Páginas vistas en total

viernes, 7 de abril de 2017

Caballo de guerra


Sexto año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antolgía cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a más de 1.800 escritores, respetando el derecho de autor.





Publicación N° 1.663-



                                                                                                          Nathalie Cruz-Mora

Poetisa de Costa Rica, nacida en 1987. Es Ingeniera Biotecnóloga , empresaria y gestora cultural. Dirigió el Festival La Poesía Vive  (2015), como estudiante universitaria dirigió el Festival Rana Dorada en el 2008. Actualmente desarrolla proyectos literarios y trabaja sobre temas ambientales y pedagógicos. Algunos de sus trabajos fueron publicados en la antología del taller literario  "Anti-Taller-Anti" (2014-2015), que frecuenta desde hace tres años.


                                                                                             "Estática es la matriz del tiempo,
                                                                                              y quizás hasta yo,
                                                                                              si escarbo en las tumbas,
                                                                                              también sea la misma"











CABALLO DE GUERRA

El agua para beber debería
ser transparente,
sublimarse angélica
si un rayo lo calienta.

En tu puelo una guitarra rasgaba
y rasgaba su calor de morada.

Hasta que de la llaga más podrida
brotaron gusanos y asesinos,
radiactivos líquidos de bombas
tiñeron pieles, blancas y oscuras,
no dejaron ni una limpia.

¿De dónde provino el agua pura que nos diste
mientras cantabas?
¿de los ojos infantiles de un caballo asesinado?

Ojalá la muerte fuera
como en aquel cuento,
y niños y equus
renacieran, intactos, en los dibujos
florales de las carretas.-



EQUILIBRISTA

¿Cuál sol quemará
la cera de estas alas?
Dentro del abismo,
en ausencia de redes,
huyo de mi hastío,
en nombre de la rosa,
de otros montes,
del dinosaurio
y las lapas.
Avecino una nubosidad,
tenso la cuerda agitada
entre dos mundos,
mi pie ante otro pie
resbala.-



SUJETO

Quiero caber en una caja
de madera,
aceitar mis articulaciones
y tuercas,
medito como podría
ser menos material,
más efímera o gaseosa,

desencajo mi esqueleto,
las uniones se dan vuelta,

la espina debe doblarse en ángulos
obtusos,
estrecahar el ligamento a los músculos,
inclusive el hierro de mi pierna.

Debo ser flexible,
cual el algodón de la tela
o del campo,
el líquido viscoso y maleable de un metal
fundido,

contener la forma aproximada del objeto,
ajustarme a esa des-identidad
de cara "en blanco",
de sentimientos "en blanco",
al antojo del titiritero,

-que la sonrisa no parezca macabra-,

y los sueños no me manchen el vestido,
el número,
el talento de la voz que habla detrás
de mí.

Lo más importante es que yo pueda
caber en esa caja,

luego colorearán mis mejillas
con carmín-achiote,
peinarán mis cabellos de plástico,
desenredarán de día los nudos
tejidos de noche.

-que la sonrisa no parezca macabra-,

Si lograran meterme en esa caja,
llorar sin lágrimas,
o danzar por mí misma sin asustar
al público.

Lo cierto es que nunca podré entrar
ahí,
por eso me he separado
en partes,

ya quiero ver el rostro de mi amo
será un momento feliz:

sus ojos asomados por la hendija de la luz,

se abrirá la tapa

y yo estaré
en partes,

con mi sonrisa macabra,
adentro.-



EPSILON

Recorro lugares pesados

estampas y texturas,
esto es un abrigo o un aroma,

el lápiz con punta filosa que rodó
debajo de la mesa.

Entre muros extraños
perdí los rostros

(mis rostros)

a los que di una linterna
para la clave Morse.

Me cuesta aprender
direcciones de memoria,
me cuesta volver y ser la misma,
recorrer con el mismo plumaje
los tejados,
bailar con similitud el 3X4.

Bajo las tormentas
deseo ser la placa
que inmóvil aguarda un empuje
orogénico.

Las tormentas se componen
de rutas inciertas,
y la improbabilidad abunda
en este plano.

Recorro dimensiones pasadas
el Péndulo

da una vuelta de carnero
completa.
"otra vuelta de tuerca"
ante mis ojos.-




                                                                                                          Nathalie Cruz-Mora




Imágenes: Pinturas de Emilio Pettoruti  (Argentina, 1892 - 1971)






quiquedelucio@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario