fríos que nos persiguen como lobos furiosos,
Fríos que nos maltratan dormidos y despiertos;
Fríos que vienen siempre que estamos silenciosos
Imaginando a Dios con los brazos abiertos.-


CAMPANAS

La ciudad nos envuelve largamente,
Como una noche dolorosa.
A nuestro lado ruedan los camiones
Como brujas agónicas.
Una campana se queja a lo lejos desesperadamente.
Algún campanero irascible
le estará golpeando el corazón.
Caminemos.
Olvídate del mundo.
Piensa solamente en lo que llevas piel adentro
Y sabrás qué dulce y qué sabroso es,
de pronto, vivir.-


COMO UNA BARCA SE ME FUE EL DESEO

Como una barca se me fue el deseo.
Como una absurda barca
Llena de besos y de piel madura.

Extravié la manera de abrazarte
En no sé que lejanas, olvidadizas comarcas.
Estoy perdido en medio de tu carne.

En el fondo de tus ojos me despierto
Solo como una estatua
Tu amor me sabe a exilio.

Como exiliado llego hasta tu almohada.
Como a un extranjero tú me aguardas.-


 CUANDO ESTEMOS DE NUEVO CON NOSOTROS

Cuando estemos de nuevo con nosotros
Contándonos los gestos,
Cuando estemos hablando de las gentes
A quienes más queremos,
Quédate, por favor, mirando el surco
Que dejan tus dos ojos en mis huesos.

Y dame lo que puedas de tu alma,
Lo que no necesites de tu afecto,
Lo que no logres sacar sin sacrificio
De tu casa de sueños.

Yo tomaré, de fiesta, lo que quieras,
Aunque sea el milagrillo más pequeño.
No es que yo sea mendigo,
Es que cualquier amor es amor bueno.-



ESTA VIDA EN SILENCIO

Esta vida en silencio
En la sombra desnuda.
Cayendo, meditando,
De machacada y ebria se hace pura.

Flotas tú restregada
En el tronco y el nervio.
Blancos se abren tu voz,
El viento, el alma,
Porque esta vida es un milagro abierto.-



ETERNIDAD

Antepasado mío, hoy te he visto
Gozoso, reencarnado en mis dos hijos.

La tarde olía a madurez y a mango.

Por las mejillas de mis niños
-Dulce y amadamente- resbalabas.-


                                 
                                                                                                   Jorge Delio Bravo





Imágenes: Pinturas del artista chino He An, radicado en Estados Unidos.




quiquedelucio@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario