Páginas vistas en total

miércoles, 26 de abril de 2017

Nocturno


Sexto año de una antojadiza antología de la poesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la actividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a más de 1.800 escritores, respetando el derecho de autor.




Publicación N° 1.680-






                                                                                                                     Elena Marqués

Poeta, narradora y correctora de textos española, nacida en Sevilla en 1968. Ha obtenido diversos premios literarios, como el "Álvaro de Tarfe" de Poesía con "Lo sublime y el frío", o el accésit en el IX Certamen Nacional de Poesía Rumayquiyaco "A lluvia perpetua", y el XX Certamen de relatos "Gaceta de Salamanca". Es autora también de las novelas "El último discurso del general Santibañez", "Versos perversos en la cubierta azul del Mato Grosso" y "El largo camino de tus piernas", y los libros de relatos "La nave de los locos" (VIII Premio Vivencia-Villieres) y "Diversas formas de ir a la deriva", etc.



                                                                                                            "Fortaleza de nieve, 
                                                                                                             de huesos de piedra.
                                                                                                             Con mi aliento empujo las nubes
                                                                                                             que te cubren y yo te saludo"












NOCTURNO

La noche encierra pájaros vacíos
en un fragor de esporas.
Es el silencio piedra donde mi grito excava
la cáscara glacial de tu retina;
es el dolor aullido de liélulas
singlando los regatos,
un miedo mineral a los cipreses
y a la ausencia de pan en el vientre de Dios.
En esta luz trizada te reclamo:
Tú, que habitas lo oscuro,
que engañas al amor con tu saliva;
que eres árido y cruel como los besos
de todos los difuntos,
tenaz como las olas que abortan sobre el páramo,
da tregua a los heridos de mi voz,
no amamantes con eco mi orfandad
y contempla,
entre jaulas y helechos,
la tormenta que acuno.-



SILENCIO

No hay nada que decir sobre la lluvia,
ni sobre el ojo, el barco o las colmenas.
Transita la mudez entre los tallos.
El frágil balbuceo de los hombres
se pierde en las espigas;
mis dedos descomponen cuanto tocan.
La música reemplaza a la palabra.
Hay un vacío clave en mi cabeza,
un lapso en los ventrículos,
un cauce seco al fondo de las uñas.

Torbellinos de luz desordenan el cielo.
Nada me significa.

Por qué manchar el folio y desflorarlo.-



(DES)ENCUENTROS

Ayer me lo crucé. Fue una sorpresa.
Los surcos de sus ojos descendían
de un rostro conocido.
Enfurruñado el tiempo en el recuerdo,
no nos dijimos nada.
Nos dejamos pasar
como la brisa.
Dos aires que se cruzan,
dos viejos olvidados que jugaban
sobre el capó del coche
rasgando de las blancas margaritas
su piel indestructible.-



LLUEVE

Tras el cristal, la lluvia.
Sus lágrimas, pequeñas,
aplauden en el círculo arcilloso
de todos los alcorques.
La línea verdinegra de los árboles
sacude hasta los niños su rocío.
Saltar sobre los charcos
no es una travesura.
La vida es ese juego de hojas blancas.-



NOMBRE

Así, tu nombre roto en el mantel,
como las migas de un pan abierto
en canal y a la tarde;
su vocal ambarina lastimado,
cayendo al precipicio de las losas
como una taza más
sin cumplir su promesa
de ser cuenco y ternura.-




                                                                                                             Elena Marqués




Imágenes: Pinturas de Pino Daeni  (Italia, 1939 - 2010)






quiquedelucio@gmail.com


No hay comentarios:

Publicar un comentario