Páginas vistas en total

martes, 14 de febrero de 2017

Carta de amor


Sexto año de una antojadiza antología de la pesía de todos los tiempos, seleccionada por el escritor Quique de Lucio. Esta pretende ser una antología cuyo sentido radica en la ctividad del lector, en su lectura que organiza los textos como un proyecto de su propia aventura y goce creadores. Difundiendo a más de 1.800 escritores, respetando el derecho de autor.



Publicación N° 1.620-


                                                                                                                   Julio Cortázar

Nació en Bruselas, hijo de padres argentinos, el 26 de agosto de 1914. Cuando tenía cuatro años se mudó  a Argentina, donde pasó su infancia, adolescencia y parte de su juventud. En 1951 se trasladó a Paris para trabajar en la UNESCO como traductor y realizó sus primeras publicaciones. Dejó obras de novelas, cuentos y poesía como "Bestiario", "Final del juego", "Historias de cronopios y de famas", "Rayuela", "El libro de Manuel", etc. que lo han puesto en la lista de escritores más leídos de nuestro tiempo. Falleció el 12 de febrero de 1984, a los 69 años, en París y fue enterrado en el Cementerio de Montparnasse.  Homenaje a 33 años de su desaparición física.-




                                                                                      "Mira qué pobre amante, incapaz de meterse
                                                                                       en una fuente para traerte un pescadito rojo
                                                                                       bajo la rabia de gendarmes
                                                                                       y niñeras, qué pobre amante "                                                                                    









UNA CARTA DE AMOR

Todo lo que de vos quisiera
es tan poco en el fondo
porque en el fondo es todo

como un perro que pasa, una colina,
esas cosas de nada, cotidianas,
espiga y cabellera y dos terrones,
el olor de tu cuerpo,
lo que decís de cualquier cosa,
conmigo o contra mía,

todo eso es tan poco
yo lo quiero de vos porque te quiero.

Que mires más allá de mí,
que me ames con violenta prescindencia
del mañana, que el grito
de tu entrega se estrelle
en la cara de un jefe de oficina,

y que el placer que juntos inventamos
sea otro signo de la liertad.-



LA MUFA

Vos ves la Cruz del Sur,
respirás el verano con su olor a duraznos,
y caminás de noche
mi pequeño fantasma silencioso
por ese Buenos Aires,
por ese siempre mismo Buenos Aires.
Quizá la más querida

Me diste la intemperie,
la leve sombra de tu mano
pasando por mi cara.
Me diste el frío, la distancia,
el amrgo café de medianoche
entre mesas vacías.

Siempre empezó a llover
en la mitad de la película,
la flor que te llevé tenía
una araña esperando entre los pétalos.

Creo que lo sabías
y que favoreciste la desgracia
Siempre olvidé el paraguas
antes de ir a buscarte,
el restaurante estaba lleno
y voceaban la guerra en las esquinas.

Fui una letra de tango
para tu indiferente melodía.-



PARA LEER EN FORMA INTERROGATIVA

      Has visto
verdaderamente has visto
la nieve los astros los pasos afelpados de la brisa
      Has tocado
de verdad has tocado
el plato de pan la cara de esa mujer que tanto amas
      Has vivido
como un golpe en la frente
el instante el jadeo la caída la fuga
      Has sabido
con cada poro de la piel sabido
que tus ojos tus manos tu sexo tu blando corazón
había que tirarlos
había que llorarlos
había que inventarlos otra vez.-



AFTER SUCH PLEASURES

Esta noche, buscando tu boca en otra boca
casi creyéndolo, porque así de ciego es este río
que me tira en mujer y me sumerge
entre sus párpados,
que tristeza nadar al fin
hacia la orilla del sopor
sabiendo que el placer es ese esclavo
innoble
que acepta las monedas falsas,
las circula sonriendo.

Olvidada pureza, cómo quisiera rescatar
ese dolor de Buenos Aires,
esa espera sin pausas
ni esperanza.
Solo en mi casa abierta sobre el puerto
otra vez empezar a quererte,
otra vez enconrarte en el café de la mañana
sin que tanta cosa irrenunciable
hubiera sucedido.
Y no tener que acordarme de este olvido que sube
para nada, para borrar del pizarrón
tus muñequitos
y no dejarme más que una ventana sin estrellas.-


BOLERO

Qué vanidad imaginar
que puedo darte todo, el amor y la dicha,
itinerarios, música y juguetes.
Es cierto que es así:
Todo lo mio te lo doy, es cierto,
pero todo lo mio no te basta
como a mí no me basta que me des
todo lo tuyo.

Por eso no seremos nunca
la pareja perfecta, la tarjeta postal,
si no somos capaces de aceptar
que sólo en la aritmética
el dos nace del uno más uno.

Por ahí un papelito
que solamente dice:

Siempre fuiste mi espejo,
quiero decir que para verme tenía que mirarte.-




                                                                                                              Julio Cortázar




Imágenes: Pinturas de Elvira Armheim (contemporánea)






quiquedelucio@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario