Páginas vistas en total

domingo, 9 de abril de 2017

Úcaro


Sexto año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a más de 1.800 escritores, respetando el derecho de autor.




Publicación N° 1664-


                                                                                                        Miguel Antonio Guevara

Poeta, periodista y narrador de Venezuela, nacido en 1986. Es Sociólogo, escribe poesía, ensayo y narrativa. Ha publicado en poesía "Pensando el poema" /Ediciones Madriguera), " Hay un ruido que se escurre por debajo de las puertas" (Sur Editores), "Ese instante turbio" (Fondo Editorial Unellez), y en ensayo: "Por las palabras", además de participar en diversas antología y compilaciones de ensayos sociopolíticos. Ha sido premiado en poesía y periodismo en Colombia, Suiza y Venezuela.



                                                                                       "una prueba de historia que rueda
                                                                                         como bola de dolor humano
                                                                                         ya tiene suficientes lágrimas
                                                                                         de amor, dolor y rabia"









ÚCARO

El úcaro asciende en Lícua,
allí los cuerpos de la edad
se cuelgan en sus tramas.
Como el resto (lo informe, el fragmento)
de una esfera de naranja en manos de dios:
juegan a esconderse.
Mientras sucede en Lícua
hay fuego, crepitar de maderas,
cuadrúpedos que observan:
la voz y sus telas de Damasco,
una guitarra barroca.
Hay una pregunta:
¿Cómo estar seguros del bajar de la corriente?
pues nos cuentan que hay nopales,
bandas de viento,
calles,
chinelas y rebozos;
otra voz que dice:
no hagas caso a la música sino a las imágenes,
nómbrame con mis dos nombres para ser en el mundo.
En Lícua la voz reviste como si preexistiera agua,
hay avispas sobrevolando al pan,
al alcahual lo nombran árnica
y hay cintas muy cintas para medir tus ojos.
Visiten Lícua, rodeen al úcaro,
conózcanlos.-



CLASIFICADO

Se busca un intérprete de gráficas,
agrimensor de los huesos del pecho,
lector de estadísticas de perros callejeros
muertos en la hambruna
encabezada por el Times.
Quien no se canse de hacer pancartas y más...
Entrando en confianza le pediremos
no usar disfraz en la solemnidad de la jifa,
el por favor de la elasticidad de su razo permitiéndole
lanzar una piedra que remonte y jamás se estropee,
que nos diga:
-Sueño en idiomas ¿ y tú ?-



NARANJAS

Dios está solo
comiendo naranjas con las manos.
No usa cuchillo
pues sus dedos son frágiles para el metal.
Mucho menos usa punzones de madera
pues le teme a las astillas,
a cualquier cubierto.
Dios es un hombrecito
que come naranjas con las manos.-



CRÓNICA DE UN ESTALLIDO

Un puerto sostiene a gente
de sombrero y fuerza.
Abre mandíbulas,
mochilas de agua,
un bote con nombre extranjero:
digámosle Mary o Asylum.
Hay mujeres de blusas blancas,
fondo azul y letras rojas sobre sepia,
una canción que rebota en la arena.
Este cuerpo es puerto de salida
jamás de entrada.
Es toque de índice y medio
mano a la mitad pidiendo bendición a su origen,
su muñeca,
guantes para observar helechos.
Mientras todo esto ocurre
un naranjo crece.-



DESPEDIDA

He vuelto a los Grandes Espacios
rodeado de bucares hemos despedido al Siete
Grande se hizo
Estará junto a Juan Marc
al lado de Biceño
de todos los seres que hoy habitan la secreta cábala
¿Quién podrá saber el sitio exacto de sus destinos?
Una cadena ha lanzado su estridente sonido
ha descendido a los abismos el Siete
Se hace cientos en nosotros
avispa
caballo
gota de agua
Se han juntado los corazones del Siete
se convocaron a despedirle
a verle resurgiendo entre montañas y páramos llameantes
Ha revivido su enlozado húmedo
ya dijeron a latir a los perros
ha despertado el animal de tierra
Hemos despedido al Siete.-



5 AM

Alcanzando el último destello del conjuro
nocturno una faz marcada por el tacto
se reduce a recuerdos.
      Habrá que confiar nuevamente,
en el dios lámpara sobre la mesa de noche
que sorprenda todos los pliegues, las fundas
y así disipar nuevamente los mantras
ensalivados el peso,
invocar la palanca invisible debajo de los párpados.



¿CÓMO CONOCER LA EXTENSIÓN?

¿Cómo conocer la extensión?
el dominio, el alcance de las lámparas
lo desconocido en el claro afán de sus revelaciones.

La duración,
el cabeceo que se hace irresistible
como el llamado sin rostro
que implosiona y se aloja en los rincones.

No hay de otra más que encallar a los pies
de estas imitadoras de las sirenas y su canto.
Insomnes,
       naúfragos del mar llamado noche.-




                                                                                                       

                                                                                                       Miguel Antonio Guevara




Imágenes: Pinturas del artista ruso Wasili Kandinsky






quiquedelucio@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario